La red se ha inundado de fotografías aéreas que te dejan sin aliento. Lo mínimo que suelen provocar es un “Woooow!” Y es que resultan tan fascinantes que es difícil no sucumbir a su encanto. Hace unos años, lograr una fotografía aérea estaba solo al alcance de unos pocos privilegiados que surcaban los cielos. Ahora, con los drones todo es mucho más fácil y asequible. De hecho, se ha popularizado tanto que encontrar estas fotos es casi el pan nuestro de cada día. Aunque, reconozcámoslo, nos siguen alucinando, ¿verdad?

Y eso hace que te entren unas terribles ganas de hacerte con un dron, que los hay de muchos tipos y precios, y lanzarte a capturar instantáneas desde las alturas.

Desde aquí te animamos a ello. Puede llegar a ser una tarea increíble de la que disfrutar muchísimo. Ahora bien, mejor primero léete estos consejos porque si no, la experiencia del vuelo se puede convertir en una caída en picado. En sentido figurativo y también literal.

Vamos a tener que acostumbrarnos a convivir con ellos, aprendamos a usarlos 😉

Legislación

Empezaré por aquí porque creo que es uno de los puntos más importante y en el que probablemente menos se piensa. Y no tenerlo en cuenta te puede traer problemas mucho más graves que no lograr la fotografía que quieres.

Antes de volar ningún dron, es importante que conozcas cuáles son las leyes que regulan el espacio aéreo y el uso de drones. Por ejemplo, en España, este tema lo regula la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea). Aquí un pequeño resumen de la normas en este país.

Normas en España sobre el vuelo de drones

Cada país tiene su propia regulación, en unos es más restrictiva o está más avanzada en cuanto a implantación, en otros aún están trabajando en ella, hay otros con más lagunas, etc. Por eso, es muy importante que, antes de lanzarte a volar un dron, te informes de cuáles son las leyes o normas del lugar donde pretendes hacerlo. Vayas a hacer fotos con él o no ;).

Por otro lado, y como puedes ver en la imagen anterior, no es lo mismo que le vayas a dar un uso recreativo o profesional. A la hora de informarte ten en cuenta esto.

Antes de seguir, voy a hacer una pequeña aclaración, porque es probable que hayas leído lo de RPAS y te estés preguntando qué significa:

  • Dron: forma coloquial de llamar a cualquier nave no tripulada.
  • UAV: “Unmanned Aerial Vehicle” o lo que es lo mismo, vehículo aéreo no tripulado (autónomos o pilotados de forma remota). Cuando incluye su sistema asociado se denomina UAS.
  • RPA: “Remotely Piloted Aircraft”, vehículos aéreos pilotados de forma remota. Si incluye el sistema asociado (como la estación de control) se denomina RPAS.

Esto es meramente informativo, por si ves las siglas y no sabes a qué se refiere, que tampoco es necesario que te hagas un máster en el tema ;).

Seguridad

La seguridad va muy ligada al punto anterior. Tú eres responsable de tu dron y de los daños que puedas ocasionar con él, personales o materiales. Por ello es muy importante respetar las normas y ser extremadamente cuidadoso.

Eres el único responsable del dron

¿Qué dron me compro?

Una vez que tienes claro que hay que empezar teniendo en cuenta la seguridad y las normas, puedes ir pensando en qué dron usar para realizar tus fotografías desde el aire. También este tema es para pensarlo un poco, porque por mucho que te de el presupuesto para gastarte 500 euros en un dron, para comenzar, es altamente recomendable que adquieras un dron baratillo con el que practicar y que no te duela si lo estrellas. Porque es muy probable que esto ocurra si no tienes experiencia. Luego ya, si te gustan y le pillas el truco a eso del vuelo remoto, puedes lanzarte a otro aparato que cumpla mejor tus exigencias técnicas en cuanto a fotografía se refiere.

Mi primer dron

Potensic Mini Drone. Pequeño y ligero, bastante resistente a las caídas y fácil de usar. Duración de batería unos 5 minutos. Ideal para los voladores más jóvenes

Syma X5C.  Económico, fácil de reparar y de encontrar repuestos. La batería tiene algo más de autonomía que el anterior y también es fácil de manejar. En cuanto a precio calidad, la relación es inmejorable. Duración de vídeo 10 minutos aproximadamente.

Un pasito más

Lo vas a mantener lejos del alcance de los niños, no es lo primero que vuelas, quieres la aplicación en español y buscas relación calidad precio. Mira este:

DJI Ryze. Muy buena estabilidad, se puede volar en interiores y graba foto y vídeo, aunque no lleva tarjeta de memoria. 

Usuarios avanzados

Una vez que has practicado con un dron baratito y lo has estrellado unas cuantas veces, si te sigue picando el gusanillo, quieres más y el presupuesto te llega, echa un vistazo a uno de estos:

DJI Phantom 3 Estándar. Vuelos de hasta 25 minutos, videos en Full HD y fotos de 12 MP con la cámara integrada

Nivel profesional

Vale, tú ya tienes lo del vuelo controlado, eres un tripulante experimentado y, además, por las razones que sean, necesitas calidad de profesional. Puede que tu dron sea uno de estos:

DJI Mavic Pro Fly More Combo. Estabilizador en tres ejes, vídeo a 4K a 30 fps, fácil de usar. Cámara de 12 MP que dispara también en RAW. Velocidad máxima de 64 Km / h, vuela hasta 7 km. Una maravilla. 

DJI Mavic Pro. Unos 30 minutos de vuelo, cámara estabilizada que graba vídeos en 4k. Es el preferido de muchos fotógrafos y cineastas. Si quieres grabar en vídeo esta es probablemente una de tus mejores opciones. 

  • Platinum

  • Negro

Estos son solo algunas ideas, busca compara y encuentra el tuyo. Pero recuerda que el más caro no siempre es el mejor, sino el que cubra tus necesidades adaptándose a tu presupuesto. No quieras empezar la casa por el tejado 😉 .

Consejos fotográficos

Ahora algunos consejos generales para introducirte en el mundo del dron.

  1. Como ya te he dicho, a la hora de comprar, mejor primero uno más barato para practicar y que no te dé un infarto si se te estrella y te quedas sin él.
  2. Si tienes la opción, hazte con un pack de baterías, los vuelos duran poco y puede que te quedes con ganas de más.
  3. Practica bastante antes de intentar lograr una buena fotografía, primero tendrás que concentrar toda tu energía en volar, después en volar y en hacer la foto.
  4. No es necesario arriesgar con un pilotaje a lo Top Gun, lograrás mejores instantáneas si pilotas suave.
  5. Evita, por su puesto, la lluvia.
  6. Antes de volar, limpia el cristal.
  7. Las nubes a una altura media serán tus mejores aliadas.
  8. Procura dar profundidad a tus fotos fotografiando elementos en distintos planos.
  9. Prueba con fotografías cenitales, siempre que la cámara de tu dron lo permita.
  10. Siempre que puedas dispara en RAW.
  11. Cuida la composición de la imagen como en cualquier otro tipo de fotografía.

    Cuida la composición

  12. Planifica para tener en cuenta el sol o su posición y la meteorología.
  13. Estudia antes el lugar.
  14. Recuerda revisar las normas y legislación.
  15. Inspírate, aquí tienes un pequeño aperitivo.
  16. Ojo con la sombra del dron ;), salvo que quieras incluirla en la foto por algo… Por eso la planificación es esencial.
  17. Prueba también vuelos bajos, una forma de diferenciarte de la fotografía aérea que se puede lograr desde un helicóptero o similar que no pueden bajar demasiado. En el punto medio está la virtud 😉 .
  18. Procura transmitir emociones y sensaciones, armonía, caos, soledad…
  19. Intenta lograr composiciones basadas en el color, en la geometría, busca fotos abstractas, patrones, líneas, texturas, simetrías, contrastes, formas reconocibles.

Color, geometría, fotos abstractas, tu imaginación es el único límite.

Aplicaciones

Existen aplicaciones y recursos en la web que te pueden ayudar a la hora de salir a fotografiar con tu dron. Aquí te dejo con algunas:

Para saber dónde volar tu dron y las restricciones de la zona

Conocer campos magnéticos

Al ser un dispositivo no tripulado se ve afectado por los campos magnéticos, con esta app se pueden prever tormentas geomagnéticas y comprobar el campo geomagnético:

Para planificar

Para el éxito fotográfico, la planificación es fundamental:

Localizaciones

Lo mejor (aunque entretenido porque engancha) es pasear por Google Maps en vista satélite. Es un recurso impresionante y gratuito al alcance de cualquiera que tenga internet, fácil, ¿no? Puedes viajar a cualquier parte del mundo sentado cómodamente en tu silla. Una pasada. Y quien dice cualquier parte del mundo, dice también inspeccionar los alrededores de donde vives ;).

Captura de pantalla de Google Maps

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero haberte aclarado algunas dudas y/o haberte despertado el gusanillo. Si te ha parecido interesante o útil, por favor, no dejes de compartirlo en tu red social favorita (o en todas 😉 ). Te lo agradeceré mucho más de lo que pueda volar un dron. Gracias y hasta la próxima.

eBook Fotógrafo Viajero

Una Respuesta

  1. José Cristales

    Que buen artículo, creo que el drone se convertirá dentro de poco en otra herramienta fotográfica para llegar a lugares que no teníamos acceso antes (naturaleza, playa, etc.) saludos desde El Salvador!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.