naranja regla tercios

Regla de los tercios ¿La aplicas correctamente?

Quien más quien menos ha oído hablar de la regla de los tercios. No en vano, esta regla de composición es una de las más aplicadas en fotografía. Ahora bien, ¿sabes bien en qué consiste? ¿Sabes cómo utilizarla o cuál es su origen? En las siguientes líneas te daré toda la información que necesitas para aplicarla con éxito en tus composiciones.

flor regla tercios

Origen de la regla de los tercios

La regla de los tercios viene a ser la simplificación de las proporciones de la sección áurea, basada en la armonía que rigen ciertos patrones de la naturaleza como hojas, caracoles, u otras formas naturales.

hoja proporción áurea

La proporción áurea se basa en un número algebraico irracional resultado de vincular dos segmentos de una recta. Su representación decimal es infinita y no tiene periodo, se le asocian propiedades incluso místicas, ligadas a la perfección de sus proporciones.

proporción áurea

La proporción áurea se ha utilizado a lo largo de los años por diferentes culturas avanzadas para componer y diseñar desde cuadros, esculturas o monumentos.

La regla de los tercios se inspira en la proporción áurea y es una de las reglas de composición más utilizadas en fotografía y en general en las demás artes visuales como pintura o cine. Nos sirve principalmente para ordenar los objetos dentro del encuadre.

¿En qué consiste la regla de los tercios?

Esta regla se basa en la idea de que en la imagen hay ciertas zonas donde dirigimos la mirada de forma natural. Estas zonas las llamamos «puntos fuertes».

Los puntos fuertes de una imagen se originan al dividir la escena rectangular en dos líneas horizontales y dos verticales como te muestro a continuación:

El punto donde se cruzan las líneas verticales y horizontales es el punto fuerte de la fotografía, allí donde nuestra mirada se dirige de forma natural.

Y es en esos puntos fuertes de la escena es donde debes colocar a tu sujeto protagonista. Así le añadirás interés de forma natural y orientarás la mirada del espectador.

Cómo aplicarla

La mayoría de cámaras y de programas de edición disponen de una cuadrícula que representa las líneas de la regla de los tercios. Para familiarizarte con ella, puedes tenerla un tiempo activada hasta que te acostumbres a este tipo de composiciones.

La regla de los tercios puede aplicarse a cualquier tipo de fotografía, pero donde suele ser más común verla es en retratos, fotografía de producto o paisaje, entre otros.

En retratos

No hay una sola forma de componer un retrato ni mucho menos, incluso basándonos únicamente en la regla de los tercios. También te quedará decidir por dónde quieres que la imagen «respire», etc.

  • Si trabajas con un primer plano como el del ejemplo, lo que solemos situar en el punto fuerte del encuadre, es la mirada.
  • Si trabajas con planos más generales, trata de ubicar el sujeto entero en uno de los puntos fuertes.
  • La regla de los tercios en retrato, suele combinarse con la ley de la mirada, que busca dar aire o espacio a la escena en el lugar al que se dirige la mirada.

En paisajes

Los paisajes son un reto compositivo, porque no siempre es fácil plasmar la belleza de un paisaje en una imagen bidimensional. Para ayudarnos a conseguirlo, tenemos que hacerlo a través de la composición.

  • La regla de los tercios te ayudará a detener la mirada del espectador en algún lugar de tu imagen y evitará que la mirada se pierda sin orden ni interés por el resto de la imagen.
  • También puede ayudarte a añadir tridimensionalidad a la escena, si sitúas el punto de interés en un punto más cercano a tu objetivo.
  • Suele combinarse también en algunos casos con la ley del horizonte (que dice que hay que ocupar 2/3 de la imagen con aquello que te interese destacar más: cielo o tierra)

En fotografía de producto

En este tipo de imágenes donde la composición puede aplicarse con tiempo y por lo tanto se pide que esta esté meditada, este tipo de composiciones dan buenos resultados. En fotografía de producto, sin duda, se utiliza mucho.

  • Puedes combinarla con el espacio negativo.
  • Combínalo con un buen trabajo del color.

Imágenes basadas en la regla de los tercios

Si las amplías una a una, verás que todas ellas se basan en la regla de los tercios. Como verás, se puede aplicar tanto vertical como horizontalmente y a diferentes tipos de imágenes.

Inconvenientes

Si todo fuese tan fácil, ¿verdad? Bien, lo cierto es que, como todo, lo que se repite aburre, así de simple.

Mi consejo principal es que no conviene abusar de ella, sobre todo cuando la composición es muy simple. En estos casos es muy notoria esta regla y nos sorprende poco. Una imagen nunca debe fundarse (en mi opinión) en una sola decisión compositiva, lo cual también puede ser un error.

Me explico, si una imagen es muy sencilla visualmente, el elemento que aparece tiene escaso interés, y solo se compone por estar ubicaba en el punto fuerte, es una imagen sosa.

En cambio, si combinas diferentes elementos de interés compositivo, como puede ser una imagen con un desequilibrio interesante, un punto de vista sorprendente, unos colores atrayentes, una simetría, un encuadre natural, una sombra o un protagonista fascinante… esta regla te puede funcionar muy bien.

perro regla tercios

¿Qué te ha parecido? ¿La aplicabas ya en tus imágenes? Es una de las reglas más utilizadas y no es casualidad, bien aplicada funciona muy bien, así que ya sabes, a trastear con ella, a sacarle todo el provecho y a descartarla cuando haga falta 😉

Nos leemos en breve. Ah, y no te olvides compartir este artículo con aquellas personas que creas que puedan estar interesados/as en leerlo 🙂 Gracias y hasta la próxima.