Consejos Para Iniciarse en la Fotografía Macro

¿Eres paciente, curioso, entusiasta, amante de la fotografía de naturaleza y de las pequeñas grandes cosas que nos regala? Entonces la fotografía macro te va a encantar. Si aún no has sucumbido a sus encantos, espero que tras este artículo acabes rendido a sus pies 🙂

¿Qué es la fotografía macro?

Básicamente es la capacidad de obtener imágenes grandes de elementos pequeños, ya sean animales u objetos. Se dice que para que una fotografía se considere macro, la relación de tamaño entre lo fotografiado y la imagen que de él se proyecta en el sensor, debe corresponderse en relación de 1 a 1; es decir, deben tener el mismo tamaño en la realidad que en el sensor.

Opening

¿Qué material necesito?

Hay numerosas opciones para conseguir realizar una fotografía macro y, como casi todo en fotografía, puedes gastarte muy poco o gastarte mucho. Eso siempre dependerá de tu presupuesto y de lo que te acabe interesando la fotografía macro, ya que hay tantos sistemas para conseguirla como precios. Veamos algunos:

Objetivo macro

Es el sistema más recomendable ya que es el más sencillo además del que proporciona mejores resultados de forma general. Son específicos para fotografía macro, y tienen diferentes distancias focales: cortas (30mm a 50mm), largas (60mm a 105mm) o teleobjetivos macro (150mm a 200mm). Normalmente, a mayor focal, más lejos podrás estar situado para fotografiar a tu sujeto (lo mismo que con una lente no macro), lo que es muy útil. La parte negativa, es que a mayor focal, más precio.

Anillos inversores

Una solución más económica que los objetivos macro se basa en girar el objetivo (seguro que ya lo has probado alguna vez 😉 ) lo que permite un acercamiento similar al que consigues con un objetivo macro. Los anillos unen la parte frontal de tu objetivo con el cuerpo de tu cámara. La parte negativa es que perderás el control de la cámara (enfoque, diafragma, etcétera) y la positiva es que podrás obtener muy buenas imágenes macro por muy poco dinero. En este caso, a menos focal; más aumento.

Lentes de aproximación

Son una opción barata para iniciarse en la fotografía macro. Se colocan como un filtro en el objetivo de tu cámara, y sirven para aumentar la imagen (como una lupa). La parte negativa es que suelen ser de baja calidad, creando aberraciones y distorsiones en la imagen. La parte positiva es que te permitirán comprobar si lo que sientes hacia la fotografía macro es algo pasajero (por lo que no vale la pena gastarse nada más) o es realmente lo tuyo. En ese caso, no lo dudes, empieza ahorrar para un buen objetivo macro.

Tubos de extensión

Los tubos de extensión son otro sistema muy económico para lograr imágenes macro. Se enroscan directamente entre el cuerpo de la cámara y el objetivo, y su función es aumentar la focal de nuestro objetivo, permitiéndonos mayor acercamiento. Los hay de dos tipos: unos mantienen conexión con la cámara y los otros no, por lo que te obligan a trabajar totalmente en manual (enfoque, exposición, etcétera). Evidentemente, los primeros son más caros que los segundos.

4294026886_cde494bd61_b
Un buen trípode es un buen aliado en fotografía macro

Trípode

A menos que quieras limitar la toma de tus macrofotografías a los ambientes controlados de unas cuatro paredes, lo ideal sería tener o comprar un trípode que reuniera las siguientes características:

  • Robusto y pesado: Sí, terrible cuando te has aficionado a la fotografía macro exterior, pero muy necesario, ya que la robustez de un trípode lo hace menos vulnerable a los imperceptibles movimientos del viento o de otros factores
  • Con columna central extraíble: Te permitirá tomar imágenes a ras de suelo.
  • Patas que permitan variar el ángulo de forma individual: Te será muy útil para salir al exterior, ya que casi nunca los terrenos que te vas a encontrar son perfectamente planos. Al contrario, la mayoría de veces te moverás entre rocas o maleza, por lo que este “detalle” te será muy útil.
  • Rótula de cremallera: Permite ajustar la posición de forma milimétrica (cosa que en macro puede suponer la diferencia entre foto y no-foto).

¿No tienes nada de lo anterior? Pues no lo tendrás tan fácil como el afortunado que posea ese trípode ideal 😉 pero seguro que superarás cualquier adversidad con un poco más de esfuerzo.

Disparador remoto

La fotografía macro es tan delicada como esos pétalos de flores o esas hormigas que tanto te gusta retratar. El más leve movimiento o vibración puede echar a perder tu imagen, por lo que es casi imprescindible que te hagas con un disparador remoto. No todo es apretar el obturados, tienes muchas otras formas de disparar una foto y mucho menos dañinas para tu imagen 😉

Bote pulverizador

Sí, no pongas esa cara de sorpresa, ¿Sabes lo bonitas que pueden ser unas simples gotas de rocío en una hoja en versión macro? 😉 Y, ¿Qué forma más sencilla de encontrar rocío en el lugar que quieres que llevarte un bote pulverizador con agua para crear hermosas gotas de agua donde tú prefieras?

14994449099_9c2794e3ba_k
La importancia del enfoque y la nitidez en la fotografía macro

Configuración de la cámara

Lo más importante en fotografía macro es obtener un buen enfoque de nuestro protagonista. También es lo más difícil, porque un pequeño error milimétrico que en cualquier otra disciplina fotográfica pasaría desapercibido, en este caso nos supondría la pérdida de foco completo de nuestro centro de interés.

Live View

Muchas cámaras disponen de esta opción. Se utiliza mucho en fotografía paisajística y macro, ya que mantiene abierto el espejo para evitar el movimiento que se ocasiona durante la toma de una imagen al levantarse el espejo. Además, nos permite comprobar el foco a través de la pantalla “en vivo y en directo” para poder corregirla de forma muy precisa. El enfoque lo realizaremos de forma manual en la zona que queramos destacar.

Exposición

Como en cualquier imagen, la exposición es importante y la elección de un tipo u otro, vendrá muy ligado al resultado que quieras obtener. No está de más hacerte con un reflector si prevés salir a pasear buscando maravillosas imágenes macro. La gran mayoría de veces no podrás (o no deberías) mover a tu centro de interés, por lo que un reflector te ayudará a eliminar sombras o a re-dirigir la luz.

Modo manual

La fotografía macro está casi predestinada a funcionar en manual. Así podrás escoger la velocidad y el diafragma que te interese en cada imagen.

ISO

Puesto que dispones de un estupendo trípode para evitar que tu cámara se mueva lo más mínimo, lo ideal es que trabajes a ISO baja para mantener la calidad de tu imagen al máximo. No obstante, no es sólo tu cámara la que puede moverse, en exteriores tendrás viento o simplemente tu protagonista se moverá por su propio pie. Asegúrate de disparar a una velocidad suficiente para evitar que tu imagen salga movida. Si no dispones de suficiente luz, lo mejor será que «sacrifiques» algo de calidad de imagen y subas la ISO antes de que tu imagen salga movida.

¿Qué fotografiar y cómo?

Fondo

Puedes resignarte al que haya, puedes hacer piruetas y cambiar el punto de vista para obtener lo que quieres, o simplemente ayudarte con alguna cartulina de color. Aunque sean imágenes de poca profundidad de campo, el fondo sigue teniendo tanta importancia como en cualquier imagen, y debes vigilarlo con la misma atención.

14320451917_7fb5214d80_k

Composición

Puesto que el enfoque en fotografía macro es tan exacto, las imágenes suelen basarse en un único centro de interés, del cuál muchas veces destaca una sola zona del mismo, ya que a menudo es difícil mantener todo el sujeto en foco. Imagínate si quisieras incluir a algún amiguito en la escena 😉 Casi imposible. Es por ello, que las imágenes son sencillas (dentro de su complejidad) competitivamente hablando. Hay pocos elementos distractores, por lo que le importancia de la composición cobra, si cabe, mayor importancia.

Las «normas» son las mismas que las que usamos en cualquier imagen, pero en este caso las que a mi parecer más deberías contemplar son:

Temática

Todo, absolutamente todo, es susceptible de acabar siendo una de tus maravillosas e increíbles fotografías macro, aunque bien es cierto, que hay unos temas que se prestan más y mejor a ser fotografiados en este estilo fotográfico:

  • Flora
  • Fauna (pequeña, se entiende 😉 )
  • Objetos cotidianos reconocibles (monedas, tornillos, cordones de los zapatos…)
  • Gotas de agua (Rocío)
Twins
Las gotas son un tema recurrente en fotografía macro

¿Me reconoces?

A mi modo de ver, lo maravilloso de la fotografía macro, es poder ver aquello que a simple vista no estamos capacitados a hacer. Es desvelar el misterio de las cosas pequeñas, es coger algo pequeño y darle una escala de gigante, es coger lo desapercibido y hacerlo importante. Y precisamente por ello, creo que una de las cualidades que debe tener una imagen macro, es que se reconozca lo que hay en ella.

3169775434_316b7c19b7_b
Reconocible y mágico a la vez

Practica en casa

No te limites a las maravillosas excursiones a los prados a buscar bichos y flores. La fotografía macro requiere (como toda) de práctica y en casa tienes muchísimos motivos candidatos a ser una gran imagen. Además podrás realizar tus tomas de forma tranquila, sin viento, sin sombras, sin nada que interfiera entre tú y tu maravillosa foto. Cuanto más practiques, más fácil te será salir a hacer macro de exteriores y mejores resultados tendrás 🙂 .

Cámaras compactas

Para acabar, sólo comentarte que no, que las cámaras compactas NO ofrecen un macro «real» aunque tengan el símbolo de macro (flor) entre sus diferentes ajustes. No te permiten tomar imágenes macro pero sí te permiten imaginar cómo y cuán infinitamente fantástico es el mundo del macro «auténtico» 😉

Suelo pensar y decir, que los fotógrafos (sean aficionados o profesionales) tienen la capacidad de ver lo que los otros no ven. La capacidad de encontrar historias, de crearlas, de plasmarlas. Esto es aún más verdad si cabe en la fotografía macro. Este tipo de fotografía, nos permite elevar a la altura de nuestra mirada objetos y animales, situaciones, texturas, patas peludas y grandes ojos oscuros, elementos zumbantes y gotas que encierran un mundo. Nos permite captar un mundo tan vivo como desconocido, un mundo que no existiría de no ser por esas maravillosas imágenes dignas de Alicia en el país de las maravillas 😉 Así pues, ¿Te animas? ya has visto que hay muchos formas de empezar en fotografía y no todas (ni mucho menos) son caras, así que te animo a que lo pruebes porque puedo asegurarte que te vas a volver loco. O loca. 🙂

Y ya sabes, si te ha gustado y crees que a alguien más puede serle de utilidad, por favor compártelo en Facebook Google+ y Twitter. ¡Muchas gracias! 🙂