Fotografías bajo licencia Creative Commons
Fotografía de Cecil Lee bajo licencia Creative Commons

La mayoría de lectores de este nuestro blog son personas amantes de la fotografía, principiantes que quieren dar el paso a una cámara réflex asequible pero con buenas funciones. Así que en estas últimas semanas he venido publicando una serie de artículos con la intención de acercaros a las 5 marcas más importantes en fotografía digital, exponiendo las mejores cámaras réflex en cada caso: Nikon, Canon, Sony, Olypums y Pentax. Hemos visto gamas, prestaciones, y precios pero ¿qué pasa si nuestro presupuesto no llega todavía al precio mínimo que una cámara réflex nueva cuesta? Es más.. ¿qué pasa si nuestro presupuesto es limitadísimo pero nuestras aspiraciones son ENORMES?

Sí, amigos, lo habéis adivinado. Si ése es vuestro caso, el concepto “segunda mano” se presenta como una opción muy atractiva: en el mercado de buena ocasión existen cámaras réflex muy buenas, de muy buena calidad, para todos los niveles avanzado y principiante, y sobre todo con precios mucho más asequibles.
Si acabáis de comprar una cámara réflex, no os preocupéis, habéis tomado la mejor decisión. Mientras uno se lo pueda permitir una cámara nueva es siempre mejor, pero los que no podáis costear una nueva o estéis sopesando opciones alternativas más asequibles vamos a ver qué cosas hay que tener en cuenta a la hora para hacer la MEJOR COMPRA.

Cómo comprar una cámara de fotos usada/de segunda mano

Paso 1: Escoge una cámara

La indecisión, la incertidumbre y el estar un poco “perdido” convertirá nuestra compra de una de las peores decisiones que jamás hayamos tomado. No te compliques la vida, olvídate de todo y primero céntrate en “descubrir” cuál es la cámara que buscas. Piensa en el tipo de uso que le vas a dar, para qué fin la quieres (profesional o afición), cuántas veces crees que la vas a usar, etc. Como dije al principio, en artículos que publiqué aquí en el blog anteriormente tienes todo un catálogo a tu disposición con las mejores mejores cámaras réflex de las mejores cámaras. Ojéalas bien, investiga, y toma una decisión. ¿Ya tienes una cámara escogida mentalmente? Bien, pasemos al paso 2.

Paso 2: Escoge una de dos, garantía o precio asequible

Dependiendo del país en el que vivas tendrás unas opciones u otras para comprar una cámara usada.

Opción tienda de artículos usados:

En algunos países como España tienes tiendas especializadas en venta de artículos y aparatos de segunda mano. La ventaja de estos sitios es que tienes la garantía de que el producto está en perfectas condiciones de funcionamiento. Se te facilita un ticket de compra, una factura, y un compromiso de garantía en muchos casos de hasta un año. Es como si te comprases una cámara réflex nueva pero más barata, eso sí con las mismas garantías.

Opción particular desconocido:

Otra opción es acudir a periódicos y páginas webs (como www.segundamano.es) y buscar la cámara que quieres. Te aparecerán muchos resultados con precios variados en función de la antigüedad de la cámara y lo mucho o poco que la hayan cuidado. La ventaja clara de esta forma de comprar es que el precio sale mucho más barato que si compras de una tienda de segunda mano (como en la opción anterior), se pueden encontrar auténticas gangas, pero la garantía es prácticamente inexistente. Hablamos de particulares que venden sus cámaras después de 3 ó 4 años de uso, y cuando le compras a un particular desconocido una cámara réflex, una gran incertidumbre te acompaña. Pasas días enteros asustado, pensando: “¿Me habrán engañado? ¿Y si se me estropea la cámara a los 2 ó 3 disparos?”.

Opción particular arrepentido:

Esto es lo que yo llamo la oportunidad de oro. Normalmente si una persona se compra una cámara réflex, la prueba y no le gusta, dispone de unos días para devolverla y recuperar su dinero y punto. Pero hay ocasiones, muy pocas la verdad, en que pasa un tiempo breve pero superior al plazo de devoluciones, y en que la persona que compró la cámara réflex, nueva, ya no puede devolverla.

Existen casos así. Cuando esto ocurre, y a la persona no le ha gustado en absoluto la cámara, bien porque buscaba algo diferente, bien porque no sabe usarla, o por cualquier otro motivo, normalmente esa persona la pone a la venta, como en la opción anterior, a través de anuncios en periódicos y páginas webs de anuncios. Existe una regla no escrita mediante la cual todo producto comprado nuevo pierde su valor monetario drásticamente nada más ser comprado. Así que, si tienes la suerte de encontrar una oportunidad de este tipo, no la desaproveches. Esta opción combina normalmente un precio muy asequible con una garantía muy buena, ya que la cámara sería nueva y por lo tanto conservaría todavía su garantía original de la marca.

Para aclarar este punto he desarrollado esta pequeña infografía en la que puedes ver las distintas opciones de compra que tienes, con el precio de cada opción y el riesgo de garantía que conlleva.

Infografia: Comprar una cámara de fotos réflex: Precio y Riesgo

Como se puede ver, la opción de dirigirse a una tienda de productos nuevos y comprar la cámara ahí (o en su web) es la más segura, la que ofrece menos riesgo, pero también la que tiene el precio más elevado. Justo después tenemos la opción de dar con un particular arrepentido que quiere vender su cámara, casos que ocurren muy pocas veces pero que ocurren de todos modos. Para mí ése es el punto adecuado donde se juntan precio muy bajo y garantía muy buena. Después tenemos las opciones restantes de comprar de una tienda de ocasión o comprar de un particular desconocido una cámara antigua. Ambas opciones son baratas pero poco a poco vamos asumiendo más riesgo en la compra, pues el producto es ya usado y relativamente antiguo.

Paso 3: Verificar el producto

Aquí os voy a indicar qué cosas hay que mirar en la cámara réflex que vamos a comprar, en el momento de la compra, para cerciorarnos de que está en buen estado.

Todos los elementos incluidos: normalmente los elementos que tiene que incluir la cámara son: cámara; al menos un objetivo (excepto si os venden únicamente el cuerpo de la cámara); batería de la cámara; cargador de la batería de la cámara; en algunos casos cable de transferencia de datos de la cámara al ordenador.

Cámara en buen estado físico: Observamos el cuerpo exterior de la cámara, comprobamos que está bien, que no tiene rasguños muy graves, ni roturas por lo lados.

Objetivo/lente en buen estado: Igualmente hay que observar que el objetivo está bien. Esto lo comprobamos mirando la óptica del objetivo por fuera, comprobando que está bien y que no tiene ningún rayajo, pero otra manera de comprobarlo es disparando una o dos fotos y observándolas minuciosamente por si se aprecia alguna raya extraña en la foto debido a un objetivo rayado.
Si el objetivo es de focal variable (por ejemplo de 18-55mm) también es preciso girar la rueda de la distancia focal y ver si gira correctamente.

Botones y controles en buen estado: Comprobamos absolutamente todos los botones de la cámara (disparador de fotos, dial de modos, rueda, botones auxiliares, disparador del flash, etc.).

Enfoque manual y automático: En el objetivo, localizamos el botón que cambia de enfoque manual a enfoque automático y probamos enfocar con la cámara en ambas opciones (enfoque automático y manual). Deberían funcionar las dos.

Verificar el número de disparos: Las cámaras de fotos réflex digitales tienen una vida estimada en función del número de disparos (normalmente unos 150.000 hasta 300.000 disparos). Es como el kilometraje del coche, a la hora de comprar uno, conviene averiguar cuántos kilómetros lleva un coche recorridos, y cuántas fotos una cámara réflex lleva hechas. Este número solamente se puede observar una vez hecha la foto y pasada al ordenador, mirando en los datos EXIF de la foto (en un artículo futuro os explicaré esto de los datos EXIF y cómo obtenerlos). Esto es algo que no siempre es posible verificar en el momento de la compra pero por lo menos nada más llegar a casa uno puede hacer una o dos fotos y mirar este dato.

Probar compatibilidad de objetivos: si tenemos objetivos nuestros que pretendemos utilizar con la cámara, conviene traerlos con nosotros para así poder probarlos directamente en la cámara y ver si son compatibles o no. Así nos ahorramos el poder llevarnos un disgusto más tarde al comprobar que la cámara y nuestras lentes no son compatibles :(

Paso 4: Comprar

Una vez comprobado todo esto, podemos estar tranquilos. Todavía hay margen de que la cámara sea mala, pero por lo menos habremos hecho todo lo posible para asegurarnos de que estamos haciendo una buena inversión.

Tened cuidado con las compras de segunda mano. Si podéis evitarlas POR FAVOR siempre es aconsejable ir a lo más seguro, aunque tengáis que pagar un poco más. Pero si no hay más remedio, una compra de segunda mano puede resultar igual de exitosa que una compra nueva.. Simplemente hay que seguir todos los pasos y no descuidar ningún detalle.

Si alguno habéis tenido ocasión de comprar una cámara de fotos de segunda mano por favor compartir vuestras impresiones y opiniones abajo, en los comentarios.

¡Suerte, y feliz compra!

Nota: Si crees que este artículo le puede resultar útil a algún amigo a punto de comprarse una cámara por favor no dudes en compartir el artículo por Facebook, Twitter, o como quieras :) Otros te lo agradecerán.

365 Consejos de Fotografía
No te quedes sin tu copia de mi nuevo libro

3bkkSi te gusta lo que lees en el Blog del Fotógrafo, descubre mi nuevo libro donde comparto 365 Consejos de Fotografía empaquetados en un lenguaje ameno, simple y sin tecnicismos.

Más de 200 páginas de contenido, listas para consumir.

.

6 Respuestas

  1. Paola

    hola, necesito un consejo, estoy comparardo un camara de segunda mano, pero no conozco el modleo y me gustaria que me orientaran, es una canon sd6041, que me dijeran las caracteristicas de la camara.. por favor, se los gradeseria mucho

  2. Mario Pérez

    Hola Paola,

    No podemos darte consejos específicos sobre la compra de esa cámara concretamente, porque este artículo es de carácter general.. Sin embargo todos los consejos que vienen mencionados en el artículo serían aplicables en el caso de tu cámara.
    Suerte,

  3. Manu

    Ante todo queria felicitarte por el magnifico trabajo que haces. Simplemente genial. Y a continuación… SI no te molesta me gustaria poder poner este articulo en mi blog, para que aquellos que quieran comprar algún producto tengan una buena guia de consejos. ¿Te importa?
    Gracias de antemano

    • Mario Pérez

      Manu: Sin problema, siempre y cuando incluyas un enlace apuntando al artículo original.
      Suerte,

  4. Misha

    Gracias!!! Muy pero muy agradecida, jejeje. Saludos :)