A diferencia del eclipse solar, para fotografiar un eclipse lunar no es necesario proteger ni tu cámara ni tus ojos, lo que hace todo bastante más fácil, tanto en equipo como en seguridad. Si te apetece fotografiar el próximo eclipse de luna, te aviso que no es complicado si sigues los consejos y trucos de este artículo.

Pronto hay uno total, ¿te animas?

¿Qué es un eclipse lunar?

Un eclipse lunar es un evento astronómico que tiene lugar cuando la Tierra se interpone entre la luna y el sol bloqueando los rayos de sol que llegan a nuestro satélite. De esta forma se genera un cono de sombra, umbra, que oscurece la luna.

Para que tenga lugar, estos cuerpos celestes deben estar perfectamente alineados.

En el siguiente esquema puedes verlo de forma más gráfica.

esquema de eclipse de luna

Tipos de eclipse

Hay tres tipos de eclipse de luna, solo los dos primeros tienen interés a nivel fotográfico.

  • Parciales: solo se oculta una parte de la luna.
  • Totales: toda la luna entra en la umbra y en esta fase, la luna se ve de color rojo.
  • Penumbrales: la luna atraviesa la penumbra. Son eclipses más sutiles y difíciles de ver.
Secuencia de un eclipse de luna
Secuencia de un eclipse lunar

Los eclipses totales empiezan con un eclipse penumbral, les sigue un eclipse parcial y terminan con un eclipse parcial seguido de un eclipse penumbral (el eclipse total se encuentra en medio).

Por qué la luna es roja durante el eclipse lunar

Cuando la luna se encuentra en la umbra, la luz solar indirecta aún la alcanza e ilumina en parte. Pero esta luz debe atravesar la atmósfera terrestre, la cual filtra la mayor parte de la luz de color azul.

La luz restante es de color rojo o naranja y mucho más tenue que la luz blanca solar pura. Este color rojizo puede variar desde el marrón oscuro hasta el amarillo brillante pasando por el naranja o el rojo intenso. Esto depende de la cantidad de polvo y nubes presentes en la atmósfera.

Por este motivo, los eclipses ocurridos después de grandes erupciones volcánicas suelen ser muy oscuros, puesto que los volcanes arrojan enormes cantidades de ceniza volcánica a la atmósfera.

Si no fuera por la atmósfera terrestre, la luna quedaría totalmente negra durante el eclipse y no podrías fotografiar una bonita luna roja.

Cómo fotografiar un eclipse lunar

Para fotografiar un eclipse de luna te recomendamos seguir los siguientes pasos y consejos.

1. Planifica tu próximo eclipse lunar

Lo primero es planificar. La fecha es inamovible, por supuesto, no eliges cuándo ocurre pero sí puedes marcar la fecha en el calendario y preparar con tiempo todo lo necesario.

Para saber cuándo es el próximo eclipse de luna puedes visitar la página de la Nasa. Aunque te adelanto que a la vuelta de la esquina tenemos un eclipse total de luna que podrá ser visto desde Asia, América, Australia y el Pacífico. Será el 8 de noviembre.

Con aplicaciones como The Photographer’s Ephemeris u otras similares podrás ver la trayectoria de la luna, la hora exacta, o incluso planificar una foto del eclipse alineado con algún monumento, motivo o lugar emblemático con el que lo quieras combinar. La creatividad no tiene límites.

2. Busca el mejor lugar para fotografiar la luna

Aléjate de la luz, busca un lugar sin contaminación lumínica y a ser posible que esté en alto para que tus vistas sean mucho mejores.

Procura que nada te estorbe y que los elementos que tengas en la escena aporten a la composición.

Eclipse lunar
Eclipse lunar

3. Elige la técnica

Antes de dar los siguientes pasos, es conveniente que elijas cómo quieres fotografiar el eclipse lunar o qué técnica utilizar porque tanto el equipo como los ajustes serán distintos:

Gran angular

Empecemos por la forma más sencilla de fotografiar un eclipse de luna.

Para ello te vale con cualquier cámara que permita desactivar el flash, exponer de forma prolongada y disparar en remoto, aunque sea con el modo de disparo con retardo de 2s. También necesitas un trípode si vas a realizar una exposición larga.

Luna fotografiada con angular
Canon EOS 650D – 35mm – f/5.6 – 1/60s – ISO 200

El objetivo más adecuado es entre 28-50mm si es full frame y, si es APS-C, entre 18-35mm. Para los ajustes, ISO 400, la apertura más amplia que permita el objetivo y la velocidad de obturación la que te permita obtener una foto bien expuesta. Entre 5-30s puede ser un buen punto de partida. A partir de 20-30s pueden empezar a verse rastros en las estrellas, tenlo en cuenta por si quieres evitar las trazas. En ese caso aplica la regla que te contamos en este artículo para fotografiar las estrellas como puntos.

Con esta forma de fotografiar el eclipse, tienes que cuidar mucho la composición porque la luna se verá pequeñita y tiene que formar parte de un escenario interesante. Busca un árbol bonito, un edificio o torre, aunque esté abandonado, etc. Recuerda iluminar este primer plano si no quieres solo una silueta. Un golpe de linterna o de flash externo puede servir.

Si tienes la opción de ir antes al lugar para estudiar la composición es una excelente opción. Ten en cuenta que la hora a la que esté en esa misma posición no será la misma. Utiliza una aplicación para planificar tu toma.

Teleobjetivo

Digamos que esta es la técnica opuesta a la anterior. ¿Te has preguntado alguna vez cómo sacar la luna grande? ¿Muy grande?

Si dispones de teleobjetivo y/o multiplicador, o de telescopio, puedes fotografiar o bien la luna en primer plano y hacer un montaje o collage con las distintas fases, por ejemplo, o fotografiar la luna en interacción con un motivo o sujeto. Como esas fotos en las que ves una luna gigante y en una parte la silueta de una o varias personas; o la luna detrás de una torre, etc.

Cuanto mayor sea la distancia focal, más grande ser verá la luna en la fotografía. En este caso las cámaras con sensor recortado tienen ventaja frente a las full frame, pues un 500mm, en un sensor recortado equivale más o menos a cómo se vería la luna con un 750mm en una cámara de fotograma completo.

Si tienes una cámara compacta te servirá si tiene un zoom muy potente a partir de 60x, como lo tienen algunas de estas bridge.

Luna fotografiada con teleobjetivo
Sony Alpha 7 M3 – 324.2mm – f/8.0 – 1/200s – ISO 1000

Para este tipo de fotografías, es importante calcular a qué distancia y en qué punto debes colocarte para que la luna quede en el lugar que quieres con respecto a tu motivo. O dónde se debe colocar el sujeto para que su silueta entre dentro del contorno de la luna. Nada mejor que ayudarte de una aplicación adecuada para ello.

Startrails

Si te gustan los rastros de estrellas y quieres experimentar cómo quedaría la luna fotografiada con esta técnica algo más abstracta, aquí tienes un ejemplo.

Para lograrlo necesitas el mismo equipo que para la técnica gran angular, aunque en este caso la toma es algo más compleja, es necesario que la cámara tenga Modo Bulb y no se puede prescindir de un trípode estable ni del disparo en remoto.

Los ajustes en este caso serían: un valor ISO entre 200-400, apertura de f/8 aproximadamente y enfoca a infinito. Recuerda batería bien cargada y tarjeta de memoria con suficiente espacio.

La luna al comienzo del eclipse debe estar encuadrada en una esquina y dejar espacio para que esta se mueva durante la exposición a lo largo de la imagen. La dirección de la luna dependerá tanto del hemisferio en el que te encuentres como de la hora a la que se produzca el eclipse.

Es muy recomendable realizar este ejercicio antes del día del eclipse, alguna noche antes. Ten en cuenta que la luna sale aproximadamente 50 minutos más tarde cada noche a la hora de hacer la composición y acudir al lugar.

Ya sabes que hay aplicaciones que también te ayudan con la posición de la luna en cada momento.

Exposición múltiple

A medio camino entre la técnica gran angular y el rastro de estrellas está la exposición múltiple que captura una secuencia del eclipse con imágenes individuales de cada fase, como en este ejemplo.

Para lograr esta técnica también necesitas objetivo angular, trípode y disparador en remoto o intervalómetro, después, se unen las imágenes en un programa como Photoshop o cualquier otro de apilado; salvo que la cámara cuente con la opción de exposición múltiple. En cualquier caso, es muy importante que el trípode no se mueva bajo ninguna circunstancia.

Las exposiciones se han de tomar cada 5-10 minutos, la frecuencia determina cuántas lunas aparecerán en el encuadre y a qué distancia. Lo importante es que sea siempre el mismo intervalo entre foto y foto. Si no tienes intervalómetro puedes ayudarte de un cronómetro con cuenta atrás que te avise cada vez que tienes que disparar.

Con esta técnica tienes que tener en cuenta que los tiempos de exposición irán variando a lo largo de las distintas fases, puesto que el brillo de la luna será diferente en cada etapa. También este brillo puede variar de un eclipse a otro, no obstante, aquí encontrarás una tabla con valores de referencia.

4. Prepara el equipo

¿Qué necesitas para fotografiar un eclipse de luna?

  • Cámara con ajustes manuales. Lo ideal es una cámara que te permita seleccionar los parámetros adecuados: réflex, EVIL, Bridge, o compacta avanzada si tiene un buen zoom, por ejemplo, serían las más adecuadas. Si creías que necesitas una cámara Full Frame, ya te he comentado que las cámaras APS-C con factor de recorte están de suerte porque multiplican la focal, por lo que tu objetivo de 300mm, por ejemplo, con un factor de recorte de 1,5x se convertiría en un 450mm.
  • Trípode. Importante estabilizar tu equipo, sobre todo si utilizas un teleobjetivo o realizas las técnicas startrails o exposición múltiple. También es indispensable si quieres hacer un time lapse o cualquier composición que requiera de varias tomas.
  • Disparador remoto o intervalómetro. El más mínimo movimiento puede estropear el resultado y tirar tus ilusiones de fotografiar un eclipse por tierra, algo que no deseas, ¿verdad? En el caso de que no tengas o no puedas conseguir uno, utiliza el modo de disparo con retardo o la aplicación del móvil para disparar en remoto si tu cámara lo permite. Pero nunca tomes la foto apretando el botón de disparo.
  • Objetivo. Cuanto mayor se la distancia focal, más grande se verá la luna. Si quieres que se vea de un tamaño muy grande, lo ideal es a partir de 400mm. Si lo que quieres es captar la secuencia del eclipse en un paisaje bonito, utiliza un angular o una focal corta.
  • Teleconvertidor. Con un teleconvertidor puedes multiplicar la distancia focal de tu teleobjetivo.
  • Tarjetas y batería. Lo de llevar tarjetas con memoria suficiente es obvio, pero tampoco te olvides de la batería. Llévala bien cargada y con alguna de repuesto.
Fotógrafos capturando la luna

5. Selecciona los mejores ajustes para el eclipse lunar

Aunque te he indicado en cada técnica los ajustes adecuados, estos son los ajustes generales recomendados para un eclipse de luna:

  • Enfoque manual. Huye en este caso del modo automático y enfoca en el borde de la luna. Luego, ampliando la pantalla, asegúrate de que está en foco. Si vas a fotografiar un sujeto en el encuadre y tienes que elegir entre luna y sujeto enfocado, mejor que sea este el que salga nítido.
  • Apertura. Prueba con f/8, y a partir de aquí, en función de la fase del eclipse, tendrás que subir o bajar para ajustar la exposición y no pasarte del tiempo límite de velocidad de obturación.
  • Velocidad de obturación. La regla es intentar no pasarse de 1s (2s como mucho) para que tu foto no quede trepidada por el movimiento de la luna. Pero irá desde 1/125s en la fase parcial hasta que tengas que rozar el límite durante la fase de eclipse total.
  • Ajusta un ISO lo más bajo posible, intenta no pasar de 100-200, salvo que no puedas mantener el tiempo de obturación por debajo de 1-2 segundos.
  • Para asegurarte de obtener al menos alguna foto correcta, puedes recurrir al horquillado o bracketing.
  • Bloquea el espejo. Si tu cámara permite el bloqueo del espejo, hazlo para evitar trepidaciones. Esto con cámaras sin espejo, obviamente, no es necesario.
  • Medición puntual. Utiliza el modo de medición puntual de la luz y aségurate de que la luna no quede sobreexpuesta.
  • Sin miedo a disparar. Aprovecha las ventajas digitales y cada diez minutos realiza una serie de disparos con distintos parámetros. Después podrás eliminar las que te sobren y quedarte con las que mejor hayan quedado.
  • Formato RAW, para que después puedas equilibrar el balance de blancos o editar tu foto con toda la información.

6. Cuida la composición

Salvo que quieras captar los accidentes geográficos de la luna, practicar, llenar el encuadre con una bola brillante o hacer una composición de las distintas fases del eclipse, la luna sola no suele tener suficiente interés.

Una foto de la luna sola es como una foto de un jardín de hierba, sin flores u otra planta que le de vidilla. Procura incluir en la escena otros elementos, ramas, nubes, montañas, siluetas de personas o pájaros, edificios, etc. Lo que sea que añada interés a la imagen.

Luna con siluetas de personas

Otros consejos para fotografiar un eclipse de luna

Estos no son todos consejos fotográficos, pero estoy segura de que te van a ser muy útiles.

  • Practica. Antes del eclipse practica cómo sacar fotos a la luna, todo lo que puedas, en el enlace te contamos cómo.
  • Busca inspiración. Busca por la red o al final de este artículo fotos que te inspiren y que te den ideas para tu próxima foto.
  • Lleva acompañante. No necesitas a nadie que te sujete el flash externo o el reflector como en una sesión de retrato, pero te alegrarás de tener a alguien al lado que sueñe con las mismas fotografías que tú o que le encanten los fenómenos astronómicos para que te acompañe durante la espera. La noche se puede hacer muy larga.
  • Abrígate. La noche puede también ser muy fría y el eclipse muy largo, tenlo en cuenta a la hora de vestirte de llevarte provisiones (alguna bebida caliente no estará de más).
  • No pongas límites a la creatividad. Si no eres profesional de la astronomía, sino alguien que ama la fotografía, recuerda divertirte y dejar rienda suelta a la creatividad, cuenta una historia, imprime tu imagen de emoción, no te limites a captar una imagen de la luna como ya hay un millón. Esto solo sirve como práctica o aprendizaje, una vez que superas la parte técnica, no olvides la artística.
Eclipse de luna rodeado de nubes

Cómo fotografiar la superluna

Si todo esto del eclipse y la luna te ha despertado el interés y estás pensando en fotografiar la próxima superluna, aquí te contamos cómo.

Fotos de eclipses de luna

En este enlace tienes una serie de fotos de un eclipse lunar total y en este otro varios ejemplos de lo que puedes hacer, pero también te dejo con la siguiente galería de fotos de eclipses de luna muy inspiracionales.

Hoy hemos hablado de cómo fotografiar un eclipse lunar, pero si quieres fotografiar un eclipse solar en este artículo te contamos cómo.

Espero que te haya resultado interesante y útil, de ser así no te olvides de compartirlo 😉 . ¡Gracias y hasta la próxima!

    1. Camilo, tienes casi un telescopio así que no debes de preocuparte ya que no hay peligro para los ojos o la cámara por el tipo de eclipse (los de sol si son peligrosos). Saludos.

  1. Se les olvidó mencionar algo que aprendí con Uds., que es desactivar el sistema de reducción de vibraciones cuando trabajamos con trípode. También me ha pasado que la función de reducción de ruido de la cámara es un problema cuando los tiempos de exposición son demasiado largos, dado que demora otro tanto en corregir.
    Muchas gracias por los consejos, muy buenos como siempre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *