fotógrafo en la nieve
Fotografías cortesía de: Tomáš Malík, Sam Willis, eberhard grossgasteiger, Matheus Bertelli, Bogdan Glisik, Caro Musso, bajo Licencia de Creative Commons.

Consigue impresionantes fotografías de nieve con estos (sencillos) consejos

El mejor consejo para fotografiar la nieve es que no te fíes 🙂 , lo que para ti es una escena con una iluminación perfecta, de un blanco puro espectacular; lo que a priori es una escena bucólica que se sustenta en su propia belleza; puede acabar siendo una imagen de lo más gris en tu cámara. Literal y figuradamente 😉

Por ello me propongo dejarte con unos consejos para fotografía de nieve y transformar así esa preciosa imagen bucólica que tienes ante tus ojos, en una realidad absoluta. En este artículo te hablaré de:

  • Los mejores ajustes para fotografiar la nieve
  • Los mejores accesorios fotográficos para fotografiar la nieve
  • Otros accesorios imprescindibles
  • Cuidado del equipo en situaciones de frío
  • La composición en paisajes nevados
  • Fauna en fotografía de nieve
  • Edición
nieve carretera larga exposición

Los mejores ajustes para fotografiar la nieve

Estos consejos te ayudarán a dominar la parte técnica de una fotografía en un escenario nevado:

El modo manual

El modo manual es el que más te recomiendo en general para paisajes, te permitirá controlar y jugar con todas las variables del triángulo de exposición (velocidad de obturación, apertura de diafragma e ISO) para generar una imagen que se ajuste perfectamente a tus expectativas.

Gráfico de Triángulo de exposición

Hay vida más allá del modo automático (spoiler: y es una vida mucho mejor 😉 )

Controlar la exposición

Si ya te has animado con la fotografía de nieve, te habrás dado cuenta de que uno de los principales problemas que nos encontramos es el de la exposición. La explicación es sencilla:

La nieve refleja muchísima luz, y esto hace creer a nuestro fotómetro que hay mucha más luz de la que en realidad hay. Por eso, nos ofrece unos valores de exposición que, si los aplicamos, no son correctos.

Esto se debe a que los fotómetros o exposímetros integrados en nuestras cámaras miden la luz reflejada y no la que realmente llega a los objetos:

El fotómetro o exposímetro de luz reflejada mide la luz que reflejan las personas u objetos que estamos fotografiando. Esto significa que los valores de exposición que nos ofrecerá el fotómetro de luz reflejada, dependerán de los tonos que tengan los objetos, ya que los objetos o personas con tonalidades más claras reflejan más luz que los objetos o personas con tonalidades más oscuras.

De nuestro artículo: Fotómetro o Exposímetro (qué es y para qué se utiliza)

El resultado de utilizar los valores de exposición que nos ofrece la cámara es una imagen subexpuesta. Y esto se ve sobre todo en la nieve, que debería ser blanca pero, por el contrario, adquiere una tonalidad gris.

Por suerte, este aspecto tiene muy fácil solución. Partiendo de la base de que sabemos que el fotómetro «nos está engañando», simplemente lo que tenemos que hacer es aumentar la exposición (a través del botón de compensación de la exposición (+/-) ), en +1,5 o +2, dependiendo de la luz que tengamos en el momento.

Deberás comprobar el resultado, idealmente observando el histograma en tu cámara. El blanco de la nieve debería situarse a la derecha del histograma pero sin llegar a salirse de la gráfica (en ese caso indicaría que has quemado la nieve y que se ha perdido la información en las luces).

fotografía nieve niñas histograma

El balance de blancos

Otro aspecto a tener muy en cuenta en fotografía de nieve es el balance de blancos. Si bien el balance de blancos suele funcionar bien en modo automático, en este caso asegúrate de que es así, porque dependiendo de la hora del día, de la luz, etc., la nieve puede dar lugar a imágenes con una dominante azulada.

Gráfico de balance de blancos

El modo RAW

Si quieres dar un paso más allá en lo que a calidad de tus imágenes se refiere, tienes que empezar a fotografiar en formato RAW desde ya mismo ;).

Este formato no comprime la información ni realiza ningún tipo de ajuste, se procesa en crudo y por lo tanto te permite trabajar con mucha más información que ningún otro, ofreciéndote infinitamente mejores resultados en edición.

Utilizar una ISO baja

Si fotografías un paisaje nevado bajo la luz del sol no vas a necesitar trabajar con una ISO elevada, así que déjala en valores nativos (suele ser alrededor del 100) y ganarás nitidez en tus fotos de paisaje.

Recuerda que cuanto más elevado es el valor ISO que utilizas más ruido aparece en la imagen.

Gráfico ISO en fotografía

Escoger un modo de medición adecuado para fotografiar la nieve

Hay muchas formas de fotografiar la nieve, puedes hacer un retrato, hacer una bonita composición minimalista, fotografiar unas cumbres nevadas… Cada tipo de imagen puede requerir que utilices un modo de exposición determinado.

Antes de continuar, una cosa rápida que te podría interesar: acabamos de lanzar FOTOGRAFÍA SIN SALIR DE CASA, un nuevo formato digital con el que ponemos a tu disposición 101 ejercicios de fotografía que podrás practicar desde la comodidad de tu casa. Ahora que estamos de confinamientos y con esta situación un poco rara, quizás quieras echarle un vistazo (disponible aquí).

Dicho esto, volvemos al asunto...

Mi recomendación es que te animes con el modo puntual cuando el protagonista sea un objeto o persona (un árbol, una persona, animal, etc.). Así expondrás correctamente a tu protagonista, de otro modo quedaría subexpuesto por la intensidad de luz que refleja la nieve.

Si fotografías un precioso e impoluto paisaje nevado, puedes decantarte por el modo matricial o el ponderado al centro, si el protagonista es la nieve (y recuerdas sobreexponer la exposición), te dará un resultado bastante ajustado.

El enfoque al fotografiar la nieve

Es posible que a tu cámara le cueste enfocar entre tanto blanco y no sepa muy bien dónde detenerse.

En este caso te recomiendo:

  • Utilizar aperturas algo cerradas (número f/ medio o alto) para tener una buena profundidad de campo.
  • Buscar un elemento que contraste con el blanco y que se encuentre dentro de la zona que quieras tener en foco. Así la cámara tendrá un punto en el que centrarse para enfocar.
  • Si todo falla, enfocar en manual 🙂
Enfoque en la nieve

Puedes echarle un vistazo a nuestra guía detallada para aprender a configurar el enfoque según la foto que quieras hacer.

El modo «nieve» de tu cámara

Si dispones de un modo «nieve» en tu cámara y andas muy perdido con los ajustes, no te aclaras con el modo manual o el balance de blancos, puede ser una opción a tener en cuenta.

Ahora bien, cuanto más controles tú mismo los ajustes, mejores resultados obtendrás.

fotógrafo de nieve

Los mejores accesorios fotográficos para fotografiar la nieve

  • El objetivo adecuado en función del tipo de fotografía que quieras hacer.
  • Un monopie puede serte de mucha utilidad, es muy portable, te da estabilidad, y es rápido de utilizar.
  • Varias baterías (se descargan rápidamente con el frío intenso).
  • Más de una tarjeta de memoria (no querrás quedarte sin espacio o que se te estropee en medio de la nieve y perderte tu sesión).
  • Una mochila impermeable.
  • Una funda para la lluvia por si nieva. Si no tienes ninguna, llévate una bolsa de plástico y unas bandas elásticas (o gomas de pollo como decimos aquí).

Otros accesorios imprescindibles para fotografiar la nieve

Es muy importante que te protejas bien contra el frío y la humedad, cuanto más rato pases fotografiando, más notarás los efectos del frío.

  • Lleva siempre guantes. El equipo se queda helado y además de desagradable, puedes incluso quedarte pegado a la superficie. Cuanto más extremo el frío, obviamente peor. Llevar un par de guantes, unos gruesos para cuando no estés tomando fotos y otros interiores finos para utilizar cuando quieras hacer fotos puede ser una buena solución.
  • Vestirse por capas. Es mejor siempre vestir por capas e ir adecuando la ropa al frío. Si llevas una sola capa de mucho abrigo puedes tener calor y sudar, y el sudor cuando se enfría te dará mucho más frío. La capa superior siempre debe ser impermeable.
  • Botas impermeables y adecuadas al terreno en el que vayas a caminar.
  • Calcetines de lana. Son los mejores para entornos de frío extremo.

(Un truco, si te metes en la nieve, por el motivo que sea, con calzado no impermeable, ponte bolsas de plástico encima de los calcetines).

Cuidado y protección del equipo en situaciones de frío

El frío y, sobre todo, los cambios bruscos de temperatura pueden ser un enemigo peligroso de tu equipo, por lo que debes tener especial cuidado con él cuando salgas a fotografiar nieve:

  • No sometas a la cámara a cambios bruscos de temperatura. Lo mejor es que procures aclimatarla lentamente, por ejemplo, si vas en coche guárdala en el maletero que es más fresco que el interior del coche y así no la sometes a un cambio tan brusco. O si entras en casa, no la dejes cerca de un radiador, etc. Podrías crear condensación en el interior de tu cámara y volverla propensa a la aparición de hongos.
  • Mantén las baterías cerca de tu cuerpo. El frío las descarga rápidamente. Una forma de evitarlo es mantenerlas lo más cálidas posible hasta su uso. Igualmente, lleva siempre baterías de repuesto por lo que pueda pasar.
  • Si está nevando utiliza siempre una funda impermeable (en su defecto puedes utilizar una bolsa de plástico).
  • Échale un vistazo a nuestros consejos extra para proteger a tu equipo del frío.

La composición en paisajes nevados

Cuando fotografíes la nieve debes prestar especial atención a la composición, es fácil caer en imágenes algo aburridas si no buscas algún elemento que la haga destacar. Para que tu imagen no sea solo una más, no debes olvidar la importancia de buscar una historia.

  • Patrones: Juega con el ritmo o con romper el ritmo.
  • Minimalismo: Muy en la línea de las escenas nevadas, las composiciones basadas en el «menos es más» o minimalistas.
hoja fotografía nieve
  • El contraste: Busca colores con tonos que contrasten con el blanco puro de la nieve (los rojos por ejemplo generan mucho contraste y atraen fuertemente la atención del espectador).
  • La regla de los tercios: Para añadir interés a la imagen procura no centrar tus fotografías.
  • Mantén el horizonte recto.
  • Experimenta con el blanco y negro: La nieve y la fotografía en blanco y negro pueden ser aliados perfectos.
  • Busca los detalles: Más allá de los planos generales, las mejores imágenes pueden ser aquellas que pasan desapercibidas a simple vista. Unas flores con restos de nieve, una hoja solitaria, una huella… Abre bien los ojos y busca más allá de la imagen general.
    • El hielo: Durante las primeras horas del día es posible que encuentres escarcha en las plantas y flores. Las formas que el hielo forma sobre las superficies pueden ser un buen motivo que fotografiar también. Acércate mucho y, si dispones de un objetivo macro, anillos de inversión o lente de aproximación, juega con los primerísimos primeros planos.
  • Marcos naturales: Pueden añadir interés a imágenes aburridas y/o ayudarte a centrar el interés en un punto determinado.
  • Busca escenas sin pisadas y con la nieve limpia. El mejor momento es siempre tras una nevada a primera hora del día antes de que acabe pisada o deshecha por el sol. Además podrás aprovechar la luz del amanecer, que como sabes es espectacular.
  • No te pierdas nuestra mega guía sobre composición fotográfica donde encontrarás muchísimos más consejos y trucos.
  • El elemento humano: Nos atrae de forma natural y es una forma de añadir interés y escala a la imagen. Experimenta con el retrato, juega con composiciones minimalistas. En el siguiente vídeo tienes una sesión de retrato en la nieve de la que puedes sacar unas cuantas ideas inspiradoras.

Fauna en fotografía de nieve

Si bien la primavera es la mejor estación para fotografiar fauna, lo cierto es que en invierno es posible encontrar aves y otros animales para fotografiar.

  • Un teleobjetivo suele ser el más indicado para fotografiar fauna salvaje, ya que los animales suelen encontrarse a cierta distancia y no es fácil acercarse sin asustarlos.
  • Un monopie te aportará estabilidad a la vez que te permitirá moverte de forma ágil.
  • Recuerda cuidar la composición.
  • Busca la forma en que contraste con el entorno.
  • Cuenta una historia.
  • Enfoca a los ojos.
  • Fotografía sus huellas en la nieve.
  • Aprende las rutinas de los animales que vas a fotografiar.
  • Ármate de paciencia y trata de pasar desapercibido (ropa cómoda y discreta).
pájaro en ramas de árbol nevado

Edición en fotografía de nieve

Editar tus imágenes de nieve pasará básicamente por controlar bien la exposición:

  • Iluminaciones: Si tienes alguna zona quemada en la imagen, prueba a bajar las iluminaciones.
  • Sombras: Puedes corregir las zonas oscuras ligeramente.
  • Si el blanco de la nieve no es lo suficientemente blanco, procura aumentarlos hasta dar con un blanco que te satisfaga.
  • Si tu imagen necesita algo más de contraste, lo mejor es que ajustes ligeramente la claridad.
  • Puedes jugar con la intensidad para subir ligeramente la saturación de los colores menos saturados.
  • Corrige el balance de blancos si es necesario, puede que la imagen tienda ligeramente hacia el azul.

¿Tienes la suerte de ver nevar de vez en cuando en el lugar en el que vives? La nieve siempre nos deja estampas espectaculares a los fotógrafos, más allá de los inconvenientes que pueda ocasionar.

Así que abrígate bien y, siempre que sea seguro hacerlo, sal a hacer fotos de este precioso manto blanco que para el tiempo, lo sume todo en una quietud difícil de describir, y nos regala estampas de una belleza que quita el aliento. Antes de ir, quizá te sería útil echarle un vistazo a nuestra guía completa sobre fotografía de paisaje donde encontrarás toda la información que puedas necesitar.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Si es así, compártelo en tu red social favorita y no olvides contarnos tu experiencia en los comentarios ⬇️⬇️⬇️. Muchísimas gracias y ¡hasta pronto!

Fotografía de Paisajes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *