La semana pasada publiqué un artículo compartiendo 7 reglas básicas para una fotografía correcta. Dicho artículo trajo cola en las Redes Sociales, pues muchos lectores improvisaron un curioso debate alrededor de si había que respetar las reglas fotográficas o si por el contrario éstas estaban hechas para ser saltadas. Me encantó ver las distintas opiniones de unos, defensores de respetar las reglas, y de otros, detractores de cualquier regla fotográfica preestablecida.

No iba a ser yo menos, así que hoy se me ha ocurrido que yo también podría compartir mi punto de vista 🙂 Primero, vaya por delante que éste es un tema totalmente subjetivo. No hay una única visión cierta. Todas las opiniones aquí son válidas. Lo que voy a exponer aquí es solamente la manera en que un servidor ve las cosas. Tanto si opinas lo mismo como si eres de parecer contrario, estaré encantado de leer tu punto de vista abajo en los comentarios.

El origen de las reglas fotográficas

Todas las reglas tienen un origen. Las reglas de la fotografía no son invenciones caprichosas de fotógrafos con exceso de creatividad. Muchas de estas reglas encuentran su origen en el cerebro del ser humano, en cómo estamos hechos, en cómo percibimos las cosas y en cómo las sentimos. Las reglas de composición por ejemplo buscan principalmente ensalzar la estética del sujeto y darle protagonismo mediante la activación de ciertos mecanismos en nuestro cerebro. Cuando miras una fotografía, lo primero en que se fijan tus ojos es en las zonas más iluminadas. Es un hecho. Estamos hechos así. Las reglas de composición, por lo tanto, no hacen más que traducir este comportamiento cerebral del ser humano en una regla de composición.

Otras reglas, muy básicas, como el flash de relleno, o el disparo en RAW, tienen su lógica en hacerle la vida más fácil al fotógrafo. No son modas estéticas, sino más bien medios para lograr una fotografía más lograda. En la constante lucha del fotógrafo por captar la luz cualquier elemento de provecho resulta bienvenido.

¿Saltarse las reglas fotográficas? Sí, pero…

Mi opinión: Me encanta que la gente se salte las reglas. No hay nada malo en ello. Ahora bien, con una, una sola condición: comprenderlas y dominarlas primero. Si no comprendes bien la lógica que hay detrás de una determinada regla fotográfica y rápidamente te precipitas a saltártela, corres el riesgo de descuidar algún elemento importante en tu foto. Claro que puedes saltarte las reglas que quieras. Eres el fotógrafo, eres el creador, el artista, el dueño de tu pequeño mundo. Puedes hacer lo que te venga en gana. Si tu foto triunfa, nadie te va a cuestionar el haber transgredido una regla. Pero por favor, no dejes que el motivo sea el desconocimiento y la ignorancia.

Infórmate. Conoce todas las reglas posibles. Apréndetelas. Practícalas. Domínalas. Cuando alcances ese nivel, aplícalas o sáltatelas según te vaya sugiriendo tu inspiración de artista.

eBook Fotógrafo Viajero

50 Respuestas

  1. Roberto

    Excelente. Leí esta nota como habitualmente lo hago con todas las que hacéis. Todas y cada una me sirven a mejorar mis técnicas fotográficas. De más está decir que soy absolutamente amateur. En cuanto a esta nota, creo que la respuesta es simple, hay que estar a favor y en contra!. Por supuesto que para desoir algo hay que conocerlo y/o dominarlo, pero hay reglas que nos juegan en contra de no respetarlas. Una que por una cuestión de tiempo muchas veces no respeto, por ejemplo, es la de usar el RAW (en gran parte por mi condición de amateur y también por no saber usar el Photoshop). En fin, gracias, como siempre. Saludos desde acá, Argentina

    Responder
  2. marcelo

    excelente mario! soy un lector reciente del blog y me ayudo mucho para decidir a comprar mi primera reflex. ahora tengo una consulta, que opinas de esos “gran angular/macro” conversores? recomiendas alguno?

    muchas gracias por los tips! son excelentes

    Responder
  3. Diego Vargas

    Es exactamente lo que pienso, las reglas están hechas por algo.
    Aunque no siempre es necesario usarlas,
    Un buen libro es “El ojo del fotógrafo” de Michael Freeman, aborda el tema de la composición de una manera muy detallada, lo estoy leyendo.

    Responder
  4. Juan

    Muy buen artículo como siempre Mario, escueto pero directo. Por otra parte nadie puede dejar de hacer lo que no sabe, por lo tanto nadie se puede saltar una regla si antes no la conoce. Gracias por tu dedicación.

    Responder
  5. Raimundo

    Lo gracioso es cuando lees en algún foro que el único comentario a una foto es “no cumple las reglas” (sobre todo la de los tercios). Y es que hay fundamentalistas de las reglas.
    Las reglas están muy bien, es muy útil conocerlas, pero a veces aburre ver tantas fotos que se ciñen estrictamente a las reglas, ver siempre los horizontes en los mismos sitios, los ojos en los mismos lugares, las miradas hacia la misma dirección… porque lo dicen las reglas…

    Responder
  6. Zandrex

    Pues en mi caso con la unica regla que tengo alguna objeción es con la del flash de relleno, aunque aclaro que esto es más un capricho mio porque siempre preferí que la luz ambiental ilumine la escena (salvo en lugares de oscuridad casi absoluta, pero no voy a explicarme más que no viene al caso)

    Personalmente me parece que no deberia considerarse una regla y mucho menos en los casos que hay una luz ambiental tan fuerte como el sol de pleno dia por ejemplo

    en cuanto a las otras reglas estoy de acuerdo, sobre todo con la 4, que no sabia de su existencia, pero que siempre la aplicaba y la sigo aplicando, ya que soy muy fanatico de las fotografias macro (de hecho es una de las cosas que más me fascinan de la fotografia)

    Saludos!

    Responder
  7. Alberto

    Muy bueno Mario. El quid de la cuestión es tu comentario “Primero conocerlas y dominarlas (las reglas)” Hago analogía con el mundo de la música. Para superar a un genio hay primero, que copiarlo, estudiarlo, conocerlo a fondo y luego….. de ahí pa’rriba… lo que quiera que hagas también será genial. Pero no podemos ir a lo fácil y simplón y luego decir…. es que sigo mis propias reglas. En fin, primero aprender, dominar más o menos y cuando lleguemos a cierto conocimiento….. nos soltamos el moño.
    Sigue Mario…. que yo te sigo.

    Responder
  8. iexus

    En “La bruja de Portobello”, mi última lectura precisamente, dice Paulo Cohelo algo que viene al hilo: “Para olvidar las reglas hay que conocerlas y respetarlas”. Hace falta la creatividad de un artista para concebir una obra de arte, una buena fotografía, pero para su realización necesitarás conocer la técnica, con independencia del uso que hagas de ella.

    Responder
  9. maxi

    Mario, como siempre muy muy bueno el articulo, concuerdo con vos en todo, aunque soy un amateur lo poco o mucho que voy avanzando es por leer y tratar de captar todo aquello que se refiera al arte de la fotografía e intentar seguir las reglas ha sido un punto primordial para poder crecer como fotógrafo, gracias por tu dedicación en estos artículos que tanto ayudan a aficionados y profesionales, saludos desde Argentina

    Responder
  10. alejandro

    bueno, me gusta seguir las reglas pero solo en ciertos casos, ya que si decidiera basar mis fotos siempre en los mismos parámetros, perdería el interés, la fotografia es una arte y como tal esta sujeta a los criterios del fotografo, a lo que voy es que no me serviria tener 10 mil fotos todas aplicadas con el mismo reglamento

    Responder
  11. Arq. Leonar Arias

    Genial, estoy de acuerdo, con casi todo principalmente por que si no se conocen las reglas no pueden romperse jamas, la técnica es necesaria para lograr el objetivo primordial que debe ser innovar y ser original…..Saludos desde República Dominicana.

    Responder
  12. Norma

    Gracias por la opinión…estoy descubriendo este mundo y considero que si no aprendo las reglas, mal puedo romperlas…..Muy buenos todos tus consejos 🙂 Desde Argentina un abrazo…

    Responder
  13. Paola

    EXCELENTE!!!!!! Todo depende del momento,lugar,cosa o persona que queremos fotografiar, ademas Toda regla tiene su excepción….

    Responder
  14. Lysette Pérez

    Como fotografa principiante, este tipo de artículos me abre una gran panorama. Excelente!

    Responder
  15. Saul

    Creo que como toda regla, es algo que marca por donde deberíamos ir, una ruta, pero como todo, hay atajos, pero como bien dices, hay que conocer muy bien primero el camino como para decidir que salteamos o no. Muy buen articulo, como siempre. Saludos!!!

    Responder
  16. NEIZAN

    Genial el articulo Mario como siempre.
    Creo que.. como todo en la vida has de tener una base..
    y luego tener tu propia ´´ firma´´ en el trabajo que realices
    sea cual sea, pienso que seria muy ´´monotono´´ seguir a rajatabla las reglas
    en todo este campo de la fotografia.

    El por que todo a de ser ´´ igual y perfecto´´
    basandose siempre en las ´´reglas´´?
    pienso que hay que ser y destacar por algo diferente a lo habitual,
    eso nos hace unicos, sea cual sea el trabajo realizado
    eso creo y pienso personalmente.

    Desde luego para gusto los colores…
    un saludo Mario.
    por cierto.. tu libro genial,
    ameno, practico y facil de entender
    CHICAS-OS LO RECOMIENDO ¡¡

    Responder
  17. Rufino

    Hola Mario:
    Soy amateur desde hace mas de cincuenta años, y digo bien cincuenta; por una u otras razones no e podido dedicarme a la fotografía que hubiera deseado fuese mi profesión. Tus consejos, tutoriales etc. me parecen extraordinarios. Ni que decir tiene que estoy completamente de acuerdo contigo en saltarse las reglas pero……para saltarse las reglas hay que conocerlas.
    Un saludo

    Responder
  18. Jesús

    Para hacer algo medianamente bien, tenemos que comprender su funcionamiento y manejar con soltura su realización.
    Cuando te inicias en fotografía, conceptos como “dominar la luz”, “enfoque selectivo”, regla de dos tercios”, “apertura del diafragma”, velocidad de obturación”, “distancia focal”, etc. nos suenan como algo misterioso solo accesible a personas tocadas por una rara habilidad que, les hacen diferentes toda vez que están en el secreto del asunto.
    A medida que ampliamos nuestros conocimientos, poco a poco, empezamos a ver que el aprendizaje nos va dando satisfacciones y nuestras fotos empiezan a mejorar, ya que nuestra técnica avanza al poner en práctica lo aprendido.
    Y a esas alturas empezamos a trasgredir las reglas básicas aprendidas, con resultados de todos los colores.
    Pero una cosa que la fotografía admite, es la innovación, siempre que los resultados acompañen.
    Es mi opinión.

    Responder
  19. Salva

    Las reglas están hechas y pensadas bajo el punto de vista de quien las implantó, yo pienso, que cada fotografo tiene una visión distinta de la escena, si selecionamos a diez fotografos delante de una escena concreta y que cada uno utilice el equipo que crea necesario y uno despues de otro, por separado, haga su foto, veremos que los resultados seran totalmente distintos.
    Si las reglas fueran tan importatntes y se aplicaran, las diez fotos resultantes serian iguales y no habria ninguna diferencia.

    Por otro lado, tu blog me parece de mas interesante, se lo he recomendado a uno de mis hijos para que corrija algunos vicios adquiridos y que yo no he podido hacerlo.
    Un saludo-

    Responder
  20. maria planas aulet

    Me gustó el articulo, soy de las que opinan que las reglas son para saltarlas, siempre y cuando las conozcas y practiques a la perfección.

    Responder
  21. Catia Silva

    Pues si…estoy de acuerdo que hay que conocer las reglas para poder saltarselas…

    y a mi aun me queda muuuuuuuuuucho por aprender!

    Responder
  22. xavi

    Hay muchas reglas en todas partes, algunas obsoletas o con poco sentido común. Simplemente se perpetuan en el tiempo por diversos motivos o poderes.
    Hay que aprender las reglas conocerlas y probarlas, pero tambien hay que olvidarse de las reglas y experimentar porque sino como todo en la vida no hay cambios…y el cambio es evolución.

    Responder
  23. Ricardo

    Personalmente creo que es necesario conocer las reglas para después romperlas, lo importante por sobre todo es que cada quien sienta lo que pretende expresar con su fotografía. Lo único lamentable es que con los variados tipos de reglas que existen, en muchas oportunidades se critica más si las cosas están en los puntos aureos o fuera de ellos y deja de lado la expresividad de la imagen. Muchas veces quien muestra sus fotos recibe la recomendación de mover un poco el encuadre, que el reflejo, que quemaste una zona, que fue mucho iso y el ruido molesta, como si muchas veces esos recursos no estuviesen puestos adrede por quien fotografía. Lo anterior lo digo también para aquellos que en algún momento comentamos una foto, veamos que nos pasa con la imagen y no solo si se cumplen a rajatabla, la idea es expresar algo, sobre todo dentro del ámbito más artísticos, a no ser que queramos hacerle una campaña publicitaria a coca cola.
    Perdón por el ladrillo y saludos a todos!!!

    Responder
  24. Juán

    Para llegar a ese punto debería de saber bastante más, aún me considero un novato… aunque hago fotos bastante curradas,el desorden o la naturalidad no lo tengo del todo controlado. Un saludo y gracias por la información.

    Responder
  25. borja

    Hola,
    Yo creo que todo en fotografía obedece a sacar fotos que “funcionen” que expresen, que nos digan algo. Y entre todo ello tenemos la técnica fotografíca (puramente dicho: manejar la cámara y la iluminación…) y la “técnica” compositiva. Yo no lo llamaría regla, pues las reglas se deben seguir. Más bien me parece una técnica más, a nuestro servicio para hacer que nuestras fotos funcionen de una u otra manera. Por lo tanto seguirlas o no (más bien emplearlas o no) depende de lo que queramos sacar de la foto.
    En fin, por supuesto, sólo es mi opinión personal, pero me parece que hay un poco de lío con la etimología porque claro ¿a quién no le gusta saltarse las normas???
    No estoy de acuerdo con que necesariamente (aunque ayuda mucho) haya que conocerlas para romperlas, pues hay gente que compone de manera intuitiva, y bastante bien, por cierto…
    Gracias por el blog que sigo desde hace tiempo: FANTASTICO!

    Responder
  26. Claudio Vilches

    Saludos y felicitaciones por el blog. Creo que las reglas son formas que guían la manera en que se logra una foto atractiva. Probablemente al no respetar las reglas se verá como una foto sin asunto. Tal como se recomienda, es necesario dominar las reglas antes de romperlas, de manera que el artista logre el objetivo de la foto y no sea una foto más para pasar sin mirar.

    Responder
  27. J. ERNESTO GARCÍA TARÍN

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, además que gracia tiene saltarse una regla si no sabes que te la has saltado, es decir, si no conoces la regla no puedes saber que te las saltado.

    Responder
  28. Bailey

    Mi analogía es con las artes Marciales. Yo practico Aikido hace 17 años y pasa lo mismo con aprender las técnicas, aprender las “formas”. Hay algunos alumnos que muy pronto quieren modificarlas y hacer su propio Aikido. El creador del Aikido O Sensei decía que hay que primero recorrer el camino y solo cuando lo conoces bien, puedes salir de él. Yo aún sigo por el camino principal 😉

    Responder
  29. iCubelas

    Muy buen artículo. Siempre he pensado lo mismo. Estoy a favor de la improvisación y de saltarse las reglas pero no siempre sabemos dominarlas antes para hacerlo (me incluyo).

    Puedes ver mi trabajo en: icubelas.wordpress.com

    Responder
  30. pata3d

    hola amigos, soy un novato de este blog, recien lo descubro, soy de argentina, y me encanto este lugar para compartir cosas que vemos a tras el ojo, amplificado en un lente……hay reglas de luz, enfoque, altura, sombras y carácter en una foto…la mayoria las cumplimos.pero pero pero…..descubrir el momento justo y lo digo porque aveces veo una foto por ejemplo conduciento mi auto y zasssss para el auto a un costado y disparo la camara….., entonces se aceptan las reglas….pero si justo esta la foto y no hay tiempo que perder…..lo unico que ruego es tener la suficiente carga en la bateria…….jajajajajajajaja…..saludosssss y quiero ser bienvenido en esta comunidad.

    Responder
  31. Eduardo J Kirsch

    Hola Mario: estoy totalmente de acuerdo contigo, primero conocer las reglas y respetarlas hasta que se hagan “carne” en uno y recién entonces se las puede transgredir buscando algo más estético o artístico. Un abrazo y excelentes tus notas y tips

    Responder
  32. Sergio

    Como recien llegado al mundo de la fotografía, intento respetar al máximo las reglas. De momento todos los experimentos tratando de transgredirlas me han salido regulin…

    Aprovecho para preguntar: Nikon d5100 ¿porque no puedo elegir slow flash en modo manual ??
    Saludos

    Responder
  33. Jordi Brió

    Tema interesante donde los haya. Y bien de acuerdo con Mario. Las reglas no están ahí “porque sí” sino porque en general funcionan. Primero hay que conocerlas y dominarlas. Y mi opinión es que tiene sentido saltárselas no “porque sí” sino cuando el hecho de saltárselas mejora la foto resultante. Saltárselas para salir perdiendo tampoco tiene lógica.

    Responder
  34. Carlos

    Las reglas fotográficas… es bueno tenerlas en cuenta, pero no volverse un fundamentalista de ellas.

    Responder
    • Ruben Ricardo Arteaga

      El ABC, en este caso LAS REGLAS, tengo para mi, que existen en todos los “saberes”. ¿Por qué no en la fotografía?. El quehacer fotográfico con “vuelo propio” suele irrumpir impetuoso, irrefrenable cuando, con todo el bagaje aprendido y adquirido desde sus propios inicios, este, es utilizado naturalmente; sin esfuerzos; actuando como si formara parte de un todo en aras de un solo logro. el del hecho fotográfico mismo y su consabida jerarquía.

      Responder
  35. Jairo

    Donde se escriba “reglas”, léase “guías”, “pautas”, “consejos”, etc. En fotografía (en composición en general) el placer (digamos, el resultado del estímulo) no proviene del hecho mismo de seguir unas reglas concebidas arbitrariamente, sino viceversa, estas existen como producto natural y espontáneo de la conciencia sobre cómo responde el cerebro, inconscientemente, a los estímulos visuales, de la dinámica de la foto, colores, formas, proporciones, la luz, etcétera. Son una traducción de la experiencia acumulada y confirmada por cientos de años sobre lo que resulta agradable o plecentero a la vista, o más propiamente al cerebro (estética); del mismo modo en que la ley de la gravedad no condiciona el comportamiento (la caída) de una moneda lanzada al aire sino que lo describe para ser tenido en cuenta posteriormente como un hecho indefectible por el método científico y permitir a la ciencia avanzar (la “intuición” propiamente dicha, como presupuesto del método científico). De esta guisa, y entendida la fotografía más propiamente un arte, si un solo individuo pudiera acumular en unos años toda esa experiencia y conocimientos sobre sicología, estética y demás, observar una y otra vez cada foto que ha tomado y repetirla hasta que le parezca la más bella representación de esa realidad que intenta recrear (a él mismo y a cuantos espectadores constituyeran al efecto una muestra representativa), debería serle factible deducir estas reglas. Así que nada hay de antinatural en ellas, todo lo contrario, la intención de las mismas no es limitar sino potenciar la intención y la eficacia de la fotografía, por supuesto si tenemos en cuenta esto seremos conscientes de que no hemos de utilizar para auto-limitarnos y clausurar la creatividad un instrumento que nos ha sido puesto a disposición como valiosa herencia para todo lo contrario.

    Responder
  36. Jairo

    En definitiva es cuestión de irse entrenando (sensibilizando) para que la composición se convierta en algo completamente natural y por supuesto desarraigando el vicio de juzgar una fotografía (propia; y tanto más, ajena) en función de su conformidad con reglas (que no existen) en lugar de hacerlo del modo natural y como debe ser, en función del placer (o el estímulo, lato sensu).

    Responder
  37. Ruben Ricardo Arteaga

    Doy mi parecer muy simple, este que se fue formando y gestando con el “hacer fotográfico” de muchos años.
    Allá, por aquel entonces, el de las primeras enseñanzas, lo escolástico con sus reglas se imponía para obtener un adecuado aprendizaje en pos de un logro de esas miradas primigenias y analfabetas visualmente. Con todo ello anhelaba otorgar al recuadro fotográfico el equilibrio justo.
    El tiempo fue pasando y esas estructuras básicas incorporadas en mi haber inicial, fueron como los fuertes escalones de una escalera que no debían sortearse a los saltos; de lo contrario, los tropiezos serían inevitables…, y por fin, mi genuina y personal expresión se hizo cierta junto con aquellas reglas formando un todo. Me di cuenta de ello al observar que mis imágenes , como un verdadero rayo, no solo gritan, sino también dicen dulcemente: ” ahora sí, está todo bien” y curioso, esto pasa en fracciones de segundos; no solo al registrarlas; por supuesto, también, al evaluarlas.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.