fotografo con plantas

Fotografía De Plantas (Todo Lo Que Siempre Quisiste Saber) [Actualizado]

La fotografía de plantas y flores puede llegar a ser realmente frustrante, te encuentras con un precioso ejemplar, digno de admirar y de mostrar, y lo capturas con tu cámara. Cuando llegas a casa y descargas la imagen en el ordenador te das cuenta de que toda la belleza se ha esfumado, ¿por qué?…

Esta es una de las grandes frustraciones del fotógrafo, sobre todo en los inicios. Pero no te preocupes, que en este blog trabajamos para evitarte calentamientos de cabeza. En el artículo de hoy te contaré los secretos para conseguir las fotos de plantas más bellas e impresionantes. Y si lo que quieres es profundizar en la fotografía de naturaleza, esta es nuestra guía más completa, con consejos, trucos y mucha inspiración.

  1. Equipo para fotografiar plantas y flores
  2. Dónde fotografiar plantas y flores
  3. Cuándo fotografiar plantas y flores
  4. Cómo fotografiar plantas y flores
  5. Curiosidades sobre la fotografía de plantas
  6. Enlaces útiles para la fotografía de plantas
  7. Tú y el entorno a la hora de fotografiar plantas y flores

1. Equipo para fotografiar plantas y flores

Además de una cámara preferiblemente con Modo Manual, necesitarás el siguiente equipo. No son accesorios imprescindibles, pero sí que te ayudarán a conseguir fotos más impactantes y creativas.

Objetivos para fotografiar plantas

Los objetivos ideales para lograr las mejores fotos de plantas serían un macro, un teleobjetivo y un gran angular. (Si tienes dudas sobre los tipos de objetivos o qué debes tener en cuenta a la hora de comprar uno, por ejemplo, recurre a esta mega-guía)

  • Teleobjetivo: te servirá para aislar tu ejemplar del fondo, dejando este último totalmente borroso y destacando la planta. Mira cómo se desenfoca el fondo con el tele.
Foto de flores realizada con un teleobjetivo
Flores captadas con teleobjetivo
  • Macro: una planta es un sujeto ideal para cualquier objetivo Macro. Generalmente con un objetivo normal no podrás enfocar a una distancia inferior a 50cm (aprox.), pero gracias a este tipo de objetivos podrás enfocar a distancias realmente pequeñas, pudiendo resaltar todos los detalles pequeños del cuerpo de la flor o de la planta. Con el macro puedes capturar todos sus detalles minúsculos. Mira el siguiente ejemplo. (Si no tienes un objetivo macro y no puedes invertir en uno o no quieres, por el motivo que sea, te interesará saber que existe alguna que otra alternativa más económica.)
Fotografía macro de flor
Flor fotografiada con un objetivo macro
  • Gran angular: cuando es un campo de flores lo que deseas capturar, necesitas un gran angular para poder captar una mayor parte de la escena. Alrededor de los 14-18mm puede ser una buena opción.
Campo de lavanda fotografiado con objetivo gran angular

Estos son los que se consideran ideales, pero la buena noticia es que no son los únicos con los que puedes hacer fotografía de plantas o de flores. Aquí dos ejemplos de flores fotografiadas con un 24mm y con un 50mm.

Que no sea el objetivo lo que te frene. Si no puedes elegir, haz fotos con el que tengas. Puede determinar qué tipo de fotografías hagas, pero no debería nunca limitarte a la hora de salir a hacer fotos de lo que te gusta.

Trípode

Uno de los principales problemas que se presentan al realizar fotos de plantas es la trepidación (o lo que es lo mismo, que la imagen salga movida). Para evitar este efecto lo mejor es utilizar un trípode (si estás pensando en comprar uno, te recomiendo que leas esta guía con consejos de compra y recomendaciones).

Lo ideal para estos casos es uno que tenga una fácil articulación y que se pueda ajustar a un nivel bajo, al mismo nivel de la planta.

Un truco, para plantas muy bajas o pequeñas puedes apoyar tu cámara en una bolsita o saco relleno de arroz o similar. (Echa un vistazo a este artículo de bricofotografía, en él descubrirás cómo fabricar un trípode casero y otros accesorios).

Y si, además, disparas con el temporizador o con un disparador remoto, evitarás cualquier movimiento, por mínimo que sea, producido al apretar el botón. También puedes usar, en su defecto, el disparo remoto a través de la aplicación móvil.

Flash

Te será de gran ayuda cuando no haya suficiente luz o para rellenar las sombras cuando ocurra todo lo contrario, que la luz sea muy intensa. El flash interno no suele dar muy buen resultado, si no tienes más remedio que utilizarlo, te recomiendo que difumines su luz envolviéndolo con un pañuelo de papel blanco, por ejemplo.

Si tienes la opción de utilizar un flash externo, mucho mejor. En fotografía macro, el más utilizado es el anular. Pero esto ya es si te gusta tanto tanto la fotografía macro y/o de plantas que no te importa invertir en algo muy específico.

Reflectores

Sirven para rellenar las sombras y hacer llegar la luz donde no llega de forma natural. Puedes utilizar los típicos reflectores o agenciarte con un papel de aluminio, el interior de un tetrabrick o una cartulina blanca, por poner algunos ejemplos; cualquier objeto que refleje la luz te servirá.

Cartulina

El fondo es muy importante, hablaremos de él más adelante, pero ve tomando nota porque una cartulina, blanca, negra o de un color que armonice o contraste con el de tu planta, te puede sacar de más de un apuro.

Dónde hacer fotografía de plantas y flores

Si quieres encontrar ejemplares exóticos como estos, tendrás que viajar a Nueva Zelanda o Canadá.

Sin embargo, no es necesario que viajes tan lejos para lograr fotos de plantas exóticas o autóctonas. ¿Existe un Jardín Botánico en tu ciudad o país? En lugares como este encontrarás una inmensa variedad de plantas sin necesidad de viajar o buscar con lupa por el campo ejemplares raros o vistosos.

También te puede servir un vivero, una floristería o una facultad universitaria con asignaturas de botánica que dispongan de jardines para su estudio. Esta planta carnívora fue fotografiada en un Jardín Botánico.

Planta carnívora en Jardín Botánico
Planta carnívora en Jardín Botánico

Cuándo fotografiar plantas y flores

A estas alturas ya sabrás lo importante que es la luz en la fotografía y, en este sentido, también debes saber que un día muy soleado y despejado de nubes no es precisamente el mejor momento para capturar imágenes de plantas.

¿Por qué? Porque este tipo de luz provoca muchas sombras y brillos que hacen que se pierdan detalles de lo que queremos fotografiar. Contrario a lo que te puedas imaginar, para este tema y por lo que normalmente se espera que transmitan las plantas, es mucho más apropiado un día nublado en el que la luz es mucho más suave y se distribuirá de forma mucho más uniforme. Si quieres saber a qué me refiero con luz dura y luz suave, observa este gráfico y las siguientes imágenes:

Gráfico de luz dura y luz suave

Y es que una y otra luz transmiten sensaciones muy diferentes. Observa las dos imágenes siguientes y piensa en qué te transmite cada una de ellas.

Luz difusa
Foto de flor tomada con luz dura
Luz dura

Por su naturaleza, nunca mejor dicho 😉 , las plantas y las flores quedan mejor con una luz suave que ayuda a transmitir esa paz y calma que suelen aportar las plantas.

Esto no significa que no puedas lograr grandes resultados con una luz dura, todo dependerá del dramatismo que desees imprimir a tu imagen o qué quieras transmitir.

Otros momentos que no son para nada aconsejables son los días de viento, pues es uno de los mayores enemigos de este tipo de fotografía. Cualquier movimiento provocado por el aire estropeará tu foto. En caso necesario, para combatirlo puedes utilizar una esterilla o un cartón que proteja tu planta del viento. Otro truquillo es disparar en ráfaga y descartar después las tomas que no te sirvan. Esto es útil si el viento no es muy fuerte y constante, claro.

Y, aunque tengas tus dudas, los días lluviosos pueden ser una buena oportunidad. Si no me crees, léete este artículo con consejos para fotografiar con lluvia para convencerte o mira la siguiente fotografía.

Flor roja fotografiada mientras llueve
Foto de flor bajo la lluvia

Los mejores momentos para fotografiar plantas

Resumiendo, los mejores momentos para realizar fotografía de plantas y flores son:

  1. Al amanecer: es uno de los momentos perfectos por varios motivos. Primero, no hace viento, tu mayor enemigo a la hora de fotografiar plantas. Segundo, la luz es perfecta, obtendrás una iluminación suave sin necesidad de rellenar las molestas sombras que obtendrías en las horas centrales del día. Tercero, es muy probable que puedas aprovechar las gotas del rocío que le dan un brillo especial a las flores.
  2. Un día nublado: durante todo el día podrás fotografiar sin preocuparte de que la luz sea demasiado dura y cree las sombras molestas que hemos mencionado antes.
  3. Después de haber llovido: no tendrás que madrugar para encontrar rocío en las flores y puede que te encuentres con un regalo caído del cielo llamado arcoíris.
  4. Al atardecer de un día soleado: si haces las fotos al caer el sol obtendrás maravillosos contraluces donde se destaque la silueta de la planta, la transparencia de los pétalos de una flor o lograrás reflejos dorados en los bordes de las plantas consiguiendo un bonito efecto.

Cómo hacer fotografía de plantas y flores

A continuación, vamos a meternos de lleno en cómo fotografiar plantas, a través de los ajustes recomendados, la composición y algunos trucos muy sencillos pero efectivos.

Ajustes para la fotografía de plantas y flores

Aunque cada circunstancia y cada tipo de foto requiere de unos parámetros, y no existe una fórmula secreta, estos son los ajustes de los que te recomendamos partir a la hora de fotografiar plantas y flores:

  1. Modo de disparo. Fotografía en Modo Manual o en Modo Prioridad a la apertura.
  2. Apertura. Usa una apertura grande si quieres desenfocar el fondo o, lo que es lo mismo, una profundidad de campo pequeña. Si lo que buscas es fotografiar un campo de flores o varias plantas que se vean nítidas, tendrás que usar un número f/ más alto. Si aún no tienes muy claro todo esto, no te pierdas este vídeo:
  1. Velocidad de obturación. Si hace viento, tendrás que recurrir a velocidades altas. Si te pones en modo creativo, puedes tirar de velocidades lentas para fotografiar el movimiento. El truco para conseguir fotos nítidas es usar siempre la fórmula 1/distancia focal. Es decir, con una focal de 200mm lo ideal es fotografiar mínimo a 1/200s.
  2. ISO. Dispara con un valor de ISO bajo para lograr mayor nitidez. Si necesitas más luz, mejor modifica velocidad y apertura. Si no te importa el ruido para el tipo de imagen que quieras, no temas a subir el ISO.
  3. Formato RAW. Para sacar lo mejor de la captura, sin duda fotografía en RAW. Si vas a pasar de la edición, entonces mejor en JPEG.
  4. Si usas una réflex y tienes la opción, bloquea el espejo para que al levantarse no produzca trepidación.
  5. Estabilizador. Cuando no utilices trípode, es recomendable que lo actives. Ahora bien, con el trípode, mejor desactívalo o te restará nitidez.
  6. Medición de la luz. Con luces homogéneas puedes utilizar una medición evaluativa o ponderada al centro. En el caso de que fotografíes con gran contraste de luz buscando imágenes dramáticas o de alto contraste, mejor medición puntual.
  7. Enfoque. Enfoque simple y prioridad al enfoque. Si tienes problemas para enfocar en automático, mejor prueba en manual.

Composición en la fotografía de plantas

Busca una composición atractiva. Recurre a todos los recursos compositivos que tienes a tu alcance para destacar tus plantas y flores. Lo bueno en estos casos es que las plantas, si no es por el viento, no se mueven (y en este caso tampoco se irán muy lejos 😉 ). Lo que significa que puedes tomarte el tiempo que quieras para estudiar la composición porque la escena no va a cambiar. Estos son algunos de estos recursos que puedes utilizar.

  1. Regla de los tercios. Coloca el centro de interés en uno de los puntos fuertes de la imagen siguiendo la regla de los tercios.
  2. Espacio negativo. Consigue que tu ejemplar destaque más dejando mucho espacio sin información alrededor.
  3. Encuadre natural. Utiliza marcos naturales para que tu planta sea la protagonista absoluta y dirigir la mirada.
  4. Enfoque selectivo. Con una apertura amplia centra la mirada en un punto de la imagen.
  5. Perspectiva. Dispara desde varios ángulos para obtener distintos resultados. Busca un ángulo atractivo, que sorprenda.
  6. ¿Encuadre horizontal o vertical? La perspectiva del ojo humano es horizontal, así que las fotos tomadas horizontalmente nos parecerán muy «naturales» y agradables a la vista, sobre todo cuando se trate de campos de flores. Pero en ciertas ocasiones nos puede interesar fotografiar una planta o una flor en vertical, pues le da mucho más protagonismo, la hace parecer mucho más importante y singular. Además, el encuadre vertical se asocia al crecimiento y dinamismo.
  7. ¿Aislar la planta o la flor? Tienes dos opciones, capturar su entorno, por ejemplo un insecto o una preciosa mariposa que se están poniendo las botas o aislar la flor. Algunas veces nos olvidamos de estos seres que pueden darle mucha vida a las fotografía de plantas. Y si optas por lo aislar la planta, céntrate en los detalles, en la textura, los pétalos, los colores; destaca lo que más te guste.
  8. Fondo. Es fundamental que al hacer fotos de flores evites las distracciones del fondo. Este debe ser lo más difuso y uniforme posible, de lo contrario restarás protagonismo a tu imagen. Si no te puedes deshacer de las distracciones, puedes usar una cartulina negra, blanca o de color. La primera te ayudará a crear un efecto más dramático, con la blanca conseguirás imágenes de póster. Piensa qué quieres transmitir y juega con las cartulinas y el color en la composición. También puedes utilizar el cielo como fondo si es azul con nubes atractivas, sólo tienes que cambiar la perspectiva y disparar a «vista de hormiga». Olvida incluirlo si es un día gris porque le restará atractivo, salvo que tengas una intención concreta.
Comparativa de flor con fondo limpio y con distracciones
En la foto de la izquierda hay más distracciones. La de la derecha tiene un fondo más «limpio»
Un cielo con nubes aportará mayor interés a tu fotografía

Te estarás preguntando ¿y cómo consigo evitar estas distracciones? Aquí tienes algunos métodos efectivos:

  • Aparta las distracciones si son fáciles de eliminar (una bolsa vacía de pipas, una silla, un balón, zapatos, etc.).
  • Si no puedes apartar el elemento no deseado, cambia de ángulo de disparo, esto hará que el fondo detrás de la flor cambie.
  • Juega con la distancia focal de objetivo (zoom) hasta encontrar una posición en la que no aparezcan más distracciones.
  • Mueve la flor con la mano, un poco, y con mucho cuidado.
  • Difumina el fondo reduciendo la Profundidad de Campo.

Trucos para hacer fotografía de plantas y flores

  1. Elige la hora apropiada en función del resultado que esperas obtener. Si no puedes elegir el horario y tienes que fotografiar algunas plantas con luz dura, puedes usar el flash de relleno, los reflectores y difusores o fotografiar las plantas que encuentres a la sombra. Practica disparando a distintas horas del día para comparar los resultados.
  2. Sigue estos consejos para conseguir fondos muy negros o fondos muy blancos.
  1. Lleva siempre una libretita y un bolígrafo para tomar notas, los nombres de las plantas, dónde las has encontrado, etc.
  2. Aprovecha el rocío del amanecer o las gotas de lluvia. Si te has quedado sin lluvia o sin rocío, no te preocupes, tiene fácil solución, utiliza un pulverizador con agua y rocía tu ejemplar 🙂 (nunca rocíes sobre insectos que haya en ella o alrededor).
  3. Atrévete a experimentar con el blanco y negro. Una fotografía de plantas o de flor bonita no tiene que ser necesariamente en color, puedes conseguir una imagen realmente bella en blanco y negro.
Foto de flor en blanco y negro
Las fotos de plantas en blanco y negro pueden ser muy elegantes y delicadas
  1. Sujeta bien la cámara. Si no usas trípode, asegúrate de sujetar correctamente la cámara y con firmeza para evitar trepidaciones.
  2. Bokeh. Consigue bonitos bokeh colocando tras tu planta un objeto muy brillante (con purpurina, lentejuelas, etc.) y usando una apertura grande.
Fotografía de plantas con bokeh
Foto realizada con una diadema de brilli brilli al fondo
  1. Ten mucha paciencia y huye de la prisa. En la fotografía en general y en esta en particular, lo mejor es ir sin prisa. Tómate tu tiempo, analiza la luz, el lugar, la flor, los distintos ángulos, el fondo y cuando tengas claro qué quieres comienza a disparar sin miedo. Practica mucho, cambia los objetivos y prueba con todos los ángulos que puedas. No te desesperes a la primera de cambio. Puede que al principio sea un poco frustrante, pero si sigues practicando y le coges el puntillo ¡sentirás una gran satisfacción!
  2. Busca los mejores ejemplares, algunas veces hay flores más estropeadas, bien por la acción humana o por la acción de la naturaleza, encuentra la «más bella del lugar».
  3. En casa. Para fotografiar tus plantas o flores en casa, te sirven todos los consejos que te he ido dando, pero apúntate también estos:
    • Acerca la planta o flor a la ventana.
    • Si la luz es directa, coloca un papel de seda blanco en el cristal o una cortina para difuminar la luz.
    • Aleja la planta de la pared si es de gotelé. O utiliza fondos a tu gusto.
  4. Con el móvil. En esta mega-guía encontrarás todos los trucos y consejos para fotografiar con el móvil, no obstante, te dejo con lo más básico:
    • Busca un sitio con buena luz.
    • No uses el zoom.
    • Dispara con la cámara nativa, sin filtros.
    • Usa siempre la cámara trasera, no la delantera para los selfies.

Curiosidades sobre la fotografía de plantas

¿Sabías que el primer libro ilustrado de la historia fue un libro de plantas a partir de los herbarios de la botánica y fotógrafa Anna Atkins?

Hay un fotógrafo que se ha dedicado a fotografiar lo que él considera el aura de las plantas. Se llama Robert Buelteman.

Karl Blossfeldt (1865-1932) fue un fotógrafo alemán que dedicó su vida a fotografiar plantas y flores con unos resultados de enorme belleza. De hecho, hace bien poco que sus imágenes se han utilizado en una campaña publicitaria de una archiconocida firma de cosmética y perfumes.

Enlaces útiles para la fotografía de plantas

Tú y el entorno a la hora de fotografiar plantas y flores

Para terminar, te ruego que seas respetuoso con las plantas. Ellas son «patrimonio» del planeta Tierra, son seres vivos a los que debemos cuidar y mimar. Retrátalas, pero no las dañes, ni a ellas ni a su entorno.

No me cansaré de repetir que si no practicas no aprendes. Las palabras se las lleva el viento, las borra la memoria o se pierden en el espacio virtual, pero la práctica es lo que solidifica los conocimientos, lo que te hace aprender. Busca tu cámara y pon en práctica lo que aquí has leído.

¡¡¡Consejo Extra de Mario!!!: No salgas de excursión fotográfica con tu pareja, no vayas con tu primo, no vayas con tu madre, no vayas con el abuelo, no vayas con tu amigo más íntimo. Ve solo. 🙂 No te rías, va en serio. Dedicar un rato a hacer fotografía de flores y salir con un amigo o conocido no son compatibles. Tu acompañante se aburrirá, se cansará, se hartará de esperarte tanto. Tú, por otro lado, te verás apurado, dispararás 2 ó 3 fotos rápidamente y de cualquier forma y proseguirás tu camino para que los tuyos no se desesperen. Créeme, una perfecta sesión de fotografía de flores requiere salir uno sólo o acompañado de otros fotógrafos quienes comparten la misma afición y pasión.

eBook Naturaleza