El minimalismo no es sólo un tipo de fotografía o una moda, el minimalismo es una filosofía, una corriente que abarca desde la decoración hasta la música pasando por la fotografía. Es un estilo de vida. ¿Necesitas ser minimalista para lograr una fotografía minimal? No necesariamente. Sin embargo, te ayudará el conocer algunas claves para lograr una fotografía minimalista con interés. Menos es más, pero siempre y cuando ese menos esté bien ejecutado y cuidado ;). En el artículo de hoy, voy a contarte esas claves para que logres tu primera fotografía minimal. Una que guste, que atraiga, que seduzca.

¿Qué es una fotografía minimal?

El minimalismo trata de reducir a la mínima expresión, de eliminar todo aquello que sobra, de abstraer, de reducir a lo esencial. ¿Cómo se aplica esto a la fotografía? Eligiendo un único sujeto y hacer que sea el protagonista único de la imagen. Todo lo demás sobra. Se elimina de la forma que se pueda, pero se elimina. No puede haber elementos que no tengan que ver con la historia, que distraigan, que desvíen la mirada. Se trata de mostrar la belleza de lo simple, seducir con la mínima información. Se trata de una fotografía simple, a nivel visual, de economía de elementos, pero no de contenido. Una fotografía sobria, limpia.

Ahora te preguntarás cómo se hace eso, ¿verdad? Vamos a verlo.

Consejos para lograr una fotografía minimalista

Como te decía en la introducción, ser una persona que tenga muy interiorizado este estilo de vida puede ayudar muchísimo, pero no es condición necesaria. Si sigues estos consejos verás cómo lo logras ;).

1. Entender el minimalismo

Si bien no es necesario ser un minimalista en todos los aspectos de tu vida, conocer esta corriente y entenderla te ayudará a la hora de visualizar tu foto, de buscar ideas, de encuadrar, de mirar con ojos minimal… Estaría bien que leyeras algo relacionado con esta filosofía, que intentaras comprender su forma de entender la vida y el arte, sobre todo.

2. Cuidar la composición

Muy, pero que muy importante es mimar la composición en una fotografía minimalista. Si hay uno o dos elementos en la imagen y están mal colocados, habrás arruinado por completo la idea. Cuida las líneas, si son rectas, tienen que estar rectas en tu imagen, salvo que estés forzando una diagonal. En ese caso será intencionado, no un descuido imperdonable.

Sáltate las normas, siempre que puedas, que aporten un valor creativo, pero ya sabes… de forma consciente. Cuida el equilibrio, aplica la regla de los tercios cuando sea conveniente y sáltatela cuando creas necesario. Pero, por favor, mima la imagen, controla cómo dispones los elementos dentro del encuadre, pues cada centímetro de tu fotografía cuenta.

Busca una composición limpia, cuidada.

3. Objetivos

Puedes hacer fotografía minimalista con cualquier objetivo, desde un tele, que te ayudará a aislar a los sujetos con el desenfoque (utilizando aperturas amplias) hasta un macro con el que podrás descontextualizar o abstraer. Pasando, por su puesto, por objetivos de distancias focales más estándar, como el 50mm. Cada tipo de objetivo te ofrecerá unas oportunidades distintas. Si tienes varios, juega, experimenta, descubre. Si sólo tienes un objetivo, exprime al máximo lo que te ofrece.

Desde macro hasta tele, que el objetivo no sea una limitación.

4. Color

Utiliza el color como protagonista de tu fotografía minimal. Colores brillantes y fuertes contrastes pueden darle sentido a tu fotografía. Busca contrastes en los colores complementarios, juega con la intensidad en la edición (mejor ajustar la intensidad que la saturación o crearás imágenes irreales) y aprovecha las horas de luz dura para que los colores luzcan más brillantes.

Composiciones basadas en el color.

5. Blanco y negro

Si el color en sí no es protagonista de la imagen y crees que sólo puede distraer, elimínalo, como harías con cualquier otro elemento sobrante de la escena. Ahora bien, no fotografíes directamente en blanco y negro. Salvo que quieras hacerte una idea rápida de si es una imagen que puede quedar bien en escala de grises. Fotografía en color y más tarde, en el editor, conviértela a blanco y negro.

6. Fondos

Busca fondos lisos, blancos, negros, o cualquier otro color que no distraiga o sume información. Vale que sume valor a la imagen, pero no información innecesaria. Puedes eliminar un fondo molesto cambiando la perspectiva, trabando en larga exposición para conseguir un efecto sedoso del agua o utilizando aperturas muy amplias que lo desenfoquen por completo, por poner algunos ejemplos.

Fondo limpio, liso, sin distracciones.

7. Texturas

Las texturas pueden ser un buen protagonista de tu imagen minimalista. Has de saber que puedes potenciarlas con una luz dura y lateral. El blanco y negro también las realza. Texturas puedes encontrar en la naturaleza, arquitectura o descubrirlas con un macro, dale vida a lo que no se ve a simple vista ;).

Texturas que acariciar.

8. Geometrías

Las formas geométricas que el cerebro reconoce automáticamente pueden ser grandes protagonistas de tu fotografías minimalistas. Las formas, las líneas, los patrones… Si no sabes por dónde empezar, te dejo una pista: arquitectura.

La arquitectura está repleta de geometrías.a

9. La mirada

Cambia tu forma de mirar cuando vayas por la calle. Céntrate en los detalles, en protagonistas únicos. Da igual si llevas o no cámara, se trata de entrenar tu ojo, tu mirada. Procura ver con una mirada nueva, más inocente, como si fueran los ojos de un niño. De camino al trabajo, o a casa, o dando un paseo, mira a tu alrededor, intenta aislar un sujeto, o un objeto. Piensa cómo lo encuadrarías. Este ejercicio te vendrá muy bien.

10. Emoción

Lo he adelantado antes, se trata de una fotografía simple a nivel visual, pero no de contenido. Tu finalidad como artista es conmover a tu público, con más o con menos elementos. En este caso con menos, lo cual no implica que no puedas emocionar. Utiliza los colores, las líneas o el espacio negativo para provocar emociones. 

11. Historia

Al igual que puedes emocionar con el mínimo número de elementos, también puedes contar una historia. Incluso hacer ambas cosas. Cómo narrar una historia a través de la fotografía lo tienes muy bien explicado aquí, ahora bien, aplicado a la fotografía minimalista, procura centrarte en un sólo elemento, o dos, si es necesario, elimina todo aquello que sobre en la escena. Te dejo con un ejemplo.

Cómo contar una historia con los mínimos elementos (@ejota_seventyeight)

12. Inspiración

Inspírate. Es lo mejor que puedes hacer si no has practicado antes la fotografía minimalista, si no tienes muy claro qué es o cómo conseguirla. Paséate por galerías de fotógrafos minimalistas y empápate de su trabajo. No se trata de copiarlo pero sí de entender cómo funciona, cómo se puede conquistar con una imagen llevada al límite de lo simple. Para ello, te dejo algunos ejemplos, date una vuelta y disfruta con sus trabajos.

Comprobarás cómo, haciendo todos fotografías minimalistas, tienen cada uno su propio estilo. Con el tiempo, si te gusta este tipo de fotografía, lo disfrutas y practicas, acabarás encontrando el tuyo.

En blanco y negro:

Con este chute de inspiración te dejo. ¡Anímate a compartir tus resultados con nosotros! Espero que te haya resultado útil y práctico. Si es así no dudes en compartirlo en tu red social favorita ;). Tu generosidad te será eternamente agradecida ;). ¡Gracias y hasta la próxima!

2 Respuestas

  1. fotografo madrid

    Son las fotos que mas me gustan, las que son minimalistas. Creo que en fotografía el menos es mas, aunque también he visto imágenes aparentemente caóticas realizadas con una gran destreza. A ver si hacéis un post de imágenes llenas de información y caos 🙂

    Responder
  2. Leo

    Increíble artículo, de mucha ayuda, ahora se por donde empezar a hacer esas fotos que solo dan vueltas en mi cabeza.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.