Exterior de un museo

Consejos imprescindibles para fotografiar museos (con éxito)

Como buen amante del arte que seguro que eres, apuesto a que perteneces al grupo de los que visita museos o salas de exposiciones por lo menos de vez en cuando. Y seguro que no acudes a ellos sin tu cámara de fotos, porque fotografiar museos está lleno de oportunidades creativas.

Tanto si fotografiar museos es algo que no te habías planteado hasta hoy, como si es algo que ya solías hacer, me gustaría ofrecerte unos consejos para que exprimas al máximo tu visita 🙂 .

museo londres fotografía

1. Preparación previa

Si no es la primera vez que te acercas a un museo, es posible que ya te hayas llevado algún fiasco al llegar. No todos los museos permiten tomar fotografías, o llevar determinado material.

Permisos

Revisa antes de acercarte al museo, qué está permitido llevar y qué no, si está permitido utilizar el flash, llevar trípode o incluso tomar fotografías. Lo mejor es que consultes su página web para no llevarte una decepción.

Mira por ejemplo una parte de las normas para el Museo del Prado de Madrid:

En este caso, podrías fotografiar en 3 lugares del museo. En algunos no podrás en ninguna, y en algunos no tendrás problema, pero conviene que sepas a qué atenerte antes de llegar 😉 .

escultura museo

Preparación del material

Una vez sepas qué puedes llevar y qué no, asegúrate de ir con las tarjetas de memoria vacías, las baterías bien cargadas y los objetivos limpios y en buen estado.

Fotos

Saber dónde vas y cómo es el lugar siempre es una forma de prepararte para obtener mejores fotografías. Por ejemplo, a la hora de decidir qué objetivo/s llevar.

museo fotografía

2. El equipo fotográfico

En una situación ideal en la que pudieras llevar todo aquello que quisieras, este es el material que te recomendaríamos.

  • Trípode para ganar estabilidad y nitidez.
  • O monopie, si te es más cómodo.
  • Filtro polarizador para eliminar reflejos de las superficies.
  • Un objetivo de 35 o 50mm. Estas son las focales que creo que mejor te pueden funcionar en el interior. Una angular que te permita obtener una vista general del espacio, y una focal media para fotografiar los elementos del museo.
  • Cuanto más luminoso sea tu objetivo, mucho mejor, necesitarás toda la luz que puedas conseguir ;).
  • Baterías y tarjetas de memoria.
objetivo fotografía

3. Los mejores ajustes a la hora de fotografiar museos

Los ajustes dependerán mucho del tipo de museo que vayas a fotografiar, sobre todo de la luminosidad y del espacio del que dispongas. Hay museos con inmensos ventanales y otros muy oscuros. Incluso verás mucha diferencia entre las distintas salas de un mismo museo. No obstante, estas son algunas recomendaciones que te ayudarán en cuestión de ajustes al fotografiar en un museo:

  • Activa el estabilizador de imagen si no llevas trípode. Te ayudará a obtener imágenes con mayor nitidez.
  • Establece una velocidad de obturación mínima para la distancia focal que estés utilizando. Recuerda que una forma aproximada de calcularlo es 1/distancia focal=velocidad mínima de disparo. O, lo que es lo mismo, si tienes un 24mm, la velocidad mínima de disparo será por encima de 24s 😉
  • ISO: no hay ningún ajuste inamovible. Siempre es recomendable que trabajes con una ISO lo más baja posible, pero también es un recurso subirla en caso de encontrarte en una habitación con poca luz, para obtener una imagen sin trepidación.
  • Apertura de diafragma: si necesitas luz, abre el diafragma, así como si quieres desenfocar el fondo. Si por el contrario, quieres una imagen con una buena profundidad de campo, deberás cerrar el diafragma a valores como f/8, ahora bien, recuerda que tendrás menos luz disponible con la que trabajar.
  • El balance de blancos: encontrarás seguramente diversas fuentes de luz, puede que se junten la luz natural que entra por las ventanas con la artificial que ilumina las obras de arte. En ese caso, es importante que controles manualmente el balance de blancos para que las diferentes tonalidades de la luz no te jueguen una mala pasada.
  • Trabaja en modo RAW: esto solucionará a la vez tener que preocuparte sobre el balance de blancos y te ayudará en la edición de las luces y sombras en el procesado de la imagen.
  • Derechea el histograma: es preferible una imagen ligeramente sobreexpuesta que una subexpuesta u oscura. Así que, si tienes que escoger entre luces y sombras, ve hacia la luz 😉 tendrás mucho mejor rango dinámico en la escena y por lo tanto, mejores resultados. Pero sin pasarte, porque las zonas muy quemadas, no hay editor que las recupere 😉 .
  • Si trabajas a mano alzada, sujeta correctamente la cámara para ganar estabilidad.
museo  color

4. El espacio

En muchas ocasiones, los museos son una obra de arte en sí misma. Debido a las necesidades de espacio y de luz, suelen ser arquitectónicamente fascinantes. Muchas veces, los edificios en sí mismos merecen una visita, independientemente de las obras de arte que puedan almacenar.

Fotografiar museos aprovechando la propia arquitectura que nos ofrecen, tanto externa como interna, es una de mis primeras recomendaciones.

Exterior

  • Aprovecha las líneas de los edificios, procurando que no se tuerzan
  • Puedes incluir un elemento humano para darle escala
  • Busca puntos de vista diferentes
  • Busca encuadres naturales
  • Prueba con la edición en blanco y negro
  • Juega con la perspectiva
  • Si hay un cielo interesante añádelo a la composición (nubes, tonos de amanecer-atardecer, etc.)
museo guggenheim

Interior

Aprovecha para fotografiar los elementos arquitectónicos de dentro del museo. Puedes fotografiarlos en sí mismos, más allá de las obras de arte o aprovecharlos para añadir interés a tus imágenes.

  • Escaleras
  • Ventanas
  • Techos
  • Claraboyas
  • Puertas…
  • Aprovecha toda la luz natural que haya en la sala si la hay
claraboya museo

5. Composición

En los museos nada está colocado al azar, es por ello que lograr composiciones interesantes no es demasiado difícil.

cuadro personas museo
  • Aprovecha el espacio negativo
  • Juega con las líneas
  • Los marcos naturales de ventanas o puertas para encuadrar los objetos o personas
  • Añade elementos humanos para añadir interés a tus imágenes
  • Procura que tu imagen cuente una historia
  • Aplica la regla de los tercios
  • Juega con el movimiento de las personas que transitan el museo
  • Busca puntos de vista diferentes y, sobre todo, mira allí donde los demás no ven nada 😉
gente museo

Conclusiones

Fotografiar museos está lleno de oportunidades creativas. En ellos todo está estudiado, la arquitectura, las líneas, la iluminación y la disposición de las obras de arte.

Es por ello, que es muy interesante aprovechar siempre cualquier visita a los museos, no solo para disfrutar de las obras de arte, también para conseguir fascinantes fotografías :).

Arquitectura de museo, composición basada en líneas

¿Qué te ha parecido? ¿Sueles hacer fotos en museos? ¿Te animarás a hacerlo a partir de ahora? Te leemos en comentarios 🙂