Muchas veces no se le da la importancia necesaria a la localización en una sesión. Puede que tengas tus lugares favoritos, donde te sientas a gusto, te gusten los fondos y sean neutrales, tengas muchos elementos que te inspiren, etcétera. Pero párate un momento a pensar, ¿realmente es el lugar ideal para lo que quieres transmitir? Elegir bien las localizaciones en tus sesiones fotográficas es parte del éxito.

Por eso, en este artículo pretendo darte algunas ideas y consejos para encontrar la localización adecuada en cada momento, se acabó tirar de playa o del parque frente a tu casa para todo 😉 .

Tema de la sesión

Evidentemente, lo primero es determinar el tema de la sesión. ¿Qué vas a hacer? No es lo mismo que salgas con intención de hace fotografía macro, que nocturna o que vayas a retratar a una familiar. Lo de salir a hacer fotos de forma espontánea está bien, a veces. Pero tienes que tener claro al menos qué te apetece fotografiar. Si vas a hacer fotografía urbana o naturaleza. Porque ir a la aventura total no suele ser buena idea. No sabrás ni a lo que prestar atención y es probable que te vuelvas de vacío. O con tu cámara llena pero vacía de fotos interesantes, que viene a ser lo mismo.

Si quieres practicar pero no sabes ni por dónde empezar, o qué tipo de fotos hacer, puedes echar un vistazo a este artículo para repasar las diferentes disciplinas. Seguro que sacas ideas y motivación.

Fotografía nocturna

Mensaje

Una vez que decides el tema, tienes que determinar qué quieres transmitir. Por ejemplo, estás pensando en hacer fotografía nocturna, como en la imagen de ejemplo de arriba. Ahora bien, ¿quieres transmitir el ajetreo de la ciudad en la noche o la soledad de sus callejones? ¿O la calma de un bosque estrellado? A la hora de una sesión de retrato, ¿cuál es el lugar adecuado para transmitir su personalidad? ¿Qué quieres reflejar de esta persona?

El lugar donde realices la sesión debe estar en consonancia con el mensaje para potenciarlo, de nada servirá un lugar maravilloso si no tiene que ver con el tema o con el mensaje. Por ejemplo, ¿te imaginas fotografiando a un grupo de rock en una playa al atardecer? Salvo que la idea sea confundir al público no tiene mucho sentido. Lo mismo que no vas a fotografiar a un niño en una fábrica abandonada que a ti te parece fascinante, salvo que quieras hacer una sesión tétrica o de misterio. Y hablando de misterio, si quieres hacer fotografías misteriosas, de miedo o similares, tampoco te veo en una playa al atardecer ;).

Cuando el lugar acompaña

Todo esto que parece obvio, resulta que no siempre lo es, no hay nada más que ver fotos por ahí ;). A veces se nos olvida lo esencial. Lo que es invisible a los ojos…

Observa estas dos fotografías, fíjate en el fondo, en la modelo, el vestuario, ¿notas la diferencia? ¿Habrían funcionado de la misma forma si estuvieran al revés? Estéticamente muy probablemente, pero… ¿el mensaje habría sido el mismo?

Elige el fondo adecuado para cada ocasión y mensaje

Luz

El siguiente aspecto es fundamental. Una vez que sales del control del estudio estás a merced de lo que la luz exterior, sea natural o ambiente te ofrece. Con la única ayuda de tus propios recursos y de unos cuantos reflectores, difusores o el flash, si es que lo usas o quieres utilizarlo.

Por eso, a la hora de elegir la localización es importante que tengas en cuenta este tema. Si vas a hacer retrato y no puedes elegir la hora, no te puedes ir a un lugar sin sombras si lo que pretendes es transmitir sensaciones más suaves o calmadas, porque la luz será demasiado agresiva para ello. Busca lugares que te ofrezcan sombra. O al revés, si quieres transmitir agresividad, fuerza, poder o dramatismo, entonces los espacios abiertos y con una luz dura serán ideales.

Elige la luz adecuada

También es importante, no solo para retrato, sino para destacar cualquier motivo. Arquitectura, fotografía callejera, paisaje, etcétera. Saber dominar y optimizar la luz es imprescindible para lograr una gran fotografía.

Si tienes claro cuál es el lugar y puedes elegir el momento, estudia cómo se comporta la luz en ese determinado lugar a esas horas. La planificación es una gran ayuda.

La importancia de la luz

Estudiar el lugar con antelación

Te lo he ido adelantando, pero en ciertos momentos esto cobra especial relevancia. Por ejemplo, en la fotografía nocturna. Es importante conocer el lugar de día. Por seguridad y para poder realizar una composición más adecuada o a tu gusto. Reconocer el terreno siempre es una ventaja.

Pero más allá de esto, estudiar cada rincón de la localización es la clave para cambiar de fondo, de escenario dentro de un mismo lugar, para optimizar la luz, etcétera. De hecho, insisto, si es una sesión de día, en que vayas unos días antes sobre la misma hora, para ver cómo se comporta la luz en ese lugar.

Ten en cuenta también que la luz cambia según las estaciones, puede que quieras repetir localización y no pienses lo de echar un vistazo antes porque ya te lo conoces, sin embargo, la luz puede cambiar mucho de invierno a verano. Y si es un entorno natural… ¡imagínate cómo cambia todo! ;).

Fondos

Acabamos de mencionar los fondos, tengo que recomendarte que leas más a fondo sobre este tema. En su día escribí un artículo sobre cómo y dónde buscar fondos para tus sesiones exteriores. También tienes este otro de mi compañero Iaio donde te ofrece consejos generales para optimizarlos.

Te dejo con otros dos fondos para que puedas comparar, es la misma temática, madre/padre, hijo/hija, pero creo que en una el fondo es más acertado y en la otra, al menos por la actitud de sus protagonistas y lo que me transmiten, no me cuadra demasiado. ¿Sabrías decirme de qué estoy hablando? 😉 ¿Qué ves tú? (Te animo a comentarlo abajo 😉 ).

¿Qué fondo te parece más adecuado para lo que transmiten los protagonistas?

Logística

No es lo mismo tener que cargar con un equipo de iluminación y un montón de atrezzo, además de cámara, objetivos y demás, que llevar solo esto último. Aunque sea de cajón, no siempre caemos en estas cosas. Bien porque tenemos otras mil en la cabeza, porque nos hemos centrado tanto en la parte creativa que se nos ha pasado, porque hemos decidido aumentar el peso a última hora o por cualquier otra razón. El caso es que a la hora de buscar la localización debes tener en cuenta qué cosas tienes que llevarte. Si son muchas, tal vez te interese buscar una localización más cercana. ¿Dispones de vehículo donde trasladar todo? Son detalles que hay que tener en cuenta.

Pongamos un ejemplo exagerado pero fácilmente entendible. Imagínate, tienes en mente una sesión de moda con un sofá en la playa. Puede ser una gran idea si todo está de cara, pero si tienes transportar el sofá a la playa y tienes un coche pequeñito, deja de ser tan buena idea. También puedes tirar de otros recursos, buscar a alguien a que te lo lleve, alguien que te preste un sofá molón cerca de la playa o cualquier otro recurso. Eso o buscar otra localización o idea. Lo importante es que tengas todo esto en cuenta, que preveas para que no se te planteen estos inconvenientes justo antes de la sesión.

Y quien dice un sofá dice un equipo muy pesado que quieras llevar a un lugar de difícil acceso. Piensa antes si es mejor reducir el equipo, buscar algo más accesible o hacerte con ayuda (si la tienes).

Una cuestión de peso

Dónde buscar

Patéate tu ciudad y alrededores, haz excursiones, investiga la historia y descubre edificios públicos con algo de interés. A veces pensamos que conocemos al dedillo el lugar donde vivimos y no es cierto. Además, aunque pasemos por un mismo lugar a menudo, si no lo has observado detenidamente, con ojos renovados, probablemente no te hayas fijado en su potencial. Empieza por explorar tu entorno más cercano.

Si sigues a fotógrafos que haya cerca de tu localidad, sobre todo en redes sociales, puedes fijarte en los lugares donde hacen sus fotos. Muchas veces la gente etiqueta las localizaciones. También puedes elegir un lugar y revisar todas las fotos que hayan etiquetado de ese sitio y ver si te llama la atención algún fondo o escenario. Aquí no hay mucho filtro, si te sobra tiempo y te apetece ver fotos es una buena opción, sino, tendrás que ir a algo más directo.

En los foros de fotografía también puedes compartir opiniones y localizaciones, así como en asociaciones de fotografía.

Si te falta tiempo, ayúdate de Google Maps y su opción de Street view para recorrer lugares cercanos a ti. Puedes hacerlo cómodamente desde tu sofá por la noche, en huecos, esperas y demás.

Lo importante, muchas veces, es saber mirar, encontrar la belleza y el encanto de cada lugar, fijarse en su luz y en todas las posibilidades que te ofrece.

La libreta

Las aplicaciones del móvil y todas las nuevas tecnologías están muy bien y son un recurso excelente. Pero hay otro infalible. Una libretita donde apuntar a mano y a boli, donde nada se borra. Una pequeñita para llevar siempre encima y cuando pases por un sitio que te guste, apuntarlo. Puede ser una fachada, un lugar abandonado, un lugar por el que transita gente interesante, uno de contrastes, un paisaje extraño o cualquier lugar que te llame la atención; pero que te parezca más fotogénico o interesante que bonito.

Apunta el lugar, dónde está y qué sensaciones te ha transmitido en un primer momento. Puedes hacer fotos con tu teléfono y ponerlas en una carpeta con el nombre del lugar y guardadas en otra que hayas llamado localizaciones. Así, cuando busques y no te venga nada a la mente, puedes echar un vistazo ahí, que la memoria a veces es traicionera.

Tenla siempre a mano.

Resumiendo, se trata de que aprendas a darle la importancia al lugar, al mensaje, que te ayudes de la localización para potenciarlo. Que planifiques con tiempo para que nada falle, que mantengas los ojos bien abiertos porque cualquier lugar puede ser una futura localización, según para qué.

Si te ha parecido útil, no dejes de compartir estos consejos con tus contactos de tus redes sociales favoritas. Gracias y hasta pronto.

eBook 365 Consejos de Fotografía

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.