camara en mano de fotógrafo con pantalla y datos
Fotografías cortesía de Shahzin Shajid, Caro Musso, Chris Abney, Miha Jan Strehovec bajo licencia Creative Commons.

Preguntas (frecuentes) y sus respuestas (sencillas) para que domines la luz y la exposición en fotografía

Las primeras frustraciones de un fotógrafo incipiente llegan de la mano de la exposición fotográfica y todo lo que tiene que ver con la luz cuando decides dejar atrás el modo automático de tu cámara. Desde fotos oscuras hasta imágenes demasiado azuladas pasando por un sinfín de problemas cotidianos fácilmente solucionables con unos conocimientos básicos. Por eso hoy te traigo las preguntas más frecuentes sobre la luz y exposición en fotografía, con las respuestas que te ayudarán a dar los pasos que necesitas. Todo es mucho más sencillo de lo que parece, lo vas a ver ahora mismo.

¿Qué es el triángulo de exposición?

Existen tres parámetros relacionados con la exposición de la luz en fotografía que son cruciales para lograr una imagen correcta. Estos son apertura, velocidad de obturación e ISO. Estos tres parámetros se combinan entre sí para lograr exactamente el tipo de fotografía que quieres. Una vez que controles este triángulo, no habrá foto que se te resista en cuanto a exposición.

Gráfico triángulo de exposición

En el siguiente gráfico puedes comprobar cuáles son los efectos de cada uno de estos parámetros, en el siguiente orden: apertura, velocidad e ISO.

Gráfico sobre los efectos secundarios del triángulo de exposición

¿Qué es la apertura de diafragma?

La apertura es el agujero que permite la entrada de luz. Su tamaño máximo depende del objetivo, que marca la apertura máxima y mínima. Cuanto mayor es el agujero (número f más pequeño), más luz entrará. Está relacionada con la profundidad de campo o zona enfocada de la imagen. Mayor apertura, menor zona enfocada en la imagen; menor apertura, mayor zona enfocada.

Gráfico sobre la apertura de diafragma en fotografía
Apertura de diafragma

¿Qué es la velocidad de obturación?

La velocidad de obturación o velocidad de disparo es el tiempo que está el obturador abierto a la hora de hacer una fotografía.

El obturador es el mecanismo que deja pasar la luz para que tu fotografía sea posible. Lo que te interesa saber, es que, cuanto más rápida sea esa velocidad, menos luz entrará al sensor, y cuanto más lenta, más luz.

Lo que ocurre, tal y como veías en el gráfico de efectos secundarios del triángulo de exposición, es que, además de más luz, también se capta el movimiento, por eso algunas de tus fotos salen movidas.

Más fácil todavía, Mario te lo explica en el siguiente vídeo de forma muy muy sencilla y con una analogía muy clara, por si con mi explicación te ha quedado alguna duda. Y en este artículo te explico cómo dominarla para lograr fotografías impresionantes.

¿Qué es el ISO?

ISO es la sensibilidad que tiene el sensor de tu cámara para captar la luz de tu fotografía. A mayor número ISO, tu cámara capta más luz, es decir, necesitas una menor entrada de luz por otras vías (velocidad de obturación o apertura) para exponer tu foto correctamente.

A menor ISO, por tanto, menor sensibilidad, por lo que necesitas más luz para exponer correctamente. Te dejo un gráfico para verlo claro.

Gráfico sobre ISO en fotografía

Podrías pensar que es fácil, subes ISO y listo, pero aquí también tenemos un efecto secundario y es el ruido que aparece en las fotos, tal y como señalamos en el gráfico. Veamos una comparativa, a la izquierda una imagen con un ISO 3200 y a la derecha la misma toma con ISO 100. ¿Ves la diferencia?

Comparativa de foto con ruido y sin ruido
ISO 3200 (izquierda) e ISO 100 (derecha)

Puedes subir el valor ISO cuando necesites más luz porque no puedas ajustar más los otros dos parámetros, sin embargo, ten siempre en cuenta los niveles de ruido.

¿Cuál es el ISO máximo que debo usar?

Si te preguntas cuál es el máximo de ISO, no hay una respuesta correcta. Algunas cámaras soportan valores ISO más altos con menor ruido. También depende del tipo de fotografía, algunas fotos permiten un mayor ruido sin que estropee la foto, otras, por su temática o destino, requieren una mayor nitidez y no debes abusar.

Lo importante es conocer tu cámara y saber a partir de dónde te molesta el ruido y cuándo puedes traspasar ese límite y cuándo no.

¿Cuándo debo subir el valor ISO?

Cuando estés utilizando la máxima apertura que tu objetivo y la escena puedan soportar y cuando una velocidad de obturación más lenta estropearía la foto con el movimiento.

Escenas muy oscuras, conciertos, fotos en interiores, etc., requerirán que subas el valor ISO. También debes perder el miedo a subirlo cuando el momento sea clave, si la cuestión es tener foto o no tener foto de un momento especial o muy importante, mejor sube el valor ISO. Sin miedo 😉 .

Sin embargo, no te lo recomiendo si buscas nitidez en tu foto, en macro, fotografía de producto, de naturaleza, etc. En estos casos es mejor jugar con los dos otros parámetros del triángulo de exposición.

¿Qué son los pasos en fotografía?

Los pasos en fotografía miden el incremento o la reducción de la entrada de luz. Aumentar un paso implica aumentar el doble la entrada de luz; reducir un paso es disminuir la entrada de luz a la mitad.

Si saltas un valor en la escala de apertura de diafragma, estás saltando un paso (un stop), subiendo o bajando. Por ejemplo, de f/1.8 a a f/2.0 hay un paso, en este caso, al cerrar un paso el diafragma, reduces la entrada de luz a la mitad. Igualmente ocurre si reduces un paso la velocidad de obturación, de 1/250s a 1/125s, reduces la entrada de luz a la mitad.

Cuidado que algunas cámaras cuentan con escalas de medio paso o de un tercio de paso. Puedes verlo en la configuración de la tuya. Aquí te dejo como ejemplo las escalas de apertura de medio paso y de un tercio de paso.

Escala de apertura de medio paso y de tercio de paso
Escalas de medio paso y un tercio de paso de apertura de diafragma

¿Qué es la Ley de la reciprocidad?

Para explicarlo de forma sencilla, diremos que la ley de reciprocidad es la que dice que para mantener el equilibro del triángulo de exposición, partiendo de una exposición correcta, si modificas un valor, tienes que modificar otro de los valores en la misma medida.

Es decir, supongamos que tu imagen da una exposición correcta con, por ejemplo, los siguientes valores:

  • ISO 200
  • f/4
  • 1/125s

Ahora bien, el sujeto de la imagen se mueve muy rápido y tienes que utilizar una velocidad más rápida porque quieres que aparezca nítido, entonces modificarías, por ejemplo, dos pasos la velocidad de obturación, pongamos a 1/500s. Como has modificado dos pasos la velocidad, has reducido la entrada de luz, por eso, para volver a lograr una exposición correcta, debes mover uno de los otros parámetros, o los dos para recuperar el equilibrio del triángulo. Puedes subir el valor ISO, abrir el diafragma o ambos, por ejemplo, con los siguientes valores obtendrías la misma exposición si las condiciones lumínicas no cambian.

  • ISO 200
  • f/2.0 (se modifican dos pasos sumando luz)
  • 1/500s (se modifican dos pasos restando luz)

Vamos a verlo con ejemplos para que te quede más claro. Estas fotos parece que están tomadas con los mismos parámetros porque están expuestas igualmente, o al menos eso parece, ¿verdad? Pues bien, si te fijas en los parámetros son diferentes, pero, siguiendo la Ley de la reciprocidad, he compensado los valores distintos valores.

¿Qué es el balance de blancos?

El balance de blancos es la herramienta que ofrece tu cámara para corregir la dominante de color que tiene la luz de tu fotografía.

Alguna vez habrás notado que tus imágenes tienen un color más azulado, o anaranjado. Esto es porque la luz tiene temperatura, pero no vamos a profundizar en este tema. Lo que te interesa saber ahora es que en tu cámara cuentas con la opción de corregir dicha dominante cuando no te interese.

Por ejemplo, en la siguiente comparativa, puedes ver la imagen izquierda con una dominante cálida mientras la imagen derecha ha sido corregida y muestra un color más neutro.

Comparativa de balance de blancos
A la izquierda dominante de color anaranjada, a la derecha imagen con balance de blancos corregido

Esta corrección la puedes realizar en el procesado o in situ, ayudándote del balance de blancos. Cada situación en la que te encuentres requiere de un ajuste.

Veamos el siguiente gráfico, por ahora olvida la tercera columna que es la que se refiere a la temperatura de la luz. Si vas a utilizar flash, por ejemplo, ajusta tu cámara con el balance de blancos del icono del flash, el rayo. Y si, por ejemplo, estás en un día nublado, ajusta en modo nube. Estos ajustes harán que la cámara corrija esas dominantes de color en cada situación.

Gráfico de balance de blancos

Ahora bien, no siempre te convendrá corregir dichas dominantes, tal vez, precisamente estés buscando ese tono cálido que aporta la luz del atardecer para transmitir determinadas emociones al espectador. En ese caso no tienes que corregirlo, obviamente.

Perro tumbado en la acera con luz cálida de fondo
Luz cálida del atardecer

Y, ante la duda, con luz natural, en la mayoría de los casos te funcionará el modo soleado. El automático si vas a estar cambiando de condiciones lumínicas, para todo lo demás, el modo RAW te salva la vida 😉 .

¿Qué es el fotómetro?

Un fotómetro es un aparato que mide la luz y sirve para indicar qué diafragma o velocidad debemos utilizar en cada situación. No temas, normalmente un fotómetro es utilizado por profesionales o usuarios avanzados, sigue leyendo que viene lo que más te interesa saber.

¿Qué es el exposímetro?

El exposímetro es el fotómetro interno de tu cámara. Es la herramienta con la que cuentas para medir la exposición de la luz en tu fotografía.

Cuando miras por el visor o en la pantalla de tu cámara ves un gráfico como el que te recuadro en rojo la siguiente imagen. Si el exposímetro está a 0, quiere decir, normalmente, que tu fotografía está bien expuesta. Sin embargo, si está hacia el +2 significa que quedará sobreexpuesta, es decir, quemada o con demasiada luz. Por el contrario, si se inclina hacia valores negativos, indica que existe una subexposición, por tanto, la foto quedará oscura.

No te fijes en derecha o izquierda, porque el que los valores positivo o negativo estén en un lado u otro puede cambiar según la marca. Y en algunos modelos es incluso personalizable.

Exposímetro
Exposímetro

Para mover este exposímetro al centro o al valor cero, que es donde normalmente debe estar, puedes jugar con los parámetros del triángulo de la luz. Haz una prueba y lo comprobarás. Si estás en +2, por ejemplo, baja la velocidad de obturación, o cierra el diafragma. Si estás en -2, tienes varias opciones, entre ellas, subir el valor ISO o abrir el diafragma. Todo dependerá de la luz disponible y lo que busques en tu foto, pero no pierdas de vista el exposímetro que será el que te indique si vas o no por buen camino 😉

Si no puedes mover el exposímetro justo al centro, pero puedes dejarlo cerca, asegúrate de que esté en valores negativos cerca del cero, es mejor subexponer ligeramente que sobreexponer para no quemar ciertas zonas de las que luego no podrás rescatar información.

¿Cómo consigo más luz en mi fotografía?

Si has leído las preguntas anteriores con sus correspondientes respuestas, ya sabrás que tienes tres opciones para captar más luz y que debes elegir la/s que más te interese:

  • Abrir el diafragma (con números f/ más bajos)
  • Subir el valor ISO
  • Utilizar velocidades de obturación más lentas

¿Cómo consigo una correcta exposición con menos luz?

Por la misma regla de tres, si tu foto tiene demasiada luz y quieres que quede expuesta correctamente, siempre puedes:

  • Cerrar el diafragma (con números f/ más altos)
  • Bajar el valor ISO
  • Utilizar velocidades de obturación más rápidas

¿Qué es larga exposición?

La larga exposición no es más que utilizar velocidades de obturación muy lentas para capturar más luz en, por ejemplo, fotografías nocturnas; capturar el movimiento; conseguir el efecto sedoso del agua, etc.

Noria en movimiento, fotografía de larga exposición
Ejemplo de fotografía de larga exposición con una velocidad de obturación de 8s.

¿Cómo puedo hacer larga exposición con luz de día?

Nos pasa a muchos que cuando empezamos a trastear el modo manual y queremos lograr fotografías tan impresionantes como las que vemos por ahí. Sabemos que necesitamos luz para hacer fotos y nos vamos a las doce del mediodía de un día soleado a hacer fotos a una cascada y allí se nos ocurre que queremos conseguir el efecto sedoso de la misma.

Pero claro, por mucho que pones ISO al mínimo y por mucho que cierras diafragma al máximo, no sale el agua en movimiento, si usas una velocidad más lenta la foto sale casi blanca. ¿Por qué? Porque hay un exceso de luz que no puedes controlar solo con estos gestos. Necesitas o bien un filtro de densidad neutra para que controle la luz que entra o bien, esperar a que se ponga el sol y poder utilizar velocidades de obturación más lentas.

Aquí tienes un ejemplo en el que se ha fotografiado un paisaje durante 7s, para capturar las nubes en movimiento. Interesante, ¿verdad?

Nubes en movimiento en un paisaje montañoso

¿Cuáles son los distintos modos de medición de luz en fotografía?

Las cámaras de hoy en día suelen incorporar distintos modos de medición para lograr una exposición correcta, son los siguientes:

  • Medición matricial o evaluativa: mide la luz de toda la escena en conjunto y procura lograr una exposición correcta para todos los tonos presentes en ella. Es el más adecuado cuando no hay partes muy iluminadas ni muy oscuras y es el modo que te recomendamos utilizar en la mayoría de los casos y, sobre todo, cuando no sepas qué modo usar, así que úsalo por defecto.
  • Medición evaluativa parcial: funciona de la misma forma que la medición matricial, pero en este caso la medición de la luz solo se realiza en la zona central de la fotografía.
  • Medición puntual: en este caso, mides una zona muy concreta de la escena, este es el modo que te recomiendo utilizar en casos en los que existan grandes contrastes de luz dentro de la escena. De este modo puedes decidir si quieres exponer bien las zonas que están en sombra o las que están más iluminadas. Por ejemplo, una obra de teatro, donde todo el escenario está oscuro y un foco ilumina al actor. Te interesa que éste esté iluminado, por lo que mides en ese punto para que salga correctamente expuesto, el resto en realidad te da igual si sale oscuro.

¿Como me ayudan los distintos modos de disparo a exponer correctamente?

Tu cámara cuenta con distintos modos de disparo que te serán útiles en según qué ocasiones. Te recomendamos principalmente los modos semiautomáticos (Prioridad a la Velocidad y a la Apertura) y el Modo Manual.

  • Modo Automático (Auto): es el modo más simple, tu cámara lo calculará todo por ti, para bien o para mal. Tú no decides nada más allá del encuadre. Para situaciones normales y emergencias puede valer, pero no esperes magníficos resultados.
  • Modo Programable (P): útil para empezar, permite controlar el flash, el balance de blancos, decidir el tipo de medición, ajustar el valor ISO y el punto de enfoque.
  • Modo Prioridad a la Velocidad (S o Tv): con este modo semiatomático determinas la velocidad de disparo y el valor ISO y la cámara calcula la apertura adecuada para una exposición correcta.
  • Modo Prioridad a la Apertura (A o AV): es igual que el anterior, pero en este caso tú decides el valor de apertura de diafragma y la cámara calcula la velocidad adecuada para exponer correctamente.
  • Modo Manual: con él podrás controlar cualquier parámetro. Tú le dices a la cámara qué quieres y cómo, Velocidad, Apertura, ISO, Balance de blancos, etc.

¿Qué es el histograma?

El histograma es la representación gráfica de la imagen. En el eje horizontal aparecen los valores de luminosidad, en la izquierda encontramos la ausencia de luz o negros, a la derecha la luminosidad máxima o el blanco y en el medio todos los valores intermedios.

Por otro lado el eje vertical o la altura de cada uno de estos valores determina el nivel total de píxeles con una determinada luminosidad. Cuanto más alta sea la barra, más extensión hay en la foto con esa cantidad exacta de luz.

Con esta información puedes saber si tu fotografía está correctamente expuesta. Lo normal es que un histograma de una fotografía correctamente expuesta se asemeje al primero de los ejemplos; de una sobreexpuesta, agrupe la información a la derecha; y de una subexpuesta a la izquierda. Aunque no hay una regla exacta, porque depende del tipo de fotografía que estés realizando, por eso es muy útil aprender a leerlo bien.

Y hasta aquí las preguntas de hoy sobre exposición y luz en fotografía. Con esto y algunos consejos básicos sobre iluminación, descubrirás un antes y un después en tus fotografías.

Si tienes alguna otra pregunta sobre este tema no dudes en dejarla en los comentarios para que podamos resolverla. Gracias y hasta la próxima.

eBook Lightbook