Knolling
Fotografías cortesía de Piqsels, Alexander Andrews, Florian Klauer, Vadim Sherbakov, Caro Musso bajo licencia Creative Commons.

Knolling: Fotografiar la Belleza del Orden

Si mezclas fotografía de producto, bodegón, creatividad, minimalismo y un poco de aesthetic resulta algo que no es tan novedoso como parece pero que está muy de moda. Se trata del knolling.

Lo has visto, lo has disfrutado y te ha sorprendido. Seguro. ¿Quieres saber qué es? ¿De dónde viene? ¿Cómo hacerlo? Sigue leyendo que te lo cuento todo.

¿Qué es el knolling?

Knolling es una tendencia fotográfica que consiste en crear una composición de elementos dispuestos de forma ordenada y fotografiados desde un ángulo cenital, de modo que todos estos elementos se vean de un solo vistazo.

Las imágenes resultantes son atractivas visualmente por las formas geométricas y el orden, y convierten lo más ordinario en una escena sorprendente y fuera de lo común. Aunque cada vez las veamos más por las redes sociales no dejan de sorprendernos.

knolling de elementos de costura
Técnica Knolling con accesorios de costura

El término fue creado en 1987 por Andrew Kromelow, conserje del taller de Frank Gehry. Mientras Gehry diseñaba sillas para la empresa Knoll, Andrew acabó colocando todas las piezas movidas en un ángulo de 90º para acabar con el desorden reinante y ser más productivos en la cadena de montaje. Recordando el diseño de ángulos rectos de los muebles de Knoll, comenzó a llamar a ese hábito knolling.

Si la técnica knolling acabó popularizándose de forma tan creativa fue porque el artista Tom Sachs, quien trabajó dos años con Gehry, vio el potencial y la belleza que encerraban tales composiciones y la integró como parte de sus procesos y de su obra.

Autorretrato knolling

Puede que estés pensando en tumbarte en el suelo y rodearte de objetos a modo knolling. Sí (por qué no) y no (necesariamente).

En realidad el autorretrato knolling es también una forma de hablar de ti sin estar; de mostrarte sin aparecer; de contar como eres a través de objetos fotografiados al más puro estilo knolling. Puedes aparecer como parte de la composición si te apetece, pero que no sea la excusa para no hacerlo.

¿Qué te gusta? ¿Cuáles son tus aficiones, tus miedos, tus deseos? Concentra todo eso en un cuadrado o rectángulo ordenado y equilibrado y, en un solo vistazo, da pistas de quién y cómo eres.

Este no es solo un trabajo fotográfico sino que consiste en rascar un poquito dentro de nosotros mismos. Te puede servir también a modo de terapia. ¿Te atreves? Podría ser una interesante foto de perfil para tus redes sociales 😉

Para tu autorretrato knolling incluye:

  • Objetos que utilices habitualmente (tu smartphone, una mochila o bolso, tu cámara, un diario o agenda…)
  • Algo que te defina exteriormente, prendas o accesorios que suelas llevar y muestre de alguna manera tu estilo.
  • Elementos que cuenten algo de forma de ser o tu personalidad, algo que no se vea a simple vista como tus aficiones, gustos, costumbres, etc.

Knolling literario

Un knolling literario consiste en mostrar un libro acompañado de objetos que definan la historia colocados de forma ordenada, a la misma distancia entre sí y en un ángulo de 90º fotografiado desde una perspectiva cenital (desde arriba).

Para hacer este tipo de knolling, debes conocer bien la historia y encontrar elementos que resuman de un vistazo de qué trata el libro, sería como una sinopsis visual.

Si hay un libro que conozco bien es La joven de ojos miel 😉, por eso he recurrido a él para ponerte un ejemplo con cosas que tenía por casa. Es mejorable, lo sé, dedicándole más tiempo y planificando, por supuesto. Pero para explicarte el concepto me vale. Ten en cuenta que aquí prima más el que cuentes de qué va el libro que la combinación de colores, por ejemplo.

Knolling literario
Knolling literario de La joven de ojos miel

He añadido objetos de peso en la historia, como el paraguas, las pinturas o la cámara de fotos; libros y películas que también aparecen con cierta importancia; alusiones a las ciudades donde transcurre la novela y también detalles de la vida de la protagonista y de algunos de los personajes que la rodean y que para ella son importantes.

En el siguiente video tienes un resumen de cómo hacer un knolling literario:

Cómo hacer un knolling

Ahora que sabes qué es la técnica knolling y algunas de sus variantes, seguro que te estás preguntando cómo llevarlo a cabo. Aquí van 12 consejos para hacer knolling:

  1. Piensa primero en una idea, si sabes de qué quieres hacerlo, te será más fácil buscar los elementos y el resultado será más redondo, porque no se trata de poner objetos por poner. Más abajo te dejo un montón de ideas.
  2. Empieza primero por lo que tienes en casa. Si la técnica te engancha, ve poco a poco mejorando tus composiciones y planificando lo que quieres hacer para buscar los objetos con más tiempo.
  3. De menos a más. Comienza por pocos elementos y superficies pequeñas para ir practicando, te será más fácil.
  4. Reúne elementos relacionados con la temática que has elegido. Preferiblemente que estén en buen estado. Si están nuevos, limpios y sin desperfectos lucirán mejor en la foto.
  5. Sigue los principios de la técnica. Está basada en el minimalismo y muy relacionada con las famosas 5 s del método japonés Kaizen: Seiri (clasificación), Seiton (orden), Seiso (limpieza), Seiketsu (estandarización), Shitsuke (disciplina). Lo cual se puede traducir o resumir en:
    • Eliminar de la ecuación cualquier objeto que no sea necesario, si no aporta nada, retíralo.
    • Agrupar y clasificar los objetos por temática, uso, tamaño, color…
    • Ordenar meticulosamente los objetos dentro de la composición.
    • Encontrar un método o un procedimiento a seguir cada vez que realices una de estas composiciones para lograr una mayor homogeneidad tanto en el proceso como en el resultado.
  6. Busca una superficie plana y amplia donde montar tu composición.
  7. Elige el fondo adecuado, puede ser un fondo neutro, cálido, como la madera; de un color que armonice con los objetos; o, por el contrario, que cree contraste si el knolling se basa en un solo color. Si quieres un fondo blanco, blanco, en enlace tienes cómo conseguirlo. Lo mismo para fondos negros.
Cámara destripada composición
  1. Ten en cuenta los colores, basa tu composición tanto en las geometrías como en el buen uso del color.
  2. Coloca los elementos formando un rectángulo (o cuadrado), que se encuentren paralelos, en ángulo de 90º y a la misma distancia (o similar) unos de otros.
  3. Ayúdate de una regla grande o similar para alinear los elementos de los bordes.
  4. Es importante que tengas en cuenta el equilibrio dentro de la composición.
  5. Ilumina de forma homogénea. Puedes utilizar luz artificial o natural, pero ilumina bien la escena y evita sombras, especialmente la tuya. Procura que la luz sea difusa y uniforme, es decir, que incida en todos los objetos de la misma forma.
  6. Ajusta a una apertura media, preferiblemente al punto dulce de tu objetivo.
  7. Fotografía desde un ángulo cenital. Desde arriba, y con la cámara completamente paralela a la composición para que todos los objetos se vean a la misma distancia.

Ideas para hacer fotografía knolling

Veamos algunas ideas a las que puedes recurrir para iniciarte en la fotografía knolling:

  1. Equipo fotográfico. Si te gusta la fotografía, te gustará hacer tu propio knolling fotográfico con todo tu equipo.
  2. Piezas de Lego. Puedes jugar con las formas y los colores.
  3. Juguetes. Quien dice Lego, dice Playmobil o juguetes en general.
Knolling con juguetes
  1. Material de papelería o de bellas artes. Sus formas, colores e infinitos productos son una excelente fuente de inspiración.
  2. Hojas y flores. Un knolling de lo más natural que puedes realizar en tus salidas al campo. No hay nada más bello que la propia naturaleza. También sirven otros elementos como piedras, palos, conchas, minerales…
  3. Menaje de cocina. Lo tienes a mano, en todas las casas, es perfecto para empezar a practicar.
  4. Herramientas. Si sufres bricomanía, tienes otra fuente de inspiración a mano.
  5. Accesorios de costura. La costura, como puedes ver en la primera foto, también puede dar mucho de sí, los hilos y sus infinitas tonalidades pueden ayudarte muchísimo.
  6. Maleta y equipaje. Aprovecha tu próximo viaje para practicar el knolling.
  7. Libros. Arriba hemos hablado del knolling literario; así que, amante de la lectura, si sufres cuando llegas a la última página, alarga tu experiencia lectora creando una composición digna de la historia que se te ha metido en las venas.
  8. Deporte. ¿Practicas algún deporte? Es hora de juntar todos tus cachivaches y poner un orden estético.
  9. Comida. Esto va para los más cocinillas, un plato con todos los ingredientes dispuestos alrededor con la misma gracia con la que aderezas la receta quedará espectacular, pero hay más ideas, como en este vídeo en el que Sonia Martín te cuenta cómo ha hecho un knolling con especias explicando todo el proceso.
  1. Color. Elige un color y busca todos los objetos que encuentres en casa o en la oficina de ese mismo color y monta tu composición (pon un fondo que armonice o que contraste).
  2. Época. Escoge una década que te atraiga y reúne todos los objetos que encuentres representativos: libros, discos, ropa, decoración…
  3. Objeto destripado. Un despertador, cámara, reloj o cualquier otro objeto que esté estropeado y no te sirva; desmóntalo y muestra sus tripas.
  4. Gominolas. ¡Ya estoy salivando solo de pensarlo!
  5. Joyas o bisutería. No somos Liz Taylor, así que no se trata de reunir diamantes y esmeraldas, pero seguro que tienes por casa un montón de bisutería o joyas con las que montar tu knolling. También apto para hombres: gemelos, relojes, anillos y, por qué no, algún cinturón. Accesorios varios son bienvenidos.
composición con accesorios masculinos
  1. Hobby. ¿Cuál es tu mayor afición? Seguro que además de la fotografía tienes otros pasatiempos, utilízalos como tema principal.
  2. Autorretrato. También hemos dedicado un apartado al tema más arriba. Es hora de conocerte mejor y darte a conocer de una forma más original que la mirada a cámara.
  3. Concepto. Subimos el nivel, piensa en un concepto y reúne todos los elementos o accesorios que puedas relacionar con él.
  4. Desde las alturas. Nivel super pro, solo apto para quienes tengan dron u opción de fotografiar desde lo más alto. Puedes jugar a hacer un knolling a lo grande, por ejemplo con un vehículo y su interior, el motor de un coche y sus piezas, el mobiliario de una estancia, todos electrodomésticos (pequeños) de tu casa, o cualquier cosa que se te ocurra. Aquí tienes un ejemplo solidario creado por Austin Radcliffe.

Autores

Estos son algunos autores que practican la técnica Knolling para que tengas más opciones donde inspirarte:

Ejemplos de knolling por Jim Golden
Trabajos de la web de Jim Golden

Ejemplos de Knolling

Para terminar, un chute de inspiración:

Espero que te hayas quedado sin dudas pero con muchas ganas de practicar esta técnica. ¿La conocías? ¿La habías probado antes? Cuéntanos tu experiencia ⬇️ ⬇️ ⬇️ y no dejes de compartirlo si te ha resultado útil y/o interesante.

  1. Hola Mario, gracias por dar a conocer esta técnica, está muy interesante para empezar a explorarla, un abrazo rompe costillas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.