Objetivos
Fotografía cortesía de fonadium bajo licencia Creative Commons

Los 4 Mejores Objetivos Réflex Que Más Necesitas

No sé tú pero para mí, el segundo elemento más importante de mi equipo fotográfico, después de la cámara en sí, es el objetivo. Y así como a la gente le gusta leer recomendaciones de cámaras réflex, me estoy encontrando igualmente con peticiones de orientación y recomendación en materia de objetivos. De eso va el post de hoy, en él te presentaré mi visión, muy subjetiva y personal (esto no es una ciencia exacta) respecto de los que para mí serían los mejores objetivos réflex.

Los 4 mejores objetivos réflex

No voy a citar marcas, sino simplemente tipos de objetivos. Tampoco me voy a referir a extras que puedan tener (como estabilizador, motor de enfoque, etc.) sino al objetivo en sí en cuanto a tipo, alcance en distancia focal y aperturas.

1) El Rey de los Objetivos: El 50mm f/1.4

No puedo vivir sin él. Si tuviera que pasar el resto de mi vida con un solo objetivo, sería sin duda éste. Su distancia focal de 50mm es sencillamente perfecta. Constituye el punto perfecto entre un gran ángulo de visión y un teleobjetivo.
Por otra parte, la terriblemente generosa apertura del diafragma de este objetivo lo hace extremadamente luminoso. Facilita muchísimo el tomar fotos en situaciones de escasa luz, por no hablar del juego de profundidad de campo que permite.
Si te interesa este objetivo no te pierdas el artículo que le tengo dedicado aquí.

2) Teleobjetivo 55-200mm, el Espía

Y es un «espía» porque donde el 18-55mm se queda corto, el 55-200mm alcanza sin problema sujetos bastante lejanos. Es el objetivo ideal para hacer fotografías casuales a gente espontáneamente por la calle (robados que se llaman). También es muy útil si gustas de la fotografía de animales, aves, pájaros, etc.
Aquí lo importante es hacerse con uno que tenga una buena apertura máxima, aunque con un f/4 ya empezaría a ser suficiente. Lo digo porque la velocidad de disparo se ve muchas veces afectada por la cantidad de luz que el diafragma deja entrar. A mayor apertura (f/3 ó f/4) mayor luz entra, más rápido es el disparo y más nítida es la imagen 😉 Si vas a invertir en un teleobjetivo, no pierdas tu dinero en uno cuya apertura sea superior a f/5 porque la mayoría de las fotos te saldrán borrosas. Recuerda, un f/4 por lo menos, y si puede ser menos, mejor. Recuerda también que, en el caso de los teleobjetivos, cuesta muy caro dar con objetivos que tengan aperturas muy grandes. De hecho no sé si hay algún teleobjetivo cuya apertura sea f/1.4 por ejemplo. Si lo hubiera, tendría que costar un ojo de la cara. Así que, con que esté en los f/4 yo creo que estaría genial.

3) La amplitud del Gran Angular

¿Qué sería de la fotografía sin los paisajes, verdad? Muchos nos hemos enamorado de la fotografía por culpa de (o gracias a) paisajes que siempre habíamos querido retratar.
Los objetivos gran angular son la herramienta perfecta para este tipo de fotografías. Gracias a su amplio ángulo de visión permiten capturar unas fotografías muy panorámicas, pudiendo así abarcar mayor encuadre.
Los objetivos de gran angular suelen tener entre los 12 y los 20mm de distancia focal. Esto es subjetivo, seguro que hay alguno me dirá que me estoy dejando fuera a los de 10mm por ejemplo, y puede ser cierto, pero es verdad que si bajamos a distancias focales inferiores ya entramos en un tipo de objetivos donde la imagen resulta demasiado distorsionada, y serían prácticamente objetivos «ojo de pez», que para el caso no vienen.

4) Objetivos Macro

Si alguna vez has intentado enfocar a distancias muy cortas con un objetivo 18-55mm normal te habrás dado cuenta de la enorme limitación que estos objetivos estándar tienen. Normalmente por debajo de los 50 centímetros no puedes enfocar.
Para eso se han inventado los objetivos macro. Se caracterizan principalmente por la capacidad de enfocar a distancias muy cortas. Su distancia focal suele ser normalmente de 50 hasta 200mm. Es el objetivo ideal para fotografiar flores, insectos, o detalles minúsculos de cualquier objeto.
Si te gusta el mundo Macro léete esto.

Recuerda: éstas son simples ideas y sugerencias basadas en mi humilde experiencia. Al final quien tiene que decidir qué objetivos comprar eres tú, en función del tipo de fotos que te gusta hacer.

Como siempre, gracias por leerme. Ojalá encuentres este artículo útil. Si pudieras compartirlo en tu red social favorita me harías un enorme favor.

eBook Fotógrafo Viajero