La creatividad de niños y niñas es algo que fascina a cualquier persona con ciertas inquietudes de tipo artístico, ¿no es cierto? Esa espontaneidad, esa mirada curiosa, esos puntos de vista tan fascinantemente diferentes, fuera de clichés y estereotipos, reglas y normas… son capaces de hacer de nuestras criaturas grandes artistas en miniatura.

Ahora se habla mucho de potenciar sus habilidades desde una edad bien temprana, de alentar su curiosidad, de cultivar el lado artístico innato que poseen, de acompañarlos en sus intereses.

Es más que probable que, si han vivido con una madre, padre, o alguien cercano que respira con una cámara en la mano, esos intereses artísticos se hayan despertado y hayan sentido atracción por el mundo fotográfico.

Si es así, lo más seguro es que prefieras centrarte en regalarle algo que cumpla todos los objetivos anteriores. Si tienes un niño o niña con interés por la fotografía, espero que este artículo pueda ayudarte en escoger el mejor regalo 🙂 .

retrato de un niño con una Minolta

Una cámara

Por supuesto es el regalo estrella para todos los niños que estén interesados en fotografía (y para los adultos también, claro 😉 ). Por suerte, podemos empezar con presupuestos algo más bajos que los que barajamos para nosotros mismos 🙂  .

Hablar de una cámara para niños es casi como hablar de una cámara para adultos. Depende de muchas cosas, pero principalmente de la edad del niño o niña a la que vaya destinada y del presupuesto que queramos o podamos gastar.

No es lo mismo una cámara para utilizarla como juguete de imitación, que una cámara para pequeños de 3 años, que una para uno de 8, o uno de 16 años. Tampoco todos tenemos el mismo presupuesto ni el mismo grado de afición, así que la decisión final es muy personal y exclusiva de cada niño al que vaya dirigida la cámara en cuestión.

Yo te dejo mis recomendaciones para un público general más bien pequeño pero con capacidad de empezar a entender la fotografía, podríamos decir de 4 a 10 años, porque un niño de 16 años bien puede perfectamente dominar una réflex mejor que todos nosotros 😉

retrato de un niño con una Nikon

Para escoger una cámara para niños debes tener en cuenta:

  • Edad: de nada vale comprarle una réflex a un niño de 3 años, no sabrá utilizarla y no le hará ni pizca de gracia pasados los 2 primeros días 😉
  • Resistencia: por muy cuidadosos que les enseñemos a ser, los niños son niños, la cámara va a caer una media de 5 veces al día, así que busca una cámara bien resistente.
  • Ergonomía: que sea fácil de agarrar para sus pequeñas manos, con botones grandes que puedan manejar fácilmente, sería lo ideal.
  • Tamaño y peso: que no sea demasiado grande ni demasiado pequeña, para que puedan manejarse bien con ella pero que a la vez no les pese en exceso.
  • Sencilla: una cámara sencilla que pueden utilizar intuitivamente y sin necesidad de ayuda sería lo ideal.
  • Divertida: las hay con juegos, stickers, composiciones divertidas… Siempre es un plus 😉

Juguetes de imitación

Para las edades más tempranas puedes empezar con unos juguetes de imitación que además pueden ser un elemento decorativo para la habitación de tus peques o para la tuya 😉 . Las hay de muchos tipos, más sencillas como la primera, o algo más elaboradas con sonido o imágenes, como la segunda o tercera opción.

Cámara de madera para los más pequeños:

Cámara de madera con luz y ruido:

Cámara de plástico con 3 discos de fotos que van pasando al apretar el obturador. (Si hiciera fotos la querría para mí 😉 ).

Cámaras digitales

Para niños y niñas algo mayores, puedes echarle un vistazo a estas cámaras digitales que, si bien son cámaras reales, son a la vez aún muy juguetes. Es decir, no esperes la calidad de imagen de una Full Frame ;-). A cambio son resistentes, visualmente atractivas, pequeñas y de grandes botones. Además, algunas contienen juegos, collage, stickers… A tus peques les van a encantar 😉

Esta primera opción que propongo la conozco de primera mano, así que puedo recomendártela. Es muy resistente (se nos habrá caído como mil veces), fácil de sujetar, tiene dos visores por lo que se puede mirar con los dos ojos, los botones son bastante grandes, graba vídeo, puedes hacer composiciones divertidas y tiene algunos juegos.

Eso sí, las fotos con poca luz no salen nada bien, no deja de ser un juguete. Hay que hacer fotos en exterior para tener resultados más aceptables. En mi casa triunfa, y ya hace como 3 años que la tenemos 🙂

Otra cámara que me ha encatado para niños y niñas es esta de Lego, que no se puede desmontar, pero parece ser que puedes añadirle piezas encima 🙂

Y por supuesto, esta tenía que estar en mi lista. Me encanta la idea de enseñarles el valor de las imágenes, de pensar antes de disparar y la magia que siempre han tenido las cámaras tipo Polaroid, por eso esta Panasonic Instax me parece una buena opción para regalar a niños y niñas algo más mayores.

Para deportistas y aventureros extremos, puedes probar a iniciarlo a las cámaras de acción con algo tipo esta: impermeable y resistente a caídas.

Si lo que buscas son cámaras para niños algo más mayores, puedes irte hacia las compactas, que creo que son la mejor opción para niños algo más mayores y puedes encontrar cámaras muy interesantes a precios comedidos.

En este artículo te recomendamos 5 cámaras para niños de este estilo. Échales un vistazo, que no las incluyo para no repetirme 😉

Otras ideas para regalar

No todo son cámaras en este mundo, es posible que el niño o la niña en cuestión ya tengan una o que les dejes utilizar tu teléfono o tu cámara antigua. En este caso, tienes otras posibilidades para regalar.

Funda para la cámara

Una funda para que guarde, proteja y transporte su cámara igual que lo haces tú. No tiene por qué ser una funda muy específica para fotografía, por ejemplo la de la marca VTech te ofrece ésta:

En azul, porque en rosa vale más (qué fuerte, ¿no?)

Correa para la cámara

No he encontrado nada en Amazon que sea específico para niños y niñas, pero entiendo que cualquier correa con un diseño que sepas que le puede gustar, le va a ir genial siempre que la cámara tenga dónde colocar la correa.

Álbum digital

¿Y si un día agrupases todas sus mejores fotos y las agruparas en un bonito libro digital? Si es más mayor puede hacerlo él mismo, si es más pequeño le puedes dar la sorpresa acabada. Yo creo que es un regalo que me hubiese chiflado si de pequeña hubiéramos tenido tantas posibilidades fotográficas como ahora 😉 .

Puedes probar con marcas como Blurb, Saal Digital (Puedes ver una reseña que le hicimos aquí) o Hofmann, entre otros.

Y por supuesto, puedes imprimir las fotos y regalarle un álbum “de verdad” que pueda decorar con sus propias fotos, que tampoco está nada mal 😉

Puzle con su mejor foto

Los puzles son un clásico infantil (y no tan infantil) fantástico que favorece la concentración, la observación y la paciencia, y ¿qué puede haber más motivador que un puzle con una de sus mejores fotos?

Imanes para la nevera

Con las fotos de puede hacer de todo, hasta imanes para la nevera. No sé tu nevera, pero la nuestra es casi un diario de imágenes de todo lo que nos va sucediendo, de los viajes que vamos haciendo o de los viajes que hacen los demás y en los que se acuerdan de nosotros/as. 🙂 Añadir unas cuantas fotos hechas por tus peques les encantará.

Marcos de fotos,

Y un rincón para exponer. Porque, ¿hay algo más gratificante que ver tus fotos expuestas en una pared? Si está en tu mano, algo tan sencillo como un trozo de pared donde exponer sus obras de arte, puede ser todo un regalo 😉

Libros de fotografía

Nosotras tenemos este de Jackie Rueda: “Pequeños grandes fotógrafos”, con explicaciones amenas, ejercicios, retos, juegos y un montón de ideas para motivar a los niños.

Portada LIbro Pequeños Grandes Fotógrafos

Trípode

Para niños y niñas algo mayores que quieran profundizar en técnicas como la larga exposición, el agua con efecto sedoso e incluso, por qué no, en algunas fotografías de tus salidas nocturnas, un trípode puede ser un muy buen regalo. Aquí tienes uno muy versátil, pequeño y ligero que puede ser una buena opción para regalar.

Complementos para una cámara submarina

Si te has decantado en algún momento por regalarle una cámara submarina o resistente al agua o, por si por lo que sea sabes que tiene una, puedes regalarle este práctico brazalete que se ata a la cámara y a la muñeca y hace que la cámara no pueda hundirse si por lo que sea el niño o la niña la suelta. Quizá te parezca absurdo en una piscina pero en el mar no siempre tenemos la suerte de bañarnos en aguas cristalinas.

También puedes echarle un vistazo a esta máscara de buceo con soporte para cámara tipo GoPro o similar 😉

¿Eres tú el padre o la madre? Regala tiempo contigo

Y quien dice padre o madre, dice tío, tía, abuelo o abuela… Es muy posible que si ese niño tiene esta afición fotográfica, ésta venga inspirada por ti, así que creo que más allá de los regalos materiales que puedas o quieras hacerle, pasar tiempo contigo compartiendo vuestra afición, los trucos, comentando las imágenes, saliendo juntos a fotografiar el mundo… No se me ocurre mejor regalo para ambos 🙂

Y hasta aquí este artículo. Espero que te haya dado ideas para regalar a esos pequeños artistas que tienes cerca, una nueva generación de fotógrafos y fotógrafas que nos vienen pisando los talones 🙂 Si crees que alguien más puede estar interesado en el contenido de este artículo no dudes en compartirlo para llegar al mayor número de gente posible. Como siempre, gracias y hasta la próxima.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.