Hombre en la calle visto desde abajo

Los secretos de la Street Photograpy por un fotógrafo de calle

Este es un artículo de nuestro autor invitado David Fidalgo que viene a desgranarte los secretos de la fotografía callejera desde su experiencia personal como fotógrafo de calle.

Mi nombre es David Fidalgo, pero en el mundillo fotográfico me conocen como “BRICKS”; soy fotógrafo de calle y voy a contarte los secretos de esta disciplina mientras intento transmitirte la pasión que tengo por ella con la intención de contagiarte. 

Lo primero es lo primero: de todos los fotógrafos que conozco, los Street Photographers somos los que estamos más pirados. Así que, si lo tuyo es la jungla de asfalto y no te importa perderte entre callejones, sentir las miradas y, en definitiva, ver la calle de una manera diferente… te doy la bienvenida, este es tu estilo.

Ya que la gente de Blog del fotógrafo me ha dado esta oportunidad, lo que voy a hacer en este artículo es intentar darte unas pequeñas pautas que te ayuden a empezar en esto.

Vamos allá.

¿Qué es Street Photo?

Aunque no hay una definición exacta, sí me gustaría explicar de manera un poco genérica en que consiste la foto de calle. Lo mejor es separarla por:

Lo que es

  • Son fotografías hechas en el entorno urbano
  • Pueden no contener personas, pero deberían evidenciar la presencia del ser humano. Por ejemplo, el mobiliario urbano, señales, carteles, paredes y edificios, pueden conformar una buena escena urbana.
  • Y sobre todo y lo más importante… nada se prepara. Lo más maravilloso de este tipo de fotografía es que todo lo que se ve es espontáneo y real.

 Lo que no es

  • No son retratos en la calle: si fotografiamos a una persona y desenfocamos el resto…no queda nada con que contar historias callejeras
  • No son posados, no hay preparación previa de los sujetos.

Después de estas definiciones, ahí van mis consejos.

Consejos para sumergirte en la fotografía de calle

La Street Photo no trata de hacer fotos en la calle, sino de dar un valor añadido al fotógrafo que la mira. Cuando salgas a fotografiar la calle trata de no documentarla, sino de dar tu propia visión del entorno que te rodea.

Padre e hijo judíos paseando por la calle

Elige un equipo discreto

Lo bueno de este estilo fotográfico es que prima más el momento que la calidad de la foto. Es por ello por lo que no necesitas grandes equipos fotográficos, al revés, cámaras compactas e incluso los smartphones son tus mejores aliados.

Cuando empecé en esto solía llevar una cámara full frame, que me daba mucha calidad, pero me hacía perder millones de fotos ya que me era imposible pasar desapercibido debido al tamaño y sobre todo al ruido del espejo. En la calle hay que ser un ninja, es por ello por lo que recomiendo un equipo:

  1. Que sea compacto, cuanto más pequeño mejor. Recuerda que no queremos parecer fotógrafos profesionales, más bien tenemos que ser turistas en nuestra propia ciudad.
  2. Que tenga controles manuales. A veces llevar ajustes prefijados como la hiperfocal, o poder controlar la exposición ayuda bastante.
  3. Con una focal fija, con la que te sientas cómodo. Una vez conozcas bien tu objetivo, podrás pre-encuadrar mentalmente antes incluso de llevar el ojo al visor.

Minimalismo como forma de vida

Un poco con relación a lo anterior: olvídate de trípodes, varios objetivos, filtros y todo tipo de gadgets: es cierto que podemos experimentar con distintos elementos de las cámaras (como por ejemplo el flash) pero la realidad es que, para hacer foto de calle, no necesitas nada más que una cámara de fotos o un smartphone.

El buen fotógrafo de calle, siempre (o casi siempre) lleva la cámara encima. Da igual que vayamos por el centro de la ciudad o al supermercado, la realidad es que nunca sabes dónde vas a ver la foto. Cuantos menos elementos y cachivaches tengas, mucho más fácil será cumplir con este objetivo.

En lo personal, un móvil no me daba la versatilidad suficiente y por lo general las cámaras son demasiado grandes, por lo que he optado por una cámara compacta Ricoh GRIII. Esta pequeña de sensor APS-C, y focal equivalente a 28mm, me permite trabajar como con cualquier mirrorless o Réflex, pero además cabe en mi bolsillo, por lo que no hay nada que me pare. Sin duda es la cámara que recomiendo.

Cámara Rico GRIII para fotografía de calle

Aquí te dejo tres imágenes de tres compañeros embajadores de Ricoh realizadas con esta cámara, si quieres ver más detalles y especificaciones, puedes hacerlo aquí:

Pierde el miedo

Si quieres fotografiar el momento lo mejor es que formes parte del mismo, o dicho a mi manera, tienes que estar dentro del meollo.

Normalmente, al hacer algún photowalk callejero, he visto que lo que más preocupa a los participantes es ese miedo interno a acercarse a la gente, pero tranquilidad, que a todos nos ha pasado.

Escena callejera con fachada de líneas rojas y blancas

Mi consejo es claro: usa una focal fija corta (menos de 35mm) y poco a poco. Los primeros días el miedo podrá a la foto, pero según vaya pasando el tiempo y al tener tan poca distancia focal, serán tu cuerpo y tus ganas la mayor motivación para, poco a poco, ir acercándote más y más a los sujetos.

No obstante, cada persona es un mundo, y estamos los que disparamos apenas a unos centímetros de las personas, como los que se sienten más cómodos disparando a varios metros. Tú tendrás que encontrarte en este aspecto, cualquier opción es válida.

…pero siempre con respeto.

Llegados a este punto, probablemente estés con un tembleque de pierna nervioso, cámara en mano y deseando salir a la calle a disparar a todo lo que se mueva.

¡Espera aún! Es hora de reflexionar sobre qué podemos y qué no podemos hacer en la calle.

Por ejemplo, me entristece mucho cuando veo fotos de mendigos o gente desfavorecida que pretenden ser foto de calle. Hay que tener en cuenta que para estas personas la calle es su hogar y, muchas veces, estamos invadiendo su intimidad. Al final son fotos que aportan poco o nada, por lo que intentemos ser originales y sobre todo respetuosos.

Ten siempre en mente que la gente no tiene porqué querer ser fotografiada por lo que actúa con seguridad, pero siempre con una sonrisa.

Si alguien se molesta, no pierdas los nervios. Simplemente cuenta tu afición (puedes enseñarle, por ejemplo, tu porfolio de Instagram), y ofrécete a borrar la foto si fuera necesario.

Mujer de rojo paseando por la calle

No desesperes

Como he dicho anteriormente, en fotografía de calle nada se prepara, por lo que nunca, nunca, vas a salir de casa controlando lo que te vas a encontrar. A veces llegarás a casa después de una salida fotográfica por tu barrio con varias fotos que te vuelvan loco, pero también puedes ir a la mismísima Gran Vía en Madrid y no ver absolutamente nada genuino que te obligue a disparar. Incluso te puede pasar varios días seguidos.

Como dice el título de este apartado, ¡no desesperes! Si ves que tienes un bloqueo, aprovecha para descansar. Lamentablemente, y aunque las redes sociales son herramientas maravillosas para el mundillo fotográfico, a veces pensamos que hay que estar todo el día haciendo buenas fotos que enseñar a nuestros amigos en Instagram.

Olvídate, esto no es ninguna carrera. No tienes que demostrar nada a nadie, por lo que, si quieres mejorar y no morir en el intento, deja la cámara y… (pasa al siguiente capítulo).

Empápate de cultura fotográfica y haz amigos

Quizás el punto más importante de todos los que he mencionado. Nada de esto tiene sentido si no disfrutamos y admiramos el trabajo de los demás.

Compra fotolibros, estudia a los clásicos y alucina con la nueva foto de calle. Apúntate a foros, conoce a otros fotógrafos por las redes sociales y, si encima tienes la suerte de vivir en una gran ciudad, ve a exposiciones, apúntate a talleres y photowalks.

Hay una gran comunidad de fotógrafos de calle que además es muy proactiva, por lo que cuanto más rebusques y encuentres a gente con la que compartir y consumir fotografía, más lo vas a disfrutar.

Por mi parte, y si has llegado hasta aquí abajo, decirte que formo parte del colectivo LaCalleEsNuestra (desde donde tratamos de impulsar la fotografía de calle) y que si te ha quedado alguna duda, o quieres alguna recomendación, estaré encantado de charlar contigo.

¡Saludos Callejeros!

Este es un artículo de David Fidalgo, cofundador de LaCalleEsNuestra. Puedes seguir su trabajo en @bricksstreetphoto.

Si tú también quieres participar como autor invitado, pincha aquí.

¿Te ha gustado el artículo? Dale las gracias a David por sus consejos compartiendo el artículo en tu red social favorita para que otros puedan también disfrutar de sus recomendaciones. Gracias y hasta la próxima.

  1. Me gusta y disfruto mucho de la fotografía callejera, gracias por estos consejos compartidos, son de gran utilidad. Es cierto el tema del uso de las Reflex, uso una y en ocasiones llama la atención de las personas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *