Se acercan unas fechas muy especiales, de hecho, para muchos son las más especiales del año con diferencia. Es la época del año más emotiva, en la que nos volvemos un poco más humanos (y más consumistas también 😉 ). Pero sobre todo nos volvemos más familiares. No te voy a explicar lo que significa la Navidad, porque para cada uno representa algo distinto, sin embargo, hay puntos comunes para todos los lectores. No me negarás que tú, al igual que el resto de lectores, fotografías cada instante. Ya dedicamos un artículo a contarte algunos consejos para fotografiar estas fechas, por si quieres echarle un vistazo, hoy lo que haré será darte algunas ideas para que tu Navidad fotográfica sea de lo más completa y, por qué no, original. Te voy a presentar esas ideas de forma que te permitan contar una historia, la de tu Navidad.

1. Felicita las fiestas

Lo primero que harás será enviar una tarjeta de felicitación, a no ser que te hayas sumado a los nuevos tecnólogos que esperan a última hora para mandar (mejor dicho reenviar) un whatssap. Pero es que siendo una persona aficionada a la fotografía, se espera que te lo curres un poco y envíes una foto tuya (de tu autoría). ¿Qué mejor manera de comenzar a fotografiar la Navidad que realizando tu propia postal? Aquí tienes un ejemplo.

Felicita la navidad con tu arte
Felicita la navidad con tu arte

Si eres de las personas afortunadas que aún recibe muchas felicitaciones impresas, puedes colocarlas todas juntas en un lugar bonito e inmortalizarlas. Puede que dentro de diez años las felicitaciones estén en la basura, pero la foto permanecerá en el álbum con los mejores deseos de sus remitentes.

2. Sal a la calle

Si hay un momento del año en que da gusto pasear y vivir el ambiente es en estas fechas. Todo está inundado de luces, los escaparates adornados y las calles repletas de gente, un excelente escenario para fotografiar la Navidad de tu ciudad y poner un contexto a la tuya propia.

Escenas callejeras
Escenas callejeras
Adornos en la ciudad
Adornos en la ciudad

3. Practica el Bokeh…

Y ya que hablamos de luces, qué mejor momento para practicar el efecto bokeh que la navidad. Tienes un montón de luces a tu alrededor que puedes utilizar. No dejes pasar la oportunidad 😉

Practica el bokeh
Practica el bokeh

4. …y el lightpainting

Continuando con las luces, ¿por qué no practicar un poco eso de pintar con luz?

Pintar con luz
Pintar con luz

5. Inmortaliza la ilusión

El momento de montar el belén o el árbol es mágico para todos, pero aún más para los niños cuando se les deja participar. Si en tu hogar es toda una ceremonia, ¿por qué no retratarlo también con tu cámara? ¿Y qué pasa con la carta de los Reyes Magos (o de Papá Noel)? No te pierdas estos instantes que muchas veces pasan desapercibidos.

Mis queridos Reyes Magos...
Mis queridos Reyes Magos…

Por cierto… ¿has visto el bokeh del fondo? 😉

6. No te olvides del blanco y negro

Estamos ya casi llegando al epicentro de las fiestas y no quiero continuar sin recordarte que también existe la fotografía en blanco y negro. La Navidad es muy colorida y cálida, sí, pero eso no significa que no se pueda retratar en escala de grises. No lo olvides 😉

El blanco y negro también existe en Navidad
El blanco y negro también existe en Navidad

7. Momento Almendro

Si no vives en España desde hace tiempo puede que no sepas a qué me refiero, pero si eres de aquí, te vendrá a la mente sin duda el anuncio del famoso turrón, «vuelve, a casa vuelve… por Navidad…» (¿no recuerdas esta melodía cada año?). Al grano. Momento Almendro es el momento en el que aquellos familiares que viven lejos (cuanto más lejos mejor), vuelven a casa. En muchos hogares se vive este instante en el que un familiar al que hace mucho tiempo que no ves llega a casa con las maletas y unas enormes ganas de daros un abrazo. Pero… ¡¿dónde está tu cámara?! No puedes perderte ese momento tan emotivo, es la esencia de la Navidad, más allá de luces, regalos y villancicos.

8. Retratos diferentes

Con toda la familia al cobijo del hogar llega el momento de los retratos, en grupo o aislados. Puedes probar con los típicos de toda la vida o darle una vuelta. Prueba a realizar retratos divertidos, diferentes o con un punto de vista distinto.

Retrato diferente
Retrato diferente

No tiene por qué ser necesariamente una sátira, puedes simplemente cambiar de punto de vista 😉

Cambia la perspectiva
Cambia la perspectiva

O incluso puede ser una gran idea fotografiar a toda la familia con una mueca. ¡Ese sí que es un retrato familiar divertido! Y por qué no… una felicitación de lo más sorprendente 😉

9. Rememorar retratos de la infancia

Busca una fotografía que te guste de tu infancia en la que estés con tus hermanos o con tus padres celebrando la Navidad. Intenta repetirla en el mismo lugar y con las mismas posturas y posiciones. Es divertido, además de entrañable, y una maravillosa forma de fotografiar el paso del tiempo.

10. Imita la Navidad

Esta idea supone un pequeño esfuerzo mental para desarrollar tu ojo fotográfico y tu creatividad. Se trata de buscar escenas o detalles que no sean propiamente navideños pero que lo parezcan. Mira este ejemplo:

Imitando la Navidad
Imitando la Navidad

11. Busca a Santa

Da igual que seas de Papá Noel o de los Reyes Magos de Oriente. Otra «ejercidea» (palabro que me acabo de inventar para unir una idea con lo que puede ser un ejercicio fotográfico 😉 ) para practicar el street photography en Navidad es buscar a Santa Claus por las calles. ¿Te atreves?

Buscando a Santa
Buscando a Santa

12. ¿Embarazados?

Vivir la Navidad embarazada es una doble felicidad, te lo digo por experiencia propia. Deja volar tu imaginación y retrata un embarazo navideño. También puede servirte la barriga para escribir la felicitación navideña, sé de una que lo hizo 😉

Embarazo navideño
Embarazo navideño

13. Estimula tu creatividad

Otra «ejercidea» para que estimules tu creatividad. Crea una escena navideña con muñecos, playmóvil o lo que te apetezca pero en tamaño diminuto y practica la fotografía macro.

La creatividad al poder
La creatividad al poder

14. Diviértete

La Navidad no deja de ser una fiesta, y las fiestas son para divertirse, lo puedes hacer sin tu cámara o con ella. Es obvio que los autores de esta foto se divirtieron con ella. ¿Te animas tú a hacer lo mismo?

Es fiesta... diviértete
Es fiesta… diviértete

15. Momento paparazzi

Si eres de los que tiene esta vena paparazzi te gustará esta idea. Además, es taaaan típica en películas de navidad… Me refiero a lo de ver a través de la ventana cómo la gente celebra la Navidad. Que la pereza no te frene, ponte el abrigo (si vives en el hemisferio norte, claro 😉 ) y asómate a la ventana (o ventanas), puede ser la tuya o la de otros ;).

A través de la ventana
A través de la ventana

16. Diversidad cultural

Por muy presentes que tengas tus tradiciones, no puedes olvidar que existen otras culturas o religiones que celebran estas fechas de forma diferente, lo cual no significa que no pueda ser una buena oportunidad para desenfundar tu cámara. Aquí tienes un ejemplo.

Diversidad
Diversidad

17. Reflejos

Los adornos del árbol pueden servirte de algo más que de ornamento. Fotografía alguna escena familiar a través de su reflejo y seguro que los tuyos quedarán impresionados 😉 .

Reflejos
Reflejos

18. La celebración

No hay Navidad sin cena (o comida) familiar, no es lo mismo. Al menos hay un día en el que te juntas con tus seres queridos y la comida con la que se celebra es importante. Y no me refiero al plato en sí, sino a todo lo que rodea. Procura fotografiar todo el proceso, desde la cocina, el momento de preparar la mesa, cuando estéis todos en ella y la sobremesa. Captura los detalles, los momentos emotivos, los cruces de miradas, las muestras de afecto, los cruces de regalos y las caras de sorpresa al abrirlos. No todo en fotografía es nitidez, enfoque… La fotografía es capturar instantes, no lo olvides nunca. Siente lo que haces y ese sentimiento vivirá en tus imágenes y en quienes las contemplen.

19. Inspira ternura

Buenas fechas para transmitir ternura en tus imágenes, ¿no crees? Si tienes alguna duda de cómo hacerlo, echa un vistazo a este artículo.

Transmite ternura
Transmite ternura

20. Bengalas y fuegos artificiales

Cierra tu reportaje fotográfico como se merece. Si en tu ciudad se celebran estas fechas con fuegos artificiales, genial, ¡a por ellos! Si no, siempre tienes la opción de usar bengalas, muy típicas de fin de año.

Fin de fiesta
Fin de fiesta

Y con este fin de fiesta, pongo también fin al artículo. Espero que estas veinte ideas te hayan servido de utilidad y, sobre todo, que te hayan entrado unas terribles ganas de fotografiar la Navidad, tu Navidad, como si de un cuento o de una película se tratara. Y, si te apetece, te agradeceré enormemente que compartas estas ideas con tus contactos de Facebook, Twitter o Google +, así sus familias podrán tener un bonito recuerdo. ¡Gracias y Felices Fiestas!

eBook Lightbook