Fotografías cortesía de: Alexa De Blois, Todos los derechos reservados.

Revelado en Clave alta y clave baja (Te lo explicamos paso a paso)

Hoy voy a hablarte de cómo revelar tus fotografías en clave alta y en clave baja. Son dos técnicas que para retratos son espectaculares y mucho más sencillas de conseguir de lo que puedas imaginar.

Voy a empezar dándote unos consejos previos al revelado para los dos tipos de fotografía. Aunque antes, teniendo en cuenta que la iluminación es el punto más importante en este tipo de imágenes, no puedo dejar de recomendarte nuestra mega guía con todos los consejos y trucos para dominar la iluminación en fotografía.

Consejos para realizar una fotografía en clave alta

Antes del revelado, debes tener en cuenta unos cuantos ajustes para poder partir de una imagen que te proporcione buenos resultados al revelar tu foto en clave alta:

  • Configura tu cámara en formato RAW.
  • Busca un fondo blanco o claro.
  • Viste a tu modelo con ropa clara (preferiblemente blanca).
  • Necesitarás un ambiente bien iluminado.
  • Abre el diafragma al máximo o por lo menos a un valor bastante amplio.
  • Sube la ISO si es necesario (sin pasarse para no tener ruido).
  • Aumenta la exposición +2 EV.

Consejos para realizar una fotografía en clave baja

Sigue estos consejos para conseguir una buena imagen con la que trabajar en clave baja:

  • Configura tu cámara en formato RAW.
  • Busca un fondo negro u oscuro.
  • Viste a tu modelo con ropa oscura.
  • Cierra el diafragma a valores como f/5.6.
  • Utiliza una luz suave. Un ángulo lateral puede ser muy interesante.
  • Subexpón un punto y comprueba el resultado.
  • Ajusta la exposición en función del resultado, siempre intentando que las zonas oscuras conserven algo de información.

Profundiza en los ajustes en nuestro artículo sobre cómo fotografiar en clave alta y baja paso a paso, e incluso puedes practicar fotografía alta y baja con tu teléfono móvil.

Dicho esto, vamos al tema real de este artículo: El revelado.

Revelar una imagen en clave alta paso a paso

Yo voy a hacer mi revelado con Adobe Lightroom, pero seguro que sea cual sea tu editor habitual, también te permitirá realizar estos ajustes. Como verás, son muy sencillos y están en los básicos de todos los editores fotográficos que existen.

Esta es la imagen con la que voy a empezar a trabajar, una imagen muy sencilla con luz de natural de ventana en el lado izquierdo, y una iluminación «casera» en el derecho proveniente de una lámpara (de ahí los tintes anaranjados).

Si te interesan los datos EXIF de esta imagen son: distancia focal de 50mm (el rey de los objetivos 😉 ) a una apertura de f/1.4, ISO 400, velocidad de obturación de 1/50s y +2EV.

Lo primero que hago es corregir la temperatura de color o balance de blancos. Como estoy trabajando en RAW, corregirlo es muy sencillo. En este caso, lo que hago es añadirle algo de «frío» para neutralizar el color cálido.

A continuación, la voy a transformar a blanco y negro (que es mi debilidad y que además creo que es donde la clave alta y baja logran su mayor dramatismo). Este paso es prescindible si prefieres conservar tu imagen en color.

Esta sería mi imagen por el momento:

retrato en clave alta revelado en blanco y negro

Como puedes ver, le falta blanco y le sobran grises y para mi gusto le faltan fuerza a los negros. Lo que hago a continuación es aumentar los blancos vigilando no quemar el rostro. En el fondo, personalmente, la falta de información no es problema ya que busco un blanco puro característico de la clave alta.

Subo las iluminaciones y añado un poco de negro para aumentar el contraste. Las zonas en rojo son zonas de blanco puro:

retrato con zonas sobreexpuestas señalizadas

Ahora analizo la imagen y veo que en los bordes superiores la imagen sigue tirando al gris, seguramente debido a cierto viñeteado de la lente. Con un pincel corrector, selecciono esa zona y le añado un toque de exposición hasta que se vea 100% blanca.

Que busquemos una imagen en clave alta, no significa que esta deba estar quemada por todas partes 😉 . Para mi gusto, es esencial que el rostro (u objeto) si bien tienda al blanco, conserve la textura, así que es importante que no tengas zonas quemadas en el rostro.

Juega con las sombras y las iluminaciones para acabar de ajustar el resultado. Si quieres algo más de contraste, lo ideal es que utilices el ajuste de «negros» y el de «blancos» para conseguir resultados más precisos.

Una vez tengo mis blancos bien blancos y los negros que me interesan, puedo darle algo de contraste a la mirada para acabar de enfatizarla, o algo de enfoque si es necesario.

Como ves, utilizo muy pocos ajustes, básicamente juego con los blancos y negros y las iluminaciones y sombras. No toco ni exposición ni contraste excepto en el fondo, ya que la exposición la estoy ajustando de forma mucho más precisa a través de las luces y sombras y el contraste a través del blanco y negro o de la claridad.

gráfico con herramientas de Lightroom utilizadas en revelado en clave alta y baja

Esta sería mi imagen final tras revelarla en clave alta:

retrato niña revelada en clave alta blanco y negro

Revelar una imagen en clave baja paso a paso

Ahora vamos a la técnica contraria 🙂 el revelado en clave baja. Como ya te he comentado algo más arriba, lo ideal es buscar un fondo negro aunque no es imprescindible si este es lo bastante oscuro comparado con la zona iluminada.

En mi caso he utilizado una suave luz natural, un fondo oscuro (un pasillo con la luz apagada), un jersey negro, un poco de imaginación y, por supuesto, un toque de edición.

Si te interesan los datos EXIF de esta foto son: distancia focal de 50mm (el rey de los objetivos), apertura f/4, ISO 400, velocidad de obturación 1/40s y -1EV.

Dicho esto, esta es la imagen de la que partía:

clave baja original

Lo primero que he hecho es corregir el balance de blancos de la imagen porque como ves, tiene un tono anaranjado bastante extraño. A continuación la he convertido a blanco y negro (cómo no 😉 ). Ahora analizo el rostro, que está algo oscuro para mi gusto.

En azul puedes ver toda la zona negra pura (subexpuesta y sin información). En una imagen normal, huiríamos seguramente de un revelado así 😉 . En este caso nos viene genial.

No obstante, voy a aclarar el rostro reduciendo las sombras y subiendo ligeramente las iluminaciones.

clave baja negros LR

Aumento algo los negros para dejar el fondo bien negro, y le doy algo de claridad a la imagen. A continuación, enfatizo el ojo iluminado con un pincel corrector añadiéndole un poco de contraste.

Ya está. Este sería mi resultado en clave baja:

clave baja retrato niña

Dicho esto, cada imagen es un mundo pero como ves, conseguir una imagen en clave alta o baja a nivel de edición es muy, muy sencillo. No obstante, ten presente que una imagen en clave alta o baja ya debe salir de tu cámara lo más perfecta posible.

Si aplicas los consejos sobre cómo realizar una clave alta y baja, la edición no supondrá ningún problema y obtendrás resultados impresionantes.

Resultados finales

Aquí puedes comparar ambas imágenes. ¿Ves cómo transmiten sentimientos completamente opuestos?

La fotografía en clave alta es pureza, felicidad o paz. En cambio, la clave baja es misteriosa y elegante. ¿Ya tienes favorita? 😉 .

Si te interesa profundizar en otros aspectos del retrato, dentro de esta guía encontrarás muchísimos trucos extra para ayudarte a componer, narrar, y sumarle otras técnicas a tu imagen con las que acabarás de conseguir resultados impresionantes.

Espero que hayas disfrutado de este artículo, pero, sobre todo, espero que te animes a practicar. Porque con algo de imaginación y ganas se pueden conseguir resultados muy interesantes sin necesidad de ningún equipo profesional.

Ah, y no te olvides de ayudarnos a darle un poco de difusión para que llegue a todos aquellos que puedan estar interesados 🙂 Muchas gracias y nos leemos en el próximo artículo.

eBook Lightroom