Parece que con el paso de los años hay algo que nunca deja de asombrarme en fotografía; el poder que tiene la luz de transformar completamente una imagen. ¿Has experimentado alguna vez, por ejemplo, con la clave alta en una fotografía? ¿No te suena? Seguro que cuando veas las imágenes que he seleccionado a modo de inspiración, sabrás perfectamente a qué me refiero.

Pero antes, vamos con unos apuntes generales para ponerte en situación.

¿Qué es la clave alta?

Cuando observas una imagen en clave alta, lo que ves es luz, mucha luz y una dominante del blanco. Parecen complicadísimas escenas de iluminación profesional, pero lo cierto es que son relativamente fáciles de conseguir.

La clave alta se basa en fondos blancos y una iluminación homogénea (sin sombras), dando como resultado una imagen clara con connotaciones positivas como paz, pureza, felicidad, o vida .

Si observas el histograma de una imagen en clave alta, la mayoría de información debe situarse a la derecha del histograma; en la zona de luces. Aunque, ojo, que tenga mucha luz, no quiere decir que la imagen deba estar quemada o sobreexpuesta.

Una buena técnica de clave alta, debe mantener la información en las luces, es decir, no salirse del histograma o, lo que es lo mismo, no debe (en principio) estar sobreexpuesta.

¿Qué necesito para conseguir una fotografía en clave alta?

  • Un fondo claro, preferiblemente blanco.
  • Trabajar preferiblemente en RAW.
  • Un sujeto u objeto perfecta y homogéneamente iluminado: para disponer de suficiente luz, prueba la fotografía en exterior, cerca de una ventana con una cortina a modo de difusor, con una caja de luz, una fuente de iluminación continua, abrir el diafragma, subir la ISO… Aquí tienes cómo hacerlo paso a paso, no te asustes 😉 .
  • Controlar el balance de blancos para evitar dominantes de color.

Ah. Y una gran noticia, no necesitas una réflex para dar rienda suelta a tu imaginación y ponerte a practicar con esta técnica. Aquí tienes unos cuantos consejos para fotografiar en clave alta con tu teléfono móvil.

Y ahora sí, voy a demostrarte lo que puedes conseguir con esta maravillosa (y sencilla) técnica fotográfica. Abre bien los ojos y deja que la inspiración se cuele en tu ser fotográfico 🙂 .

¿Qué te han parecido? Supongo que te habrás fijado en los temas que mejor acompañan a este tipo de fotografías, ¿verdad? Infancia, fotografía macro, flores, objetos, paisajes nevados, retratos…

¿No te han entrado unas ganas locas de conseguir una de estas preciosas imágenes? Te dejo, porque a mí sí ;-). Pero antes, recuerda que compartiendo es como mejor conseguimos llegar a todo aquél o aquella que lo necesite. Muchas gracias y hasta la próxima.

eBook Lightbook

Una Respuesta

  1. Leonel

    Me gusta mucho tu blog, se nota el esfuerzo y pasión que le aplicas, gracias por estas lecturas e imágenes.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.