Tienes una mascota a la que adoras. Te encanta hacerle fotos, porque te divierte, porque te chifla presumir de ella o porque es tu mejor modelo para tus prácticas fotográficas. O tienes familiares o amistades que te han pedido el favor de retratar sus mascotas, porque como eso de las fotos a ti se te da bien… Lo que pasa es que luego, cuando ves la foto sientes que no has logrado el resultado que esperabas ni de lejos… Puede que a quien te haya hecho el encargo esté feliz, pero no sabes si es porque esa persona lo habría hecho peor seguro, por cortesía o porque quiere tanto a su mascota que cualquier foto en la que salga le parecerá una pasada. Lo que pasa es que tú no sientes ninguna satisfacción con el resultado, por mucho que adores a tu mascota o agradezcas los elogios de tu gente. ¿Te identificas con estas situaciones? ¿Te preguntas qué ha pasado? ¿En qué has fallado? Entonces estás en el lugar adecuado y, además, tienes un punto ganado, porque si te haces esa pregunta es porque sientes que debes mejorar, aprender de los errores para seguir avanzando. Esa motivación es uno de tus motores y mi “misión” con este post es aclararte un poco las ideas. Te voy a contar algunos errores típicos que se comenten a la hora de fotografiar esos animalillos que habitan nuestros hogares y que nos hacen la vida un poco más feliz  (y da igual que dispares con réflex, con compacta o con el móvil). Así, la próxima vez, podrás evitarlos, ¿te parece? Genial, pues acomódate y sigue leyendo.

1. Fondos inadecuados

A veces un fondo mal escogido puede arruinar por completo una fotografía. Bien porque tenga muchos elementos distractores o porque sea del mismo color de tu mascota. Cualquier fondo que le reste protagonismo a tu animal es inadecuado, pero claro, es muy fácil caer en eso, porque lo ves ahí dormidito, con esa carita tan tierna… que tú quieres inmortalizar el momento y no te fijas en nada más… Ahora que lo sabes, la próxima vez estarás más pendiente y lo solucionarás cambiando el fondo o desenfocándolo, ¿a que sí? 😉

Fondo limpio

Fondo limpio

Fondo distractor

Fondo distractor

2. Elementos molestos

No se trata de que hagas una limpieza general de tu casa antes de una sesión fotográfica con tu mascota, pero sí que es conveniente que quites los enredos que haya alrededor o que procures que estén fuera del encuadre. Cualquier objeto (animales o personas) que nada tengan que ver con el tema de la foto sobran, así que procura no sacarlos. O bien despejas una distancia considerable a la redonda de tu mascota, desenfocas el fondo o utilizas el zoom con la cámara para que queden fuera del encuadre y que no le quiten protagonismo a esa preciosidad de animal.

Distracciones desenfocadas

Distracciones desenfocadas

3. Falta de luz

Muchas veces, por no asustar a tu peluche viviente y que salga huyendo despavorido… desconectas el flash. Y eso no está mal, lo que es un error es quitar el flash y si no hay luz suficiente no hacer nada para remediarlo. Si tu gatito, perro, loro… o lo que tengas como animal de compañía está durmiendo plácidamente en un lugar oscuro de la casa y no tienes intención de que se despierte, puedes seguir estos consejos o esperar a otro momento y aprovechar cuando esté cerca de una ventana. Echa un vistazo a este post, puede que te sirva de ayuda. También hay otras soluciones, como utilizar luz continua, si no tienes un equipo de iluminación, puedes hacerte una caja de luz casera.

Caja de luz casera

Caja de luz casera

4. Manchas o reflejos en el cristal

¿Tus mascotas son de las que viven tras un cristal? Es decir, ¿en un acuario o un terrario? Pues no cometas el típico error de disparar con el flash porque el reflejo estropeará la foto por completo. Y si el cristal está sucio pásale un trapito para quitar las manchas. Para evitar otros reflejos o manchas que estén por dentro y que no puedas limpiar en ese momento, acerca el objetivo hasta apoyarlo sobre el cristal y dispara en paralelo, si disparas en ángulo aparecerán reflejos indeseados.

Cristal invisible

Cristal invisible

5. Error de perspectiva

Sí sí, ya sé que tu mascota es la más bonita del mundo entero, pero si quieres que la foto en sí (no la mascota, pues esta no puede ser más bonita), resulte más atractiva y tenga mayor impacto visual, cambia la perspectiva. Es muy fácil caer en el error de disparar desde arriba, a la altura a la que estamos acostumbrados a ver las cosas. Si te agachas un poco (o bastante 😉 ) y te pones a la altura de sus ojos, tu imagen ganará muchísimo. Para muestra un botón 😉

Cuestión de perspectiva

Cuestión de perspectiva

6. No tener en cuenta los detalles

Un todo es la suma de sus partes y eso incluye también a los animales. Te estarás preguntando que esto a qué viene… pues te explico, resulta que tendemos siempre a hacerle la foto a la cara o al cuerpo entero. ¿Alguna vez te ha dado por fotografiar sólo su nariz, o sus ojos, su pico o sus patitas? Muy probablemente no, si estoy en lo cierto, te estás perdiendo imágenes muy interesantes. Esto puedes hacerlo encuadrando sólo esa parte o jugando con la profundidad de campo si usas una réflex.

Pequeños detalles

Pequeños detalles

7. Olvidar los perfiles y otras posturas

Cuando uno se limita a fotografiar a los animales siempre en la misma posición, corre el riesgo de perderse interesantes poses que no sólo son atractivas, sino que permiten destacar alguna parte de tu mascota que de frente sería más complicado de apreciar. Cambia de ángulo, observa a tu mascota desde distintas posiciones y cuando veas algo que te llame la atención, dispara.

Mostrando su "lado bueno"

Mostrando su “lado bueno”

8. No elegir el momento adecuado

A no ser que quieras retratar momentos de su vida cotidiana, intentar fotografiar a tu animal cuando quiere comer, hacer sus necesidades o cazar una mosca, por poner un ejemplo, puede llegar a desesperarte si no estás acostumbrado a la fotografía de deportes o “en movimiento” 😉 . Mejor si esperas a que tenga un momento de relax para que tus fotos no salgan movidas y puedas recrearte más en realizarle su retrato.

El mejor momento

El mejor momento

9. No retratar su “personalidad”

Sí, tu mascota es un animal, eso ya lo sabes, pero también sabes que tiene su propio carácter, su personalidad. Es gruñona, tranquila, juguetona… Cuando la retrates, recuerda que debes transmitir esa “esencia”, capturar su alma, como si de una persona se tratara.

Un perro con mucha personalidad

Un perro con mucha personalidad

10. Disparar siempre en su entorno

 ¿Todas las fotos de tu mascota son en el mismo lugar? La falta de “originalidad”, por llamarlo de alguna manera es un error muy común. Si echas un vistazo a las fotos y casi todas son en el sofá, en su “camita” o en su jaula, tal vez haya llegado el momento de hacer una excursión. Observa esta imagen y seguro que te animas a cambiar de aire:

Cambio de aires

Cambio de aires

11. Barrotes inoportunos

Fotografiar a un animal a través de barrotes hace que la fotografía pierda por completo su gracia. Ya puede ser el animal más bonito, exótico, tierno o divertido que los barrotes (si no tienes una clara intención al introducirlos en la foto) lo único que harán será estropear tu imagen. Si tienes una mascota que vive en una jaula, procura sacarla “de paseo” a la hora de la sesión fotográfica.

No a los barrotes

No a los barrotes

Si has llegado hasta aquí, habrás podido comprobar que no hace falta tener grandes conocimientos de fotografía ni un gran equipo para evitar estos típicos errores que pueden arruinar una foto.  Y que, además, es muy fácil evitarlos y con muy poco tus imágenes pueden mejorar muchísimo.

Si tus amistades o familiares tienen mascota, este post también les puede interesar, por eso, en su nombre y en el mío te pido que lo compartas en tu red social favorita, Facebook, Twitter o Google +. Cuanto más se comparta y más “Me gusta” reciba, más mascotas saldrán ganando 😉 . ¡Gracias y hasta la próxima!

Tu Guía de Iniciación en el Mundo del Retrato

15 Respuestas

    • Iaio Atamian

      He probado su equivalente para Nikon y su relación calidad/precio me pareció muy buena. De todos modos, he trabajado con objetivos más nítidos pero claro, mucho más costosos.

      Responder
  1. Andreina

    Tengo una nikon D5100, ¿qué lente me recomiendas para fotografía de mascotas? Estoy en búsqueda de alguno versátil y económico. ¿Algún consejo?

    Responder
  2. Martin

    Hola, tengo una canon T6 quisiera saber que tipo de lente me ayudaría a tomar una buena foto a mi mascota es un perro.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.