Fotografías cortesía de: ▲ARTwear.ch▼, Gabriel González, Steve Arnold, Pavel P., bajo licencia de Creative Commons.

Bracketing en Fotografía: ¿Qué Es y Cómo Se Usa?

Hablando de palabrejas y conceptos extraños en fotografía, seguro que alguna vez te has topado con esta palabra: “Bracketing u Horquillado” mientras ojeabas algún artículo o tutorial relacionado con la fotografía. No sé si en ese momento habrás sentido la más mínima curiosidad por este concepto o simplemente pasaste página como el que no quiere la cosa… O te pusiste a ello pero lo olvidaste completamente. Sea cual fuere tu situación, si necesitas refrescar el concepto o aclararlo, o simplemente lo descubres de nuevo, este artículo es para ti.

El Bracketing u Horquillado ¿Qué es?

El bracketing no es más que la toma de varias fotografías de idéntica composición y encuadre, pero variando un parámetro, que puede ser exposición, enfoque, balance de blancos, flash o ISO.

¿Para qué se utiliza?

Cuando no somos capaces (más bien nuestro equipo) de captar con exactitud todos los ajustes correctos de exposición, foco o balance de blancos, realizamos varias tomas variando ligeramente el parámetro que nos interesa ajustar.

El más común es el de exposición para esas escenas de alto contraste (con mucha diferencia lumínica entre luces y sombras) en las que a menudo tenemos que “sacrificar” bien las luces o bien las sombras.

A través del horquillado, tendrás varias tomas de la misma escena con diferentes valores. De estas tomas, podrás:

  1. Escoger a posteriori la que más se asemeje a los resultados que esperabas.
  2. Unir las imágenes para “sumar” la información a través de un software concreto-especializado y obtener así una imagen más “completa” con unos valores correctos en cada zona de la imagen.
8313180701_628fb237d6_o
Fotografía realizada a través de un horquillado de exposición

Tipos de Bracketing u Horquillado

Como ya he comentado anteriormente, el más conocido es del de exposición, y también es al que nos referimos la mayoría de veces que lo encontramos escrito por ahí. En las cámaras réflex se suele poder acceder mediante un botón externo BKT (Bracketing) o dentro del menú. Si no tienes la opción, recuerda que puedes hacerlo siempre manual variando los diferentes parámetros.

Bracketing u Horquillado de exposición

Muchas cámaras cuentan con un sistema automático que permite la toma de varias fotografías simultáneas a distintos valores de exposición. Normalmente la cámara realiza una toma con el valor de exposición “correcto” (que no lo es tanto por la dificultad de la escena), otra ligeramente subexpuesta, y otra ligeramente sobreexpuesta; en total tres imágenes.

Si no dispones de esta configuración, deberás realizar estos ajustes “ a mano”, eso sí, para este tipo de técnica fotográfica necesitarás, o por lo menos es muy recomendable, un trípode para no variar el encuadre de la escena. Si no quieres variar la profundidad de campo, lo ideal es que ajustes la velocidad de la escena y no el diafragma.

Por cierto, si estás pensando en comprar el mejor trípode, no te pierdas esta guía con consejos y recomendaciones.

Aplicaciones: Para el ya archiconocido HDR (High Dynamic Range) que tiene tantos amantes como detractores pero que por lo menos una vez, tienes que probar ;-). Además, en interiores a veces es necesario, por ejemplo, en fotografía urbex. Este artículo resolverá todas tus dudas al respecto, mediante la utilización de un programa muy sencillo: Photomatix Pro.

16262705579_99455be29d_k
Técnica de HDR

Bracketing u Horquillado de enfoque

Cuando necesitas aumentar la profundidad de campo pero a través de las técnicas habituales no puedes (modificando el diafragma), también puedes recurrir al bracketing de enfoque. Con la misma idea que el de exposición, a través de diferentes tomas con el foco en diferentes zonas de la imagen, puedes conseguir aumentar de forma sustancial la profundidad de campo de tu imagen uniéndolas a posteriori con un programa de edición como Photoshop o Helicon Remote.

Aplicaciones: Si hasta ahora no me seguías demasiado, ahora lo harás 😉 Se utiliza sobretodo para fotografía macro. Tienes en mente esas escenas de pequeños insectos o pétalos u objetos agrandados a escalas imposibles, ¿Verdad? Recuerdas lo limitada de la zona enfocada de la imagen? Bien, no es por placer, es algo muy asociado a este tipo de fotografía.

16247807595_a1c4fa226d_k
Bracketing de enfoque en fotografía macro

Bracketing u horquillado de flash

En combinación con luz natural, no basada sólo en el flash, sino éste como flash de relleno, se trata de ajustar el mismo con diferentes valores de potencia para obtener el mejor resultado posible.

Bracketing u horquillado de balance de blancos

Si disparas en RAW, puedes pasar al siguiente punto ya que lo podrás hacer en el post-procesado con sólo mover 😉 Si no, sigue leyendo. Se trata de tomar diferentes tomas variando en cada una de ellas el balance de blancos escogido. ¿Para qué? Pues por que muchas veces es difícil ver en el momento de tomar la fotografía qué balance de blancos es mejor en ese momento. Lo mejor es probar un par de opciones lógicas (si estás bajo un fluorescente no tiene mucho sentido que utilices el de luz de día, por ejemplo 😉 ) para obtener el mejor resultado. Como ves, el horquillado no sólo tiene como fin en sí mismo unificar las diferentes imágenes a través de un software específico, sino que en ocasiones se basa en, a través de varias “pruebas”, poder escoger los valores más correctos para cada ocasión.

Bracketing u horquillado de ISO

Cuando necesites mantener los valores de exposición de velocidad y apertura, puedes variar los valores ISO, teniendo en cuenta que variará el ruido de la imagen de una configuración de ISO a otra. Aunque si la diferencia es de pocos pasos, será prácticamente inapreciable, debes tenerlo en cuenta sobretodo cuando trabajes con ISO elevada (Más ISO más ruido).

¿Ves cómo esas (terribles-extrañas-impronunciables-imposibles-de-retener) palabras que de vez en cuando aparecen en el arduo camino del fotógrafo aficionado-autodidacta en realidad no son nada? 😉 Mientras entiendas los conceptos, puedes llamarlo bracketing, horquillado, o «hago unas cuantas fotos iguales variando sólo uno de los parámetros de la toma en función de si lo que necesito es una exposición más exacta de todas las partes de la escena, o más foco…»

En definitiva, no te dejes amilanar, unas cuantas palabras no son nada comparadas con tus ganas de aprender. Así que ya se te pueden poner por delante horquillados, balances de blancos, diafragmas, distancias hiperfocales o lo que sea. Entre todos descubriremos la explicación más simple de cada una de ellas 🙂

Y ya sabes, si te ha gustado, te ha sido útil y crees que alguien más puede estar interesado en aprender cómo mejorar sus imágenes gracias al bracketing, sé generoso, ¡Comparte en tu red social favorita! Muchas gracias 🙂