16 Formas de Dar Protagonismo a Tus Sujetos

Tomar tu cámara y oprimir el disparador es algo que cualquier persona con una cámara en sus manos es capaz de hacer, pero ¿es eso hacer fotografía? Lo que te diferenciará de ser un fotógrafo de alguien que solo dispara una cámara, es el modo en que cuentas tus historias, cómo y con qué elementos trasmites tus mensajes, de modo tal que trasciendan las fronteras del encuadre.

Dirigir la atención del observador hacia lo que tú quieres que sea el protagonista en tus fotografías, con el fin de reforzar tus mensajes, harán que éstas dejen de ser simples fotografías para convertirse en pequeñas o grandes historias.

En el artículo de hoy veremos algunas de las formas más comunes, y otras no tanto, para darle a tus fotografías al protagonista que se merecen. ¿Te lo vas a perder?

¿Por qué es importante tener un protagonista en una fotografía?

Como fotógrafo no sólo tienes que manejar los aspectos técnicos en cada una de tus tomas, como realizar una correcta medición y exposición, sino que además deberás elegir cuáles serán los sujetos y objetos a resaltar en cada una de ellas. Es decir, cuál será su centro de atención.

Manejar los aspectos técnicos hará que tus fotografías sean correctas, pero el modo en que logres combinar cada uno de los elementos en estas, las hará IMPRESIONANTES. Es por ello que el modo en que logres captar la atención del espectador y como diriges su mirada resultará fundamental.

Debes de lograr dirigir la atención en cada una de tus fotografías a aquellos elementos con los que quieras contar tus historias de manera clara y concisa. Después de todo, de qué sirve hacer una fotografía si luego no será interpretada en el modo en que tú la has concebido.

Volverte un maestro en ello requerirá no solo de mucha práctica, sino que también de mucha observación del trabajo de otros, pero una vez que logres hacerlo, lograras romper los límites del encuadre.

paisaje hombre atardecer
Cualquiera puede ser un protagonista. Solo debe causar impácto

El centro de interés

Ya sea una novela, un cuento, un cuadro o en una fotografía, el modo en que los protagonistas son presentados en estas no es casual. Toda gran historia tiene un gran protagonista y esto es lo que debes de lograr a la hora de hacer tus fotos.

En fotografía, el protagonista es el centro de interés por lo que el modo en que lo ubicas en el encuadre y como trabajas con este será tu forma de presentarlo.

Si lo piensas un poco, el centro de interés suele ser el motivo principal de tomar la fotografía, es decir, lo que te ha llamado la atención para que cojas tu cámara y decidas hacer una foto. Si un objeto, un sujeto o un conjunto de estos han llamado tu atención lo suficiente como para que les tomes una fotografía, debes de retratarlos de modo que al espectador de estas también les resulten llamativos al momento de ver tus fotografías.

Si una fotografía no tiene el centro de interés claramente definido, el mensaje de las mismas no será trasmitido correctamente ya que, los espectadores, al no saber a dónde dirigir la mirada, terminan por perder el interés.
En este momento seguro te estas preguntando ¿Cómo logro dirigir la mirada? A través del peso visual de los elementos de estas, pero no te preocupes ahora te lo explicare más en detalle.

¿A dónde se dirige la atención?

La mirada suele dirigirse hacia todo aquello que llama la atención, lo que es fuera de lo común, contrasta o se diferencia del resto: una rosa en un campo verde, un destello en la oscuridad, etc.

El modo en que se recorre una escena, prestando atención a aquellos detalles inesperados, es el mismo con el que se recorre el encuadre de una fotografía. La mirada se dirige hacia los elementos que contrastan y tu trabajo será guiarla.

Si bien no hay solo una manera de recorrer con la mirada una fotografía, hay ciertas maneras de inducir al ojo del espectador a que lo haga de una determinada manera, de modo de digerir su atención mientras recorren tus fotos. Para ello no hay leyes, pero si reglas y a continuación te menciono algunas de ellas:

  • El guía principal para dirigir la atención en fotografía es, por su puerto, la luz. En una escena completamente oscura, la mirada siempre se dirigirá a aquellos sujetos u objetos que se encuentren iluminados. Si quieres un buen protagonista, no te olvides de trabajar la luz que lo ilumina. Tan importante es la luz que, como te comente en el artículo “23 Maneras de Utilizar la Luz Como Elemento Creativo (Para Cuando No Estés Inspirado)”, también puede ser la única protagonista.
  • La mirada siempre busca ser guiada al recorrer una fotografía. Las líneas, sean explicitas o no, le marcan el camino a recorrer a los ojos y ayudan a reforzar los mensajes y a trasmitir las sensaciones. Cuando las líneas en una fotografía se dirigen hacia un punto en particular dentro de la fotografía, allí estará el centro de interés de esta.
  • El observador suele dirigir su atención a todo aquello que puede distinguir claramente, es decir, que esta nítido y enfocado. En una fotografía de un paisaje en donde todo suele salir en foco el espectador la ira recorriendo de acuerdo a la disposición de los elementos en esta, pero si solo algún elemento estuviera en foco y otros no, la mirada se centrara primero en este para luego recorrer el resto de la imagen.
  • Si quieres dirigir la atención hacia algún sujeto u objeto en particular puedes rodearlo de la nada misma. La atención se dirige hacia donde hay elementos. Si sitúas un motivo en una escena donde nada destaca por sobre este, tendrás a tu protagonista bien diferenciado.
  • Cuando hay personas en una fotografía, la atención del espectador suele concentrarse en ellas convirtiéndolas en los protagonistas de tus fotos al instante. De hecho, el espectador siempre intenta establecer contacto visual con el protagonista de la foto, por lo que, para lograr unos retratos impresionantes, deberás esforzarte por captar todo el brillo de los ojos nítidamente.
  • Los objetos que rompen la monotonía en las escenas son aquellos que más llaman la atención del observador. El contraste no solo debe ser entre claros y oscuros sino que también puede darse entre colores. Aprovéchate de los contrastes de las escenas para reforzar tus mensajes.

¿Cómo lograr generar protagonismo?

1. Trabaja tus composiciones

El centro de atención es una de las partes, sino la más importante, de toda fotografía. Tan importante es que la mayoría de las llamadas “reglas” a la hora de componer tus fotos indican como debes disponer los elementos para lograr el mayor impacto visual. Te recomiendo que leas el artículo “9 Consejos y Trucos Para Mejorar Tu Composición Fotográfica” y vayas familiarizándote con ellas. El modo en que compongas tus fotografías potenciara o no el centro de interés que hayas elegido en cada una de ellas. Pero ten en cuenta que, trasgredir las reglas también es un arte y podrás lograr resultados alucinantes si te pones un poco rebelde.

2. Prueba ocultar el centro de interés

Una forma muy efectiva para hacer que los espectadores permanezcan un buen rato observando tus fotografías es escondiendo el centro de interés. En la mayoría de las fotografías el centro de interés es evidente, como debe serlo, pero no por ello debe ser siempre así. Intenta evadir la obviedad y oculta el centro de interés de modo de desafiar a los espectadores a recorrer pixel por pixel tus fotos en su búsqueda. Eso sí, una vez lo encuentren este debe ser de impacto, sino la búsqueda habrá sido en vano.

Intenta esconder a tus protagonistas
Intenta esconder a tus protagonistas

3. Aprovecha el desenfoque

Como te comente anteriormente, la mirada se dirigirá aquellos objetos que estén perfectamente nítidos. Si quieres destacar a un motivo por sobre otros, trabaja con la profundidad de campo de modo de que tu protagonista salga en foco y el resto de la escena no.

7
Enfocá a tu protagonista siempre

4. Presta mucha atención a los fondos

Que el fondo no vaya a salir del todo nítido o totalmente desenfocado no quiere decir que puedes despreocuparte de él. Presta mucha atención a los fondos a la hora de realizar tus fotografías si quieres que realmente pasen desapercibidos pero que al mismo tiempo, refuercen a tu protagonista. Un fondo adecuado puede hacer de una buena foto, una gran fotografía.

8
Trabajar el fondo ayuda a ubicar mejor al espectador en la escena.

5. Llena el encuadre

Una excelente manera para lograr destacar al protagonista de tus fotografías es llenando el encuadre con este. Intenta dejar en el encuadre solo aquellos elementos que deseas utilizar para tus fotos, dejando fuera a todos aquellos que puedan llegar a desviar la atención del observador.

Llenando el encuadre para dar protagonismo absoluto
Llenando el encuadre para dar protagonismo absoluto

6. El Espacio negativo también cuenta

Aprovechar el espacio negativo consiste quitar todo elemento que pueda llegar a distraer la atención del observador de modo de que el único elemento en la toma sea tu protagonista. Para hacerlo deberás elegir en que clave trabajar, alta o baja. ¿No sabes de qué estoy hablando? Échale un vistazo al siguiente articulo y lo entenderás: “Paso a Paso: Fotografía en Clave Alta y Clave Baja”.

Espacio negativo en clave baja
Espacio negativo en clave baja

7. Mantente simple

No siempre más es mejor, de hecho, si lo que quieres es resaltar a tus protagonistas intenta de reducir todo a la mínima expresión de modo de que la atención se centre completamente en él. Intenta simplificar lo más que puedas la cantidad de elementos que utilices a la hora de componer tus fotografías.

Mantente simple!
Mantente simple!

8. Juega con los colores

Existen muchísimas maneras para que puedas causar impacto si juegas con los colores en tus fotografías, tantas como puedas imaginar. El color es un excelente protagonista ya que a través de este puedes trasmitir muchas sensaciones. Intenta jugar con las tonalidades claras y oscuras, satura los colores, haz todo en todo en un tono o bien satura tus fotos de ellos. Los colores son una excelente forma de llamar la atención de los espectadores. Échale un vistazo al reto semanal 45 “colorido” si quieres obtener algunas ideas.

Utiliza el color como protagonista o para potenciar a este
Utiliza el color como protagonista o para potenciar a este

9. Domina la iluminación

La forma en que trabajes la iluminación en tus fotografías le indicara al espectador quien es el protagonista de las mismas. Recuerda que los ojos siguen la luz, por lo que el modo en que ilumines a tus sujetos u objetos resultará fundamental a la hora de guiar al espectador en su recorrido por tus fotos.

Tal como te comente en el artículo “23 Maneras de Utilizar la Luz Como Elemento Creativo (Para Cuando No Estés Inspirado)”, la luz trasmite un sinfín de sensaciones al espectador y, en muchos casos, esas sensaciones serán las mismas protagonistas de las fotografías. Recuerda que las fotos no solo transmiten lo visible, sino que también lo que no se percibe con los ojos: las sensaciones.

13
Domina la iluminación

10. El espacio como protagonista

El espacio también puede ser el protagonista de tus fotografías, no solo debes utilizarlo como otro elemento más en estas. En muchas ocasiones puede que, a través de una fotografía, lo que quieras enseñar es el espacio entre los elementos, una línea o porque no, el vacío mismo que hay entre ellos. Trasmitir ese tipo de sensaciones es posible si utilizas al espacio como protagonista. Es complicado pensar al espacio como elemento principal de tus fotos, pero con un poco de práctica, podrás trasmitir muchas sensaciones con solo (y con tanto) espacio. Visualiza las líneas y los distintos planos para encontrar tu espacio protagonista.

El espacio es el protagonista
El espacio es el protagonista

11. Anímate a jugar con las líneas

Las líneas pueden ser un objeto o un conjunto de estos que, al verlos, forman en el encuadre una línea. Los ojos tienden a seguir de principio a fin estas por lo que son un elemento excelentes para dirigir la mirada del espectador.
Sean claramente distinguibles o no, marcan el camino a recorrer a los ojos del espectador como un camino casi obligatorio que trasmite un sinfín de sensaciones mientras los ojos las van recorriendo. Aprovecha esto y sitúa al final de las líneas a aquellos objetos que quieres que sean el centro de atención en tus fotografías.

Las lineas guían al espectador dentro del encuadre
Las lineas guían al espectador dentro del encuadre

12. Maximiza el contraste

Para dar más fuerza y resaltar a tus protagonistas puedes hacer que este, contraste con todos los elementos que lo rodeen en la escena. Para hacerlo puedes utilizar las texturas, los colores, las distintas tonalidades, el modo en que los iluminas, las líneas y el espacio. El límite lo pones tú y tu imaginación. ¿Qué esperas para ponerte a imaginar?

Los contrastes le darán fuerza a tus protagonistas
Los contrastes le darán fuerza a tus protagonistas

13. Busca diferencias en los objetos

Los contrastes no solo se dan gracias a los tonos y los colores, puedes conseguir resultados espectaculares si destacas un objeto por sobre los demás. Si en una escena hay dispuestos una serie de elementos similares, rompe la monotonía y destaca a uno de ellos por sobre el resto. Para hacerlo realmente efectivo, no solo debes contrastar los objetos sino además debes de asegurarte que los colores y tonos acompañen dicho contraste ya que de lo contrario, perderás el impacto visual que estás buscando.

Lo distinto llama la atención
Lo distinto llama la atención

14. Cambia la perspectiva y el punto de vista

Una perspectiva inusual bien trabajada puede hacer que una escena cotidiana se convierta en una gran fotografía. Cuando estés trabajando en una escena, procura cubrir todos y cada uno de los encuadres posibles: evalúa el fondo, los sujetos y objetos que saldrán en esta, la altura y el ángulo en que realizaras las tomas, etc. No te limites a realizar tus tomas siempre desde la misma perspectiva, puede que te parezca cómodo pero le quitaran sorpresa e impacto a tus fotos finales.

Ponte al nivel de los objetos y los sujetos que vayas a retratar y estudia todos los posibles encuadres y combinación de los elementos para enseñar al mundo desde otro lugar.

Busca distintos ángulos hasta encontrar el mejor
Busca distintos ángulos hasta encontrar el mejor

15. Sácale el jugo al movimiento

El ojo siempre busca aquello que es diferente, y pocas cosas lo son tanto como la convivencia entre el movimiento y lo estático en una misma fotografía. Si logras trasmitir la sensación de movimiento y al mismo tiempo destacas a tu protagonista entre tanto caos, obtendrás una fotografía digna de prestarle atención. No es complicado, solo deberás estar preparado para retratarlo. Un buen lugar para hacerlo son las estaciones de trenes, los centros comerciales, los subterráneos o cualquier otro lugar en donde grandes cantidades de personas puedan servirte de escenario.

La vista sigue a lo que es distinto
La vista sigue a lo que es distinto

16. Nunca te olvides de contar una historia

Más allá de como trabajes con todos los elementos de la escena para resaltar a uno o a otro, recuerda que las grandes fotografías no solo se recuerdan por lo que muestran sino que, más importante aún, es lo que comunican, el mensaje que dejan, las sensaciones que logran trasmitir.

Si quieres tener un verdadero protagonista, primero deberás tener una buena historia que contar. Toda gran historia tiene su protagonista y tu trabajo será ubicarlo de tal modo de que no solo llame la atención sino que además trasmita el mensaje que deseas. No es sencillo, pero si estás leyendo esto, vas por buen camino.

Haz de tu historia el protagonista
Haz de tu historia el protagonista

Espero que el artículo de hoy te haya gustado! En cuanto termines de compartirlo en Facebook, Twitter o Google+  ponte a sacar fotos 🙂

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato