Si te pidiera que cerraras los ojos e imaginaras una fotografía de paisaje, me apuesto lo que quieras a que te vendría a la mente una imagen de un atardecer o amanecer, en color, con el mar con efecto seda, un río o un prado repleto de flores. Esas serían probablemente las opciones más recurrentes. Y es que, en realidad, a la hora de fotografiar paisajes tendemos a buscar este tipo de escenarios, pero he de decirte que el mundo de los paisajes fotográficos no acaba ahí…

Hoy voy a pedirte que abras bien los ojos y la mente para descubrir nuevos parajes, nuevas formas de fotografiarlos y saber cómo lograr imágenes de paisajes diferentes sin que dejen de ser atractivas. ¿Te interesa? Yo creo que sí, si te gusta la fotografía no puedes dejar pasar esta oportunidad, acomódate y acompáñame en este viaje visual, porque no sólo te lo voy a contar, sino que te lo voy a mostrar, pues por mucho que te lo cuente… no hay nada mejor que una imagen para que lo puedas comprobar por ti mismo o por ti misma.

1) Paisajes infrarrojos

No sé si alguna vez has visto este tipo de imágenes que parecen realizadas con Photoshop u otro editor. Una imagen que puede parecer salida de un cuento de fantasía o de un negativo antiguo sin revelar… Este tipo de fotografías se llaman infrarrojas. Si quieres lograr un paisaje impactante, atractivo y diferente, tienes que probarlo. No te pierdas Cómo hacer tu primera fotografía infrarroja.

Fotografía infrarroja

Fotografía infrarroja

2) Dispara en blanco y negro

Te he comentado al principio que iríamos más allá del típico paisaje que se viene a la mente y una de las características de ese típico paisaje es el color. A veces es difícil imaginarse un paisaje en blanco y negro, sobre todo si no has visto muchos. De hecho, lo normal es imaginarlos en color, que es como normalmente lo ven nuestros ojos y porque en la mayoría de las ocasiones (por no decir siempre), el color es lo más espectacular de un paisaje. Sin embargo, cuando hablamos de fotografía, la historia cambia, pues no es lo mismo ver un lugar en vivo y en directo que pasarlo a dos dimensiones y en un espacio limitado. Es este caso entran en juego otros muchos aspectos visuales. Por eso, el blanco y negro cobra protagonismo en algunos tipos de paisajes, porque eso sí, debes aprender a mirar en blanco y negro, no todos los escenarios quedan bien cuando les arrebatas el color, pero a los que les queda bien, ¡les sienta taaaan bien! En este libro dedicamos todo un capítulo a los paisajes en escala de grises.

En blanco y negro

En blanco y negro

3) Cuando el mal tiempo es un buen aliado

Si buscas un paisaje diferente, huye del perfecto-día-soleado-cuando-se-está-poniendo-el-sol. Si quieres algo distinto, lánzate a capturar un paisaje rabioso, un prado en plena tormenta, un tornado sobre el mar o lluvias de rayos sobre las montañas… Aquí puedes encontrar alguna que otra idea para aprovechar los fenómenos meteorológicos 😉

Al mal tiempo buena foto

Al mal tiempo buena foto

4) Sugiere con la silueta

Lo hemos mencionado en muchos artículos del blog, a veces es mejor sugerir que contar… Puedes hacer lo mismo con los paisajes, aprovecha el atardecer o amanecer para capturar un paisaje distinto mostrando uno de sus mejores perfiles, su silueta. Si nunca has probado este tipo de contraluz, puedes verlo paso a paso.

Siluetas

Siluetas

5) Paisajes de fantasía

No sólo de la realidad se nutre el ser humano. La fantasía alimenta nuestros corazones y mentes, no hay más que pensar un poco en la literatura y en el cine. ¡Probemos también con la fotografía! Para ello tendrás que tirar de edición y/o de filtros, además de tu imaginación. En este caso, la autora cuenta aquí los pasos que dio para lograr la siguiente imagen. ¿Quieres cositas más fáciles? Vale, vale, también tenemos trucos más fáciles, aunque puede que no tan divertidos 😉

El poder de la fantasía

El poder de la fantasía

6) Usa filtros

Si aún no has descubierto el mundo de los filtros, este es tu momento. Puedes utilizarlos para ayudarte con el efecto sedoso, controlar la luz o imprimir un color a toda la fotografía. Investiga más sobre los tipos y usos de los filtros o sobre cómo utilizarlos en la fotografía de paisajes. En tu mano está el toque creativo 😉

Utiliza filtros

Utiliza filtros

7) Panorámicas

Son muchas las ocasiones en las que un paisaje pierde gran parte de su esencia por la limitación del encuadre. El formato de las cámaras coharta la libertad de extensión de los paisajes, qué le vamos a hacer… Pues sí, hay algo que puedes hacer para remediarlo. Rompe esa barrera y deja que el paisaje se exprese, dale rienda suelta con una gran panorámica. El resultado puede ser realmente espectacular.

Súper panorámicas

Súper panorámicas

8) Más allá del verde

Tampoco los fotógrafos de paisajes viven sólo de hierba, flores y agua. Existen paisajes espectaculares que distan mucho del clima húmedo o de las extensas vegetaciones, son los desérticos o volcánicos. Si tienes la oportunidad de visitar un lugar así, no creas que no puedes obtener fotos de paisajes interesantes, todo lo contrario. Estos escenarios pueden ofrecerte otros resultados distintos y tan atractivos o más que los de color verde. Es más, son fotografías que piden a gritos una escala de grises. Aquí tienes un par de ejemplos, en color y en blanco y negro.

Paisaje volcánico

Paisaje volcánico

Sequía de color

Sequía de color

9) Desde el cielo

Este tipo de fotografía me hechizó hace muchos años, cuando vi una exposición de fotografía de la tierra vista desde el cielo. Es increíble la de maravillas que existen en la naturaleza y qué poca visión de ellas tenemos desde una perspectiva tan alta. Hace no mucho tiempo, la película “La isla mínima” me recordó lo maravillosas que son este tipo de imágenes, al utilizar fotografías como ésta de Héctor Garrido. No es fácil que tengas la posibilidad de disparar desde tan alto, pero si la tienes ¡debes aprovecharla! (Si no lo haces te borramos de la lista de amigos del blog 😉 )

A vista de pájaro

A vista de pájaro

10) Minimalistas

¿Quién dijo que un paisaje no puede ser minimalista?El minimalismo está de moda, pero no es sólo una moda, es una forma de expresión tan sencilla como bella. Menos es más, no lo olvides nunca.

Menos es más

Menos es más

11) ¿Pintura abstracta o paisaje?

Con el escenario, el encuadre o la profundidad de campo adecuadas o un poco de edición, puedes conseguir una fotografía abstracta que atrape a tu espectador tanto como el atardecer más bello de una isla del mediterráneo.

Aquí tienes dos ejemplos:

¿Bosque o pintura abstracta?

¿Bosque o pintura abstracta?

12) Incluye personas

No es muy habitual encontrar fotografías de paisajes que incluyan a personas. Sin embargo, si quieres darle un toque de originalidad o lograr un paisaje diferente, que haga que el espectador se sienta más cerca de él y que además le ayude a guiar la mirada, incluye a alguien. No te arrepentirás.

Incluye personas

Incluye personas

13) Bendita niebla

Para los conductores, por ejemplo, la niebla es un elemento muy molesto, pero para los fotógrafos es un elemento maravilloso para componer sus fotografías, además de que un paisaje con niebla puede inspirar un montón de emociones y sensaciones. Aquí tienes cómo fotografiarla.

Mágica niebla

Mágica niebla

14) Paisaje nocturno

Disfruta del atardecer por una vez y captura la esencia de la noche. Deja que el manto de estrellas se alíe con tu equipo y contigo para lograr un hermoso paisaje nocturno. Si te apetece puedes echar un vistazo a los objetivos recomendados para fotografía nocturna o inspirarte con estos paisajes.

Paisaje nocturno

Paisaje nocturno

15) Paisaje urbano

No subestimes las ciudades. No por ser un entorno “no natural” deja de ser un paisaje y mucho menos deja de ser atractivo. Mira esta imagen, como podrás observar, además utiliza otros recursos que te he mencionado antes. ¿Los recuerdas?

Paisaje urbano

Paisaje urbano

Quince ideas que no te servirán de nada si cierras este artículo y lo dejas en un rincón de tu mente, pues toda la información que te llegue después (que es mucha a lo largo del día) hará que se vaya quedando cada vez más al fondo y cada vez más, hasta que llegue un momento en el que sea imposible rescatarla. ¡Ponlo en práctica! Si lo haces, seguro que no se te olvida. Aplica varios de estos consejos juntos o separados. Ahorra para hacer un viaje en globo y capturar una perspectiva aérea o planea una acampada para capturar la noche. Serán experiencias que jamás olvidarás (y tu cámara tampoco 😉 ).

Gracias por leer hasta aquí y por compartir en Facebook, Google + o Twitter. Cada “Me gusta” o artículo que se comparte nos anima a seguir escribiendo para ti. ¡Hasta la próxima!

 

Fotografía de Paisajes

18 Respuestas

  1. Santi

    ¡Hola! Eso de incluir siluetas en un paisaje con niebla me parece otra idea magnífica, de las tantas que me han sugerido ya ustedes. Lo tengo que probar.
    Hay algo que me tiene intrigado de las fotos nocturnas. En las que he visto de la Vía Láctea suelen aparecer colores (tonos azules, rojos,…) con una sensación de profundidad tremenda. Además, no se aprecian los trazos de las estrellas, entonces ¿las exposiciones son relativamente cortas o se usa un motor de seguimiento?. Yo intuyo que las fotos están editadas, pero ¿cómo o con qué técnica? He intentado encontrar información sobre esto, en español, pero sin resultado. Cualquier amable indicación será muy bien recibida. Muchas gracias.
    Un saludo.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Santi, quizas lo que estés buscando se encuentra en el siguiente artículo: cómo fotografiar un cielo lleno de estrellas. La fotografía de estrellas tiene un poco de lo que mencionas pero, en mayor medida, es pericia la cual adquirirás practicando mucho. A mi es uno de los tipos de fotografía que más me cuesta ya que no son muchas las noches que puedo pasar en un lugar despejado para hacer todas las pruebas que me gustaría. Espero que el artículo que te recomendé te ayude a dar el punta pie inicial. Saludos.

      Responder
  2. Isaac

    ¡Un artículo genial y muy inspirador Caro! Lástima que algunos de los puntos como el 9 y el 13 sean complicados de conseguir. Nos lanzaremos con todos y cada uno de ellos.

    Responder
    • Iaio Atamian

      La clave es la práctica 🙂 Debes de intentar conseguirlo muchas veces, tomarte el tiempo para reflexionar y volver a practicar aplicando todo lo aprendido 🙂 Saludos.

      Responder
  3. María Claudia

    Mil gracias por la gentileza de compartir todo sus conocimientos con estos mortales, me encanta esta comunidad de fotógrafos novatos de la que espero seguir aprendiendo más y más. Me he planteado una inquietud a partir de lo que siempre ha manifestado Mario con respecto al rey de los objetivos. Te comento que tengo un lente 50 mm 1.8 porque siempre soñé con tomar fotos de portada con el fondo desenfocado, no lo niego, este lente combina perfectamente con mi Nikon d5100, sin embargo, he notado algunos teleobjetivos también conceden ese efecto en las fotos, y pues por qué no es el rey de los objetivos más bien un 50-200 por ejemplo. Si además tiene la ventaja de tener un rango más amplio de distancia focal ¿No? Otra pregunta más, el otro día no me percaté de que tenía mi cámara en modo automático (lo sé, qué tragedia) y así tome mis fotos con mi lente 50 1.8 sin embargo el resultado es tremendamente bueno, jajajaja, cómo sería donde las tomara con un f más inferior que el que propuso la cámara por si mismo. Eso era todo, quería manifestarles mis preguntas locas. Gracias por todo el tiempo que disponen para hacer cada artículo, para responder cada duda. Me encanta.

    Responder
    • Iaio Atamian

      María, primero que nada que bueno que encuentres en el Blog un lugar para cultivarte fotográficamente hablando. Ahora bien, es cierto que si quieres lograr fondos más desenfocados, cuanto más “tele” es el objetivo mejores desenfoques lograrás. De hecho, los fotógrafos que se dedican a retratos suelen utilizar teleobjetivos muy luminosos para lograr desenfoques extremadamente suaves y pronunciados. Eso si, debes de tener en cuenta que, además de desenfocar los fondos, los tele objetivos comprimen los planos por lo que, si no te gusta dicha perspectiva, quizás sea mejor que te mantengas con tu 50 mm que, montado en tu cámara, es un “tele corto” ya que equivale a un objetivo de 75 mm aproximadamente. Respecto del modo automático ¿has analizado como la cámara ha realizado la toma? Podrás lograr la misma estética configurado tu misma los parámetros si te han gustado 🙂 Saludos.

      Responder
  4. Milena

    ¡Estoy comenzando a poner en práctica sus consejos! Uno de ellos y que desconocía completamente era el formato RAW, quisiera saber si hay algún modo de descargar Lightroom gratis por Internet o cómo se consigue.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Milena, el Lightroom es un programa de Adobe y por lo tanto, es una aplicación paga. Si quieres utilizar una alternativa gratuita al mismo te recomiendo que busques Raw Therapee que es muy potente y no tendrás que gastar un centavo en el y lo mejor, no violarás ninguna ley descargándolo sin pagar. Saludos.

      Responder
  5. Alvaro Senior

    Buenas noches gente del Blog, les escribo ya que quisiera adquirir sus libros, pero no dispongo de euros, ¿hay posibilidad de pagar en dolares?. Saludos y gracias.

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡Claro que si Alvaro! La herramienta que utilizamos convierte automáticamente la moneda de tu país a los euros necesarios para hacerte de los libros. Saludos.

      Responder
  6. Mónica Zapata

    ¡Qué fotos tan espectaculares! Leyendo y tratando de poner en práctica cada consejo, cada truco que ustedes nos dan por aquí, me llamó la atención uno en el que se explicaba el “punto dulce” que tiene cada cámara, algo así como ese punto de nitidez máximo. Bueno, quiero tratar de descubrir cual es el de mi cámara, pero no doy con el chiste, no encuentro el f máximo de mi Nikon d5100. Ustedes por casualidad ¿saben como hacerlo? Ya busqué por Internet y en mi manual y con mi cámara en mano, pues a partir de ese valor entiendo que la mitad vendría siendo el “punto dulce”.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Mónica, lo que te está dificultando es un pequeño error de interpretación: el punto dulce no es de tu cámara sino de tu objetivo (más bien objetivos ya que cada uno de éstos tiene su punto de calidad máxima). El punto dulce es aquel que te garantizará aprovechar la máxima calidad de tu objetivo minimizando las aberraciones que los cristales de éstos producen. Dicho punto está aproximadamente a mitad de camino entre la apertura máxima y la mínima de cada objetivo con el que trabajes. Entonces, si tu objetivo es un 18-55 con una apertura máxima de 3.6 en 18 mm y una mínima de 22 (por ejemplo) el punto dulce se encontrará en torno a un valor de apertura de f/11. En dicho punto aprovecharás la parte central de los lentes del objetivo y por ello es “el punto dulce”. Puedes replicar dicho razonamiento con cualquier objetivo que utilices. Saludos.

      Responder
  7. Daniel Patiño

    ¡Los acabo de conocer y los pocos artículos que he leído me han encantado! Hace unos días empecé mis clases de fotografía y quiero vivir de la fotografía y con sus consejos se me hace mucho mas fácil ver ese futuro. Sigan así y saludos.

    Responder
  8. Daniela Wills

    He estado juiciosa leyendo todo los consejos y prácticas para los teleobjetivos. Tengo una d5100 y tengo pensado en hacerme con un objetivo sigma, tamron o nikon. Con una distancia focal de 70-300 o 50-200 mm ¿cuál consideran la más apropiada para mi cámara? Más que nada busco que las fotos se vean con ese toque de desenfoque también bien pronunciado. No veo la hora de usar el lente para capturar las mejores fotos en mi lugar favorito: la playa.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Daniela, ambos objetivos serán igualmente buenos para tu cámara por lo que puedes hacerte con cualquiera de ellos, si te enfocas en la distancia focal, y no tendrás problemas en utilizarlos. Ahora bien, yo te recomiendo el 70-300 VR de Nikon porque es muy nítido, está muy bien construido y yo lo he usado en una cámara similar mucho tiempo y anda de maravillas. Desconozco si éste se adapta a tu presupuesto pero creo que es una gran inversión. Saludos.

      Responder
  9. Cindy Valenzuela

    Genial cada foto, espero pronto participar en algún reto semanal con una foto de mi autoria.
    Te cuento con un poco de frustración que estuve hace 1 mes de vacaciones por Río de Janeiro y muy contenta porque llevaba una excelente compañera de viaje: mi d5200 y mi lente 50 mm 1.8, todas las fotos que le tomaba a los demás, amigos, conocidos eran espectaculares, pero cuando era el turno de ellos las todas las fotos perdieron porque quedaron absolutamente desenfocadas, ese es el problema de los lentes, tienes que muchas veces recurrir al modo automático porque es entendible que no es fácil manejar el anillo de enfoque manual, incluso lo puse en automático y las fotos todas borrosas. Te confieso que lloré cuando las pasé a mi ordenador muchísimo, decía: “no es posible que esta foto ni se pueda ni siquiera arreglar con un poco de edición, no hay nada que hacer” :(. En esos casos creo que con el dolor del alma de fotógrafa tendré que dejar el lente básico y poner en automático para que no ver más fotos desenfocadas, borrosas en fin.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Cindy, al menos puedes no sentirte sola en dicho problema ya que a todos nos ha pasado. Yo personalmente le he enseñado a mi compañera de viajes (mi novia) a utilizar la cámara ya que sino, no salía en ninguna foto y así y todo, solo salgo en 3 o 4 por viaje. Pero ojo, no me frustro porque lo que yo realmente disfruto es de retratar a todo y a todos entonces cuando veo que todos abren los ojos cuando ven las fotos que les he tomado, se me llena el alma, más que si yo apareciese en ellas. Y si tengo que molestar a algún extraño para que nos tome una fotografía, siempre configuro rápidamente todo en automático para que no deba más que presionar el disparador. Son gajes del oficio 🙂 Saludos.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.