Fotografías cortesía de Crouchy69, chripell, Sacha Fernandez, WideAngleWandering y Christian Reimer bajo licencia Creative Commons

Domina la Fotografía de Paisajes Utilizando Estos Filtros

Los paisajes son el escenario en donde un sinfín de majestuosas obras de la naturaleza se vuelven protagonistas. En muchas ocasiones, las curvas, los colores, los ritmos y las luces y sus contrastes se conjugan en una escena que es digna de ser retratada, pero en otras, no siempre todos estos factores se alinean en pos de que puedas capturar ese momento único.

En la fotografía de paisaje, el modelado de la luz del ambiente resulta mucho más complicado que en otras disciplinas fotográficas, por lo que, de modo de que puedas añadir aún mayor espectacularidad a tus fotografías, debes dejar que los filtros entren en acción.

Los filtros deben dejar de ser un mero accesorio para convertirse en una herramienta fundamental.

¿Cómo? Leyendo el siguiente artículo.

¿Por qué utilizar filtros?

Una excelente forma de dominar tu materia prima (la luz) en la fotografía de paisajes es mediante la utilización de filtros que te permitan modelarla a tu gusto al momento de tomar las fotografías.

En la actualidad, con el avance de las herramientas informáticas y gracias a la posibilidad de trabajar directamente en el ordenador con los negativos digitales (RAW) como si lo hicieras al momento de la toma, la utilización de filtros en la fotografía de paisajes ha perdido algo de terreno.

Ahora bien: ¿Eres un fotógrafo o un editor?

Si bien es cierto que ninguna de ambas opciones es excluyente de la otra, pocas cosas son más satisfactorias para el amante de la fotografía como obtener una foto, lo más parecida a la fotografía final, al instante posterior de oprimir el obturador. Es en tu cámara fotográfica, como extensión de tus ideas donde la magia sucede y, si bien son incalculables los aportes que las herramientas de edición le han dado a la fotografía, lo ideal es que pases más tiempo frente a tu cámara que al ordenador.

Mediante la utilización de filtros en la fotografía de paisajes, no solo llevaras al límite tus conocimientos, adquiriendo foto a foto nuevos, sino que además, la calidad técnica al realizar las fotografías termina por traducirse en calidad de las fotografías resultantes. Es un proceso de mejora continua que forma un círculo virtuoso: experiencia, conocimiento, calidad.

Además, hay ciertos efectos que son imposibles de lograr en el ordenador sin alterar la esencia de la fotografía original pero que, con la utilización de un filtro, son posibles sin siquiera hacer un clic.

Y si bien los filtros de calidad no son nada económicos, hacerte con alguno de ellos, será una magnifica inversión.

Disponer de una fotografía lo más parecida a la fotografía final obtenida directamente desde tu cámara y sin necesidad de retocarla luego en el ordenador, es un placer difícil de explicar. Inténtalo!

La magia esta en tus manos.
La magia esta en tus manos.

El uso de filtros en la fotografía de paisaje

Si bien existen muchísimos tipos de filtros disponibles en el mercado para que utilices en cada una de tus fotografías, a continuación verás aquellos que son mayormente utilizados en la fotografía de paisajes:

El filtro polarizador

Los filtros polarizadores son utilizados en la fotografía de paisajes para aumentar los contrastes, saturar los colores y además, para reducir los reflejos que se dan, por ejemplo, en la superficie de un lago al fotografiarlo.

Este tipo de filtros es ideal para cuando quieras resaltar, por ejemplo, el contraste entre las nubes y el cielo, o entre el cielo y la tierra, aunque la mayoría de los fotógrafos de paisaje, los utilizan principalmente para eliminar los reflejos de superficies no metálicas como lagos, ríos, gotas, o cualquier otro tipo de superficie que refleje la luz.

La pregunta que seguramente te estás haciendo es ¿Por qué hacerme con uno cuando puedo corregir las fotos en el ordenador?

Si bien es cierto que el nivel de contraste o la saturación en tus fotografías puedes procesarlo en el ordenador fácilmente si disparas en modo RAW o negativo digital, eliminar los brillos o aumentar las transparencias te resultará muy complicado.

Importante: el máximo efecto de polarización se obtiene cuando la luz que incide en la escena lo hace de manera lateral, es decir, a 90 grados. Si utilizas este tipo de filtros cuando el sol se situa delante o detrás de ti, no verás efecto alguno.

Ten en cuenta que, para lograr una correcta medición y exposición, deberás de tener en cuenta que los filtros polarizadores “oscurecen” la escena, es decir, le quitan aproximadamente 2 diafragmas ya que absorben la luz que es reflejada al sensor y la atenúan un poco.

Arriba: sin filtro. Abajo: con filtro polarizador.
Arriba: sin filtro. Abajo: con filtro polarizador.

El filtro degradado neutro

Este tipo de filtros es muy popular entre los fotógrafos de paisajes ya que permite compensar los contrastes entre las zonas muy claras como el cielo y las muy oscuras como la tierra. ¿Cómo? El cristal de este tipo de filtros está dividido en dos mitades: una parte oscura que se va degradando hasta unirse con la otra que es completamente transparente. De este modo, es posible equilibrar la exposición en la toma sin inclinarse hacia los tonos claros u los oscuros.

Podrás encontrar este tipo de filtros en dos versiones: cuadrados y redondos. Los filtros de cristal cuadrado requieren que coloques por delante del objetivo un porta filtros para poder sujetarlos. Los filtros redondos se enroscan directamente sobre la lente y aunque puedan parecerte más prácticos, en realidad son mucho menos versátiles ya el degradado quedará fijo, a diferencia de los cuadrados que puedes ajustarlo en altura según como estés encuadrando tus fotografías.

Este tipo de filtros son ideales para lograr unos efectos espectaculares tanto en la tierra como en el cielo de tus fotografías intensificando los colores, degradando los tonos y permitiendo obtener exposiciones asombrosas imposibles de lograr de otro modo. Son excelentes para transmitir y reforzar los mensajes y sensaciones de tus fotografías de paisajes.

El degradado de estos no solo puede ser neutro, sino que también, podrás encontrarlos en diversos colores. ¿Te has preguntado cómo obtienen esos cielos rosados en los atardeceres? Hay ciertos fenómenos que no se dan de manera natural sino que son inducidos por los fotógrafos utilizando filtros, por ejemplo, de degradado de color rosa o azul de modo de añadir mayor espectacularidad a las fotografías.

Además, los degradados en cada uno de los filtros no son iguales por lo que las posibilidades compositivas se multiplican.

Filtro de degradado color rosa.
Filtro de degradado color rosa.

Filtro de densidad neutra

Los filtros de densidad neutra o ND son los responsables de convertir el efecto sedoso en tus fotografías de ríos y mares. Este tipo de filtros son muy utilizados en aquellas situaciones en las que el movimiento del agua o de las nubes puede, mediante una larga exposición, convertiste en una seda o bruma extremadamente atractiva.

¿Cómo funciona? El cristal de estos filtros esta realizado en un tono gris neutro por lo que no afecta el color de las fotografías pero lo que si hace es “quitar luz” del ambiente, es decir, oscurece la escena sin afectar los colores presentes en esta. Dicha disminución de la “cantidad de luz” que llega al sensor es lo que permite que, mediante una larga exposición, lograr esos efectos tan atractivos.

En condiciones de excesiva luz, te sería imposible poder realizar una larga exposición sin uno de estos filtros ya que, aunque disminuyas al mínimo la sensibilidad ISO y cierres lo más posible el diafragma, es poco probable que puedas lograr velocidades de obturación tan lentas para para obtener dicho efecto (velocidades de obturación menores a los 20 segundos).

Las fotografías realizadas con un filtro de densidad neutra no solo se limitan a la fotografía de ríos y mares, ya que puedes también, utilizarla casi con cualquier motivo. Lo verdaderamente importante es que, sea cual fuera el motivo que elijas, éste se vea potenciado por dicho efecto. Intenta fotografiar nubes, personas, el movimiento de los árboles, etc., te sorprenderás de los resultados que podrás obtener y de las sensaciones que tus fotos serán capaces de trasmitir.

Te recomiendo que, de modo de que puedas sacarle el mayor provecho posible al uso de este filtro, te tomes 5 minutos para leer el siguiente artículo: “¿Cómo Conseguir El Efecto Sedoso En Tus Fotografías De Ríos?”.

Si bien la calidad de los cristales que vayas a poner delante de tu objetivo debe de ser la mejor posible, eso no quita que no puedas innovar un poco y hacerte de unos filtros caseros que te permitan obtener resultados sorprendentes. ¿Quieres saber cómo? Leyendo el siguiente artículo: “Bricofotografía: Cómo Montar Accesorios Fotográficos Caseros”.

Efecto seda en tus fotografías de ríos y mares.
Efecto sedoso en tus fotografías de ríos y mares.

Filtro Ultra violeta

Los filtros Ultra Violeta (UV) o Skylight, tal como su nombre lo indica, son filtros que fueron diseñados para absorber los ratos ultravioletas aunque el común de los fotógrafos los utilizan constantemente colocados en sus objetivos, no para lograr efecto alguno sino para proteger las lentes frontales de golpes y rayones.

Probablemente tú también lo destines a ese mismo fin, aunque te recomiendo que no lo hagas. Gracias a las nuevas tecnologías introducidas en la fabricación de objetivos, las lentes frontales vienen protegidas con un baño protector que las protege del polvo y los rayones. No hace falta que coloques un filtro por delante de tu objetivo, ya que más que protección lo que realmente hará es restarle calidad a tus fotografías (cualquier cristal colocado delante de un objetivo le quitará nitidez a este).

Lo que realmente necesitas para proteger tu objetivo es su tapa cubre lente y ser cuidadoso. De todas formas, si has sufrido algún accidente o quieres saber cómo actuar ante estos, te recomiendo que le eches un vistazo a la siguiente guía: “La Guía Completa: Consejos de Limpieza Para Cámaras de Fotos Réflex”.

De todas formas, la utilización de un filtro ultra violeta es recomendable si tienes pensado adentrarte en lo alto de una montaña en donde la incidencia de estos rayos es mucho mayor. De modo de que estos no alteren tus fotografías.

También puedes utilizarlos para lograr impresionantes fotografías de niebla. ¿Cómo? Una vez colocado el filtro UV en tu objetivo, empáñalo utilizando vaho o vaselina. De este modo, con un poco de práctica, podrás emular una espesa y abrumadora niebla. En este caso, el filtro UV si te será muy útil para evitar humedecer la lente frontal de tu objetivo para su protección.

Fotografía realizada con un filtro ultra violeta.
Fotografía realizada con un filtro ultra violeta.

Los filtros que acabo de comentarte no son los únicos. Existen una gran cantidad y variedad de estos disponibles en el mercado para que experimentes a la hora de realizar tus fotografías de paisajes.

La utilización de filtros en la fotografía en general y sobretodo en la disciplina del paisaje es un gran campo para la experimentación. Anímate a llevar al límite tu imaginación! Te sorprenderás de lo que tu mente es capaz de conseguir.

Exceso de luz compensado con un filtro ND.
Exceso de luz compensado con un filtro ND.

¿Has disfrutado del artículo? Compártelo, por favor 🙂 – Gracias

Fotografía de Paisajes