Siempre hemos hablado de la importancia de capturar el alma de la persona retratada. De la necesidad de ahondar y sacar a la luz parte de su esencia, de su ser. Conectar con la persona retratada es importante, los aspectos técnicos y compositivos también, mucho. Pero a veces se olvida un detalle importante. Esencial. Normalmente hablamos de los retratos a plena luz del día, sin embargo, hay personas que son noctámbulas. Un retrato de día no sería precisamente lo más acertado para retratar su personalidad, ¿no crees? Lo suyo sería un retrato nocturno. Capturarla en su ambiente, en su momento más cómodo.

Ahora bien, es posible que el flash no sea tu mejor amigo. Que te empeñes en hacer los retratos de día porque lo tuyo es la luz natural y los efectos del flash no te molan nada. O no sabes utilizarlo. O no tienes. Pueden ser muchas razones. Eso no importa. Lo que importa es si existe alternativa para contentar a ambas partes. Y sí, la hay. Es lo que hoy te traigo. Un artículo dedicado a la luz ambiental o la luz artificial que puedes usar más allá del flash. ¿Sientes curiosidad? Si tienes gente noctámbula a tu alrededor, o te quieres dedicar a la fotografía de retrato, deberías 😉 .

Antes de empezar…

Ten en cuenta que no vas a obtener un retrato nítido. Tampoco es lo que deberías ir buscando. Si es así, mejor tirar de flash. Estas ideas son para otro tipo de retratos, que más que nitidez buscan transmitir una emoción, contar una historia o tener una estética determinada.

Estas luces, por mucho que te permitan hacer tu foto no las puedes controlar ni dirigir como la de un flash o similar, ni tampoco tienen la misma intensidad pero te ofrecen otros matices muy interesantes. Y no te preocupes por el ruido, puede ser parte de la fotografía 😉 .

Ahora sí, vamos con las ideas.

1. Luces de neón

Muchas tiendas, bares o establecimientos varios disponen de luces de neón en sus escaparates para atraer la atención del público. Estos pueden servirte de luz continua para tu retrato. Coloca a tu modelo bien cerca de estas luces y encuadra para obtener una composición interesante.

Cuentas con la posibilidad de incluir las letras como parte del retrato, si consideras que aportan algo, a la historia o a la composición y si no, deja que únicamente tengan una función de iluminación y mantenlas fuera del encuadre. A continuación, puedes ver un ejemplo de la primera opción que funciona muy bien.

Luces de neón como parte de la escena

2. Mechero

Vale, fumar ya no se lleva, no es sano, en muchos ambientes no está bien visto y mil cosas más. Sin embargo, aún sigue habiendo muchos fumadores. Hemos empezado el artículo hablando de capturar la esencia y la personalidad del retratado, ¿recuerdas? Si fuma, y mucho, no está de más que le retrates encendiendo un cigarro. La luz del mechero, aunque tenue, te servirá para arrojar algo de luz al rostro. Suficiente para que puedas tener tu foto.

También podéis experimentar, no siempre tiene que estar encendiendo el cigarro. Por ejemplo, colocando el mechero a un lado del rostro para conseguir una iluminación lateral más dramática.

No apta para no fumadores

3. Luz de vela

Una opción muy similar en cuanto al tipo de luz y de forma de trabajar con ella es la vela. Sin embargo, es muy distinta en cuanto a significado y mensaje a transmitir. Lo puedes ver en el ejemplo.

Alumbrando con velas

4. Luces navideñas

Tu próximo retrato nocturno no tiene por qué ser en Navidad pero sí que puedes utilizar sus típicas lucecitas de adorno para lograrlo. Aquí tienes una muestra. En interior o exterior, con fondo más o menos iluminado, con más o menos bokeh… Como quieras. Puedes conseguir efectos realmente atractivos.

No es necesario esperar a Navidad 😉

5. Los faros de un coche

Esta es otra opción interesante, bien aprovechar la línea de luz de los coches por la ciudad, o bien, si estás en algún lugar perdido y has llegado en tu coche. No es necesario que sea un coche vintage para que salga en la foto, por supuesto, con que te alumbre es suficiente. Ahora bien, si la persona que vas a retratar es amante de los coches y tiene uno molón, ¡no desaproveches la ocasión!

6. Reinventa tu estudio para el retrato nocturno

No tienes un estudio, o no quieres utilizarlo. ¿Conlleva este hecho que no puedas crear esquemas de iluminación interesantes? Para nada, he aquí un ejemplo. Un esquema muy acertado para este retrato. Tú puedes buscar el tuyo en cualquier lugar, una estación, un centro comercial, un restaurante. Tenemos la suerte de que ahora existen multitud de opciones de iluminación en los distintos establecimientos públicos. Una suerte que hay que aprovechar 😉 .

7. Paradas de bus

En muchas paradas de autobús puedes encontrar unos enormes paneles publicitarios iluminados. Aprovéchalos como ventana de luz continua. Su luz es difusa y no siempre es tan cálida como la de las velas, los mecheros o similares.

8. Con luz de bengala

Puede que no sea muy natural, en realidad no lo es, pero queda bonito. De eso no hay duda. La luz de una bengala añade una chispa al retrato nocturno que difícilmente conseguirás con otro tipo de iluminación.

Retrato nocturno con chispa

9. Las farolas

No hay ciudad que se precie sin farolas o sin focos que iluminen edificios importantes. Acerca a tu modelo a una de estas luces y no tendrás que tirar de flash. Cómo captes el entorno es cosa tuya, pero luz tendrás 😉 .

10. Lightpainting

¿No has probado aún el lightpainting o la pintura con luz? Puede que haya llegado el momento. Para los retratos más creativos utiliza esta técnica. Os divertiréis un montón. Eso sí, primero haz pruebas y domina la técnica, a la sesión de retrato ve con los deberes hechos 😉 .

Pintar con luz

11. Contraluces

La mayoría de estas opciones también te pueden servir para utilizarlas como contraluz y crear un perfil o una silueta. No todos los retratos tienen que ser primeros planos o ha de verse el rostro por completo, puede ser un retrato diferente, original y que cuente sin mostrar.

A contraluz

Tras estas ideas, me despido pidiéndote dos favores. El primero es que practiques al menos una de estas ideas en cuanto puedas, esta noche mismo, si es posible. Esta semana a más tardar. Si lo vas dejando esta información se disolverá como polvo de estrellas en tu masa gris. Mejor ponlo en práctica.

El segundo es que compartas este artículo. Si a ti te ha parecido interesante, te ha dado alguna idea útil para tu próximo retrato nocturno o te ha inspirado lo más mínimo, lo más probable es que lo haga con alguno de tus contactos. No le prives de inspiración fotográfica, ¡no sabemos nunca cuándo nos puede faltar!

¡Gracias y hasta pronto!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

4 Respuestas

  1. Carlos Giron

    ¿Se tiene que usar algún tipo de parámetro por encima de otro? Me refiero ¿se recomienda más iso, más apertura?

    Responder
    • Iaio Atamian

      Carlos, dependerá mucho del tipo de toma que quieras hacer. Yo por ejemplo siempre recomiendo mantener el ISO lo más bajo posible para no sacrificar calidad en la foto y subirlo para compensar la exposición si ya he fijado la apertura y la velocidad de obturación a los valores que deseo. Te recomiendo que leas el siguiente artículo: medición y exposición. Saludos.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.