Todo lo bueno se acaba, como el verano, las vacaciones y todo lo que conlleva (alegría, fiesta, baños, diversión, amigos, descanso, tranquilidad…). Cada uno disfruta su vacaciones como puede o como le apetece, sin embargo, estoy segura de que hay un elemento común en las vacaciones de todos vosotros: la fotografía. Más o menos elaborada, habrás puesto o no en práctica nuestros consejos para fotografiar el verano o no, pero seguro que atesoras un montón de fotos de estos idílicos días. Bien, pues te propongo que hagas algo con esas fotos para que tu verano fotográfico tenga un “final feliz” o bien mirado… una continuación. En el post de hoy no te voy a contar qué tipos de fotos puedes hacer, o cómo hacerlas, o qué necesitas para disparar. Hoy te voy a contar qué puedes hacer con esas imágenes para que no se queden en un rincón de tu disco duro, sin que ni tú ni nadie podáis disfrutar de ellas. Esos recuerdos bien merecen algo mejor que ser un puñado de píxeles amontonados en una carpeta de tu ordenador. Voy a darte algunas ideas para que vean la luz y te alegren el día cuando llegue el duro invierno.

Nota para los que estáis en el otro hemisferio: este post te puede servir para otras fotos que consideres que merecen un tratamiento especial, si no te sirve ahora, léelo y guárdalo con mucho cariño para dentro de unos meses, lo agradecerás 😉 .

1. Haz un collage

Recopila las fotos que más te gusten, las más bonitas, divertidas o veraniegas y haz un collage con ellas. Luego lo puedes imprimir y pegar en tu frigorífico o en tu panel de notas o ponerlo directamente como fondo de escritorio de tu PC o portátil, seguro que te arranca una sonrisa cada vez que lo enciendas. Hay varias aplicaciones que permiten hacer collage, da un repaso por este post donde te hablo de hasta veinte aplicaciones gratuitas y para trabajar online, muchas de ellas tienen esa opción.

2. Edítalas

Y hablando de programas de edición. Estos mismos programas te ofrecen infinidad de posibilidades para tus fotografías, añadirle efectos, maquillarte, “disfrazarte” con un montón de complementos, ponerles marco, convertirlas en una entrañable “polaroid” y mil cosas más. Si aún no te has lanzado a la edición, estos programas son muy fáciles de usar y pueden llegar a ser muy divertidos. Y si lo tuyo es tumbarte en el sofá para controlar tus fotos desde el iPad, no te preocupes, que aquí tienes otras diez Apps para iPad.

3. Encarga un Puzle

Las tardes de invierno pueden ser muy largas y si lo que te gusta es pasarlas en familia, elige la imagen más divertida de todo el verano y encarga un puzle para hacer con todos los miembros de la familia. Mientras pasáis el rato os acordaréis de las maravillosas vacaciones que pasásteis y las frías tardes serán mucho más cálidas.

  • Mifotopuzle: puedes pedir un puzle de 100 piezas o hasta 2.000, eso dependerá de si hay niños pequeños o de vuestra habilidad y paciencia. Y para los más románticos puedes solicitarlo hasta con forma de corazón 😉
  • Getsingular: panorámicos, de corazón, rectangulares, infantiles…
  • Regala un puzle: te ofrecen la posibilidad de puzles para niños desde pocos meses hasta para adultos muy habilidosos (3.000 piezas). Tienen puzles estándar, económicos e incluso enmarcados.
  • Puzles personalizados: de cartón, de madera o magnéticos… tú eliges!

Aquí tienes cuatro opciones, pero hay muchas más. Echa un vistazo por la red y elige la que más te interese.

4. Decora tu casa

Hay quien decora su casa con un Dalí, un Renoir o un Picasso, otros con réplicas de estos y los menos afortunados nos conformamos con la lámina de estos artistas. Puede que no tengas un Picasso y tengas un maravilloso cuadro pintado por un familiar o amigo (una suerte), pero hay otras posibilidades. Puedes colgar de tus paredes una obra tuya sin necesidad de saber coger un pincel. Hay muchas posibilidades en este sentido: pósters fotográficos, fotos en lienzo con diferentes tipos de bastidor, vinilos, marcos de pizarra personalizados con tu imagen favorita, cuadro de PVC, metacrilato, tabla o forex… Como ves las opciones son realmente numerosas, te dejo algunos enlaces de webs que hacen este tipo de elementos decorativos.

  • Hofmann: metacrilato, PVC, forez, lienzos, pósters…
  • Gesingular: foto póster, lienzos y marcos de pizarra.
  • Fotoikatz: con ideas y opciones incluso ¡para decorar muebles!
  • Decoraphotos: puedes encargar incluso una foto mural

Lo mismo, hay muchas más, éstas son sólo algunos ejemplos.

5. Personaliza una taza (o varias)

Sí, ya sé que esto no es muy original, pero no me digas que ese cafelito de la mañana antes de entrar a currar no tendría otro sabor con una foto veraniega y divertida… O incluso la puedes utilizar de lapicero y cada vez que no te guste algo del curro la miras e inevitablemente ¡sonríes!

Tazas personalizadas: aquí puedes incluso encargar una jarra de cerverza o una taza mágica (la foto aparece al verter el líquido caliente).

Tazas con foto: también cantimploras y vasos.

Regalos personales: muchas más alternativas a la taza clásica. Petacas, termos, vasos de chupito, tazas “mitad”, taza para infusiones, taza para chocolate caliente, juegos de café…

6. Regala un cuento

Hay decenas de opciones para regalar un cuento personalizado. Y no sólo a los niños les gustan los cuentos, también hay mayores a los que le hará muchísima ilusión.

Regalos personales: cuentos para Navidad, para el mejor abuelo/a, otros familiares, para cuando cumples X años, fantasía, “de mayor quiero ser…” y muchos más.

Hofmann: fantásticos, clásicos y para aprender.

Cuentos personalizados: impresos y digitales

7. Envía una Postal “navideña”

¿Te imaginas la cara que se le puede quedar al destinatario al encontrarse una tarjeta de Navidad con una imagen del verano? Debe ser realmente divertido. Puede que los que estáis en el hemisferio sur estéis acostumbrados a esta estampa, pero puedo aseguraros que al menos aquí en España no es muy común. Yo me lo estoy planteando seriamente para este año, seguro que pasada la vorágine de las fiestas se siguen acordando de la postal “navideña” 😉 .

Y ahora fuera de “locas ideas”, una postal no tiene por qué ser sólo navideña o de viajes. Déjate a un lado el ya obsoleto “emilio”, el sms o el wasap y saluda a tus seres queridos que tienes lejos con una bonita postal peronalizada con una foto del verano. Les arrancarás una sonrisa seguro (y al cartero también 😉 ).

8. Pide tu Bola de nieve

Seguro que alguna vez de niño has cogido una bola de nieve (no de las de hielo, sino de las de cristal), la has agitado y te has quedado en Babia viendo los copos caer. Estas bolas tienen su punto mágico y aunque, por lo evidente de la nieve, nos recuerden al frío, puede ser otra buena opción para tus fotos de verano. Las hay incluso magnéticas para pegar en el frigo.

9. Personaliza tu calendario

Cuando las vacaciones terminan, muchos comienzan ya la cuenta atrás para el siguiente periodo estival. Si eres de este grupo, tal vez te gustará imprimirte un calendario con fotos de este verano para ir calentando motores ;).

  • Vistaprint: de pared, de mesa, imantados, de bolsillo o de póster.
  • Todocalendarios: como su nombre indica, todo tipo de calendarios (circulares, de pared, en forma de caja…)

10. Imprime tus fotos en papel

Esto te puede parecer poco creativo, pero hay formas de imprimir tus fotos en papel que sí son creativas. Si eres de los que cuelga sus fotos en instagram, echa un vistazo a esta web. Te ofrecen unas cajitas de regalo chulísimas, ésta es un ejemplo, ¡pero hay más!

Regala fotos en papel en una bonita caja.

Regala fotos en papel en una bonita caja.

11. Ponle una funda a tu móvil o a tu iPad

Si ya no puedes más con los buhítos, las fundas lisas u otros motivos que dañan a la vista, elige una bonita imagen realizada por ti para tu móvil o tu iPad. Puedes hacerlo por ejemplo con Casetify o Photobox.

Personaliza la carcasa de tu móvil

12. Prepárate para el verano que viene

¿Te imaginas unas chanclas con tu foto? Pues ya es posible, unas chanclas, la bolsa de la playa, la toalla… hay un montón de productos textiles y veraniegos que puedes personalizar con tus imágenes favoritas.

Prepárate para el próximo verano

Prepárate para el próximo verano

13. Sé el más molón de tu oficina

¿Sabías que también podías personalizar el ratón de tu ordenador? Puedes encargarlo aquí.

Consigue un ratón con tu imagen favorita

14. Imprime tu propio libro

Todos conocemos los álbumes, pero ¿sabías que puedes imprimir un libro con tus fotografías? Si además de inmortalizar los chapoteos en el agua y las largas siestas en el césped te has dedicado a la fotografía artística, tal vez esta sea tu opción. Tienes algunas opciones como blurb o Lulu.

Aquí tienes un ejemplo.

15. Conviértelas en pegatinas

¿Alguna vez has imaginado tus fotos en adhesivos para pegar donde quieras? Ya puedes hacerlo por ejemplo con Moo. Redondas, rectangulares o incluso libros de pegatinas. Pinta bien, ¿verdad?

16. Haz tu propio Scrapbook

Un scrapbook es un álbum personalizado a partir de recortes, fotografías y otros collages. Es divertido de hacer y muy muy personal, lo puedes hacer para ti o para un regalo muy especial.

Aquí tienes un tutorial, es para el día de la madre, pero tú puedes hacerlo con el tema verano o el que más te apetezca.

Y otro ejemplo:

17. Personaliza tu cuaderno

Si estás estudiando, te gusta escribir o eres de los que toman muchas notas de sus excursiones fotográficas, esta opción te va a gustar. En personalizatucuaderno.com podrás crear un cuaderno con tu propia imagen.

18. Haz tu propio marco de fotos

Si te gustan las manualidades puedes hacer un marco de fotos (o varios) para enmarcar las instantáneas estivles. Aquí tienes siete ideas fáciles y bonitas.

19. Imprímelas y haz sobres

Qué sorpresa debe ser abrir un sobre y encontrarte que el interior es una preciosa foto. Aquí puedes ver cómo se hace.

20. Decora tus posavasos

¿Cansado o cansada de ver el cerco del vaso sobre tu mesa? Una solución fácil y divertida: posavasos.

21. Recicla

Si tienes en el desván una ventana vieja, amplia tu imagen favorita hasta adoptarla a la ventana y dejarla como marco. Aquí tienes algunos ejemplos.

Y si te parecen pocas te doy tres ideas extra 😉

Tienes más de veinte excusas para sacar tus fotos a relucir y que no queden olvidadas en una tarjeta de memoria o en el disco duro de tu ordenador. Porque para eso son las fotos, para lucirlas ¿no? Presume de tus mejores momentos estivales con cualquiera de estas opciones, o con alguna nueva que se te ocurra. Y si tienes otras ideas, te invito a compartirlas con nosotros dejando tu comentario.

Seguro que conoces a alguien a quien este post le puede interesar, si lo compartes ambos te lo agraceremos 😉 . ¡Hasta la próxima!

eBook Fotógrafo Viajero

6 Respuestas

  1. imprenta online Printingplus

    Recuperar el hecho de hacer fotos en papel fotográfico es una buena costumbre. Poder sentarte en un rincón confortable de tu casa con un álbum en las manos, poder pasar las páginas y tocar tus fotos te hace experimentar sensaciones que no te transmite la carpeta de almacenaje de un móvil.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.