El mar a mediodía tiene un color especial

19 Fotografías Que Puedes Tomar en Función de la Hora del Día

Más de una vez y de dos he comentado en el blog que la mejor hora para la fotografía es durante el amanecer y el atardecer y que es algo en lo que coinciden muchos fotógrafos profesionales. Esto es así, pero hasta cierto punto. La luz en estos momentos es muy semejante a la luz difusa que se suele buscar en un estudio. Sin embargo, no siempre se busca el mismo efecto, puede que busques una luz dura para conseguir un tipo de imagen muy concreto y en ese caso tu momento ideal será el mediodía, o tal vez quieras realizar fotografía nocturna, por ejemplo. Por eso, a lo largo del artículo de hoy te voy a contar qué tipo de fotografías puedes realizar a según qué horas, o lo que es lo mismo, qué momento es mejor para lograr la imagen que estás buscando. Porque no hay un momento perfecto para la fotografía, existe el momento perfecto para TU fotografía.

1) Antes del amancer

Justo ese momento antes de que el sol asome por el horizonte y en el que el cielo comienza a clarear, se conoce como la hora azul. También ocurre justo después de que el sol se ponga al atardecer. Esta es la hora perfecta para lograr esas fotos de ciudades en las que el cielo muestra las tonalidades cálidas en el horizonte y éstas se van difuminando mientras dejan paso al frío azul cada vez más oscuro donde las luces artificiales cobran también un gran protagonismo. Y como una imagen vale más que mil palabras (y no lo digo yo sola) te dejo una que expresa mucho mejor lo que yo te quiero contar.

Hora azul al amanecer
Hora azul al amanecer

2) Amanecer

Si ya lo dice el refrán: «a quien madruga, Dios le ayuda» (hoy me siento refranera). Y en esto de la fotografía es una verdad «verdadera». Por mucho que te guste dormir y que las sábanas te retengan como si fueras su prisionero/a, debes saber que el amanecer es un momento ideal para varios tipos de fotografías, sus condiciones son muy parecidas a las del atardecer, aunque con pequeñas diferencias. Las imágenes que puedes tomar durante la salida del sol son las siguientes:

Fotografía macro

El amanecer ofrece unas condiciones de luz muy adecuadas para la fotografía macro, puesto que es una luz difusa que envuelve el centro de interés de tu fotografía y lo ilumina de forma homogénea, provocando un efecto muy agradable a la vista. Pero no es sólo este el motivo por el que el amanecer es ideal para este tipo de imágenes, hay más. A esa hora no hay viento, por lo que te quitas el problema de que el aire arruine tu fotografía. En macro la nitidez es realmente importante y un poco de aire para un ser diminuto es como un fuerte viento para un elemento más grande, lo que significa que puede mover tu animalito o tu flor y fastidiarte el resultado. Además, los animalitos aún están desperezándose, siguen muy tranquilos y te será más fácil retratarlos. Si hablamos de flores, las pillarás con el atractivo rocío de la noche.

Fotografía macro
Fotografía macro

Paisaje

El color y la suavidad de la luz al amanecer (al igual que al atardecer), hacen del alba un momento ideal para capturar atractivos paisajes, pues la luz excesiva de un sol muy fuerte provoca contrastes que estropean la fotografía y la hacen mucho menos agradable al ojo.

Paisaje al amanecer
Paisaje al amanecer

Larga exposición

Un error muy común cuando uno empieza en esto de la fotografía, es intentar lograr imágenes de larga exposición con mucha luz. Querer lograr el efecto sedoso del agua a mediodía con el sol radiante sólo logrará que tu fotografía salga quemada o, lo que es lo mismo, sobreexpuesta. Por eso, las primeras y últimas horas del día son mucho más adecuadas, pues la luz es más suave y aún no es tan brillante, así podrás tener el obturador más tiempo abierto sin el peligro de sobreexposición.

Fotografía de larga exposición
Fotografía de larga exposición

Siluetas

¿Quieres fotografiar una silueta? Este (o el atardecer) es el momento idóneo. Puedes entender por qué y cómo hacerlas paso a paso en este enlace.

Siluetas al amanecer
Siluetas al amanecer

3) Mediodía

Al mediodía, o en las horas centrales del día, la luz es mucho más brillante, más dura. Esto provoca una transición entre las luces y las sombras mucho más marcada y evidente. Esta luz puede parecer que es inadecuada para la fotografía, pero nada más lejos de la realidad, depende de qué tipo de imagen quieras conseguir, porque si lo que buscas es precisamente altos contrastes, destacar las texturas o el color, esta es tu hora ideal. Aquí tienes algunos ejemplos de fotografías que puedes tomar:

Retratos con fuerza

No es la luz ideal para todo tipo de retratos, pero sí para un retrato más dramático en el que lo que desees transmitir sea fuerza, agresividad, tosquedad… vamos todo lo contrario a un retrato tierno y dulce 😉 Esta luz crea unas sombras más definidas en el rostro, como puedes ver en estas dos imágenes de ejemplo.

Retrato en clave baja
Retrato en clave baja
Retrato en exterior con luz dura
Retrato en exterior con luz dura

Fotografías de alto contraste

Las fotografías de alto contraste son aquellas en las que existe una gran diferencia entre las luces y las sombras. En estas imágenes se destacan mucho las texturas y son ideales para el blanco y negro. Te dejo dos ejemplos, en color y en blanco y negro y si te gustan, puedes leer cómo capturar fotografías con alto contraste de luz.

Té de alto contraste ;)
Té de alto contraste 😉
Las imágenes con alto contraste quedan muy bien en blanco y negro
Las imágenes con alto contraste quedan muy bien en blanco y negro

Fotografía infrarroja

Para la fotografía infrarroja necesitas sol, no puedes ayudarte con luz artificial porque no sirve para nada, por eso las horas centrales del día son ideales con el astro rey como tu aliado. Si nunca has hecho este tipo de fotografía, no te pierdas cómo hacer tu primera fotografía infrarroja.

Fotografía infrarroja
Fotografía infrarroja

Agua

Ahora que se acerca el buen tiempo y que a la vuelta de la esquina tenemos el verano (al menos en el hemisferio norte), tal vez te apetezca fotografiar el agua del mar. Bien, pues aprovecha las horas del medio día para fotografiar bajo el agua o el mismo mar, pues esta luz le favorece y además la necesitarás para las imágenes dentro del agua, pues es un medio más oscuro.

Bajo el agua
Bajo el agua
El mar a mediodía tiene un color especial
El mar a mediodía tiene un color especial

4) Atardecer

Paisajes

Esto no hace falta que te lo cuente, seguro que ya lo sabes 😉

La paz del atardecer
La paz del atardecer

Ciudades

Además de las típicas fotografías de paisajes al atardecer que ya sabes que son maravillosas, puedes retratar tu propia ciudad tiñéndose de dorado. Aquí tienes un montón de ideas.

Ciudades en la hora dorada
Ciudades en la hora dorada

Fotografías de pareja

Que el atardecer es un momento muy romántico lo sabemos de sobra, además, te habrás dado cuenta que en todas las películas nos lo recuerdan 😉 Por eso la hora dorada es un momento perfecto para añadirle romanticismo a una imagen de pareja, de esto Fran Russo sabe mucho, aquí tienes una de sus maravillosas sesiones como ejemplo.

El romanticismo del atardecer
El romanticismo del atardecer

5) Anochecer

¿Ya se ha puesto el sol pero aún no es noche cerrada? Tienes unos pocos minutos para capturar imágenes como esta.

Captura la magia de la hora azul al anochecer
Captura la magia de la hora azul al anochecer

6) Noche

La fotografía necesita luz, es cierto, pero… ¿quién ha dicho que por la noche no hay luz? La luna, las estrellas o las luces de las ciudades están esperándote. Aquí tienes una guía para iniciarte en la fotografía nocturna.

Cielo estrellado
Cielo estrellado
La luna de Jason OX4
La luna de Jason OX4
Luces de ciudad
Luces de ciudad

Visto lo visto (o mejor dicho: leído lo leído) creo que ya no te quedan excusas para salir a tomar fotos… cualquier hora es buena si sabes lo que puedes conseguir 😉 Si te han gustado estas fotos, no te quedes contemplándolas, busca tu cámara y ve a cazar las tuyas propias, la fotografía se aprende disparando 😉

Y si te ha gustado el artículo, compártelo en Facebook, Twitter o Google +, me haces un favor a mí y a tus colegas amantes de la fotografía. ¡Gracias y hasta la próxima lectura!

  1. Ni te imaginas como me has puesto los «dientes» al leer el artículo y ver las impresionantes fotos que lo acompañan. ¡Largos, largos!. En fin, habrá que esperar a mañana que no hay curro para madrugar un poquito y disfrutar de los amaneceres en Las Salinas de San Pedro, por ejemplo, donde el color rosa del agua salada hace que parezca que estás en otro planeta. Un saludo.

  2. Las horas de luz dura (que son muchas) son efectivamente estupendas para jugar con los contrastes y pensar en blanco y negro. Lo malo es cuando estás de viaje y no te queda de otra que hacer lo que se pueda con esa luz…

  3. Hola! muy lindo el artículo. Me encantan las fotografías bajo el agua. Tienen un no sé qué. ¿cómo se logran? ¿se necesita de un equipo especial? ¿o es un truco? Me en-can-tan. 🙂

    1. Vane, se logran utilizando cámaras sumergibles o bien colocándole una funda o carcasa diseñada específicamente para poder sumergir una cámara, sea réflex o no, y poder tomar las fotos completamente sumergida :).

  4. Hola, yo tengo mi niña de 3 años y quisiera hacerle una sesión de fotos en un día soleado, ¿qué horario me siguiere escoger para la toma de las fotos y están salgan espectaculares? Gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *