Luna

13 Simples consejos para lograr impresionantes fotos de la luna

Nota de Mario: Seguimos con la serie de Guías de Iniciación. En esta ocasión Iaio Atamián trae 13 consejos y trucos que te ayudarán a mejorar tus fotos de la luna o a lanzarte en ese tipo de fotografía si es que nunca lo habías probado.

Desde los inicios de la humanidad la luna ha sido objeto de las más grandes fascinaciones para el ser humano. Fuente de luz entre tanta oscuridad, la luna se ha convertido en uno de los elementos más maravillosos que decoran el paisaje celestial que nos rodea, y uno de los objetos más codiciados por los fotógrafos, a la hora de pensar y realizar sus fotografías.

¿Has intentado alguna vez hacer fotos de la luna llena en una noche despejada en busca de captar su magnificencia? ¿Lo has logrado?

No te preocupes, en el artículo de hoy te enseñaré todo lo que necesitas saber para que puedas hacerle no solo unos increíbles retratos sino para que también, comiences a utilizar este astro a la hora de componer tus fotografías.

  1. Averigua en qué fase se encuentra
  2. Busca un buen lugar
  3. Cuanto más oscuro mejor
  4. Prepara tu equipo
  5. Utiliza un mando a distancia o modo retardo
  6. Usa el modo de medición puntual
  7. Distancia focal máxima
  8. Apertura media
  9. ISO al mínimo
  10. Ni muy rápido, ni muy lento
  11. Bloquea el espejo para mayor estabilidad
  12. Revisa las fotos al 100%
  13. Edición

Antes de empezar a fotografiar la luna

A pesar de que pueda parecerte una tarea relativamente simple, obtener los mejores resultados a la hora de fotografiar a la luna no es para nada sencillo.

Antes de arrancar, te recomiendo que le eches un vistazo a los siguientes artículos que te serán de gran utilidad para aprovechar al máximo los consejos que hoy vengo a traerte:

  1. Como en la mayoría de los casos, las fotos de la luna se realizan en horarios nocturnos, te recomiendo que leas: Introducción a la fotografía nocturna.
  2. A pesar de que no parezca, la luna se mueve muy rápido, por lo que deberás realizar una correcta medición y exposición para encontrar la velocidad de obturación ideal. Te recomiendo que le eches un vistazo a cómo conseguir fotografías de larga exposición y a los siguientes ejemplos de modos de medición de la luz.
  3. Mucho más difícil que fotografiar a la luna es fotografiar un cielo estrellado, por lo que si sigues los consejos de Mario en el artículo: como fotografiar un cielo lleno de estrellas, fotografiar a la luna te resultará mucho más fácil.
  4. En condiciones de escasa luz, es muy probable que tus fotografías salgan movidas si no tomas los recaudos necesarios. No te preocupes, si lees el siguiente artículo no tendrás ningún inconveniente: cómo evitar fotos movidas en 6 pasos fáciles.

¿Qué equipo necesito para hacer fotos de la luna?

Este es el equipo que necesitas para hacer fotos de la luna (con éxito):

1. Cámara de fotos

Para lograr unas buenas fotos de la luna no es necesario que entres en el dilema de cual cámara necesitas: réflex o compacta, ya que con cualquiera de las dos podrás obtener buenos resultados. Lo que si que no podrá faltarte es un buen zoom. Si no tienes un teleobjetivo, puedes pedir prestado uno o hasta alquilarlo.

2. Trípode

Por más estabilizadores que traigan las cámaras de fotos actuales, si quieres obtener los mejores resultados, lo ideal será que te hagas con un buen trípode para ganar estabilidad. Puedes pedir uno prestado o ir corriendo a una tienda para hacerte con el tuyo, pero antes, no dejes de leer el siguiente artículo donde Mario te explica cómo elegir uno que valga la pena, el trípode que tu cámara querría tener.

3. Mando a distancia

Lo ideal, ya que vas a trabajar con distancias focales muy largas, es que utilices un mando a distancia al disparar tu cámara y así evitar que, al presionar el obturador, muevas accidentalmente tu cámara. De todas formas, podrás utilizar el modo “retardo de disparo” que todas las cámaras traen en su menú, y así evitar estar en contacto con la misma en el momento del disparo.

No olvides que la cámara es sólo un medio, por lo que si no cuentas con una cámara réflex con un teleobjetivo o una digital compacta súper zoom, tendrás que hacer uso de tu creatividad y sortear este inconveniente con, por ejemplo, unas largas vistas o un telescopio.

Fotografiando la luna
Fotografiando la luna

Fases de la luna

Antes de salir a hacer los mejores retratos que jamás alguien le haya hecho a la luna, deberás primero conocer en qué fase se encuentra esta. ¿Por qué? Imagínate atravesar un campo para llegar a un lago, plantar el trípode, configurar tu cámara y al cabo de unas horas de espera, caes en cuenta de que hay luna nueva.

Casi cualquier calendario cotidiano marca las fases lunares, pero si no tienes ninguno a mano o no tienes ganas de ir a buscarlo, aquí te dejo una página donde podrás verificar en qué fase está o estará la luna próximamente: calendario lunar español.

Ten cuidado de fijarte el calendario lunar de tu zona geográfica a la hora de planificar tus próximas fotos de la luna.

Calendario de fases de la luna

¿Cómo lograr las mejores fotos de la luna?

A continuación, te dejo los pasos que te prometía al inicio con su correspondiente consejo, para que puedas obtener los mejores resultados a la hora de hacer tus fotos de la luna:

1. Averigua en qué fase se encuentra

Como la protagonista de este artículo es la luna, lo primero que debes asegurarte es de que esté visible y en una fase que te resulte interesante para retratarla. Puedes hacerlo en luna llena, o bien cuando crece o mengua. Busca lograr el mayor impacto visual.

2. Busca un buen lugar

La luna estará allí, siempre por encima de tu cabeza, el problema es donde vas a pararte tú para poder retratarla. Busca superficies que te permitan trabajar cómodamente con tu equipo y en donde puedas apoyar firmemente tu trípode.

Gente observando y fotografiando la luna

3. Cuanto más oscuro mejor

A pesar de que puedes realizar unas increíbles fotos de la luna de día, primero inténtalo en las condiciones ideales: en la oscuridad de la noche. Así mismo, no es lo mismo realizarlas en una ciudad que refleja mucho su luz en la atmósfera, que en el medio de un campo. Deberás configurar tu equipo de acuerdo al lugar donde vayas a realizar las tomas.

4. Prepara tu equipo

Una vez elegido el lugar, monta tu trípode de manera que quede lo más estable posible. Si no sabes cómo hacerlo, aquí tienes una pequeña ayuda sobre cómo montar correctamente un trípode. Ten cuidado de llevar contigo unas linternas, ya que en la oscuridad de la noche es posible que pierdas parte de tu equipo, si no tienes el suficiente cuidado.

5. Mando a distancia o modo retardo

Con el fin de evitar que por presionar el disparador termines moviendo toda la cámara, utiliza un disparador a distancia o bien configura la cámara en “modo retardo” en 5 o 10 segundos, de manera que puedas alejarte de ella con suficiente tranquilidad y sin tirar nada.

6. Utiliza el modo medición puntual

Ya que la protagonista de la toma es la luna, configura tu cámara para que mida la luz de manera puntual. De este modo, podrás medir con tu cámara correctamente la luz de la luna para la escena.

7. Distancia focal máxima

Para lograr el mayor acercamiento, utiliza la máxima distancia focal que permita tu objetivo “zoom”. La distancia focal se mide en milímetros y ésta dependerá del objetivo que estés utilizando o del que traiga incorporado tu cámara digital compacta o bridge. Sea cual fuera tu cámara, haz zoom al máximo y procura enfocar al infinito.

8. Apertura media

Para lograr captar la mayor cantidad de detalle en la superficie lunar, es recomendable utilizar diafragmas medios. Si la apertura de diafragma de tu objetivo va de f/3,5 a f/22 utilizar un diafragma en f/8 u f/11 sería ideal. Al cerrar el diafragma, dejarás ingresar al sensor “menos luz” pero aumentará la profundidad de campo.

9. Sensibilidad al mínimo

Al trabajar en condiciones de escasa luz, reducir al mínimo, en la medida de lo posible, la sensibilidad ISO ayudará no sólo a reducir el ruido de la fotografía, sino también a lograr un cielo bien negro.

10. Ni muy rápido, ni muy lento

La velocidad de obturación no debe ser lo suficientemente rápida como para que la fotografía salga totalmente oscura, ni tan lenta que, producto del movimiento de la luna, termine dibujando una estela blanca en el sensor. Deberás buscar el equilibrio entre sensibilidad, apertura y velocidad de obturación para lograr una correcta exposición. Puedes comenzar disparando a 1/125s e ir aumentando o disminuyendo la velocidad de obturación según te parezca.

11. Bloquea el espejo para mayor estabilidad

Las cámaras réflex trabajan con espejos que permiten visualizar la escena por el visor antes de que se levanten y permitan así, que la luz llegue al sensor. Al levantarse el espejo, puede generar vibraciones en la cámara. Utiliza el modo Live View si notas trepidación en tus fotografías lunares.

12. Revisa tus fotos de la luna al 100%

Una vez hayas realizado la toma, no te conformes con ver que el visor la muestra nítida. Las pequeñas pantallas de las cámaras pueden engañar a nuestros ojos, por lo que te recomiendo que visualices las fotografías al 100% del zoom para así verificar la nitidez de éstas.

13. Del visor al ordenador. Edición

Una vez hayas bajado tus fotos de la luna, puedes retocarlas, reforzar las luces y sombras, mejorar el contraste, recortarlas, etc. mediante el software de edición que mejor manejes.

De todas maneras, ten en cuenta que es muy difícil lograr una buena fotografía en la edición, si la misma no fue tomada correctamente, por lo que vuelve a realizar todos los pasos anteriores si no estás conforme con los resultados.

El resultado final

El Resultado Final Foto de Luna
El Resultado Final Foto de Luna

La luna como elemento compositivo

Lo más probable, en un principio, es que sólo quieras tomarle una buena fotografía a la luna con tu flamante cámara para presumir delante de tus amigos o ampliar tu archivo, pero al poco tiempo, y a medida que adquieras más y más conocimientos, comenzarás a ver a la luna como un medio para trasmitir o reforzar un mensaje.

Como te comenté en el artículo de cómo capturar y trasmitir el movimiento, “Una fotografía es realmente impactante no sólo cuando se logra una buena composición o si el sujeto u objeto es lo suficientemente atractivo, sino que lo que diferencia una buena fotografía de una excepcional, es la sensación que logra trasmitirle al observador.”

La luna ayuda a reforzar el mensaje, a trasmitir sensación de atmósfera y de lugar en las fotografías, su luz tiñe las escenas de dramatismo y su sola presencia carga de emotividad cualquier fotografía. El clima que genera, la luz que refleja, los sentimientos que trasmite la han convertido en un medio para que tus fotografías den un salto de calidad.

Fotos de la luna para inspirarte

Siendo sinceros, las fotos de la luna sola en el cielo, más allá de impresionarte a ti con lo que eres capaz de hacer y de practicar, tienen poco interés. Busca incluir otros elementos que doten de sentido estético, visual o narrativo a la escena.

A continuación, te dejo una galería de fotos de la luna que podrás utilizar como fuente de inspiración:

Ya no tienes excusas para no salir esta noche, cámara en mano, a capturar ese bello astro llamado luna. Espero que te haya gustado el artículo. No dudes en practicarlo y difundirlo, por favor. Gracias