Hablar de escoger un objetivo siempre es complicado, porque existen tantísimos factores y variables a la hora de decantarnos por uno, que hace casi imposible que acertemos de forma general.

Cuando hablamos objetivos para fotografía de deportes, aunque, a priori, parece que acotamos un poco, lo cierto es que seguimos sumergidos en un abanico de posibilidades inmenso, empezando por el tipo de deporte que vamos a fotografiar, las condiciones de luz, etc.

¿Qué tener en cuenta a la hora de escoger un objetivo para fotografía de deporte?

Antes de decantarte por uno o por otro, debes tener en cuenta e intentar resolver estas preguntas. Verás cómo hacerlo facilitará tu elección enormemente.

  • A qué distancia se van a situar, de forma general, los o las protagonistas de tus imágenes. No es lo mismo fotografiar un partido en el Camp Nou que ir de escalada con tus amigos…
  • Qué cantidad de luz tendrás en general disponible. No es lo mismo un campeonato de karate que uno de esquí 😉
  • ¿Quieres una óptica fija o un zoom? O más bien, qué estás dispuesto a sacrificar por tener un zoom que te puedas permitir 😉
  • ¿Necesitas realmente un objetivo nuevo o puedes trabajar con lo que ya tienes?

Características aconsejables que debe tener un objetivo de deportes

  • Luminosidad: Ya te he comentado que depende muchísimo del tipo de deporte que vayas a fotografiar. Puede que dispongas de muchísima luz porque lo tuyo sea fotografiar maratones en el desierto, pero en general, es importante buscar objetivos luminosos que nos permitan congelar el movimiento intrínseco a la mayoría de deportes (para lo que necesitas trabajar con velocidades elevadas).
  • Estabilizador: Muy, muy aconsejable, sobre todo con focales largas, ya que un estabilizador te ayudará a disminuir las trepidaciones que puedan causarse por tu propio movimiento.
  • Distancia focal: Depende, depende, depende… 😉 De un montón de cosas, te puede interesar desde un ojo de pez hasta un teleobjetivo. Aunque lo más habitual es que nos decantemos por los teleobjetivos que, a priori, nos dan algo más de versatilidad en diferentes deportes.

Dicho esto, estas son mis recomendaciones generales para deportes.

Teleobjetivos

70-200mm f/2.8 con estabilizador de imagen

Si tienes un buen pellizco para invertir, este objetivo es muy versátil gracias a la distancia focal que cubre (70-200) y su buenísima luminosidad considerando que es un zoom y no una lente fija. No obstante, esto se paga, como siempre. También es bastante voluminoso, es cuestión de cuán seriamente pienses adentrarte en el mundo del deporte (o similar, ya que como he dicho, me parece una óptica muy aprovechable no sólo para deportes 😉 )

Para Nikon:

Para Canon:

Tamron (Nikon):

Tamron (Canon):

Sin estabilizador de imagen:

Si el precio se te escapa mucho, puedes centrarte en óptica menos luminosas de similar focal máxima:

Para Canon:

Para Nikon:

Focal media

El Rey y el Príncipe de los objetivos; el 50mm

Poco nos queda añadir de estos dos objetivos que no hayamos dicho ya. Su versatilidad, su luminosidad, su bokeh… e incluso su precio. De ellos nos gusta todo y sí, la versatilidad incluye la fotografía de deportes, porque deporte no es sólo fútbol a grandes distancias, también es fútbol sala, karate, skate, o escalada…

El rey de los objetivos

Para Canon:

Para Nikon:

El príncipe de los objetivos

Algo menos luminoso que el Rey, pero una gran opción de compra para presupuestos más ajustados.

Para Nikon:

Para Canon:

Focal angular

El 16-35mm f/4

Cuando necesitamos abarcar más ángulo o porción de escena, nos adentramos en las focales angulares.

Con apertura f/4 para Canon:

Con apertura f/4 para Nikon:

Para presupuestos más ajustados:

El 24-35mm de Sigma tiene algo menos de rango focal, pero una mayor luminosidad 😉

Para Nikon:

Para Canon:

Como ves, no hay un solo objetivo recomendado para deportes, ni tan solo un rango focal. Hay tantísimos deportes que se dan en tantísimas situaciones diferentes que es difícil aconsejar uno por encima del otro. Lo que sí es cierto es que la luminosidad juega a nuestro favor en cualquier circunstancia, aunque por desgracia, se paga bastante caro.

Así que, como no hay un fotógrafo igual que otro ni todos tenemos el mismo presupuesto, ni nos gustan los mismos deportes, que no esté aquí tu objetivo predilecto, no significa que no sea válido ni recomendable. Eso sí, puedes añadirlo en comentarios para inspirarnos 😉

Espero que este artículo te haya sido útil, si es así, haznos el favor de compartirlo en redes para conseguir que llegue al mayor número de gente posible. Muchísimas gracias y hasta la próxima.

eBook Modo Manual

4 Respuestas

  1. jorge

    Hola Alexa buenos consejos como siempre. Yo dispongo de un Tamron 16-300 y estoy encantado con el. Saco fotos de ciclismo, automovilismo, y fotos de fútbol en grandes estadios. Yo daría un consejo más por muy buen objetivo más o menos luminoso que tengamos a mi modesto entender la clave esta en acercarse lo máximo posible al motivo que queremos fotografiar. Seguro que así nos saldrán fotos espectaculares un saludo desde Asturias.

    Responder
  2. Jesus Rodriguez Lopez

    Simplemente comentar que hay vida mas allá de Canon y Nikon. Hace unos años, sería entendible este artículo sin aportar objetivos de otras marcas y/o sistemas, pero hoy día, hacerlo sin mencionar, por ejemplo, objetivos para Sony es quedarse muy corto teniendo en cuenta, además, que a parte de Sony, hay unas cuantas marcas más que ya se defienden tremendamente bien en esta modalidad. Mañana mismo Olympus presenta un cuerpo pensando en fotografía deportiva y acción.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.