Fotografiar un bebé te puede parecer la tarea más fácil del mundo, tan pequeñitos, inocentes, que no se mueven… ¡Eso es porque no lo has intentado nunca! Si lo has hecho alguna vez, sabrás que es una misión de alto riesgo para tu salud mental o incluso física si hablamos de bebés más grandecitos. Un bebé, sea recién nacido o tenga once meses va a poner a prueba tu paciencia, tu creatividad, tu capacidad de planificación y de resolución. Dicho así, puede que te hayan entrado ganas de salir corriendo si ves un bebé y andas con la cámara en mano o si un familiar te pide una sesión. No te lo recomiendo, pues a pesar de ser complicado es de lo más gratificante. Además, ¡una gran prueba para practicar fotografía! ¿Te la vas a perder?

Ahora bien, puedes lanzarte al ruedo en plan porta gayola o guardarte algunos ases bajo la manga para no tirar la toalla a los cinco minutos de sesión por la desesperación. Si te quedas te cuento algunos sencillos trucos que pueden hacerte la sesión algo más fácil.

1. Buscar un ayudante

La fotografía es un pasatiempo que suele practicar en soledad, a solas con tu cámara, claro. No necesitas a nadie más, a no ser que estés retratando gente, pero eso ya es otra cosa. O que estés haciendo una sesión algo más profesional y necesitas un ayudante de sherpa, sujetando los reflectores, con los flashes, etcétera. El otro caso en el que necesitas ayudante si no quieres acabar tirándote de los pelos es en una sesión con bebés. No necesariamente tiene que ser alguien que entienda de fotografía, pero sí que tenga kilos de paciencia, especialmente para aguantarte a ti si te pones de los nervios 😉 pero sobre todo para lidiar también con el bebé. Puede ser el papá o la mamá del bebé o alguien de tu confianza que esté dispuesto o dispuesta a sujetar una manta, limpiar un culito de bebé, vigilar que no se caiga, hacerle monerías y un largo etcétera… (cuanto más polivalente sea tu ayudante mejor 😉 )

2. Planificar la sesión

Con los bebés en muchas ocasiones se debe recurrir a la improvisación, por eso mismo, todo lo que puedas planear con antelación, mejor que mejor, así tu dosis diaria de improvisación la dejas para lo que surja, que surgirá. Planifica el atrezzo, el vesturario, las posturas, ten preparado el equipo, el sitio… Todo lo que lleves adelantado será bienvenido, aunque luego haya cosas que tengas que replantearte o modificar (que las habrá, seguro).

3. White noise

Para dormir a los recién nacidos hay un truco que funciona muy bien y es utilizar el conocido “white noise”, que es un ruido constante como el de un aspirador, secadora, etcétera. Puedes enchufar un aspirador cerca o mucho más fácil: descargarte una aplicación como esta.

4. Dormirlo con la postura que deseas

Ya que estás con el white noise de fondo para dormir a esta deliciosa criatura, si la duermes en brazos, colócala ya en la postura que desees que tenga para la próxima foto (o lo más parecido), así corres menos riesgos de que se despierte al moverla o traquetearla.

5. Utilizar pañuelos de papel

Seguimos con los consejos para recién nacidos (hasta nuevo aviso). Como lo más probable es que quieras hacerle fotos sin ropita (y por tanto sin pañal) lo más probable por no decir lo más seguro es que se haga pipí (por lo menos). Usar una toallita es tentador, pero mejor si les secas con un pañuelo de papel o una gasa, así no se despertarán (con lo que te ha costado), que las toallitas están muy frescas y ya habrá tiempo de limpiarle el culito.

6. De tapado a destapado

Los recién nacidos necesitan estar muy arropados. Han estado nueve meses en un espacio minúsculo, apretaditos, seguros. Por eso procura comenzar la sesión con el recién nacido bien envuelto, por ejemplo, en una manta, gasa o en un peanut y ve poco a poco destapándole dejando las fotos sin ropa para las últimas. Si el bebé está cómodo llorará menos y todo será más fácil.

Comienza con el recién nacido envuelto

Comienza con el recién nacido envuelto

Deja las fotos sin ropita para el final de la sesión

Deja las fotos sin ropita para el final de la sesión

7. Usar un cambiador de plástico debajo de la primera manta

Si no quieres liarla parda a la primera de cambio, pon un cambiador de plástico debajo de la primera capa de mantas sobre la que vas a poner al recién nacido. De esta forma, cuando haga pipí sólo tendrás que cambiar una manta, el puff y el resto de textiles quedarán a salvo. Si no te vas a pasar más tiempo poniendo lavadoras que lo que dura una sesión fotográfica y su posterior edición.

8. Recurrir a muñecos “atrapa-atención”

Paso ya a contarte trucos para bebés algo más grandecitos, que ven y fijan la mirada en lo que les llama la atención. Y digo lo de la mirada porque existen unos muñecos para acoplar a la cámara que son la mar de graciosos y que lo más probable es que sus miradas no se resistan. Por ejemplo el de la siguiente imagen, aunque tienes más aquí.

8. Hacer uso de cubos o cestos

Los cestos y los cubos no tienen una función meramente decorativa. Se utilizan con bebés que ya gatean, se arrastran o caminan para que no se escapen. Por muy tranquilitos y tiernos que parezcan en las fotos, en realidad son pequeños terremotos, dulces y maravillosos, sí, pero terremotos 😉 Mete a tu mini modelo en un cubo o un cesto (pon un peso al fondo para que no vuelque) y te ahorrás tener que ir persiguiéndole 😉

Cubos

Cubos

9. Preparar un elemento sorpresa

Para cuando los bebés un poco más grandes comiencen a cansarse de que alguien les persiga con un artefacto en mano, debes tener preparado un elemento sorpresa, dícese pinturas, pompas, globos, serpentinas o incluso un animalito. Cualquier accesorio que sirva para atraer su atención, sacarle una sonrisa o lograr que no pille una rabieta por aburrimiento será bienvenido.

10. Dejarles jugar

No son modelos, son bebés. No saben lo que es una cámara, ni lo que es posar o estarse quietos, por tanto, no puedes pretender que se pongan donde y como tu digas. Déjales jugar, moverse, explorar, investigar, cuando estén en su salsa, dispara. Muévete tú para seguirles y atrapar sus gestos, no esperes a que sean ellos o ellas quienes vengan a ti.

Deja que jueguen

Deja que jueguen

11. La sonrisa no lo es todo

No te obsesiones con que sonría. Puedes lograr fotos maravillosas sin necesidad de una sonrisa, además, cuanto más se sonríe más se cierran los ojos y una buena mirada puede convertirse en una gran foto 😉 Y si quieres que sonrían, no se lo pidas, gánatela.

12. Jugar con ellos

A la vez que le haces fotos a un bebé, puedes jugar con él para que se familiarice contigo, para que te regale las expresiones más bonitas, para que no se canse, para que tú también te diviertas. Juega, baila, canta… saca tu lado más loco y deja fluir ese niño o niña que aún vive en ti.

Sé que no te acabo de dar unos grandes consejos para fotografiar bebés, pero para ello ya tienes esta entrada, o los errores que debes evitar. El objetivo de hoy era darte pequeños trucos para facilitarte la tarea, espero haberlo logrado, si es así, este artículo habrá merecido la pena.

Si crees que estos trucos le pueden servir a alguien de tu entorno, por favor, compártelo en las redes sociales. ¡Gracias y hasta la próxima!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

20 Respuestas

  1. francisco

    ¡Buenos puntos a tener en cuenta! En otro artículo también hacían énfasis en tener siempre una temperatura agradable para el/la bebé. En mi breve experiencia, puedo decir que se debe tener mucha paciencia y saber que vas a dedicar tiempo a la sesión. Dar tiempo para que el/la bebé tome “papa” también es importantísimo. Al final, cuando entregas las fotos es muy gratificante ver la reacción de los papás. Se disfruta mucho el trabajo.
    Acá dejo la página del trabajo que hacemos con mi esposa para que la visiten y dejen algún consejo o sugerencia.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Fransisco, felicitaciones por el trabajo que están llevando a cabo. Me han encantado tu fotografías. A seguir así y espero ver muchas más 🙂 Ya estás en mis favoritos. Saludos.

      Responder
  2. kris

    ¡Excelentes consejos! Precisamente en estos días estaba en esa tarea para lograr unas buenas fotos a mi hija que cumpleaños.

    Responder
  3. Jose

    Hola, compré una Nikon sistema 1 para fotografiar a mi hijo y por novato le compré con un kit que llevaba un objetivo de 10-30 y otro de 30-110. La fotografías que me gusta hacer es retrato a mi hijo y fotografiarle jugando. Creo que no tengo los objetivos idóneos. ¿Me podéis dar vuestra opinión o recomendarle otro objetivo? Gracias.

    Responder
      • Jose

        ¡Si, un montón. Jejeje! Pero noto que no son objetivos específicos para retrato.

      • Iaio Atamian

        José, puedes realizar retratos con cualquier objetivo siempre que éste te permita transmitir las sensaciones que estás buscando que los espectadores reciban. Es cierto que hay objetivos específicamente diseñados para retrato pero ello no quita que no puedas realizar retratos con cualquier otro objetivo que tantas a disposición. Saludos.

  4. Santos

    ¡Un artículo de primera! Me encanta este tema, con los bebes, mucha calma y paciencia y a disfrutar el momento. Captar con el lente la mejor sonrisa, la mejor expresión, ellos posan solos de forma involuntaria. Gracias a ese equipo que nos mantienen súper interesados con tan interesantes temas. Siempre es bueno que el bebe tenga su barriguita llena.

    Responder
  5. Grisell Romero

    Hola Mario, hace casi un mes descubrí tu Blog y déjame decirte que no he parado de leer y releer tus artículos, uno me lleva a otro y a otro y así sucesivamente. Es fascinante y enriquecedor poder comprender la fotografía en un lenguaje tan simple, fuera de tecnicismos y palabras complejas. Un agradecimiento de corazón para ti, por el valioso tiempo que te dedicas para impartir tus conocimientos. ¡GRACIAS!

    Por otro lado Mario, me atreví a escribirte porque quisiera una opinión tuya, sé que me servirá de mucho y me ayudara, al fin, a desistir de mi indecisión.

    Te cuento que desde hace un tiempo me he vuelto una aficionada de la fotografía, esa pasión la descubrí en la universidad cuando estudiaba Comunicaciones, en mi curso de Foto 1 y 2; a pesar de no contar con un equipo réflex, a diferencia de mis compañeras de aula, hacia maravillas con mi cámara compacta, prueba de ello eran los elogios de mi maestra obteniendo la nota más alta del ciclo en el curso. Este hecho me ayudo a descubrir un arte que tenía escondido (cuando te enamoras el corazón palpita, lo mismo me pasa cuando agarro una cámara). Por un tema económico y factores secundarios, no pude adquirir hasta el momento un equipo fotográfico; y ahí viene mi petición querido Mario.

    Acabé la universidad el año pasado y desde entonces cuento con un trabajo remunerado y he podido ahorrar un dinerillo que quiero invertir en mi primer equipo de fotografía. Personalmente me llena de orgullo poder comprar mi primera cámara réflex gracias a mi esfuerzo; en algún momento pedí ayuda a mis padres pero ellos no veían tan valiosa la fotografía como yo, así que desistí de su ayuda.

    Después de leer la mayoría de tus artículos sobre los equipos fotográficos, los objetivos y demás, aún sigo con esta indecisión sobre qué equipo comprar. Tal vez sea tonto de mi parte dudar mucho, pero quiero invertir en un buen equipo que pueda disfrutar ciertos años, que no tenga que cambiar tan rápido y, claro, que tenga unas prestaciones increíbles. Quiero empezar a tomar la fotografía no como una afición, sino ya como algo profesional, por ello empezaré por obtener mi equipo, seguir leyendo libros e inscribirme próximamente en una escuela para especializarme y, por supuesto, practicar y practicar teniendo ya el equipo en mis manos.

    Mi tipo de fotografía va más por el retrato; new borns, bebés, niños, familia; mi sueño, a corto o largo plazo, es poner un estudio fotográfico temático en mi ciudad, puesto que por donde vivo no existe ninguno y sería un “boom” y una manera de empezar a fomentar en la gente la importancia de la foto en un papel. También quisiera hacer algo de ayuda social mediante mi lente fotográfico, con personas de extrema pobreza que jamás han tenido la oportunidad de fotografiarse teniendo un recuerdo suyo impreso; en fin, son tantas cosas que se me ocurren pero sé que todo es poco a poco.

    Bueno Mario, disculpa por excederme en escribir (voy casi dos hojas de word jeje) quería compartir contigo un poquito esta emoción que siento por mi próxima adquisición y el amor que siento por fotografiar.

    A pesar de haber trabajado con una Canon T3i en algún momento (mi mejor amiga de la universidad me presto su equipo) y obtener buenos resultados, finalmente me he decidido por una Nikon, como tú dices es cuestión de estilos y la Nikon me va bien. Pero ahí viene mi indecisión, no se cuál de todas elegir, estoy pensando en las siguientes: NIKON D5500, NIKON D7100, NIKON D7200. Gracias a tus post he decidido adquirir solo el cuerpo de la cámara, así me ahorro un dinerillo y con la diferencia puedo comprar los objetivos que necesito para el tipo de estilo que quiero especializarme. Mis alternativas son las siguientes:

    1. NIKON D5500 + El Tokina 11-16mm f/2.8 + NIKKOR 50mm f/1.4
    2. NIKON D7100 + El Tokina 11-16mm f/2.8 + NIKKOR 50mm f/1.4
    3. NIKON D7200 + El Tokina 11-16mm f/2.8 + NIKKOR 50mm f/1.4

    Mario, espero me puedas ayudar con mi elección, deseo una cámara guerrera y unos lentes geniales que me ayuden a plasmar toda la ganas y creatividad que tengo por ofrecer.

    Nuevamente mil disculpas por mi extenso relato y por tomarte el tiempo de leerme.

    Una seguidora tuya desde Perú. Saludos.

    Pdta. Disculpen por publicar en un artículo que no viene al caso, pero es el único que me daba entrada para publicar, los otros creo que están restringidos. Gracias.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Grisell ¿De donde eres? Quizas puedo ayudarte a armar tu estudio. Ahora bien, acerca de tu consulta, ¿en cúanto tiempo estimas armar tu estudio? Pregunto esto porque si me dices de aquí a 5 años para lanzarte como profesional independiente, quizas te convenga ahorrar en el cuerpo de la cámara e invertir en un buen juego de objetivos. Yo tengo la D7100/7200 y es alucinante, super profesional y con muchísimos automatismos y botones para configurar por lo que es ideal para trabajar con ella. La D5500 es tan buena como las otras dos pero dirigida a un usuario que no necesita trabajar plenamente con la cámara por lo que su accesibilidad es menor, aunque es excelente para vídeos. ¿Has pensado en el equipo y herramientas extras? Quizas te convenga ahorrar un poco de dinero en el cuerpo de la cámara y hacerte con un flash para modelar la luz en tus tomas.

      Responder
      • Grisell Romero

        Hola Iaio, en primer lugar recibe todo mi agradecimiento por tu tiempo y asesoramiento para conmigo. Gracias infinitas.

        Respecto a tu pregunta, me he propuesto tener mi estudio en un tiempo estimado de uno o máximo dos años. Como verás no es tanto el tiempo que quiero dejar pasar, creo es un tiempo oportuno mientras voy adquiriendo los elementos que necesito como los reflectores, equipo de iluminación, fondo, en fin, tu debes saber más que yo Iaio, tu eres el experto. Mientras llegue el momento empezaré por las fotografías en exteriores, lo más recomendable para adquirir práctica.

        De tanto leer y leer los artículos y comentarios, también pienso que sería más recomendable hacer una inversión mayor en los objetivos que voy a necesitar para mi estilo de fotografía que en el mismo cuerpo de la cámara.

        Yo vivo en Lima-Perú y aunque existan kilómetros de distancia considero que tu aporte y asesoramiento serán unas joyas para mí

        Gracias por tu tiempo querido Iaio y tu interés para ayudarme a materializar este gran sueño, espero tus recomendaciones. Saludos fraternales.

      • Iaio Atamian

        Grisell, con imaginación podrás hacerlo antes de lo que piensas, te lo aseguro. Ahora bien, yo te recomiendo la D7100 porque es realmente una gran cámara pero es cierto que, lo ideal sería que inviertas más en objetivos ya que ellos son los que te permitirán trabajar. ¿Ya estas haciendo trabajos o encargos?

      • Grisell Romero

        Si Iaio, tengo algunos pendientes con personas cercanas pero aun no tengo mi equipo propio. Entonces tu recomendación seria adquirir la D7100 y con respecto a los objetivos, ¿Cuáles me recomendarías? Tengo entendido que los fijos son mejores porque son más luminosos. ¿Está bien las opciones que tengo pensado ? (El Tokina 11-16mm f/2.8 y NIKKOR 50mm f/1.4), considerando que en un futuro quisiera adquirir un cuerpo full frame y, por supuesto, quiero unos objetivos que pueda usarlos tanto en DX y FX. Aprecio su recomendación querido Iaio. Gracias.

      • Iaio Atamian

        Grisell, si todavía no te has hecho con tu cámara ve paso a paso. Ya tendrás tiempo para pasarte a Full frame en el futuro cuando conozcas más las implicancias, ventajas y desventajas de dicho salto. En principio, me parece excelente tu elección pero, ¿tienes pensado hacer paisajes? Yo particularmente te recomiendo el objetivo 18-35 f/1.8 de Sigma ya que es realmente excelente.

  6. Grisell Romero

    Si, por supuesto, también quiero hacer paisaje y tomas en interiores pero eso será más adelante, como tu dices Iaio, todo paso a paso. Por ahora solo espero ansiosa mi cámara y el lente de 50mm para empezar en este maravilloso mundo de la fotografía.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.