Si hay un tipo de fotografías del que ningún fotógrafo esta exento de realizar estas son, sin duda, las fotografías grupales.

En Cumpleaños, fiestas, reuniones familiares, reuniones de trabajo o en cualquier otro tipo de evento que agrupe a un gran número de personas, los retratos grupales están a la orden del día, sobre todo si eres tú el que lleva su cámara en mano.

Tomar fotografías grupales no es tan sencillo como puede parecerte: no solo es juntarlos a todos, dar unos pasos hacia atrás y disparar tu cámara. Nada más lejos que eso.

Para volverte un verdadero experto en retratar a grandes grupos de personas, deberás de tener en cuenta una gran variedad de factores como la luz, la composición, la profundidad de campo, etc.

No te preocupes, en el artículo de hoy te daré todas las claves para que te vuelvas un verdadero maestro en ello. Acertar en tus próximos retratos grupales ya no será un problema!

Fotografía de grupos

La fotografía de grupos puede parecerte algo trivial: solo basta con amontonar un grupo de gente, alejarse unos metros y disparar. En realidad, los retratos grupales son mucho más que eso: ya que la cantidad de factores que debes de tener en cuenta aumentan a medida que el grupo a fotografiar se hace mayor.

A la hora de realizar una toma grupal, no puedes pasar por alto los siguientes factores:

  1.  Organización: si manejar a un modelo puede resultar difícil, imagínate lo complicado que es coordinar a un gran grupo de personas para que se sitúen exactamente donde tú lo necesitas. Para poder guiar a tus modelos, sin importar cuantos sean, primero debes de tener en claro que es lo que quieres lograr. “El que no sabe a dónde va, siempre termina allí”.
  2. Iluminación: no es lo mismo una foto grupal realizada en una habitación que una en el medio de un parque, de día o de noche, etc. Deberás de evaluar muy bien con qué tipo de luz cuentas para tus tomas, natural o artificial y como la utilizarás para lograr los mejores resultados en tus fotografías.
  3. Enfoque: de acuerdo a como estén ubicados los protagonistas y en cuantos planos los hayas dispuesto, los parámetros de tu cámara a configurar serán unos u otros. La profundidad de campo es fundamental para lograr que todos tus sujetos estén enfocados, pero ten cuidado que, cuanto más cierres el diafragma, mayor luz necesitaras para realizar tus tomas. Realizar una correcta medición y exposición te resultará fundamental si no quieres sobre o sub exponer tus fotos y arruinar las tomas.
  4. Composición: no basta con amontonar a cuanta persona se te cruce para realizar tu fotografía grupal. El modo en que dispongas a cada una de ellas podrá hacer de tus fotos no solo un retrato sino también una fotografía cargada de mensaje. Que sujetos saldrán en la toma, qué posición ocuparan del encuadre, cual será fondo, entre muchas otras serán los aspectos que deberás de evaluar de modo de poder inmortalizar el momento, no solo a sus personajes.

Lograr una toma perfecta requiere que, a la hora de realizar una fotografía grupal, conjugues todos los elementos ya sean técnicos o visuales que te permitan obtener como resultado, no solo una fotografía de un grupo de personas sino una que logre trasmitir un sinfín de sensaciones: seriedad, alegría, euforia, etc.

2
Trabaja tus composiciones

Tipos de fotografía grupal

No todas las fotografías grupales son iguales, y es importante que entiendas en que ámbito te encuentras de modo de poder trasmitir un mensaje u otro en tus fotografías. No es lo mismo retratar al personal de una empresa que a los familiares en la cena de fin de año.

El tipo de fotografía que estés por realizar te ayudará a elegir la mejor composición para la misma. Básicamente podrás diferenciar 3 tipos distintos de fotografías grupales:

  • De grupo formal (profesional)
  • De grupo informal (social)
  • De grupo familiar (familiar)

Más adelante en el artículo encontraras consejos acerca de cómo componer tus fotografías grupales y como ubicar a sus protagonistas de acuerdo al ámbito en el que requieras hacerlo. Ten paciencia, ya falta poco.

3
La disposición de los personajes no debe ser casual

Como acertar en los retratos de grupo

Anteriormente te comente cuales son las 4 factores fundamentales al a hora de realizar fotografías grupales. Ahora es tiempo de que veas por qué:

Organización:

Si no organizas las tomas de manera adecuada es muy probable que, luego de tomar tus fotos te des cuenta que:

  • Una o más personas están mirando para otro lado.
  • Algunas de las personas, al momento de tomar la foto, salgan con los ojos cerrados
  • Que no todos estén expresando el mismo estado de ánimo: algunos salen sonrientes otros muy serios o incluso con cara de enojados.
  • Hay personas que han sido tapadas por otras y terminaron por no salir en la foto.

El problema es que, no puedes tener al grupo parado esperando por que tú revises una por una las fotografías en busca de errores. Lo ideal es que te anticipes a estos y seas no solo el fotógrafo sino el coordinador de toda la toma. La empatía será fundamental por lo que deberás de ir ensayando tu mejor sonrisa, tus mejores chistes y te armes de mucha paciencia.

El lugar que escojas para ubicar al grupo también resultará fundamental, no solo por la cantidad de gente que vaya a salir en ella, sino que además, gran parte del mensaje de la fotografía dependerá de donde vayas a realizarla: un equipo de futbol en su campo de juego, un casamiento al pie de la iglesia, etc. El contexto de la fotografía depende del lugar que escojas para realizarla.

Al mismo tiempo debes de tener cuidado de que la gente se mantenga lo más concentrada posible y sin distracciones.

Dependiendo de la cantidad de personas que vayas a fotografiar, tendrás que tomarte tu tiempo para ubicarlas dentro del encuadre: Los más altos irán detrás y los más bajos delante. Más adelante en el artículo veras distintos esquemas de composición que podrás utilizar al momento de organizar tus grupos.

4
No tener un plan, puede arruinar tus tomas.

Iluminación:

La elección del lugar no solo te ayudará en el manejo del grupo sino que también, elegir una locación adecuada, definirá la iluminación con la que deberás trabajar en la misma.

Imagina que una vez que has situado a todo el grupo en el encuadre, no te percatas que por detrás hay una gran ventana o escaparate: al momento de realizar tu toma, si disparas un flash su reflejo en el fondo arruinará completamente tu fotografía.

Al mismo tiempo, si la locación que escogiste para realizar tus tomas está fuertemente iluminada por la luz del sol, los excesivos contrastes (luces y sombras) producto de la luz dura de este, tampoco te permitirán obtener los mejores resultados: la intensidad de la luz obligara no solo a cerrar los ojos, sino que además, el alto contraste te harán perder gran cantidad de detalles por la incapacidad de las cámaras fotográficas de obtener, al mismo tiempo, detalles en zonas claras y oscuras al mismo tiempo.

Si en cambio, utilizas una iluminación más difusa y menos intensa, los resultados que obtendrás serán mucho mejores. No hace falta que dispongas de equipamiento muy costoso, ni un equipo de trabajo muy grande, puedes aprovechar las primeras horas del día, las últimas o los días nublados para poder así, trabajar con una luz más natural.

Te recomiendo enfáticamente que le eches una buena leída a los siguientes dos artículos, de modo de que no solo comprendas mejor como trabajar la luz, sino que además, como lograr aprovechar al máximo el rango dinámico de tu cámara:

5
La luz suave te ayudara a no perder detalles

Profundidad de campo:

El gran enemigo de la fotografía de grupos es, ni más ni menos que la falta de enfoque en todos los sujetos que saldrán en estas. La falta de profundidad de campo es uno de los errores que más se cometen a la hora de tomar fotografías de grupos.

Tal como te comente en el artículo “16 Formas de Dar Protagonismo a Tus Sujetos”, la mirada del observador se distingue aquellos objetos en foco de los que no lo están, dirigiéndose intuitivamente hacia los primeros.

En la fotografía de grupos el protagonista es el grupo como todo, pero no debes de perder de vista que este todo, está compuesto por un montón de personajes singulares que deben de ser retratados de la misma manera para que no destaquen unos por sobre otros. Es por esto que la profundidad de campo se vuelve tan importante.

Presta atención a la siguiente fotografía: ¿hacia dónde se dirige tu mirada al recorrer la foto?

6
El primer plano esta en foco, no así el segundo.

El problema: poca profundidad de campo producto de la corta distancia desde el fotógrafo a los niños a pesar de haber disparado con un diafragma lo suficientemente cerrado. Los niños del primer plano han salido completamente enfocados, no así los niños del plano siguiente que han quedado completamente fuera de foco.

El resultado: una fotografía en donde solo hay 2 protagonistas y no 5 como debieron haber sido. Tus ojos se centraran directamente en los niños enfocados, haciéndolos los protagonistas de la imagen y los personajes de atrás se han vuelto un elemento más del entorno en el que los dos primeros se encuentran.

Cuando te encuentras realizando fotografías de grupos, es muy complicado lograr que todas las personas del encuadre se encuentren sobre el mismo plano, de hecho, es casi imposible si la cantidad de estas es muy grande. Es por esto que la profundidad de campo en tus fotografías debe ser lo suficientemente grande (diafragma muy cerrado) y la distancia hacia los sujetos lo suficientemente lejana como para que todos ellos salgan en foco (nítidos).

Ya de por si es complicado lograr fotografías perfectamente nítidas cuando trabajas con un solo sujeto, imagínate lo difícil que es si lo haces con muchos.

Para poder lograr fotografías perfectamente en foco, solo te bastará seguir las siguientes recomendaciones:

  • Mismo plano focal: si no trabajas con grandes grupos de personas, puedes intentar situarlos a todos en el mismo plano respecto de la cámara. Si están alineados en un mismo plano focal, con solo hacer foco en uno de ellos, obtendrás imágenes muy nítidas sin necesidad de cerrar tanto el diafragma.
  • Punto de enfoque intermedio: si te es imposible trabajar con un solo plano focal ya sea por la cantidad de gente a incluir en el encuadre o bien porque has decidido componer la foto de una determinada manera, lo ideal es que, a la hora de buscar el punto de enfoque, elijas uno intermedio.
7
Trabajar con un solo plano te ayudará a mantener el enfoque

Es decir, si has dispuestos a los sujetos en 3 planos distintos, lo ideal es que, para provechar al máximo la profundidad de campo, sitúes el enfoque en el 2do plano. De este modo, al cerrar el diafragma la profundidad de campo abarcara no solo a los sujetos del plano posterior, sino también a los del plano anterior a este. Te recomiendo que le des una leída al siguiente artículo, si es que te han quedado dudas: “La Profundidad de Campo: Gráfico Explicativo”.

Ten en cuenta que la profundidad de campo está influida por 3 factores:

  •  Apertura de diafragma: cuanto más abierto este el diafragma, (valores más pequeños: f/1.8, f/2.8, etc.) la profundidad de campo será menor y obtendrás mayor desenfoque en tus tomas, y a medida que utilices diafragmas más cerrados (valores más grandes: f/22, f/32, etc.) la profundidad de campo será mayor, logrando que todos los planos de tus fotos salgan nítidos y en foco.
  • Distancia focal: cuanto menor sea la distancia focal que utilices al momento de realizar tus fotografías grupales (18mm, 32 mm, etc.) mayor será la profundidad de campo que logres. En cambio, si utilizas distancias focales más largas (75mm, 85 mm, 135 mm, etc.) la profundidad de campo será sustancialmente menor.
  • Distancia respecto del plano de enfoque: cuanto más lejos te logres situar de las personas a fotografiar y a medida que utilices diafragmas más pequeños, mayor será la profundidad de campo que serás logras de captar.
8
Cuanta menor sea la distancia focal de tu objetivo, mayor profundidad de campo obtendrás.

Composición:

Las fotografías grupales no son solo un amontonamiento de personas delante de una cámara. Como te comente anteriormente, la forma en que ubiques a los sujetos en el encuadre, sus expresiones y el lugar en donde te dispongas a retratarlos potenciaran o no el mensaje de tu fotografía y las sensaciones que trasmita.

¡Trabaja tus composiciones, no solo seas el encargado de apretar el disparador!

Las cámaras de fotos tienden a acentuar la distancia que existe entre los sujetos de esta, es por ello que debes de intentar de situar al grupo lo más juntos posible y llenar el encuadre con estos. De todas maneras, como veras en varios ejemplos más adelante, trasgredir las reglas fotográficas también es un arte, así que no te vendría nada mal volverte un poco rebelde.

9
Compone con y para el grupo

A continuación te dejo algunas poses y posturas que podrás utilizar como guía a la hora de realizar tus próximas fotografías grupales.

16 Posturas para mejorar tus poses de grupos:

1-Si trabajas con grupos de personas muy numerosos, lo más conveniente es que pienses en el grupo como un todo, es decir, que te concentres en la composición general de este y no de cada uno de sus miembros en particular.

10
El todo es mas que la suma de las partes

2-Si el ámbito en donde estés tomando las fotografías es muy formal, una composición que puede funcionarte muy bien es si tomas tus fotografías de cuerpo completo.

11
Tomas de cuerpo entero

3. hay ciertas situaciones que se te pueden presentar en donde requieras meter dentro del encuadre a una gran cantidad de personas. En este tipo de situaciones puedes intentar tomar tus fotografías desde un ángulo elevado, ya sea utilizando una escalera, un balcón, o cualquier otro sitio que te permita desde arriba que todos entren en el encuadre. Esta perspectiva es muy atractiva.

12
Toma elevada

4- Si bien la separación entre las personas en una fotografía se acentúa, puede que en ocasiones, sea la mejor alternativa. En grupos de trabajo o empleados de una organización mantener un poco la formalidad puede ayudar a trasmitir un mensaje más serio, al contrario de lo que puedes llegar a intentar conseguir si le tomas unas fotos a tu grupo de amigos.

No siempre deben estar todos encimados.
No siempre deben estar todos encimados.

5-Para pequeños grupos de personas, como puede ser una foto con amigos puedes intentar planos más cerrados. En este tipo de composición, una excelente forma de reforzar el mensaje, es juntar lo más posible a las personas. Pídeles que junten sus cabezas, o se inclinen hacia la cámara de modo de reforzar ese sentimiento de unidad.

En situaciones mas informales: juntos funciona mejor.
En situaciones mas informales: juntos funciona mejor.

6. Las composiciones circulares también funcionan muy bien en grupos de amigos o en ambientes más descontracturados. Esta perspectiva poco frecuente puede funcionar muy bien a la hora de retratar a un grupo, desde un ángulo poco explorado.

15
Composición circular

7. Una composición muy divertida y atractiva resultara si dispones a las personas en línea, una detrás de la otra, mientras que se van asomando a los costados de la figura principal. Si trabajas con un grupo pequeño y en un ambiente descontracturado, esta distribución puede darte muy buenos resultados.

16
Una composición muy atractiva

8. A diferencia de la anterior, si la situación amerita a utilizar una composición un poco más formal, puedes disponer a las personas tal como lo muestra la fotografía siguiente:

17
Una fotografía familiar en composición un poco mas formal

9. No todos los retratos grupales tienen porque ser estáticos. Puedes capturar y trasmitir la sensación de movimiento si, disparando en modo ráfaga, haces que los protagonistas de tus tomas, por ejemplo, den un salto. Es una composición informal y muy divertida.

No todo debe ser estático
No todo debe ser estático

10. si de grupos familiares se trata, puedes intentar sentando a los integrantes de la familia en una silla o sofá para luego fotografiarlos llenando el encuadre al máximo posible, esto es, dejando por fuera del encuadre a todos los elementos que no sean integrante de la familia.

Llena el encuadre con tu grupo
Llena el encuadre con tu grupo

11. Otra composición muy efectiva a la hora de retratar familias es, en una locación exterior como un parque, sentarlos en el suelo mientras tú, tomas tus fotos situado al mismo nivel que ellos.

Mantente a nivel
Mantente a nivel

12. Nuevamente, si de grupos familiares o en ámbitos informales, puedes pedirles a las personas que se recuesten en el suelo. Este tipo de composiciones funcionan bien tanto en exteriores como en interiores, pero recuerda, siempre debes de ponerte a su nivel.

27
Recostados puedes obtener excelentes resultados

13. Una excelente composición que ayudará no solo a distribuir a las personas dentro del encuadre, sino que además a reforzar el mensaje y los sentimientos trasmitidos gracias a una fotografía es haciendo que los participantes interactúen entre sí.

Refuerza tus mensajes
Refuerza tus mensajes

14- Si bien en la fotografía de grupos, el protagonista es el grupo en sí, esto no quiere decir que solo este sea lo interesante en una foto. En aquellas ocasiones en donde el entorno es digno de ser mostrado, en pos de reforzar el mensaje de tus fotografías. Aprovéchalo.

Las líneas del entorno dirigen la mirada hacia el grupo
Las líneas del entorno dirigen la mirada hacia el grupo

15- El protagonista no siempre debe ser el grupo de personas. Hay ciertos casos en los que puede que lo interesante en una foto no sea el grupo en sí, sino lo que ocurre a su alrededor. No tengas miedo a romper las reglas, tu imaginación es el límite.

El fondo como protagonista, el grupo como recuerdo.
El fondo como protagonista, el grupo como recuerdo.

16 – Y si de innovar se trata, puedes intentar retratar a un grupo de personas haciendo justamente todo lo contrario de lo que deberías. No siempre las fotografías grupales deben ser serias y esquematizadas e iguales. Anímate a romper los límites de tu imaginación y a descolocar al espectador.

Los grupos también pueden ser abstractos
Los grupos también pueden ser abstractos

11 Consejos para tomar fotografías de grupos

  1. Anticipa las tomas: antes de juntar a todo el mundo para realizar la fotografía grupal, tomate tu tiempo para recorrer el lugar y poder así, pensar que lugar será el mejor para realizar las tomas y en qué posición dispondrás a cada una de las personas. Tener un buen plan hará que todo el proceso sea más cómodo y evitara que el grupo se impaciente.
  2. Busca el equilibrio: al momento de organizar al grupo para la toma, intenta que el resultado final sea armonioso, es decir, el grupo como un todo. No hace falta que juntes a los altos por un lado, los petisos por otro, etc., los grupos más homogéneos son los que pueden darte los mejores resultados.
  3. Ten paciencia: recuerda que estarás trabajando con grupos, se paciente y muestra con ejemplos que es lo que esperas de ellos. No hace falta que, a los gritos organices la toma. Recuerda que cuanto más cómodos trabajen todos, mejores resultados obtendrás en tus fotos.
  4. Hazte de accesorios: una buena escalera o un par de sillas pueden ser de gran ayuda al momento de realizar tomas con grupos grandes. Este tipo de accesorios te serán útiles no solo para elevarte por sobre las personas para realizar las tomas, sino también para distribuirlas de la mejor manera sin forzarlos a realizar posturas incomodas.
  5. Genera un buen ambiente: una vez que hayas dispuesto a todos los integrantes del grupo en sus posiciones, invítalos a que se relajen. No todas las personas se sienten cómodas delante de una cámara, ni todas saben posar ante estas. Intenta entretenerlos y no demores mucho en tomar tus fotos, mientras menos tiempo estén posando, más naturales y felices se verán en las fotografías finales.
  6. 1, 2, 3 Sonrían: un instante antes de disparar tu cámara, pídeles que sonrían. Las sonrisas más naturales se logran de esta manera. De lo contrario, una cálida sonrisa se trasformara en una mueca fría.
  7. Trabaja tus fondos: que el fondo no sea el objeto principal de la toma no quiere decir que debas de dejar de trabajar con él. De hecho, muchas fotografías grupales se echan a perder producto de, por ejemplo, no verificar si la superficie de este refleja el disparo de un flash.
  8. Prueba distintos ángulos: si has logrado una cierta empatía con el grupo y este presenta cierta predisposición, puedes aprovechar y probar, no solo distintos ángulos, sino también distintas posturas y posiciones. La fotografía perfecta está allí, solo que no sabes cuándo puede presentarse.
  9. No escatimes fotos: toma tantas fotos como te sean posibles, foto a foto aumentas tus chances de obtener los mejores resultados.
  10. Trabaja en tus mensajes: una fotografía grupal no debe parecer el prontuario de las personas que salgan en estas, sino todo lo contrario. En una fiesta, debes procurar que la gente luzca divertida, en un cumpleaños, feliz o en una reunión de trabajo, profesional y seria. Intenta capturar la personalidad del grupo que estés fotografiando y potenciarla.
  11. No dejes nada librado al azar: antes de disparar, revista todos los detalles: como están dispuestas las personas, que nadie salga tapado, y que no hay ningún elemento que pueda llegar a arruinar las tomas. Asegúrate de que todos entran en el encuadre y que la composición de la silueta del grupo te agrada.

Si no quieres esperar hasta la próxima reunión de amigos, fiesta familiar o reunión del trabajo para poner en práctica los conocimientos que has adquirido, pídele prestados los juguetes a tus hijos, tómalos prestados de tus hermanos o utiliza, porque no, los tuyos propios, y ponte a tomar una excelentes fotografías grupales. ¿Qué esperas?

Los grupos no solo pueden ser de personas
Los grupos no solo pueden ser de personas

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato