Aprender el Modo Manual en Fotografía Réflex
Aprender el Modo Manual en Fotografía Réflex

6 Métodos Para Aprender a Usar Tu Cámara Réflex en Modo Manual

Si me preguntas, el mayor atractivo de una cámara réflex en comparación con otro tipo de cámaras (compactas) es que las réflex te permiten conseguir auténticas maravillas fotográficas, gracias a la libertad absoluta que ofrecen a la hora de configurar los ajustes. La fotografía que consigas será diferente en función de la configuración que pongas. Esto se llama modo manual. Dicho esto, todas las cámaras réflex llevan incorporado un modo «automático», que configura los ajustes de la cámara por ti. Su intención, en un principio, es acertar. Mi opinión es que el modo automático es algo a evitar a toda costa.

¿Si tan desaconsejable es el modo automático, por qué existe?

Aun en igualdad de condiciones de luz, mismo personaje o paisaje, mismo momento del día, colores, composición, misma cámara y mismo objetivo, tú y yo podríamos conseguir 2 fotografías totalmente distintas empleando el modo manual. Por el contrario, disparar en modo automático es cederle a la cámara la decisión sobre cómo queremos que la fotografía sea. La mayoría de las cámaras tomarán decisiones parecidas. Las personas, en cambio, tenemos ocurrencias, decisiones y gustos diferentes. Normal que el resultado sea diferente y sobre todo.. «personal», muy personal.

¿Quiere decir esto que el modo automático es malo?

En absoluto. El modo automático tiene su utilidad en ciertos momentos:

  • Presencias algo que difícilmente se va a repetir y no tienes tiempo de andar trasteando en la cámara. Necesitas reaccionar rápidamente si quieres conseguir la foto. Modo automático, y listo.
  • Estás en una fiesta con amigos, o una reunión familiar, y te han pedido tomar una foto para el recuerdo. La gente es impaciente, no vas a tirarte toda la tarde ajustando la cámara, disparando, y volviéndola a ajustar de nuevo hasta conseguir esa fotografía artística que buscas. La gente quiere una foto para inmortalizar el momento y punto.

No son más que dos ejemplos pero ya me entiendes, el modo automático tiene su utilidad, pero son momentos muy puntuales y son fotos que podrías tomar perfectamente con cualquier cámara de fotos compacta. Si has desembolsado un dinero importante en la compra de una cámara réflex (mis favoritas aquí, por cierto), querrás aprovechar las posibilidades de uso que ésta te ofrece, y eso se llama «Disparar en modo manual».

¿Que se te hace difícil y complejo el uso de una réflex en modo manual? ¿que ya lo habías intentado alguna vez y resultó ser un desastre?

En las próximas líneas te contaré algunos métodos que te permitirán aprender el modo manual de una forma fácil y casi inconsciente. Créeme, fotografiar en modo manual es extremadamente fácil, cualquiera con ganas y pasión por conseguir buenas fotografías puede conseguirlo. Todo se basa en 2 o 3 elementos muy básicos que hay que ajustar en la cámara, con eso uno ya tiene para empezar. A partir de ahí, las posibilidades fotográficas son infinitas.

Hoy, con la intención de hacértelo fácil, te traigo 6 maneras con las que podrás aprender a usar tu cámara réflex en modo manual. Escúchame: con sólo uno de estos 5 métodos sería suficiente, pero recomiendo consultar y utilizar más de uno porque así «reaprendes» el método desde otro punto de vista y consolidas la teoría.

1) Leer «Tus Primeros Pasos en Fotografía Réflex»

Uno de mis principales objetivos con Blog del Fotógrafo es acercar la fotografía al fotógrafo aficionado de a pie. Para mí «acercar» algo es hacerlo al alcance de todos. En materia de aprendizaje fotográfico, el lenguaje utilizado y la complejidad de las explicaciones suelen ser la principal barrera.
«Tus Primeros Pasos en Fotografía Réflex» es una humilde aportación con la que intento desmitificar la fotografía, quitarle esa complejidad aparente (sólo «aparente», en serio, en el fondo no es para nada compleja) y contagiar así a muchos de mis lectores con la pasión que supone ser fotógrafo.
«Tus Primeros Pasos en Fotografía Réflex» es un libro digital, en formato PDF, que distribuyo de manera totalmente gratuita entre los Lectores VIP de este blog. Hacerse Lector VIP es gratuito. Te puedes suscribir mediante tu dirección de Email a continuación.

nada

(¿No estás seguro? Aquí tienes más información).

2) Usar la cámara en modo semimanual (Prioridad de Apertura o Prioridad de Disparo)

Para poder dominar el modo manual y usarlo de forma totalmente independiente, puedes utilizar el truco de observar el comportamiento de la propia cámara en modo automático o semimanual.
Pon tu cámara en modo automático, encuadra y enfoca una zona con poca luz, observa los ajustes de apertura y velocidad de obturación que la cámara automáticamente escoge. Finalmente dispara.
Vuelve a repetir la prueba, pero esta vez encuadrando una zona más iluminada, y compara los ajustes que la cámara ha decidido esta vez con los de la vez anterior.

Los fabricantes de las cámaras réflex, a la hora de montar el modo automático, se esfuerzan en programar el modo automático con la misma lógica que rige el modo manual. El principio es el mismo. Tú, como fotógrafo aprendiz, te puedes basar en ese comportamiento «programado» para sacar conclusiones respecto a las reglas básicas de cómo usar el modo manual. Evidentemente, una vez aprendido el principio básico, podrás desviarte de él e innovar todo lo que quieras.

3) Observar los datos EXIF de fotos de otros usuarios

Hay dos maneras de leer una fotografía: observándola en sí como fotografía; y leyendo sus datos EXIF.

La mayoría de las fotos llevan incorporados una serie de datos que nos cuentan la marca y modelo de la cámara con que se tomó la foto, la distancia focal del objetivo, el valor ISO, la apertura de diafragma, velocidad de obturación, entre otros ajustes. En realidad, la propia foto te está contando los ajustes manuales «exactos» que el fotógrafo empleó para conseguirla. En otras palabras, son los ajustes manuales que tú deberías aplicar si quisieras conseguir una fotografía exactamente igual.

Los datos EXIF de las fotografías se pueden leer de diversas maneras:

  1. Guardando la foto en tu ordenador primero, y a continuación clicando con el botón derecho sobre ella y escogiendo la opción «Propiedades» y luego «Detalles».
  2. Utilizando algún programa de lectura de datos EXIF. Hay programas que lo hacen online, como exifdataverexif.
  3. En páginas como Flickr, añadiendo la palabra meta al final de la dirección de una foto. Por ejemplo si quieres averiguar los datos EXIF de la foto https://www.flickr.com/photos/aigle_dore/6087918639/
    deberías añadir la palabra meta al final de la misma dirección, quedando esta así: https://www.flickr.com/photos/aigle_dore/6087918639/meta

4) Utilizar un Simulador Online

¿Puedes aprender a utilizar el modo manual sin tan siquiera disponer de una cámara réflex?

Sí.

Al menos la parte teórica, que suele parecer la más complicada, la puedes dominar sin necesidad de tener una cámara réflex. CameraSim es un servicio gratuito, online, que te permite trastear con los mismos ajustes manuales de las cámaras réflex, permitiéndote controlar ISO, velocidad de obturación, apertura de diafragma, entre otros ajustes. Los curioso del invento es que te ofrece una imagen en movimiento, en tiempo real, y se trata de que consigas la mejor combinación de ajustes que permita capturar una fotografía nítida y correcta. Aquí lo tienes.

5) Consultar el manual de usuario de tu cámara (al menos de forma puntual)

De acuerdo, lo reconozco, no es fácil leerse un manual de usuario de una cámara de fotos. Odio los libros de instrucciones que vienen con las cámaras de fotos. Los fabricantes los redactan de la forma más inapatecible y sosa posible. Parece que no quieran que los leamos.

Pero también hay que ser justos: no podemos quejarnos de no saber usar algo mientras nos negamos a abrir siquiera el manual de instrucciones.
Dicho esto, no hace falta que te leas el manual de cabo a rabo. Si te sirve de consuelo yo jamás lo he hecho (confesión). Sí te recomiendo, por lo menos, que lo tengas a mano. Si te cuesta conservar la copia física en papel, la que viene incluida en la caja junto con la cámara, por lo menos hazte con la versión en PDF (aquí tienes una buena base de datos con manuales de usuario de muchas cámaras).

Los primeros días de uso de tu cámara procura consultar las páginas que veas relevantes, aquellas que estén relacionadas con el el modo manual.

6) Hacer fotos

Créeme, si no leyeras ni consultaras ninguna de las 5 opciones anteriores, sólo haciendo fotos en modo manual, una tras otra, da igual que no salgan correctas, tú ahí haciendo fotos todos los días, en cualquier ocasión que se preste, dale que te pego, observando tus resultados y volviendo a modificar algún ajuste para ver la diferencia entre un resultado y otro, créeme, sólo con eso al cabo de un tiempo conseguirías dominar perfectamente el modo manual. En realidad, el principio que hay detrás del modo manual en fotografía es muy intuitivo, y descubrirlo uno mismo practicando fotografía todos los días suele ser una experiencia muy gratificante.

Conclusión

Recuerda que hacer fotos es lo que te hace fotógrafo. No eres fotógrafo por tener una cámara de fotos. No lo eres por leer un blog de fotografía. Hacer fotos es lo que te hace fotógrafo.

Hacer fotos te hace grande.

Feliz fotografía 😉

Postdata 1: Si estás empezando en fotografía me gustaría que seleccionaras una de las 6 maneras que recomiendo arriba y la llevaras a la práctica de forma disciplinada.

Postdata 2: Si has encontrado este artículo útil, por favor dale la difusión o recomendación que crees que se merece.

eBook Modo Manual