Flores con una profundidad de campo realmente pequeña
 Fotografías cortesía de Kimberly Gauthier, WisDoc, George Thomas, Doug Wheller, Nomad YC, Devar , Shandi-lee, Marcos Molina, darwinjus, Isakini y Muriel M. bajo licencia Creative Commons

Cómo Conseguir Imágenes Atractivas De Flores (Como Éstas…)

Creo que no me equivoco si digo que muchos son los aficionados a los que les apasiona hacer fotos de flores. Para mí las flores son como un arma de doble filo a la hora de retratar, si sabes hacerlo bien, obtienes unos resultados maravillosos, pero como no conozcas las reglas básicas… toda la belleza de este ser vivo se esfuma como por arte de magia y te frustras hasta darte cabezazos contra la pared. ¿Cuántas veces te ha pasado? ¡A mí muchas! Hasta que leí algunos trucos tan básicos que no podía creer que no hubiera podido descubrirlos por mí misma. ¿Quieres que te los cuente? ¡Sigue leyendo!

Equipo necesario para hacer fotos de flores

Hablemos del «kit de supervivencia» o lo que viene a ser las herramientas que necesitas para lograr las mejores fotos de flores…

  1. Trípode: en este tipo de fotografía, la trepidación es muy peligrosa, la más mínima te arruinará el resultado por completo. Utiliza un trípode y tu imagen ganará en calidad y nitidez.
  2. Objetivos: macro, tele, gran angular. Estos son los tres objetivos más utilizados. El tele desenfoca más el fondo, con el macro podrás disparar a distancias realmente pequeñas y el gran angular te servirá para fotografiar no una, sino todo un campo de flores e incluso incluir el cielo si en ese momento resulta atractivo. (En este artículo te recomiendo algunos objetivos que te ayudarán a conseguir espectaculares resultados).
  3. Cartulina: el fondo es muy importante, hablaremos de él más adelante, pero ve tomando nota porque una cartulina, blanca, negra o de un color que armonice o contraste con el de tu flor, te puede sacar de más de un apuro.
  4. Reflectores: para cuando la luz no es la adecuada, un reflector te ayudará a rellenar las sombras. No es necesario que lleves uno de los grandes, depende del efecto que desees, puedes utilizar una cartulina blanca, un trozo de papel aluminio o incluso el interior de un tetrabrick (objeto pequeño, reflector pequeño 😉 )

Los mejores momentos para fotografiar flores

  1. Al amanecer: es uno de los momentos perfectos por varios motivos. Primero, no hace viento, tu mayor enemigo a la hora de fotografiar una planta. Segundo, la luz es perfecta, obtendrás una iluminación suave sin necesidad de rellenar las molestas sombras que obtendrías en las horas centrales del día. Tercero, es muy probable que puedas aprovechar las gotas del rocío que le dan un brillo especial a las flores.
  2. Un día nublado: durante todo el día podrás fotografiar sin preocuparte de que la luz sea demasiado dura y cree las sombras molestas que hemos mencionado antes.
  3. Después de haber llovido: no tendrás que madrugar para encontrar rocío en las flores y puede que te encuentres con un regalo caído del cielo llamado arcoiris.
  4. Al atardecer de un día soleado: si haces las fotos al caer el sol, obtendrás reflejos dorados en los bordes de las flores consiguiendo un bonito efecto.

Pssstch… ¿quieres un truquito?

Si te has quedado sin lluvia o sin rocío, no te procupes, tiene fácil solución, utiliza una botella de spray con agua y rocía tu ejemplar 🙂

Cuidar el fondo

Es fundamental que al hacer fotos de flores evites las distracciones del fondo. Este debe ser lo más difuso y uniforme posible, de lo contrario restarás protagonismo a tu imagen. Observa la diferencia.

En la foto de la izquierda hay más distracciones. La de la derecha tiene un fondo más "limpio"
En la foto de la izquierda hay más distracciones. La de la derecha tiene un fondo más «limpio»

Si no te puedes deshacer de algún elemento que haya detrás y la apertura de tu cámara no te permita desenfocar el fondo lo suficiente, puedes usar una cartulina, negra, blanca o de color. La primera te ayudará a crear un efecto más dramático, con la blanca conseguirás imágenes de póster. Piensa qué quieres transmitir y juega con las cartulinas.

Utiliza cartulinas blancas o negras para conseguir el efecto que buscas
Utiliza cartulinas blancas o negras para conseguir el efecto que buscas

Si el cielo es azul con nubes atractivas puedes utilizarlo porque quedará bonito el contraste. Olvida incluirlo si es un día gris porque le restará atractivo.

Un cielo con nubes aportará mayor interés a tu fotografía
Un cielo con nubes aportará mayor interés a tu fotografía

Profundidad de campo

Si aún no sabes lo que significa esto, no puedes dejar de leer este artículo. Utiliza una profundidad de campo pequeña para lograr grandes resultados. Observa este ejemplo.

Flores con una profundidad de campo realmente pequeña
Flores con una profundidad de campo realmente pequeña

Reglas de composición

En mi primer artículo del blog te di 9 Consejos y Trucos Para Mejorar Tu Composición Fotográfica, dos de ellos son muy aplicables en este caso, ¡tenlos muy en cuenta!

  1. Regla de los tres tercios: divide la imagen tanto horizontal como vertical en tres partes y obtendrás unos puntos de intersección. Estos son los de mayor interés en una fotografía, es ahí donde debes colocar lo que quieres destacar.
  2. Cambia la perspectiva: procura no hacer las fotos desde el mismo punto de vista al que estamos acostumbrados a ver las flores, es decir, desde arriba. Agáchate, túmbate o hazlo como puedas, pero intenta lograr otra perspectiva que impacte.
En esta imagen observamos que se cumplen las dos. El punto más enfocado queda en la intersección izquierda de abajo y la perspectiva es atractiva
En esta imagen observamos que se cumplen las dos. El punto más enfocado queda en la intersección izquierda de abajo y la perspectiva es atractiva

La importancia de la luz en la fotografía de flores

Ya hemos hablado de los mejores momentos del día para realizar fotos de flores, pero si has encontrado la flor de tu vida y es un momento soleado con luz dura, puedes difuminar la luz, rellenando las sombras con flash o reflectores o incluso haciendo sombra con tu cuerpo…

En interiores utiliza la luz de una ventana, pero evita que le llegue de forma directa, si no puedes, difumina la luz con una cortina blanca lisa o con un papel de seda blanco pegado en el cristal de la ventana.

Utiliza siempre el ISO más bajo que puedas para que tu foto tenga la mejor calidad posible.

Aislar la flor… ¿sí o no?

Tienes dos opciones, capturar su entorno, por ejemplo un insecto o una preciosa mariposa que se están poniendo las botas o aislar la flor. Algunas veces nos olvidamos de estos seres que pueden darle mucha vida a una fotografía de flor. Y si optas por lo segundo, céntrate en los detalles, en la textura de los pétalos, los colores, destaca lo que más te guste.

Aislar la Flor, ¿sí o no?
Aislar la Flor, ¿sí o no?

Atrévete con el blanco y negro

Una fotografía de flor bonita no tiene necesariamente que ser en color, puedes conseguir una imagen realmente bella en blanco y negro.

Blanco y negro
Blanco y negro

No tengas prisa

En la fotografía en general y en esta en particular, lo mejor es ir sin prisa. Tómate tu tiempo, analiza la luz, el lugar, la flor, los distintos ángulos, el fondo y cuando tengas claro qué quieres comienza a disparar sin miedo. Practica mucho, cambia los objetivos y prueba con todos los ángulos que puedas.

Busca los mejores ejemplares, algunas veces hay flores más estropeadas, bien por la acción humana o por la acción de la naturaleza, encuentra la «más bella del lugar».

Sé respetuoso

La naturaleza te da lo mejor que tienes, muéstrale tu respeto y cuida el entorno en el que trabajes. Trata estos seres vivos con cariño, procura no pisotear ni arrancar un montón de flores para fotografiar tu ejemplar (mejor utiliza el objetivo y las herramientas de que dispones).  ¡Ah… y no olvides recoger cualquier desperdicio que hayas podido dejar en la zona!

Espero que te haya servido de utilidad y ahora mismo estés pensando en los jarrones con flores que hay en tu casa o en preparar el kit para lanzarte al campo… ¡recuerda que lo que no se practica se olvida!

eBook Naturaleza