Una composición más atractiva
Fotografías cortesía de: Manuel Martín, mediosaudiovisuales, Dominik Nolte, Justin R, Amy the Nurse, Joaquín Aranoa, Caro Musso bajo licencia Creative Commons.

13 Errores Frecuentes a Evitar Cuando Fotografíes Animales en un Zoológico

Las visitas a un zoológico son toda una experiencia fotográfica, en ningún otro lugar encontrarás tantos animales tan diferentes en un espacio tan reducido. De ti depende que esta experiencia fotográfica resulte satisfactoria en lugar de sufrir un momento dramático a la hora de ver las fotos en el ordenador.

Hay una serie de errores recurrentes cuando se fotografía en un zoo, y estos suelen ser los responsables de que esta aventura se convierta en un drama. ¿Quieres conocerlos para evitarlos? Acomódate y toma nota 😉

1. No llevar un teleobjetivo

Este es uno de los errores más frecuentes y, además, añadiría que graves, si es que podemos hablar de gravedad 😉 Muchos de los animales del zoo están demasiado lejos como para capturarlos con otro tipo de lente, por lo que te recomiendo que eches en la mochila un objetivo del tipo 70-300. Te ayudarán a acercarte a todos los animales, fotografiar las aves en vuelo y aislarlos del fondo.

No te la juegues con los objetivos
No te la juegues con los objetivos

Eso no significa que no puedas llevar otros objetivos, como el rey, o un gran angular para lograr tomas más generales. Insisto, además del tele 😉

2. Ir acompañado

Esto es algo que a veces no se puede evitar. Si vas con tus hijos y quieres aprovechar la visita céntrate más en disfrutar con ellos y de sus expresiones, pero si lo que quieres es practicar y conseguir buenas fotografías de animales, mi consejo es que vayas solo/a o que te acompañes de alguien que lleve el mismo objetivo que tú, y no me refiero a la lente, sino al de fotografiar animales 😉 ¡A veces no imaginamos lo desesperante que puede ser acompañarnos! Y seguro que tú no te concentras igual si tienes alguien al lado metiéndote prisa.

Necesitas tiempo para tus ajustes, para encontrar la posición y el momento justo, para volver tres veces a visitar al león si lo pillas durmiendo o escondido. Por todo esto… lo mejor es ir sin compañía, ¿no crees?

3. No observar

Otro error es disparar nada más llegar. Si esperas y observas un poquito, verás que los animales interaccionan entre sí, o que hacen algún gesto más interesante o divertido, que se mueven a una posición más adecuada para fotografiarlos o que te regalan una mirada digna de un fotón.

Deja que te muestren cómo son
Deja que te muestren cómo son

4. No disparar en ráfaga

Salvo que estén durmiendo o descansando, difícilmente los animales posarán quietos para ti. Están en continuo movimiento por lo que un disparo en ráfaga puede ayudarte a elegir la mejor fotografía, el mejor gesto o una postura más atractiva.

5. Ignorar las rejas

A veces no te quedará más remedio que disparar a través de una reja, una alambrada o una valla. No podemos olvidar que estás en un zoo y no en medio de la selva 😉 No hay opción de retirarlas, ni de saltarlas, lo que puedes intentar es fotografiar entre las rejas, o meter el objetivo entre medio de la alambrada si hay espacio suficiente. Si no lo hay, un truco es desenfocar mucho la alambrada para que no moleste.

Rejas no, por favor
Rejas no, por favor

6. Olvidar la importancia de la composición

Centrarte en los ajustes adecuados, en que no salga la reja, en que el animal te mire, en que no aparezca la mano de otro visitante, etcétera, puede hacer que olvides algo muy pero que muy importante: la composición. Una buena perspectiva, la regla de los tres tercios, rellenar el encuadrela ley de la mirada… Recuerda todos estos recursos para que tu foto tenga un gran impacto. Una mala composición es sinónimo de una mala fotografía. ¿Ves la diferencia?

Una mala composición
Una mala composición
Una composición más atractiva
Una composición más atractiva

7. No tener en cuenta los reflejos

Muchas de las fotografías tendrás que realizarlas a través de un cristal. Si te concentras demasiado en el animalito es muy posible que olvides ciertos detalles como los reflejos. Esto es muy fácil de evitar si cambias de ángulo o de posición. Los reflejos no son solo muy molestos sino que pueden arruinar por completo tu fotografía. Estas dos fotografías han sido disparadas a través de un cristal, ¿ves la diferencia?

Cuidado con los reflejos
Cuidado con los reflejos

8. No limpiar los cristales

Y hablando de cristales, la suciedad de dentro no la puedes evitar, pero sí la de fuera si te llevas un trapito. No sólo los reflejos pueden estropear tu imagen, una mancha en el cristal o unos dedos marcados serán la ruina. Pasa el trapo y pega bien el objetivo al cristal.

9. No elegir un buen lugar en los espectáculos

Piensa qué tipo de fotografía quieres, si un primer plano, una toma global, el salto del delfín o toda la piscina… En función de tus deseos elige bien el lugar para situarte, sobre todo si hay mucha gente, pues igual cuando quieras cambiar está todo ocupado.

Elige bien tu sitio
Elige bien tu sitio

10. No cuidar los fondos

Ya, claro, no puedes cambiar el fondo en un zoo, ni tampoco le puedes pedir al animal en cuestión que se mueva donde está ese verde tan bonito detrás. Lo que sí puedes hacer es desenfocarlo, moverte tú, cambiar de ángulo o incluso esperar a que se mueva a un lugar que te convenga más. Cuidar el fondo merecerá la pena, te lo aseguro.

Un buen fondo, la clave
Un buen fondo, la clave

11. Ir un día de mucho frío o de mucho calor

Además de tu propia incomodidad, un día en el que las temperaturas sean de todo menos suaves encontrarás a los animales algo más incómodos. Y si hablamos de un día de invierno se sumará el inconveniente de que el día es mucho más corto y se reduce el tiempo para disparar.

12. No elegir la hora o el día adecuado

Estás viendo que elegir el día no es una tarea que debas dejar al azar. Si quieres aprovechar la visita con tus hijos, pues estupendo, como ya hemos comentado tendrás que conformarte con lo que puedas lograr, aunque te llevarás a casa algo mucho más satisfactorio, ¡sus sonrisas! Ahora bien, si lo que buscas es una buena sesión fotográfica, evita los fines de semana en los que el zoo está abarrotado. Los visitantes pueden interferir en tus fotografías, además de tener que «pelear» por la mejor visibilidad 😉 Planifica también tu sesión en función de los espectáculos, si es que quieres fotografiarlos, claro.

Fotografiar al mediodía también suele ser un error, pues la luz es demasiado dura, provoca un fuerte contraste y muchas sombras. Además, es posible que encuentres muchos animales durmiendo la siesta 🙁 Para evitar lo de la luz (lo de la siesta es más complicado, claro) aprovecha un día nublado o, en las horas centrales, métete en los terrarios o acuarios si los hay para aprovechar el tiempo.

Luz dura del mediodía
Luz dura del mediodía

13. No respetar a los animales

Recuerda que estás fotografiando seres vivos. Merecen todo tu respeto y cuidados. Respeta si no se les puede echar comida o si están descansando. No los asustes ni hagas nada que no esté permitido o que pueda molestarle. Págales el que posen para ti con todo tu respeto y cuidado.

Cuida los animales y el entorno
Cuida los animales y el entorno

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te han ocurrido algunos de estos errores? ¿Te han entrado ganas de ir a corregirlos? ¿O te han ocurrido otros? ¡Te animo a que los compartas con nosotros!

Si te ha gustado, te agradeceré infinitamente que lo compartas en tus redes sociales. Los animalitos también te lo agradecerán 😉 ¡Gracias y hasta la próxima!

  1. Hola Mario,

    ¡Buen artículo! Gracias por los consejos. ¿Me podrías decir algún teleobjetivo que no sea demasiado caro para mi Nikon D3200? Estoy ahorrando para los estudios pero necesito uno, también para la fotografía que hago en mi club de voley.
    ¡Gracias por adelantado!

    Un saludo.

    1. Gina, dentro de lo económico tienes el Nikkor 55-200 VR que es realmente muy accesible para este tipo de objetivos y el 70-300 VR que, a pesar de costar algo más, vale la pena la inversión por su nitidez, construcción y velocidad de enfoque. Saludos.

  2. Cada uno de sus notas son excelentes, suman muchísimo a los principiantes en la fotografía. Los felicito y se los agradezco. Saludos desde Bs As Argentina.

  3. Gracias por los consejos, me gusta mucho la forma lúdica y cercana de redactar cada artículo, ¡los felicito! Son lejos el mejor Blog de fotografía que conozco. Saludos desde Chile.

  4. ¡Buenas! Que divertido es ir al zoo, con qué ilusión nos ponemos la mochila sobre los hombros y la cámara al cuello, cuantos animales para fotografiar y cuantas ideas sobre cómo hacerlo.
    Pero, también, ¡qué ingrato es en ocasiones! y todo por lo expuesto en este artículo. ¿Quién no ha cometido uno (o varios) de estos errores y al llegar a casa se ha llevado una decepción al ver que esa foto en la que tanto empeño habíamos puesto no está como quisiéramos?
    Pensamos que por no estar en libertad, por estar en unos recintos y espacios reducidos va a ser más fácil fotografiarlos, pero no es así. Caro lo ha expresado perfectamente con estos 13 puntos.
    Gracias por este artículo.

    Pd. Me vais a permitir que ponga un enlace de una pequeña muestra de fotografías realizadas en distintos zoológicos y centros de animales.

  5. Es curioso cómo estos artículos siempre los leo, después de haber cometido el error. Se me ocurrió ir al zoo sin el teleobjetivo (porque no lo tenía) y la verdad es que lo eché en falta.
    No obstante, con el príncipe de los objetivos conseguí buenas fotos en los terrarios, al ser distancias más cortas y estar bien iluminadas.
    Pero una cosa que no conseguí, por más que lo intenté, fue fotografiar en los acuarios, no se si fue por el balance de blancos, o porque tenía que tirar de ISO alta. ¿Algún consejo que te haya sido útil en el acuario?
    Saludos y muy buen artículo.

    1. Ricardo, en los acuarios lo que yo utilizo también son los tele objetivos para que, aprovechando el desenfoque de los primeros planos, los cristales y sus suciedades salgan lo menos notorias posibles. Saludos.

      1. Ese consejo ya es para rematar la faena, pero yo sentía que no llegaba ni al estándar. Reflexionando me he dado cuenta de que mi problema era el balance de blancos, debido a las luces artificiales que usan en los acuarios. Supongo que buscaba un WB más «manual», para que se adaptase mejor a mi punto de vista, pero es una cosa que todavía no se hacer con mi canon EOS 1200D.
        Gracias por el consejo, me será útil, una vez ya busque la foto realmente buena.
        Saludos.

  6. En primer lugar, que no puedo estar más de acuerdo con la necesidad del teleobjetivo para una visita al zoo. De todos modos, yo fui solo con el príncipe de los objetivos y le saqué buen partido, especialmente en los terrarios. Lo digo por puntualizar que, si no dispones de un teleobjetivo, la experiencia sigue siendo buena.
    Por último una duda. No conseguí un balance de blancos óptimo en los acuarios, fotos que eran demasiado verdes, que no tenían el color real que yo veía. Probando con los diferentes ajustes de WB de la cámara, no encontraba uno que me molase. En estas situaciones, ¿cómo configuro el modo de balance de blancos de una manera más «manual»? ¿Disparo en RAW y luego lightroom?
    Saludos, muy buen post, una pena haberlo visto después de ir al ZOO, ley de Murphy supongo.
    PD: uso una canon 1200D, con objetivo fijo de 50mm, 1/8 de apertura.

    1. Ricardo, en la cámara debes de, en vez de escoger un balance prefijado (luz solar, nublado, tungsteno, fluorescente, etc) calibrar manualmente según las tonalidades que busques en la escena. Fíjate en el menú de configuración del balance de blancos que tienes la alternativa de configurarlo tu mismo. Saludos.

  7. Buenas, ante todo fantástico Blog que me esta ayudando a empezar con la fotografía con mi nikon d5200.

    Llevo tiempo pensando en comprar un objetivo nuevo y no se cuál me podríais recomendar. Tengo 2 vistos, a ver si os parecen bien y cuál de ellos más:
    un Nikkor af-s 55-300 f/4.5-5.6G EDVR (250€) y un Nikkor af-s 55-200 f/4-5.6 ED + FILTRO +DEFLECTOR (110€)

    Evidentemente ambos de segunda mano.

    Si creéis que debo pasar de estos porque hay alguno que consideréis mejor, de esta u otra marca, decidme cuál, por favor.

    Por cierto que hace mucho que no voy al zoo y con este artículo me están entrando ganas de volver. Muchas gracias.

    1. Javi, de ambos objetivos que mencionas te recomendaría que vayas por el 55-300 VR pero, si me permites añadirte una alternativa y si es que no se te va mucho de presupuesto, te recomendaría que le echaras un vistazo al 70-300 VR que es una maravilla para lo que cuesta. Te mando un gran saludo.

      1. Buenas, yo también lo estoy mirando pero tengo que encontrar alguna ofertilla. En la web de nikon lo que veo es que es IF. ¿Es ese el que me indicas, AF-S VR ZOOM-NIKKOR 70-300MM F/4.5-5.6G IF-ED ?
        ¿Hay alguna marca/modelo alternativo en 70-300 que rinda igual que el de nikon?

  8. Perdon por insistir en esto de los objetivos. Como comenté estoy mirando el nikkor de segunda mano, pero claro no entiendo mucho y tengo mirado uno con 1 año de antiguedad, sin garantía, a 250. La cosa es que no se como valorar cuando lo pruebe si está en buen estado o no.

  9. ¡Qué interesante! Actualmente no se consigue mucho sobre nuestros amigos, es importante la educación veterinaria y la formación para los estudiantes ademas de los dueños de las mascotas, grandioso artículo muchas gracias por compartirlo, me encanta mucho fotografiarlos y estos consejos están grandiosos.

  10. ¡Hola! Me encanta su Blog es demasiado completo y ayuda muchísimo.
    A mi me encanta más la fotografía especialmente de animales (perros).
    Mi duda a sido siempre el cómo poder tomar fotos tan nítidas y vivas como la de este tema, la foto del oso café recostado, ¿un tanto es el lente y el otro el procesado de la foto? ¿qué lente se acerca más a esa nitidez y color? Tengo una nikon d7000. Muchísimas gracias de antemano y por por cierto un enorme saludo desde México 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *