Fotografías cortesía de: Paul Healey Photo, vice1, Bethany Petrik, Riccardo Romano bajo licencia Creative Commons.

Fotografía en Blanco y Negro: 8 Errores Que Deberías Evitar (Sobre Todo el Último)

La fotografía en blanco y negro tiene casi tantos adeptos como la fotografía en general, o casi diría que más, porque hasta quien no es aficionado a la fotografía acaba utilizando los filtros de su móvil o el modo monocromo para disparar a la hora de guardar sus recuerdos visuales. Porque está de moda, por la nostalgia, porque sí… o dando un paso más, porque enamora, seduce, atrae y porque una buena fotografía en blanco y negro te hace hasta vibrar. Aquí tengo que insistir, una buena fotografía. No todo vale en blanco y negro, de hecho es muy fácil estropear una fotografía por disparar en blanco y negro o convertirla después. Hay algunos errores muy corrientes y recurrentes que deberías evitar a toda costa si quieres que tu fotografía en escala de grises tenga la fuerza suficiente para dejar al espectador embobado y que no pueda dejar de mirar tu imagen. De eso es de lo que te hablaré hoy, pero si quieres profundizar más, no dejes de pasarte por nuestra mega guía donde encontrarás toda la información ampliada con muchísimos consejos y trucos para la fotografía en blanco y negro.

Errores que enseñan

En otros artículos te hemos dado consejos para una mejor fotografía en blanco y negro e incluso algunos trucos para triunfar con tu fotografía en blanco y negro. Hoy, por el contrario, como te he adelantado, voy a hablarte de los errores, porque muchas veces concentrándonos en ellos aprendemos más.

Los errores nos enseñan en muchas ocasiones más que los aciertos, y no debemos mirarlos como algo negativo, sino como parte de un proceso de aprendizaje y mejora. Con cada error que aprendas a distinguir y corregir darás un paso más para ser mejor fotógrafo o fotógrafa. En este artículo te los cuento, muchos con ejemplos, para que por un lado revises las fotos en blanco y negro que no te convencían y no sabías por qué, probablemente porque hayas caído en una de estas trampas que te voy a contar. Y por otro lado para que los evites de ahora en adelante y no acabes como la niña de la portada al ver tus resultados. Ahí van:

1. Mirar en color. A veces nos gusta mucho una foto y decidimos convertirla a escala de grises por eso de que el blanco y negro mola tanto. Esto no siempre da buen resultado. Si una imagen se sostiene por el color, es un error garrafal eliminarlo. Por mucho que deseemos una foto en blanco y negro… mejor será que compongamos otra desde el principio pensando cómo destacar.

Si tu imagen se sostiene por el color, es un gran error pasarla a monocromo.
Si tu imagen se sostiene por el color, es un gran error pasarla a monocromo.

2. No tener un claro centro de interés. Una fotografía en blanco y negro no tiene colores que distraigan la atención, que provoquen emociones en el público. Por eso tiene que tener algo que despierte la atención y el interés del espectador, un centro claro de interés, una historia que contar. La mirada debe saber dónde dirigirse y qué leer.

La mirada se pierde en esta imagen y no sabe dónde centrar la atención.
La mirada se pierde en esta imagen y no sabe dónde centrar la atención.

3. ISO alto. Tienes que saber que el ruido en blanco y negro es mucho más evidente. Puede que lo quieras utilizar como elemento creativo, incluirlo en tu imagen conscientemente, si es así, adelante, seguro que queda genial. Sin embargo, si no tienes esa intención, no olvides poner el valor ISO lo más bajo posible a la hora de disparar o el ruido estropeará el resultado. Si te pierdes con este término no dejes de leer esto.

El ruido se nota más en blanco y negro
El ruido se nota más en blanco y negro

4. Cielos planos. Si tu fotografía incluye una buena proporción de cielo, asegúrate de que tenga nubes, porque de lo contrario quedará tan soso como una comida sin sal, o como un jardín sin flores 🙁 Las nubes crean contraste y aportan información, si a un cielo despejado le quitas el precioso azul… ¿qué te queda?

Antes de continuar, una cosa rápida que te podría interesar: acabamos de lanzar FOTOGRAFÍA SIN SALIR DE CASA, un nuevo formato digital con el que ponemos a tu disposición 101 ejercicios de fotografía que podrás practicar desde la comodidad de tu casa. Ahora que estamos de confinamientos y con esta situación un poco rara, quizás quieras echarle un vistazo (disponible aquí).

Dicho esto, volvemos al asunto...

Para que lo veas bien claro, aquí tienes dos imágenes con cielos diferentes, ¿cuál te llama más la atención?

Cielo sin nubes
Cielo sin nubes
Cielo con nubes.
Cielo con nubes.

5. Disparar en monocromo. Esto ocurre mucho y es un gran error, pues en este caso es la máquina la que decide por ti cómo hacer la conversión y además no habrá vuelta atrás, si la imagen no te convence luego porque te das cuenta que el color era importante, ya no podrás recuperarlo. Dispara siempre en color y después, en la «seguridad» de tu hogar, conviértela a escala de grises y si no te convence, déjala en color.

6. Falta de contraste. Lo ideal en una fotografía en blanco y negro es que contenga blancos y negros. Si tu imagen sólo contiene grises intermedios será una fotografía más bien plana. Esto no quiere decir que tenga que ser una imagen súper contrastada, pero las distintas tonalidades de la escala de grises, desde un extremo a otro la harán mucho más atractiva a la vista. Fíjate en las dos imágenes de abajo, ¿cuál de las dos te parece más interesante?

Cuestión de contrastes
Cuestión de contrastes

7. Disparar siempre en JPG. Tal vez no sepas que hay vida más allá del JPG y no hablo de galaxias ni nada de eso, hablo de los formatos fotográficos. El formato JPG, da como resultado un archivo comprimido que deja por el camino un montón de información. Si disparas con un móvil o una compacta no tendrás más opciones que esta, pero si lo haces con una réflex tienes la oportunidad de trabajar en RAW, que es como si guardaras en tu cámara la escena completa y en casa, al procesar la imagen puedes ajustar y reajustar los valores según te interese, algo que en JPG no es posible. No siempre es conveniente disparar en RAW, como todo, tiene sus ventajas e inconvenientes, sin embargo, cuando quieras conseguir una fotografía espectacular, prueba a disparar en RAW, podrás poner más de ti en ella, poner tu firma, tu creatividad…, en definitiva, tendrás más plasticidad a la hora de trabajar con ella.

8. No componer bien. La composición en la fotografía en blanco y negro es realmente importante. Ya te he comentado que la ausencia de color hace que pierdas herramientas con las que emocionar y debas echar mano a otros recursos. La composición es en este caso tu recurso más importante. Puedes destrozar una posible fotografía espectacular si no realizas una buena disposición de los elementos dentro de tu encuadre. Recuerda que existen unas reglas compositivas que no siempre tienes que cumplir a rajatabla, pero sí conocerlas bien para incumplirlas con una clara intención. El error no es romperlas cuando sea necesario, el error es no conocer esas reglas y saltárselas por desconocimiento.

La importancia de una buena composición
La importancia de una buena composición
Sin una buena composición tu fotografía no tendrá ningún atractivo
Sin una buena composición tu fotografía no tendrá ningún atractivo

Si evitas estos errores, muy especialmente el último, lograrás mejores imágenes en blanco y negro, no me cabe ninguna duda. Igual que no me cabe ninguna duda de que la mejor forma de aprender y mejorar es practicar y equivocarse. Y no hay que quedarse ahí, en ese punto, debes ser la persona más crítica con tu propio trabajo, analizar cuáles son los errores y evitarlos a toda costa. Si dejas tu cámara guardada en su funda, no cometerás errores, claro, pero tampoco lograrás fotos que emocionen.

¿A qué estás esperando? Busca tu cámara y lánzate a la captura de impresionantes imágenes en blanco y negro, pero antes te agradecería que, si te ha parecido interesante o útil, compartieses este artículo en Facebook, Twitter o Google+. ¡Mil gracias y hasta el próximo artículo!

Libro: La Guía Completa Para la Fotografía en Blanco y Negro