Los deportes extremos y la fotografía de aventura en general, nos proporcionan grandes oportunidades de obtener imágenes increíbles y únicas, bien por la peculiaridad y el impacto del deporte en sí, bien por la belleza o peculiaridad del entorno en el que sucede el mismo (paracaidismo, alpinismo, escalada, etcétera) o por la suma de las dos cosas.

Lo cierto es que la fotografía de deportes extremos, suele ser casi tan impactante como el deporte en sí, ya que busca plasmar la particularidad de cada uno de estos deportes de riesgo, la belleza del entorno, la dificultad, el vértigo, la velocidad, la fuerza, etcétera.

Ahora bien, no siempre es fácil acceder a estos deportes y tampoco fotografiarlos. Muchos de ellos exigen que el fotógrafo sea aficionado o muy buen conocedor al deporte en sí para poder acceder a las imágenes (alpinismo, trekking, paracaidismo, etcétera) y poder así obtener las mejores fotografías y tomar las mejores decisiones en cuanto al equipo, lugar y seguridad.

Y como difícil no quiere decir ni mucho menos imposible, veamos unos cuantos consejos y trucos para salir airosos en estas fotografías extremas 🙂 .

  1. Estudia el deporte
  2. Escoge bien el material
  3. Ajustes
  4. Elige el mejor lugar
  5. Retrata emoción
  6. Protege tu equipo y protégete tú

Veamos cada uno de estos consejos en profundidad.

Estudia el deporte

La afición al deporte suele llevarnos a querer fotografiarlo, pero también puede ser al revés. Si no conoces el deporte, intenta averiguar lo máximo que puedas antes de lanzarte a fotografiarlo con tu cámara. Conocer a qué te enfrentas hará que tomes las mejores decisiones para salir airoso tanto en la toma de imágenes como en tu seguridad y /o comodidad.

20174169268_cf9b33b912_k

Escoge bien el material

Escoger el material correctamente y a conciencia puede marcar la diferencia entre obtener grandes fotografías o no hacerlo. Por eso es tan importante saber qué nos vamos a encontrar, y qué situaciones tendremos que hacer frente una vez hayamos llegado al lugar concreto.

Es importante que no te falte nada por razones obvias, pero también que no te sobre nada, ya que ir demasiado cargado en según qué situaciones puede que haga que no seas capaz de seguir la marcha o acceder a lugares de difícil acceso.

Por ello piensa bien qué vas a llevar, qué óptica u ópticas son la mejor elección para lo que vas a fotografiar, si vas a necesitar o no el trípode o el monopie, si te compensa llevarte el flash externo, cuántas tarjetas de memoria prevés que puedes necesitar, etcétera. Y sobre todo, piensa en tu comodidad y tu bienestar (escoge bien el calzado, la ropa, protégete del sol si es necesario, etcétera), si no hay fotógrafo, no hay foto 😉

Soldiers from 4-23 Inf. go over Husum Falls on the Hood River. ÒAfter establishing a whole year of having that adrenaline, they need to be trained on the actuality of getting rid of it and the knowledge that they may not get rid of it, but there are safe activities to create that rush,Ó said Amiia Coffey, Warrior Adventure Quest program manager.

Escoge el material cuidadosamente

Ajustes de la cámara

Estos dependerán de varios factores tales como la velocidad a la que se va a mover el sujeto que queremos fotografiar, si la actividad se realiza en un espacio abierto o cerrado, de la hora del día a la que sucede la acción, etcétera.

  1. Velocidad: Los deportes en general y los extremos en particular, suelen venir acompañados de una buena dosis de velocidad (aunque no siempre). Para ello es importante que dispares a una velocidad suficientemente alta como para que tu sujeto no quede movido. Por supuesto, esta dependerá de la velocidad a la que se mueve el protagonista, pero solemos hablar de unos valores mínimos aproximados de 1/500, siempre dependiendo de la distancia focal que estés utilizando (a mayor distancia focal, más velocidad necesitamos para evitar el movimiento).
    • Barrido: Puedes aumentar la sensación de movimiento a través de técnicas como el barrido.
  2. Apertura: Como ya sabrás, la apertura regula la cantidad de luz que dejamos pasar a través del objetivo, y a la vez la profundidad de campo o zona enfocada en la imagen. Decide si el fondo de tu escena aporta información relevante a tu composición o bien prefieres aislar a tu protagonista desenfocando el fondo.
  3. Disparo continuo: O número de fotografías por segundo (fps). Es conveniente en deportes que contengan escenas rápidas, que configures la cámara para que dispare de forma continuada una vez aprietas el obturador. Así te asegurarás de no perderte ninguna foto.
  4. ¿JPEG o RAW? Para deportes en los que preveas necesitar mucha velocidad en el disparo continuo (punto anterior), es aconsejable que te inclines por grabar en formato JPEG, ya que te dará más velocidad de lectura y almacenamiento de las imágenes. Por el contrario, si no es un deporte de alta velocidad (escalada, trekking, alpinismo), inclínate mejor por disparar en RAW, que te proporcionará mayor calidad de imagen y más posibilidades en el post-procesado.
  5. Utiliza los modos de prioridad: A menos que domines a la perfección el modo manual, lo mejor es que establezcas una prioridad dependiendo del tipo de escena al que te enfrentes. Esto descargará un poco las necesidades técnicas y podrás centrarte en otros aspectos como composición, medición de la luz, etcétera. Por ejemplo, si tu prioridad es congelar el movimiento, puedes establecer una velocidad fija mínima y dejar que la cámara escoja la apertura (prioridad a la velocidad).
  6. Enfoque Automático: A menos que tu cámara se vuelva loca intentando perseguir a tu protagonista sin lograrlo porque haya demasiados elementos distractores alrededor (en cuyo caso te recomendaría el modo manual), lo mejor para este tipo de situaciones en la que fotografiamos movimiento, es que utilices un modo de enfoque automático. Un enfoque tipo AF-C o AI Servo se utiliza para fotografiar sujetos en movimiento. Este sistema enfocará aquello que se mueva ante el objetivo y hará el seguimiento siempre que tengamos apretado el botón del obturador hasta la mitad. Una vez decidamos tomar la fotografía, sólo hay que apretar el obturador hasta el fondo.
  7. Estabilizador: Es una buena ocasión para activarlo, ya que reduce posibles vibraciones que pueden hacer que la imagen pierda nitidez.
  8. ISO: Lo ideal es trabajar con la ISO  en el valor mínimo posible para evitar el ruido en la imagen. No obstante, no siempre disponemos de suficiente luz o de objetivos suficientemente luminosos, por lo que la ISO puede ayudarte a trabajar con velocidades altas en caso de que necesites más sensibilidad a la luz.

Escoge el mejor lugar

Siempre que puedas, dedícate a estudiar cuál es el mejor lugar o lugares donde situarte, incluso si es una excursión por la montaña. Si puedes ir previamente, estudiar el recorrido, los mejores encuadres, la luz de la que dispondrás, etcétera, tienes casi asegurado el éxito. Si no es así, y además todo sucede rápido, no sabes qué quieres ni dónde colocarte, es probable que te pierdas grandes imágenes. Y una vez lo tengas controlado, cuando hayas acertado con el material, el momento y el lugar, podrás permitirte una buena dosis de improvisación; Es entonces cuando debes permitirte ser original, probar nuevas perspectivas, nuevos puntos de vista, etcétera.

  • Por norma general, cuanto más cerca de la acción, Una vez tengas unos buenos e impactantes primeros planos, puede que sea interesante añadir imágenes con más ángulo donde podamos disfrutar del contexto, siempre que este acompañe.
  • Si estás más cerca de la acción podrás prescindir de los teleobjetivos y disparar con focales más cortas y luminosas.
5538417245_3245d38a66_o

Escoge el mejor lugar de antemano

Retrata emoción

Intenta retratar la emoción del momento, el deportista, y no sólo el deporte en sí. Busca los rostros victoriosos o tristes, concentrados, de esfuerzo. Busca un mensaje y transmítelo al espectador, haz que éste sienta la emoción del momento, haz retratos (recuerda enfocar a los ojos) o detalles como unas manos agarradas a la roca caliza, etcétera.

  • Mira a tu alrededor y no te limites a lo evidente. Una vez tengas esas imágenes “obligatorias”, busca otras historias alrededor de tu escena: Caras de expectación entre el público, huellas en la nieve, paisajes que quitan el aliento, deportistas esperando ansiosos su turno, relaciones, etcétera.

Protege a tu equipo, pero sobre todo a ti mismo

Sí, para obtener buenas imágenes es importante estar cerca, y a veces arriesgar, pero nunca debes poner en riesgo tu integridad (más de lo habitual) y si puede ser la de tu equipo tampoco. Sé responsable y establece tus propios límites.

Espero que estos consejos te hayan sido útiles. Si es así o piensas que alguien más puede estar interesado, compártelo 🙂 ¡Muchas gracias!

eBook Modo Manual

17 Respuestas

  1. Silvia

    Buenas tardes, ¡esto viene de perlas! Acostumbrada a fotografiar el ambiente en el fútbol, ahora he adentrarme en el deporte MMA y aquí habláis de las dudas que me habían asaltado. Es un deporte mucho más rápido y concentrado y no tenía ni idea de por dónde empezar, encima coincidirá con estreno de cámara. Ahora a buscar fotografías y vídeos relacionados con él.

    Muchas gracias por estos artículos.

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡Es tal cual mencionas Silvia! El MMA es un deporte tan duro como difícil de fotografiar ya que deberás de anticiparte a los sucesos para encuadrar bien tus fotografías. De todos modos, nada que un poco de práctica no solucione. Mi recomendación, ve a los salones y gimnasios de entrenamiento para practicar para los eventos. Saludos.

      Responder
      • Silvia

        ¡Gracias por la idea! Aprovecharé los gimnasios que conozco y preguntaré si me permiten fotografiar entrenamientos. No creo que pongan pegas, al contrario.
        Gracias por tener una web tan completa como ésta.

  2. daniel

    Hola, hace un tiempo descubrí que me encanta la fotografía y un amigo me recomendó esta pagina y desde ese entonces que entro constantemente a verla. Mi pregunta no tiene que ver con el tema en si, tengo una canon cyber shot sx hs 60 que en las tiendas dice que es una semi profesional y en la página de Canon sale como cámara de fotos digital. A grandes rasgos no se la diferencia entre una y otra, tampoco creo que por tener una cámara semipro pueda ser mejor o peor ya que estoy conforme con la cámara. En los diferentes temas que suben en la pagina a veces quedo desanimado por que hablan de lentes y la mía no se puede intercambiar pero algo se puede hacer con ella. Gracias de antemano y excelente Blog se que como a mi ayudan a muchos mas, saludos desde Chile.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Daniel, lo importante es el indio no la flecha. Tu cámara es de las conocidas “bridge” o “puente” entre las compactas y las réflex. De hecho, es una compacta avanzada que permite resultados más que sorprendentes. Es cierto que no tiene objetivos intercambiables ni tantas prestaciones como otras pero ¿de que sirven si a ti te permite hacer realidad las fotos que tienes en tu mente? Lo importante es no caer en la trampa de que necesitamos constantemente un mejor equipo para ser mejores fotógrafos y esto está muy alejado de la realidad. Disfruta tu cámara y de hacer fotos con ella, ya será tiempo más adelante de evaluar si vale la pena o no invertir en una cámara réflex. Saludos y ánimos.

      Responder
    • Iaio Atamian

      Es excelente para vídeos, sobretodo los de acción y deportes. Su perspectiva gran angular hacen de sus vídeos y fotos algo muy atractivo para dichas situaciones.

      Responder
  3. Cristina

    ¡Buenos días! Tengo una Nikon D5100 y ni siquiera en modo manual me deja seleccionar velocidades mayores de 1/200. ¿Qué estoy haciendo mal? Muchas gracias.

    Responder
  4. Florencia

    ¡Hola Mario y equipo! Les cuento mi problema, tengo una Nikon D7000 y hoy estuve sacando una fotitos a unos amigo haciendo kite surf, un deporte que va a velocidad y por lo general alejados de la costa. El caso es que no logré sacar casi ninguna foto en foco y eso me frustra mucho. Utilicé un lente 55-300 a una velocidad aproximada de 250 (inclusive algunas a 500). Utilicé el programa S para no demorarme en la configuración del la apertura y tratar de priorizar la velocidad, pero no, no logré hacer foco, casi todas movidas. Serían tan amables de tirarme parámetros que me ayuden con el enfoque? ¿qué AF uso?, ¿cuantos puntos de enfoque es mejor utilizar? recuerden que en la mayoría de las veces utilice el zoom al máximo y que mi objeto a fotografiar se mueve de forma impredecible.
    ¡Espero me puedan ayudar, los necesito!
    ¡Muchas gracias!

    Responder
    • Iaio Atamian

      Florencia, creo que tu problema no ha sido el foco sino las vibraciones ya que, para asegurarte que las fotos no salgan movidas a máxima distancia, deberías de haber disparado como mínimo a 1/450 de velocidad ¿por qué? por la regla de la inversa de la focal. Te recomiendo que leas el siguiente artículo y le prestes atención al punto 9: cómo obtener nitidez en tus fotografías.

      Ahora bien, también te recomiendo que leas el siguiente de modo de que aprendas que modo de enfoque utilizar a cada momento: cómo configurar el enfoque. Y por último, te recomiendo que abandones los modos semi autómaticos y para ello, deberás de leer el siguiente artículo detenidamente, estudiarlo y salir a practicar: medición y exposición.

      Aquí te he dejado artículos muy importantes, por lo que te recomiendo realmente que los estudies mucho. Saludos.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.