Fotografía con Inteligencia Artificial 🤯. Vídeo con mis impresiones (clic aquí)
Fotografías cortesía de: Alexander Krivitskiy, Mitchell Griest , Andrey Zvyagintsev , Edward Cisneros bajo Licencia de Creative Commons.

Primerísimo Primer Plano. Impacta con tus Retratos

Cuando hablamos de planos en fotografía, nos referimos a la porción que ocupa nuestra escena o protagonista dentro de un encuadre. Los planos se utilizan en cine, fotografía y dibujo, y son capaces de transmitir emociones y una narrativa completamente diferente unos a otros.

El primerísimo primer plano es uno de los planos más dramáticos a la hora de hacernos conectar con el protagonista de una escena, nos muestra un encuadre ocupado por un rostro sin contexto, por lo que vamos a percibir la emoción del protagonista de forma intensa.

Es un plano muy atractivo tanto para tus retratos fotográficos como para tus vídeos, cuadros, cómics, etc., así que vamos a verlo en profundidad, ¿te apetece? Vamos 🙂 .

¿Qué es un primerísimo primer plano?: Definición

Un primerísimo primer plano es un tipo de plano que se caracteriza por encuadrar al sujeto desde la frente hasta la barbilla. Es muy utilizado en cine, fotografía y cómic, y se caracteriza por su dramatismo y emoción debido a la cercanía con el rostro del sujeto.

Este plano se conoce también como big close up o PPP, así que si lo ves escrito así, ya sabes lo que significa 😉 .

Tipos de planos para retrato

El primerísimo primer plano se enmarca dentro de los planos para retrato. Las principales diferencias entre unos y otros son la porción de encuadre que ocupa el sujeto y las emociones que de ello se derivan en el espectador.

Aquí puedes ver los planos más utilizados en retrato corto:

  • Plano busto o plano medio corto
  • Primer plano
  • Primerísimo primer plano
  • Plano detalle
Gráfico de planos de retrato

Aunque tienes otros planos más abiertos como:

  • Plano medio o de cintura
  • Plano 3/4 o americano
  • Plano entero o figura
  • Plano general
  • Gran plano general o plano largo

Puedes echarle un vistazo a nuestro artículo sobre planos fotográficos para verlos en profundidad.

¿Cómo hacer un primerísimo primer plano?

Para hacer un primerísimo primer plano, lo primero que debes tener claro es que con este encuadre vas a generar mucha tensión y dramatismo.

Para realizar este tipo de plano, debes encuadrar a tu sujeto desde la frente hasta el mentón, lo que hará que su rostro ocupe la imagen por completo.

Puedes conseguir este plano en formato horizontal y en formato vertical.

Primerísimo primer plano horizontal

Cuando encuadramos en horizontal, el encuadre corta en la frente y en el mentón aproximadamente.

Como puedes ver en las siguientes imágenes, la expresión ocupa toda la escena y hace que nos centremos en las emociones que nos transmite el rostro de la persona retratada.

Primerísimo primer plano vertical

Cuando encuadramos en formato vertical, este tipo de plano va desde la frente hasta el cuello aproximadamente.

primerísimo primer plano vertical

El mejor objetivo

Para conseguir este tipo de plano, te recomiendo un objetivo que genere pocas distorsiones a menos que quieras un efecto más impactante.

Los objetivos que más te recomiendo son, por ejemplo:

  • Estándar: 50mm
  • Tele corto: 85mm
  • Tele objetivo: 105mm o 200mm
distorsiones distancia focal
Distorsión según la distancia focal

Dependiendo de la distancia focal, tendrás que acercarte más o menos a tu sujeto, algo a tener en cuenta para planos tan cerrados como este.

Además, la distancia focal influirá en el desenfoque del fondo; a más distancia focal, más desenfoque.

gráfico de distancias focales

Ya sabes que la focal dependerá mucho de si tu cámara es Full Frame o de formato completo, o debes aplicarle algún factor de conversión (x1,5 o 1,6), ya que en este último caso, las focales aumentan.

Si no sabes de qué hablo, aquí lo tienes perfectamente explicado. Y si estás buscando el mejor objetivo para retrato, no dudes en echarle un vistazo a nuestra guía sobre objetivos para retrato.

Por cierto, antes de continuar, ¿Sabes que puedes disfrutar de un espacio para fotografía y vídeo con calidad profesional? Te cuento mi experiencia personal aquí.

Y ahora, sigamos con el tema que nos ocupa...

Apertura de diafragma ideal

La apertura de diafragma influye tanto en la cantidad de luz que dejamos pasar al sensor, como en el grado de desenfoque (profundidad de imagen) que tendrá nuestra imagen.

Lo ideal para un primerísimo primer plano es que intentes que el fondo quede muy desenfocado. Si tienes un objetivo luminoso, estás de suerte, si no, ábrelo lo más que puedas.

Eso sí, asegúrate de enfocar bien a los ojos, en un plano tan cerrado, el desenfoque salta a la vista. Para ello, te recomiendo que utilices un modo de enfoque puntual y que configures tu cámara con prioridad de enfoque (tu cámara no disparará hasta que vea que está bien enfocada la imagen).

Iluminación de un primerísimo primer plano

La iluminación en fotografía es clave, también para un trabajar los planos.

Para iluminar este tipo de retratos, debes tener en cuenta qué tipo de luz vas a utilizar:

  • Natural o artificial
  • Suave o difusa, o luz dura
    • Luz suave o difusa: Genera pocas sombras y una luz homogénea con poco contraste.
    • Luz dura: Genera sombras muy marcadas y mucho contraste en la imagen.
  • Según el ángulo de disparo
    • Frontal: La luz incide de frente, crea pocas sombras y texturas.
    • Lateral: La luz incide desde el lado, genera volumen y textura en el rostro.
    • Semilateral o de 45º: Una de las iluminaciones más utilizadas. Genera texturas y profundidad.
    • Cenital o picado: La luz incide desde arriba, genera sombras bajo los ojos y nariz y mucho contraste.
    • Contrapicado: Es una luz poco natural ya que incide desde abajo, algo difícil de encontrar en el mundo natural. Invierte las sombras generadas con un ángulo cenital.
    • Contraluz: la luz se sitúa por detrás del sujeto y frente a la cámara. En este tipo de plano que queremos trabajar solo lo utilizaría de perfil, porque lo que hace es resaltar la silueta.
    • Semi contraluz: La luz incide en un ángulo aproximado de 135º, se utiliza para perfilar a la persona.

Emociones que transmite

Ya hemos ido un descifrando por encima las características principales de este tipo de encuadre, pero vamos a resumirlas:

  • Es un plano cargado de dramatismo ya que el rostro ocupa todo el encuadre.
  • Su objetivo principal es transmitir la emoción del protagonista.
  • Es un plano muy íntimo ya que nos acerca al sujeto de forma muy marcada.
  • Este tipo de plano puede servir también para eliminar el fondo cuando lo necesites y así concentrar toda la atención en el sujeto evitando distracciones.

Primerísimo primer plano en el cine

Como puedes imaginar, este tipo de encuadre también es muy frecuente en cine. En las películas se utiliza, igual que en la fotografía, para destacar la emoción del protagonista por encima de todo.

Si combinamos la actuación del protagonista, la música, etc., con determinada iluminación, puede transmitir unas sensaciones u otras completamente diferentes.

Si te interesan los tipos de planos en el cine, este artículo te gustará: Tipos de Planos en el Cine (Con Ejemplos Incluidos).

Primerísimo primer plano en fotografía

En fotografía hay menos elementos que en el cine para transmitir los sentimientos o la narrativa de una escena ya que nos enfrentamos a una imagen estática y sin sonido.

Por eso es tan importante que los elementos que aparecen en las fotografías tengan sentido: el enfoque, la profundidad de campo, y la iluminación deben ser adecuadas a aquello que hemos decidido transmitir con nuestra fotografía.

Más en un plano tan cerrado, donde toda la atención del espectador se centra en una zona muy concreta del encuadre.

Primerísimo primer plano vs primer plano

Estos dos tipos de planos se diferencian en el grado de acercamiento al sujeto.

Mientras que el primer plano muestra al protagonista de los hombros hasta la cabeza, el primerísimo primer plano, lo hace del mentón a la frente.

Ambos son planos íntimos, pero obviamente cuanto más cerca estamos del protagonista, más íntimo y dramático es el plano.

Además, con un primer plano, vemos cierta información extra como algo de fondo y la ropa, mientras que en un primerísimo primer plano no hay nada de información más allá del rostro.

Primerísimo primer plano vs plano detalle

Estos dos tipos de plano también se diferencian por el grado de acercamiento al sujeto. En este caso, el plano detalle se centra en una zona concreta del rostro o del cuerpo que queramos destacar.

¿Te animas a acercarte a tu protagonista y llenar la imagen con su emoción? Este tipo de plano es muy potente, así que si quieres conseguir retratos profundos, impactantes y atrevidos, te recomiendo que llenes el encuadre con algún voluntario/a 😉

Verás como el resultado no te defrauda. Y ya sabes, si te ha gustado y crees que es un contenido interesante para compartir, ayúdanos a darle difusión. Muchas gracias y nos leemos en el siguiente artículo.