Fotografías cortesía de: Sharon Pittaway y Caro Musso bajo licencia Creative Commons.

¿Qué Es y Para Qué Sirve el Espacio de Color?

Uno de los aspectos de la fotografía que solemos rehuir o procrastinar hasta el infinito es el de ponernos al día con el espacio de color. Cuando escuchas siglas del tipo sRGB, Adobe RGB o CMYK… parece que entra un no-se-qué por el cuerpo que te hace tararear un na-na-na y pasar a otra cosa mariposa. Si total, tú sigues haciendo fotos como siempre y no pasa nada, ¿no? Seguro que has pensado que no debe ser tan importante en comparación con el esfuerzo que hay que hacer para aprender sobre el tema. Bien, ha llegado la hora de ponerte al día. Por dos razones:

  1. Porque sí es útil. ¿No te has preguntado alguna vez por qué tus fotos cambian de color cuando las imprimes? ¿O por qué en tu ordenador se ven diferentes al de tu amigo? He aquí la razón.
  2. Porque te lo voy a explicar tan fácil como me hubiera gustado que me lo contaran a mí. Verás como el esfuerzo es mínimo, sólo tendrás que leer este breve artículo.

Mi propósito es que cuando termines de leer esto te haya quedado bien claro, sino siempre te quedarán los comentarios para resolver cualquier pequeña duda. ¡No te cortes! Y, ahora, al tema…

¿Qué es el espacio de color?

Podría hablar del espectro electromagnético o del espectro de luz visible, y blablabla, pero entonces no haría más que seguir posponiendo tu puesta al día con este tema. Seguro que no seguirías leyendo, ¿verdad? Yo también haría lo mismo. Soy más de ir a lo fácil, #quélevoyahacer. Mejor lo simplificamos, aunque alguien luego me tire de la oreja, pero esto no es una clase de física, lo que pretendo es que lo entiendas 😉 .

El espacio de color es la gama de colores que puede representar tu ordenador, es una lista estandar de colores codificados. Cuando tu cámara captura una imagen, en la tarjeta, lo que está grabando son datos que más tarde el programa de tu ordenador tiene que «traducir» o descodificar y lo hace dentro de la gama de colores de la que dispone, que es mucho más limitada que la gama de colores que existen en la realidad.

esquema espacio de color

Para verlo más claro, nuestros ojos nos muestran los colores como una mezcla de rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta y vemos una combinación de estos siete. Mientras que las pantallas (cámara, tv, monitores, etc.), lo representan como una mezcla solo de verde, rojo y azul. Por otro lado, las impresoras lo hacen como una combinación de cian, magenta, amarillo y negro. ¿Entiendes ahora por qué a veces cambia tanto una imagen de la realidad a la pantalla de tu cámara y de ahí al papel? Aquí está el truco… Entonces, ¿qué hacemos para poner un poco de «orden» aquí? Pues aquí entra la segunda parte…

¿Qué espacio de color utilizar?

Si bien al final cada maestrillo tiene su librillo y cada cual encuentra su mejor forma de trabajar, al principio no está de más conocer unas nociones básicas y unas formas de uso genérico. Una vez que conozcas esto y entiendas la forma de trabajo, tú podrás decidir cómo proceder con tus imágenes (que para eso son tuyas 😉 ).

sRGB. Para digital.

Este es el espacio de color más común en los monitores. Es que el que utilizan la mayoría de cámaras por defecto para mostrar sus imágenes.También es el que más se recomienda utilizar cuando las fotos no se vayan a imprimir. Es decir, que si tu idea es mostrar esa foto en cualquier tipo de pantalla, utiliza este espacio de color sin dudar.

Esta es la opción más recomendada para:

  • exportar archivos JPEG para usar en la Web
  • para enviar a un cliente (si no sabes qué espacio de color utiliza)
  • para enviar las imágenes por correo electrónico.

Digamos que es el de uso más general y el que se utiliza en la Web.

Adobe RGB. Impresiones profesionales.

Su gama de colores es más amplia que sRGB y es el que se utiliza de forma estandar en la industria fotográfica. Digamos que es el utilizado a nivel profesional. La mayoría de cámaras de gama media pueden capturar esta gama de colores, los monitores de gama alta pueden representar todos los colores de este espacio, así como las impresoras de gama alta también pueden reproducirlo. Sí, has leído bien, gama alta, o sea, nivel profesional. Para nivel usuario terrícola volvemos a sRGB ;), recuerda que es el que usan la mayoría de los aparatos.

Antes de continuar, una cosa rápida que te podría interesar: acabamos de lanzar FOTOGRAFÍA SIN SALIR DE CASA, un nuevo formato digital con el que ponemos a tu disposición 101 ejercicios de fotografía que podrás practicar desde la comodidad de tu casa. Ahora que estamos de confinamientos y con esta situación un poco rara, quizás quieras echarle un vistazo (disponible aquí).

Dicho esto, volvemos al asunto...

Espacio de color en una cámara réflex

CMYK. Periódicos y revistas.

Este es el espacio de color que se suele utilizar en el proceso de impresión de periódicos y revistas, y en casi todas las impresoras que hoy en día se venden. Es el que produce el número más reducido de colores de todos los espacios de color.

ProPhoto RGB. Para los más perfeccionistas.

Es probable que este espacio de color te suene menos. Es el que cubre la gama más amplia de colores y digamos que es para los más perfeccionistas del color. Sólo las cámaras de gama alta son capaces de registrar más colores de los que se registran con el Adobe RGB. Sólo apto para impresoras de alta calidad. Igualmente, si quieres trabajar en este espacio de color, has de asegurarte trabajar con programas que lo soporten, pues, de lo contrario, los colores tendrán una imagen pésima.

Resumiendo

Para resumir un poco y que te quedes con los conceptos claves, te dejo los puntos más importantes aquí:

  • El formato más estandar para mostrar las fotos a nivel digital es el sRGB. Si no vas a imprimir las fotos, o las vas a imprimir en cualquier impresora, trabaja de principio a fin en este espacio de color.
  • Si tus fotos van a salir en una revista o un periódico, guardarlas como CYMK. Te permitirá tener un archivo más fiel a lo que verá el público.
  • Te recomiendo, a la hora de editar tus fotos en Photoshop o Lightroom, utilizar Adobe RGB. Y guardar siempre el original en este espacio de color (si piensas que alguna vez podrás imprimirla) y pasar otra copia a sRGB para subir a la Web o enviar por correo.
  • Cuando te importe el color de una fotografía, mejor dispara en RAW.
  • Olvídate, por ahora, de ProPhoto RGB, salvo que seas un profesional para el que el color sea muy importante.
  • Y ya que estamos, tal vez deberías echar un vistazo a este artículo para poner a punto tu monitor 😉
  • Recuerda que lo importante es saber cuál será el fin de la fotografía para tener claro con qué espacio trabajar. No siempre es mejor hacerlo con Adobe RGB como puede que hayas leído ;).

Espero que te haya aclarado este tema y que lo veas con otros ojos. Ya sabes que si te queda alguna duda puedes dejarla en los comentarios. El blog lo hacemos entre todos y los comentarios y preguntas siempre enriquecen los artículos.

Y si te ha gustado, no dejes de compartirlo en tu red social favorita o darle a «Me gusta», así sabremos que acertamos con los contenidos. Y otras personas pueden beneficiarse de esta información. ¡Gracias y hasta pronto!

eBook Fotografía sin salir de casa