🥳 Estrenamos nuevo logo, pero seguimos siendo tu Blog del Fotógrafo de siempre.
Fotografías cortesía de  mariusz kluzniak, Santiago Almada, Ken Rowland, Sentience, SergioRT, Sitoo, MohammeD BuQuRais, 1banaan, y through the lens 2012 bajo licencia Creative Commons

¿Cómo Conseguir el Efecto Sedoso en Tus Fotografías de Ríos?

En la fotografía de naturaleza, los ríos, lagunas y cascadas suelen ser excelentes elementos a incluir dentro de tus fotografías. Sus saltos y curvas dibujan líneas que guían al espectador por las fotos mientras que sus colores y reflejos despiertan un sinfín de sentimientos a todos aquellos que se detienen a observarlas. Incluir este tipo de elementos en las composiciones suele ser muy habitual por lo que, lograr sorprender al espectador se vuelve más complicado. Es por ello que en el artículo de hoy aprenderás a romper el molde ya a dejar a todos con la boca abierta. ¿Cómo? ¡Logrando un efecto sedoso en el agua! Y si quieres profundizar en la fotografía de paisajes, no puedes perderte la mega guía que te hemos preparado con consejos, trucos y mucho más para lograr los paisajes más impresionantes. 

El efecto sedoso en el agua

El efecto “seda”, tal como muestra la fotografía que ilustra este artículo, es aquel que consigue que el agua presente en una fotografía adquiera una textura suave y traslúcida, como si se tratara de una espuma o una seda que recorre el cauce del rio, baja por una cascada o rompe contra las rocas en una playa.

Este efecto hará que tus fotografías de paisajes sean más llamativas y espectaculares ¿Por qué? En primer lugar, porque es un fenómeno extraño que no es posible de apreciar por el ojo humano pero que si es posible de plasmar en una fotografía, es decir, no es un fenómeno que se presente por sí mismo en la naturaleza. Y, en segunda instancia, porque logra trasmitir serenidad y fluidez al espectador. Ten en cuenta que trasmitir mensajes y sentimientos es mucho más difícil de lo que pueda parecerte y más aún, en la fotografía de naturaleza.

Si quieres sacarle el máximo potenciar a tus fotografías, no puedes dejar de experimentar con esta técnica fotográfica (muchas más técnicas en el enlace) y menos aún, luego de que veas lo sencilla que es de llevar a la práctica.

Exposición muy prolongada
Exposición muy prolongada

La técnica para lograr el efecto sedoso

Tal como acabo de comentarte, lograr que los ríos y saltos de agua adquieran esa textura sedosa tan particular, no es para nada complicado y solo requiere (en principio) de:

  • Velocidades de obturación bajas (lentas): es decir, de 30 segundos o más, dependiendo de la “suavidad” que quieras lograr. Cuanto mayor sea el tiempo que tu cámara deje que la luz llegue al obturador, más suaves serán las líneas que, el agua en movimiento, dibujará en tu fotografía. Este es el principal principio que rige este efecto: la larga exposición. Si no tienes bien en claro de que se trata, te recomiendo que leas ese artículo antes de continuar leyendo este. Te tomara pocos minutos y te ayudara a entender mejor como lograr mejor este efecto. Antes de lanzarte hacia lo profundo de un bosque en busca de una cascada alucinante, asegúrate de que tu cámara te permita establecer velocidades de obturación suficientemente lentas: 30 segundos o modo Bulb, que es el modo en el cual la cámara continuara exponiendo (dejando ingresar luz al sensor) hasta que sueltes el obturador.
  • Luz ambiente tenue: es decir, se necesita que la iluminación presente en la escena sea más bien uniforme y débil de lo contrario te será más difícil compensar el exceso de luz con sensibilidades ISO más bajas y cerrando al máximo el diafragma. Recuerda que entre estos tres parámetros (velocidad, diafragma y sensibilidad) se forma lo que es conocido como el “triángulo de la exposición”. Si no conocías el termino o no sabes de la importancia que tiene realizar una correcta medición y exposición de tus fotografías, échale un vistazo al siguiente artículo: “Guía Detallada: Cómo Realizar una Correcta Medición y Exposición en Tus Fotografías”.
  • Estabilidad: es decir, el uso de un trípode o una superficie lo suficientemente estable para garantizar que, a lo largo de toda la toma, la cámara no sufra de movimientos o vibraciones que puedan arruinar toda la toma. Montar correctamente un trípode o sujetar firmemente tu cámara se vuelve un factor fundamental en este tipo de técnicas o efectos si lo que quieres es lograr fotografías bien nitidez y definidas. Y si estás buscando uno, en esta guía te ayudamos a encontrar el mejor trípode para ti. 
  • El lugar: seguramente ya te habrás dado cuenta pero, esta técnica funciona mucho mejor en aquellas situaciones en donde el agua tiene movimiento, es decir, se vuelve mucho más espectacular a medida que el caudal o bien, el movimiento del agua es notorio. Pero ten cuidado, si bien el agua puede ser tu protagonista, no te olvides de trabajar cuidadosamente tus fondos de modo de darle un marco propicio para que el espectador se sienta dentro de la toma. Y, por más que suene como algo obvio, en la fotografía de paisajes y naturaleza, el lugar lo es todo, o casi. Antes de disparar tu cámara, tomate un tiempo para revisa toda la escena, revisa todos los ángulos y encuadres posibles, de manera de agotar las posibilidades de esta antes de poner a trabajar a tu cámara.

Ahora bien, no siempre podrás tomar tus fotografías en un bosque oscuro o al caer el sol en una playa de modo de que la luz del ambiente sea lo más tenue posible. Para estos casos existe un accesorio extremadamente útil a la hora de realizar fotografías de larga exposición en situaciones donde la luz es mucho más intensa de lo que nos gustaría: el filtro ND o de densidad neutra.

El filtro de densidad neutra

Los filtros de densidad neutra o ND son un accesorio que no podrá faltar en tu mochila si es que quieres conseguir el máximo efecto sedoso en tus fotografías de ríos.

Su funcionamiento es simple, estos filtros reducen considerablemente la cantidad de luz que llega al sensor sin alterar los colores presentes en la escena. Este tipo de filtros es excelente para cuando, en condiciones de buena iluminación, quieras realizar largas exposiciones.

Si solo reduce la “cantidad de luz”, quiere decir que, utilizando uno de estos filtros, no será necesario, o por lo menos no siempre, cerrar al máximo el diafragma de tu cámara de modo de compensar el “exceso” de luz producto de una larga exposición, ya que el filtro evitará que la foto quede sobre expuesta.

Filtros ND de distintas densidades
Filtros ND de distintas densidades

Tal como te comente en el artículo: “8 Formas de Mejorar Tus Fotografías Gracias a un Filtro”:

“Te recomiendo que si vas a hacerte con uno de estos filtros, adquieras como mínimo uno de 3 diafragmas, ya que para restar menos luz, con un polarizador te será suficiente o bien combinando un polarizador con ISO bajo y diafragmas bien cerrados.

Los filtros de densidad neutra más frecuentes son de 6, 8 y 10 diafragmas y los más recomendables son los de cristal ya que los de gelatina tienden a reducir la calidad de las fotografías.”

Cuidado: al permitir ingresar menos luz hacia el sensor, es muy probable que el enfoque automático de tu cámara deje de responder. Te recomiendo que enfoques manualmente la escena y luego le añadas el filtro de densidad neutra o ND.

El agua como bruma
El agua como bruma

¿Todavía no te has hecho con uno? No te preocupes, no hace falta que te gastes un dineral en un filtro de densidad neutra para que comiences a realizar tus pruebas. Ve hasta la ferretería más cercana y compra el vidrio que se utiliza para proteger los ojos al soldar. Si bien no obtendrás la calidad que es posible alcanzar con un filtro profesional, podrás obtener resultados sorprendentes.
¿No me crees? Fíjate bien en la siguiente foto, fue hecha con uno de estos vidrios:

9
Filtro ND casero: utiliza un vidrio de soldador

Con un poco de imaginación podrás arreglártelas para sortear todos los obstáculos que la fotografía te vaya poniendo. Si no, échale un vistazo al siguiente artículo “Bricofotografía: Cómo Montar Accesorios Fotográficos Caseros” y verás cómo hacerlo de un modo muy sencillo.

Cómo lograr el efecto sedoso paso a paso

Ya has visto cuales son los principales aspectos y elementos necesarios para poder llevar a cabo esta técnica. Ahora solo resta ver como ordenar todo el proceso de modo de que puedas fácilmente llevarlo a la práctica:

  1. Quita los filtros de modo de que puedas ajustar el foco y el encuadre perfectos para la toma. (Recuerda que el filtro ND reduce de manera muy significativa la luz que ingresa al sensor impidiendo a la cámara hacer foco por sí misma y a ti, visualizar algo por el visor).
  2. Recorre la escena y coloca el trípode o coloca la cámara en un lugar firme y estable de modo de que se reduzcan al mínimo las probabilidades de que una vibración arruine tu toma.
  3. Monta la cámara en tu trípode. (este paso puedes hacerlo antes o después de haber ajustado los parámetros para la toma).
  4. Ajusta la apertura del diafragma de acuerdo a la profundidad de campo que quieras lograr y buscando realizar la mejor medición y exposición posible. Échale un vistazo al siguiente artículo: “Guía Detallada: Cómo Realizar una Correcta Medición y Exposición en Tus Fotografías”.
  5. Una vez todo este en su lugar, coloca los filtros que sean necesarios, ya sean de densidad neutra, polarizadores, etc.
  6. Ajusta la velocidad de obturación de modo de compensar la falta de luz producto de utilizar un filtro de densidad neutro y diafragmas cerrados.
  7. Dispara! En este punto sería ideal contar con una forma alternativa para disparar una foto: un disparador remoto, de modo de evitar que, al oprimir el disparador, involuntariamente termines por mover la cámara.
  8. Una vez se haya cumplido el tiempo de la toma (ten en cuenta que si tienes activada la opción de reducción de ruido, tomará casi el doble de tiempo este paso), verifica la fotografía resultante.

De ser necesario realizar cualquier ajuste, vuelve a comenzar todo el proceso nuevamente hasta lograr la toma perfecta.

Estudia todo el encuadre
Estudia todo el encuadre

6 consejos para lograr el mejor efecto sedoso:

Por último, aquí te dejo algunos consejos para que puedas sacarle el máximo provecho a esta espectacular técnica para transformar el agua en seda:

  1. Abandona los modos automáticos: como te podrás imaginar, el modo automático será completamente inútil a la hora de realizar este tipo de fotografías y los modos semi automáticos no te permitirán sacarle todo el jugo a tu cámara de fotos como si utilizarías el modo manual. Aprende a dominar el Modo Manual con esta mega guía que te hemos preparado, para que le pierdas el miedo y seas el amo y señor de tus fotografías sin dejar nada al azar.
  2. Mantén limpios los cristales: ya sean los lentes de tu objetivo o los filtros que vayas a colocarles delante, procura siempre mantenlos lo más limpios posible si quieres maximizar la calidad y nitidez de las fotografías resultantes.
  3. Mantén limpio el sensor: las marcas en las ópticas no son solo las responsables de la pérdida de calidad de tus fotografías. El polvo y las partículas también suelen acumularse en el sensor y, al trabajar con diafragmas muy cerrados, las mismas serán muy notorias por lo que mantener el sensor limpio, también debe ser una prioridad. ¿Cómo limpiarlo? Leyendo la siguiente guía: “La Guía Completa: Consejos de Limpieza Para Cámaras de Fotos Réflex”.
  4. Prueba con tele conversores: estos accesorios, si bien pueden aumentar la distancia focal de un determinado objetivo, al mismo tiempo, también reducen considerablemente la luz que llega al sensor. Si no tienes un filtro de densidad neutra pero cuentas con un tele conversor, anímate a utilizarlo.
  5. Apaga la reducción de ruido: si quieres ahorrar tiempo entre toma y toma, deshabilita la reducción de ruido de tu cámara. ¿Por qué? Como trabajaras con ISOs base, es decir la sensibilidad ISO mínima que tu cámara te permita, habilitar esta opción puede ser redundante. De todas formas, si eres paciente, déjala activa, después de todo solo consumirá batería.
  6. El agua no lo es todo: puedes utilizar este efecto para dirigir la atención de los espectadores hacia el agua, o bien puedes utilizarlo de modo de agregar un elemento extra que potencie las sensaciones y mensajes que trasmiten tus fotografías.

Los Resultados

El resultado final
El resultado final

¿Qué esperas para ponerte a convertir agua en seda?

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, recomiéndalo 🙂