Las fotografías que ilustran este artículo pertenecen a aouinatdavidyuweb y lyzadanger bajo Licencia Creative Commons

Ajustes Recomendados Para una Correcta Fotografía de Amaneceres y Atardeceres

Después del artículo Cómo Fotografiar Unos Amaneceres y Atardeceres Espectaculares, el de hoy es un artículo complementario que responde a una duda planteada por muchos lectores: «¿Qué ajustes debería utilizar para fotografiar amaneceres y atardeceres?».

Ajustes recomendados para una correcta fotografía de amaneceres y atardeceres

Lo primero de todo, por favor, no te dejes intimidar por la «aparente» complejidad de este tema fotográfico. Como te decía en el artículo anterior, fotografiar la luz directa del sol puede parecerte complicado, pero no es para tanto. Si controlas mínimamente el modo manual y le dedicas un rato pequeño a trastear y experimentar con los ajustes, irás encontrándole el «punto» tú mismo. Ahora bien, si nunca habías intentado fotografiar un amanecer o atardecer antes, a continuación te propongo unos ajustes manuales que podrás usar como una primera aproximación a este tipo de fotografía.

Atardecer
Atardecer

Vamos allá:

  • Modo: Manual.
  • Apertura: Relativamente pequeña (valor f/ alto). Al tratarse de un paisaje nos interesa que salga todo el encuadre bien enfocado. Eso se consigue cerrando el diafragma a través de un valor f/ más o menos alto. Yo empezaría con f/16.
  • Cuidado, una apertura pequeña como f/16 tiene un pequeño inconveniente: que no permite que entre mucha luz. Si lo dejaras así obtendrías una foto oscura, pero no pasa nada, lo dejamos así, en f/16, y lo solucionaremos en el siguiente paso.
  • Velocidad de Obturación: Para solucionar el punto anterior nos vemos aquí casi obligados a seleccionar una velocidad de obturación lo más lenta posible. Una velocidad de obturación lenta permitirá la entrada de una cantidad de luz suficiente, y compensará lo estrecho de la apertura. Una velocidad de obturación de 1/10 puede ser un buen punto de partida. Es lo suficientemente lenta como para que le dé tiempo a la cámara para capturar la cantidad de luz necesaria.
  • Pero de nuevo nos surge un pequeño inconveniente: disparar a velocidades de obturación tan lentas hará que se nos mueva la mano durante el disparo, resultando así en una foto movida. ¿Cómo lo solucionamos? Seguro que ya te lo imaginas 😉
  • Trípode: El uso del trípode en fotografía de amaneceres y atardeceres es esencial. Pues es lo que decía en el punto anterior, al utilizar una velocidad de disparo lenta, se nos acaba moviendo la mano (da igual que contengas la respiración, te mueves) lo cual repercute en una foto movida. Para evitarlo, nada mejor que un buen trípode que nos proporcionará toda la estabilidad necesaria.
  • Estabilizador de Imagen: Algunas cámaras/objetivos vienen equipados con una función especial de estabilizador de imagen. Si utilizas trípode, desactívala. Si por el motivo que sea no puedes utilizar un trípode, activa el estabilizador de imagen. (Más sobre estabilizadores de imagen aquí).
  • Flash: Desactivado. Resulta inútil.
  • Enfoque: Automático. Al no haber una escena dinámica ni demasiados objetos en movimiento, en principio el enfoque automático de tu cámara debería ser capaz de enfocar el paisaje en su totalidad.
  • Balance de Blancos: Utiliza el balance de blancos «Nublado» o «Sombra», son los que mejores resultados te van a dar. Más sobre Balance de Blancos aquí.
Espigas Protagonistas
Espigas Protagonistas

Aunque estos ajustes te valdrán para la mayoría de las veces en que vayas a fotografiar amaneceres o atardeceres, no los sigas a pies juntillas por favor. Recuerda que son un pequeño apoyo para que te puedas lanzar a descubrir este tipo de fotografía, pero a partir de ahí tú mismo irás explorando y experimentando con las posibilidades que tu cámara y el paisaje te ofrecen.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así por favor no dejes de darle una recomendación/voto en Facebook, Twitter ó Google+. Te estaré muy agradecido.

Fotografía de Paisajes