Distancia hiperfocal
Fotografías cortesía de: davidgsteadman, bajo licencia de Creative Commons.

La Distancia Hiperfocal Explicada (Como Dios Manda)

Todos nos hemos encontrado alguna vez ante un paisaje maravilloso que queremos retratar. Puede que seas más de retrato, de arquitectura, o de fotografía gastronómica. Pero si te gusta la fotografía, seguro que la cámara te acompaña a menudo en tus andares por el mundo. Y seguro que de vez en cuando te encuentras ante un paisaje que te gustaría retener de la forma más precisa, correcta y memorable precisa.

En ese caso, no te puede faltar esta utilísima “herramienta” que conocemos con el nombre de distancia hiperfocal.

Pero antes de adentrarnos en la distancia hiperfocal, refresquemos algunos conceptos por si los tenemos algo olvidados o no los acabamos de entender, ya que nos serán útiles para entender a su vez qué es, cómo funciona, y para qué se utiliza la distancia hiperfocal.

Diafragma

Es el que controla la entrada de luz a través del objetivo. Normalmente, a más luz podemos trabajar a diafragmas más cerrados (F/16, F/22, etcétera) y a menos luz, a diafragmas más abiertos (F/1.4, F/2.8, etcétera).

Para que te quede más claro, el diafragma funciona exactamente como el iris humano. Seguro que has mirado muchas veces el funcionamiento de tus pupilas cuando las iluminas (se “encogen”) o cuando la luz escasea (se “abren”).

A través del control del acceso a la cantidad de luz que recibe el sensor, dominamos o decidimos sobre otra variable: La velocidad.

La velocidad nos permite jugar con el movimiento o con la ausencia de él, a velocidades más altas, congelamos cualquier tipo de movimiento. A velocidades bajas, el movimiento queda “impreso” en el sensor. 

diafragma

Profundidad de campo

Ligado al diafragma, encontramos el concepto de profundidad de campo, ya que no sólo es luz lo que la apertura controla, también es el que controla qué cantidad de zona enfocada tendremos en la imagen.

A mayor apertura del diafragma (f/2 por ejemplo), más luz, pero también menor zona enfocada en la imagen, es decir, menos profundidad de campo. Y a menos apertura, mayor profundidad de campo, y por lo tanto, mayor zona enfocada en la imagen.

Nitidez

Cuando pensamos en nitidez pensamos en enfoque. Y estamos en lo cierto, en parte, por que nos falta otra variable, lo que llamamos acutancia o contraste. El enfoque ya sabes lo que es; veamos pues lo que es la acutancia.

Acutancia

Es el grado de contraste entre detalles. Cuanto más contrastado sea el límite entre estos detalles, más percibimos la sensación de nitidez, ya que están más diferenciados por su luminancia. Es decir, cuanto más contraste haya entre los bordes de los elementos plasmados en la imagen, más diferencia veremos entre ellos, y por lo tanto más nítidas veremos esas “líneas” que dibujan cualquier silueta.

El punto dulce del objetivo

Todos los objetivos poseen una apertura ideal en la que su grado de nitidez es máximo. Este punto dulce, suele situarse en la zona media de las aperturas de diafragma; es decir, si éste posee una apertura máxima de F/22, su punto dulce se situará aproximadamente en F/11.

Ahora sí, tras este breve repaso de conceptos básicos, vayamos a ver por fin qué es la distancia hiperfocal y cómo puedes, como fotógrafo, beneficiarte de ella.

3825008839_a24bffc60c_o
La distancia Hiperfocal se utiliza sobretodo para conseguí la máxima profundidad de campo en paisajes

¿Qué es la distancia hiperfocal?

La Distancia Hiperfocal es la distancia a la que conseguimos mayor zona enfocada en la imagen; es decir, mayor profundidad de campo en la escena. Esta es una de sus definiciones clásicas:

“Es la distancia que existe entre el objetivo y el punto más próximo de foco aceptablemente nítido, cuando el objetivo está enfocando hacia el infinito. Cuando lo está para la distancia hiperfocal, la profundidad de campo se extiende desde la mitad de esta distancia hasta el infinito”.

Michael J. Langford “Fotografía básica

¿Cómo se calcula?

Esta es la fórmula para calcularla, ya que depende de múltiples factores:

H=(F*F)/(f*d)

Donde H es la distancia hiperfocal, F es la distancia focal de tu objetivo, f la apertura del diafragma, y d el diámetro del círculo de confusión.

¿Te has quedado boquiabierto? No te asustes, ¿Creíste que te íbamos a dejar con esta explicación tan confusa después de haber llegado hasta aquí? 😉

Siendo realistas… de forma sencilla y paso a paso

Puede que no sea la forma más ortodoxa de calcular la distancia hiperfocal, pero te aseguro que es la más cómoda, ya que existe una aplicación estupenda llamada Dofmaster que puedes consultar aquí y que de forma gratuita, calcula la distancia hiperfocal con idénticos parámetros a la fórmula anterior.

Antes de introducir los valores que hayas decidido, no olvides que…

No sólo buscas la mayor zona de campo enfocada, sino la mayor nitidez posible en la imagen. Utilizar la distancia hiperfocal, ya aumentará con creces esa zona enfocada de tu imagen, pero no olvides que los objetivos conservan el mayor grado de nitidez en diafragmas intermedios, lo que en la introducción denominé “punto dulce del objetivo”.

Por lo tanto, la mejor forma de obtener no sólo la mayor zona de campo sino la más nítida, es combinar ambos factores.

Aquí tienes un ejemplo del cálculo de la distancia focal a través de Dofmaster. En el cual he añadido los parámetros de mi escena y equipo: El modelo y la marca de mi cámara, la distancia focal de mi lente, la apertura de diafragma escogida, y los metros aproximados a los que se encuentra aquello que quiero enfocar. Como resultado obtendré un valor automático de la distancia hiperfocal, en este caso de 0,69m.

cálculo hiperfocal
Cálculo de la Distancia Hiperfoca

Después de obtener el número mágico que te indicará la distancia a la que tienes que enfocar, esto es lo que vas a obtener:

  1. Profundidad de campo o zona enfocada desde el lugar en el que sitúes el foco hasta el infinito. En este caso la fórmula me indica que debo colocarlo aproximadamente a 0,69m. Es decir, de 0,69m. hasta el infinito todo quedará en foco.
  2. Pero no sólo eso, el uso de la distancia hiperfocal, también aumenta la profundidad de campo por delante de la zona enfocada. Exactamente en la mitad de la distancia hiperfocal. Es decir, en mi caso, la distancia hiperfocal es de 0,69m., esto significa que su mitad es 0,34m. Y que por lo tanto, añadiré profundidad de campo en esa distancia por delante de la zona que he enfocado previamente; Desde los 0,34m., hasta el infinito, toda mi imagen estará en foco. Una maravilla para los amantes de las profundidades de campo infinitas, ¿Verdad? 😉
distancia hiperfocal
Utilizando la distancia Hiperfocal ganamos profundidad de campo tanto por delante como por detrás de la zona enfocada.

Para que quede más claro aún, te muestro por comparación lo que pasaría en este mismo ejemplo, si no usaras la distancia hiperfocal, y simplemente enfocaras a los 15m. que hemos usado para elaborar este “ejercicio”:

Sin_Hiperfocal
Sin usar la distancia hiperfocal perdemos mucha profundidad de campo o zona enfocada en la imagen tanto por delante como por detrás del foco

De la imagen anterior podemos deducir fácilmente y de forma gráfica, que sin usar la distancia hiperfocal perdemos una gran y valiosa zona en foco tanto por detrás del lugar enfocado como por delante del mismo.

Y unos cuantos consejos más para que roces la perfección 😉

  • Utiliza el modo live view si dispones de él para ajustar el foco en vivo y en directo.
  • Trabaja siempre con trípode para evitar movimientos que te puedan hacer perder la nitidez o el foco en la escena.
  • Trabaja a velocidades altas.
  • Un disparador remoto no está de más.
  • Complementa este artículo con los muchos que tenemos en el blog sobre paisaje. Aquí tienes algunos ejemplos.
  1. 11 + 1 Recursos Para Dominar La Fotografía de Paisaje
  2. 11 Errores típicos de Composición en fotografía de Paisaje
  3. 10 Ingredientes que toda fotografía de paisaje necesita
  • Si aún quieres más, tienes todo lo que necesitas saber sobre paisajes en este fantástico ebook que puedes descargar y llevar a todas partes 😉

Y eso es todo, de verdad espero haber contribuido a que la distancia hiperfocal deje de ser una palabra abstracta para ti y se convierta en tu mejor aliada cuando busques imágenes con foco infinito 😉 Y ya sabes, si te ha gustado, te ha parecido útil y crees que alguien más podría beneficiarse de este artículo, no dudes en compartir en Facebook, Twitter o Google+. Muchas gracias 🙂

eBook Fotógrafo Viajero