Fotografías cortesía de T-mizo , Danny Wartnaby y Stuart Brown K, Fabrizio Lonzini , Jim Denham, Qian Zhang, Dsk135 135, Scallop_Holden, Carl Jones,y My Elbow bajo licencia Creative Commons. Foto de cabecera por Shutterstock

Consejos Para Capturar y Transmitir el Movimiento en una Fotografía

Mario Pérez: ¿Cómo una foto fija, estática, puede transmitir movimiento? Hasta ahora creías que grabar un vídeo era la única forma de capturar el movimiento con tu cámara. Hoy nuestro colaborador Iaio se ha propuesto refutarte esta idea y demostrarte que con un sólo disparo puedes hacer que las cosas parezcan moverse. ¿Cómo? Sigue leyendo.

Una fotografía es realmente impactante no sólo cuando se logra una buena composición o si el sujeto u objeto es lo suficientemente atractivo, sino que lo que diferencia a una buena fotografía de una excepcional, es la sensación que logra trasmitirle al observador.

Más increíble que poder congelar un instante es poder trasmitir sensación de movimiento. Es tele transportar al espectador al preciso instante en que la misma fue tomada y hacerle sentir allí.

Maneras de trasmitir el movimiento a través de una fotografía estática será el motivo que en este artículo vengo a compartir contigo. Toma buen asiento.

¿Qué es la fotografía en movimiento?

La fotografía en movimiento no es otra cosa que una foto que por cómo ha sido tomada, trasmite sensación de movimiento. A pesar de que la fotografía en sí misma es estática, es posible expresar el movimiento mediante la utilización de algunas técnicas que veremos más adelante en el artículo.

A diferencia de la fotografía de alta velocidad que detiene el movimiento de un sujeto u objeto utilizando velocidades de obturación muy elevadas (1/4000 segundos por ejemplo), la fotografía de movimiento es precisamente lo inverso, es fotografiar sujetos u objetos, pero utilizando velocidades mucho más lentas (1/10 segundos), lo que permite trasmitir esa sensación de movimiento y dinamismo que tanto impresionan.

A pesar de que hoy en día es posible lograr este efecto mediante la post producción o edición de las fotografías en el ordenador, hoy descubrirás cómo realizar este efecto directamente desde tu cámara.

Movimiento capturado en larga exposición
Movimiento capturado en larga exposición

Componer en movimiento

El movimiento tiene sus propias leyes de composición, y más allá de que muchas veces te preguntes si debes o no seguir las reglas fotográficas, a ésta te recomiendo que le prestes especial atención:

“Cuando tomes una fotografía de un objeto en movimiento o con capacidad para desplazarse, la composición y el encuadre deben ceder mayor espacio delante del objeto, hacia el lugar al que se desplaza”

Es decir que, los elementos en movimiento dentro del encuadre deben de “entrar” en la fotografía, dejando mayor espacio por delante del objeto que por detrás.

625686380_c3d3513d5b_o 624833573_c8d32c7c99_o

Si observas las dos fotografías anteriores, podrás percibir una diferencia entre ambas, una pareciera más “cómoda” a pesar de que ambas son casi idénticas. La que deja mayor espacio delante del piloto parece más correcta.

Cómo lograr una sensación de movimiento

Baja la velocidad (de obturación): una manera muy efectiva de plasmar la sensación de movimiento en una fotografía estática es bajando la velocidad de disparo. Todo ese tiempo que dejemos nuestra cámara grabando la foto el sensor estará captando el movimiento del sujeto. Por ello, cuanto mayor sea el tiempo de exposición, mayor será el movimiento plasmado en la misma.

“Cantidad” de luz: éste es otro de los factores determinantes para realizar una fotografía en movimiento y que está en estricta relación con la velocidad de obturación. Cuanto más baja sea la velocidad de obturación, mayor cantidad de luz captará el sensor, por lo que corres el riesgo de sobreexponer la toma.

Más adelante en el artículo veremos cómo se pueden compensar en las largas exposiciones las tomas con excesiva luz.

Estabilidad: si nuestra cámara no se encuentra lo suficientemente estable, además del movimiento propio del sujeto u objeto de interés, tendremos movimiento producto de las malas condiciones de estabilidad de la cámara. Importante por lo tanto acudir a todos los elementos posibles de estabilización que conozcamos (trípode, disparador remoto, etc.).

Fotografía nocturna
Fotografía nocturna

Técnicas y Trucos

Ahora que ya tienes una mejor idea de qué es la fotografía en movimiento y qué es lo que la diferencia del resto de las disciplinas fotográficas y la hace tan particular, ha llegado el momento de que comiences a familiarizarte con las técnicas y trucos necesarios para llevar a cabo este tipo de instantáneas.

Existen diversos métodos que podrás utilizar dependiendo del mensaje o sensación que quieras comunicar:

1) Barrido o Panning
El barrido es la técnica que deberás utilizar si lo que quieres es que el sujeto u objeto de interés salga estático y bien definido mientras que el fondo salga movido. Es una de las técnicas más populares para fotografiar objetos en movimiento ya que se logra trasmitir de un modo muy efectivo el movimiento y dinamismo de una escena.

Tal como su nombre lo indica, el barrido consiste en desplazar la cámara a la misma velocidad y en la misma dirección en la que se mueva el objeto o sujeto que queramos fotografiar, «barriendo» la escena.

De esta manera se logra invertir el efecto del movimiento: todo lo que estaba estático quedará movido, y el objeto que se movía quedará estático.

Fotografía hecha con la técnica del Barrido o Panning
Fotografía hecha con la técnica del Barrido o Panning

¿Cómo lo consigo?

  1. Dependiendo de la cantidad de luz ambiente, selecciona una velocidad de obturación más lenta de lo que usualmente utilizarías para tomar la fotografía si no utilizaras la técnica del barrido. Se utilizan velocidades medias, pero ten en cuenta que cuanto más lenta sea la velocidad de disparo, más fácil será que el objeto salga movido, así que hazlo con cuidado.
  2. Procura tomar cierta distancia del objeto, ya que cuanto más cerca estés de éste, más rápido se moverá en relación a la cámara, y más difícil será obtener buenos resultados.
  3. Busca una ubicación que te permita una visión limpia, es decir, sin nada que obstruya tu campo de visión ni se interponga entre tú y el objeto o sujeto de interés.
  4. Acompaña el movimiento y dirección del mismo lo más establemente posible para evitar que salga movido.

Para lograr unos resultados espectaculares deberás tener en cuenta:

  • Profundidad de campo: tendrás que evaluar cómo de enfocado o desenfocado querrás que salga el fondo más allá de salir movido. Presta atención al diafragma.
  • Velocidad de obturación: como te comenté anteriormente, elige una velocidad de obturación menor a la que usualmente utilizarías al tomar la fotografía.
  • Velocidad del Barrido: dependerá de la velocidad de obturación y la velocidad de obturación dependerá de la velocidad del barrido. Si utilizas velocidades más rápidas (1/50 digamos) deberás hacer un barrido más veloz, y viceversa.
  • Distancia del sujeto: cuanto más cerca estés del sujeto mayor será la dificultad de obtener buenos resultados del barrido.
  • Estabilidad: ten en cuenta que mientras desplazas la cámara de un lado a otro, si no utilizas un trípode la cámara también se moverá de arriba hacia abajo o viceversa, de manera involuntaria claro está. Por lo que si utilizas velocidades de obturación muy bajas habrá más posibilidades de que no logres la nitidez deseada.

La dificultad de esta técnica, como te habrás dado cuenta, radica en la cantidad de variables a tener en cuenta en el momento de llevarla a cabo, por lo que tendrás que armarte de mucha paciencia. Si persistes y vas experimentando y probando, conseguirás fotografías realmente espectaculares.

Antes de continuar, una cosa rápida que te podría interesar: acabamos de lanzar FOTOGRAFÍA SIN SALIR DE CASA, un nuevo formato digital con el que ponemos a tu disposición 101 ejercicios de fotografía que podrás practicar desde la comodidad de tu casa. Ahora que estamos de confinamientos y con esta situación un poco rara, quizás quieras echarle un vistazo (disponible aquí).

Dicho esto, volvemos al asunto...

2) Efecto Zoom o Zooming
El zooming es una técnica que, como te podrás imaginar, permite dar la sensación de movimiento mediante la utilización del zoom del objetivo.

Dicha sensación puede ser tanto de acercamiento, si hacemos zoom o de alejamiento del sujeto u objeto a fotografiar.

A través de líneas convergentes, se logra centrar la atención del observador hacia el centro de la fotografía, generando una sensación de movimiento hacia dentro o fuera según como se utilice, otorgándole dinamismo y movimiento muy peculiares.

Técnica Zooming
Técnica Zooming

¿Cómo lo consigo?

  1. Encuadra la fotografía poniendo en el centro al sujeto u objeto de interés.
  2. En la medida de las posibilidades lumínicas, cierra el diafragma.
  3. Seleccionar una velocidad de obturación menor a la que utilizarías normalmente para realizar la misma toma.
  4. Mientras el obturador esté abierto, y por ende permitiendo que la luz alcance el sensor, acerca o aleja el zoom según el efecto que desees lograr. Básicamente eso lo haces variando la distancia focal mientras se está grabando la foto.

Para lograr unos resultados espectaculares deberás tener en cuenta:

  • Distancia focal: en esta técnica en particular la focal no queda fija, sino que varía durante la toma. Se suele “hacer zoom” o mejor dicho, partir de una focal más abierta a una más cerrada, para lograr ese efecto de acercamiento. De todas maneras puedes experimentar como quieras y a tu gusto.
  • Objetivos: más allá de que con cualquier objetivo que no sea de focal fija puedes realizar dicho efecto, obtendrás los mejores resultados con un objetivo gran angular ya que sus distorsiones propias hacen de este efecto algo espectacular.
  • Velocidad de zoom: la velocidad con la que modifiques la focal hará que obtengas distintos resultados. Si lo que buscas son líneas más progresivas, tendrás que hacer un zoom más pausado. Pero si lo que quieres lograr son líneas rápidas, deberás variar la focal muy rápido.
  • Velocidad de Obturación: al igual que en la técnica del barrido, la velocidad de obturación depende de la velocidad de barrido y viceversa. De acuerdo a los resultados que esperas obtener deberás utilizar velocidad más rápidas o más lentas, según consideres necesario.
  • Estabilidad: una de las condiciones primordiales en la fotografía es la estabilidad y para realizar la técnica del zooming no es la excepción. Mientras menor sea la velocidad de obturación, si la cámara no está lo suficientemente estable, la fotografía saldrá movida.

3) Fotosecuencias
Expresar el tiempo y el movimiento de los sujetos u objetos de interés también puede hacerse mediante múltiples fotografías, es decir, una secuencia de ellas. Te dejo aquí un claro ejemplo:

Ejemplo de Fotosecuencia
Ejemplo de Fotosecuencia

¿Cómo lo consigo?

La forma para lograr este efecto tan espectacular es a través de la fusión de varias imágenes tomadas en igualdad de condiciones, para que podamos observar en una misma imagen toda la secuencia completa del movimiento del sujeto.

Para poder hacerlo debemos contar con:

  • Un trípode.
  • Una cámara que permita disparar en modo ráfaga.
  • Un software que te permita fusionar todas las fotografías en una sola.

Presta especial atención a la velocidad de obturación, ya que si la misma es muy lenta, cada una de las imágenes saldrá movida. Si las condiciones de luz te lo permiten, procura no bajar la velocidad más allá de 1/60 de segundo, aunque esto dependerá de la velocidad y como te dije anteriormente, de las condiciones de luz de la escena.

Bien, ahora sólo queda buscar una buena secuencia, que puede ser una persona en bicicleta, en skate, haciendo snowboard, un buen salto, etc. Una vez tengas el encuadre listo, presionar el disparador de principio a fin, para luego mediante el software de fusión, lograr este increíble efecto.

En la medida que mejor realices el encuadre previo, el balance de blancos, es decir, cuanto más tiempo le dediques a la preparación de la fotografía, menos tendrás que trabajar luego en la edición de las mismas.

4) Exposición prolongada
Si te han llamado la atención aquellas fotografías en donde se ven largos trazos de luces, o impactantes fotografías de tormentas con decenas de rayos iluminando el cielo, o cascadas con agua que parece una niebla, esta técnica es para ti.

La fotografía de larga exposición consiste, como su nombre lo dice, en dejar por un tiempo prolongado (mucho mayor al normal), la cámara captando la “luz” de la escena en cuestión. Sólo tendrás que configurar la velocidad de disparo y la apertura del diafragma para evitar que la misma quede sobre expuesta.

La magia de estas fotografías sucede al dejar el obturador de la cámara abierto unos cuantos segundos, minutos u hasta horas de modo que queden en el sensor dibujadas todas las estelas, por ejemplo, de las luces de los automóviles en una autopista.

Ejemplo de fotografía de larga exposición
Ejemplo de fotografía de larga exposición

¿Cómo lo consigo?

  1. Monta la cámara en un trípode y asegúrate de que quede firmemente sujeta, ya que cualquier vibración puede arruinar la toma. Si no tienes un trípode, asegúrate de dejar la cámara en algún lugar donde quede firme y así evitar fotos borrosas o movidas.
  2. Ajusta la velocidad del obturador y el diafragma para compensar la toma y evitar la sobre exposición. Al final de este paso a paso te comentaré cómo hacerlo correctamente.
  3. Una vez encuadrada la escena y ajustada la configuración de la cámara, bastará con presionar el obturador. Para ello te recomiendo que, o configures el modo de retardo del disparo, para así no mover la cámara al presionar el obturador o bien, te hagas con un disparador remoto a fin de evitar tocar la cámara ya lista para disparar.

¿Cómo compensar la exposición cuando hay demasiada luz en el ambiente?

Como venía diciendo, para evitar la sobre exposición producto de las largas exposiciones, hay que compensar “toda esa cantidad de luz extra que entrará al sensor”. Para hacerlo te dejo los siguientes consejos:

  1. Utiliza aperturas pequeñas: manteniendo el diafragma lo más cerrado posible la cantidad de “luz que llega al sensor” disminuirá considerablemente.
  2. Disminuye la sensibilidad ISO: esta es otra manera de compensar la cantidad de luz a fin de evitar la sobre exposición de la toma. Cuanto menor sea el ISO, mayor luz se necesitará para obtener una correcta exposición, por lo que si quieres utilizar velocidades muy bajas de obturación, puedes compensar ajustando la sensibilidad ISO.
  3. Prueba con filtros de densidad neutra: este tipo de filtros que se colocan por delante del objetivo, disminuyen considerablemente la luz que pasa a través de él. Es como si le pusieras unas gafas de sol a tu cámara permitiéndote aumentar los tiempos de exposición. Si quieres saber más de estos filtros y los distintos tipos de éstos lee el siguiente artículo: tipos y usos de los filtros de fotografía.

Técnicas y recursos especiales

Como ya hemos visto, la fotografía de movimiento requiere de una amplia variedad de técnicas, recursos y elementos para poder obtener los mejores resultados. En la medida que experimentes con cada uno de ellos podrás dominarlos y adecuarlos a tus necesidades.

Algunos de los más espectaculares y con los que no puedes dejar de experimentar son:

  • Combinar el flash y la exposición prolongada: cuando combinas el flash con una velocidad de obturación lenta, podrás obtener fotografías con muchos elementos en movimiento y otros estáticos, congelados gracias al flash. Este tipo de efecto es muy utilizado en fiestas, discotecas y eventos en donde se quiere mostrar a la gente bailando y disfrutando como nunca antes.
  • Utilizar filtros de densidad neutra (ND): son utilizados por muchísimos fotógrafos profesionales que requieren de absorber mucha luz de la escena. Con ellos, podrás utilizar velocidades de obturación muy lentas en situaciones en que exista demasiada luz ambiente que no pueda ser compensada mediante la disminución del ISO o con diafragmas muy cerrados. Los hay de gelatina y de cristal y absorben desde 1 hasta 10 diafragmas de luz.
Diferencias entre filtros de Densidad Neutra
Diferencias entre filtros de Densidad Neutra

Consejos y trucos

Por si este artículo te ha parecido demasiado corto 😉 y a modo de cierre, te he preparado algunos consejos para que puedas sacarle el máximo provecho a la fotografía de movimiento. Si es que no tendrás excusas:

  1. No todo es la estabilidad: más allá de que te haya recomendado la utilización de trípodes a lo largo de todo el artículo, que sepas que su utilización no es obligatoria ya que en este tipo de fotografía la nitidez no lo es todo.
  2. Anticipa el encuadre: en la medida que puedas predecir por dónde será el recorrido por donde pasará el sujeto u objeto de interés, mejor podrás encuadrar la fotografía y mejores y más espectaculares resultados obtendrás.
  3. Sé paciente: estar en el lugar adecuado en el momento preciso es muy difícil por lo que tendrás que ser paciente. Como a la suerte hay que ayudarla, cuanto más trabajes en preparar la escena, más oportunidades tendrás de obtener esa toma que dejará a todos boquiabiertos.
  4. Utiliza el modo manual, casi siempre: si ya eres un experto en el modo manual, este consejo puedes pasarlo por alto, pero si recién te estas familiarizando con él, puedes utilizar el modo velocidad de obturación, para así intervenir menos en la configuración del equipo.
Fotografía en movimiento.. desde otra perspectiva
Fotografía en movimiento.. desde otra perspectiva

Espero que te animes a experimentar con este tipo de fotografía. La fotografía en movimiento te hace fuerte en el modo manual, te ayuda a dominar la cámara en las situaciones más adversas, y te produce espléndidas fotografías llenas de dinamismo y de vida.

Una pregunta: ¿Te gustó este artículo? 🙂