Planta carnívora en Jardín Botánico

Fotografía De Plantas (Todo Lo Que Siempre Quisiste Saber) [Actualizado]

La fotografía de plantas puede llegar a ser realmente frustrante, te encuentras con un precioso ejemplar, digno de admirar y de mostrar y lo capturas con tu cámara. Cuando llegas a casa y descargas la imagen en el ordenador te das cuenta de que toda la belleza se ha esfumado, ¿por qué?… Esta es una de las frustraciones del fotógrafo, sobre todo en los inicios. Pero no te preocupes, que en este blog trabajamos para evitarte calentamientos de cabeza. En el post de hoy te contaré todo lo que necesitas saber para conseguir las fotos de plantas más bellas.

  1. ¿Qué necesitas para fotografiar plantas?
  2. ¿Cuándo es recomendable hacer fotos de plantas?
  3. Algunos consejos prácticos para fotografiar plantas
  4. Dónde encontrar las plantas para fotografiarlas
  5. Curiosidades
  6. Enlaces de interés
  7. Cuidando el entorno

¿Qué necesitas para fotografiar plantas?

Además de tu cámara… evidente ¿no?, necesitarás lo siguiente. No son accesorios imprescindibles, pero sí que te ayudarán a conseguir fotos más impactantes.

Objetivos para fotografiar plantas

Los objetivos ideales para lograr las mejores fotos de plantas serían un macro y/o un teleobjetivo. El tele te servirá para aislar tu ejemplar del fondo, dejando este último totalmente borroso y destacando la planta. Con el macro puedes capturar todos los detalles minúsculos de la planta. Lo verás mejor en los siguientes ejemplos. Mira cómo se desenfoca el fondo con el tele y observa los detalles capturados por el macro en la segunda imagen.

Foto de flores realizada con un teleobjetivo
Imagen tomada con teleobjetivo
Fotografía macro de flor
Imagen tomada con un objetivo macro

Si no tienes un objetivo macro y no puedes invertir en uno o no quieres, por el motivo que sea, te interesará saber que existe alguna que otra alternativa más económica.

Trípode

Uno de los principales problemas que se presentan al realizar fotos de plantas es la trepidación (o lo que es lo mismo, que la imagen salga movida). Para evitar este efecto lo mejor es utilizar un trípode (si estás pensando en comprar alguno, te recomiendo que leas esto antes).

Lo ideal para estos casos es uno que tenga una fácil articulación y que se pueda ajustar a un nivel bajo, al mismo nivel de la planta. Un truco, para plantas muy bajas o pequeñas puedes apoyar tu cámara en una bolsita o saco relleno de arroz o similar. (Echa un vistazo a este artículo de bricofotografía, en él descubrirás cómo fabricar un trípode casero y otros accesorios).

Y si además disparas con el temporizador o con un disparador remoto, evitarás cualquier movimiento, por mínimo que sea, producido al apretar el botón.

Flash

Te será de gran ayuda cuando no haya suficiente luz o para rellenar las sombras cuando ocurra todo lo contrario, que la luz sea muy intensa.

Reflectores

Sirven para rellenar las sombras y hacer llegar la luz donde no llega de forma natural. Puedes utilizar los típicos reflectores o agenciarte con un papel de aluminio, el interior de un tetrabrick o una cartulina blanca, por poner algunos ejemplos; cualquier objeto que refleje la luz te servirá.

¿Cuándo es recomendable hacer fotos de plantas?

A estas alturas ya sabrás lo importante que es la luz en la fotografía y, en este sentido, también debes saber que un día muy soleado y despejado de nubes no es precisamente el mejor momento para capturar imágenes de plantas.

¿Por qué? Porque este tipo de luz provoca muchas sombras y brillos que hacen que se pierdan detalles de lo que queremos fotografiar. Contrario a lo que te puedas imaginar, para este tema y por lo que normalmente se espera que transmitan las plantas, es mucho más apropiado un día nublado en el que la luz es mucho más suave y se distribuirá de forma mucho más uniforme. Si quieres saber a qué me refiero con luz dura y luz suave, observa este gráfico y las siguientes imágenes:

Gráfico de luz dura y luz suave
Luz difusa
Foto de flor tomada con luz dura
Luz dura

Esto no significa que no puedas lograr grandes resultados con una luz dura, todo dependerá del dramatismo que desees imprimir a tu imagen o qué quieras transmitir.

Otros momentos que no son para nada aconsejables son los días de viento, pues es uno de los mayores enemigos de este tipo de fotografía. Cualquier movimiento provocado por el aire estropeará tu foto. En caso necesario, para combatirlo puedes utilizar una esterilla o un cartón que proteja tu planta del viento. O disparar en ráfaga y descartar después las que no te sirvan.

Y, aunque no lo creas, los días de lluvia pueden ser una buena oportunidad. Si no me crees, léete este artículo para convencerte o mira la siguiente fotografía.

Flor roja fotografiada mientras llueve
Foto de flor bajo la lluvia

Las mejores horas del día

En relación a lo que te comentaba en el punto anterior, es importante que sepas que en las horas centrales del día la luz resultante es mucho más dura, en especial a mediodía. Las mejores horas para la fotografía en general, y en esta en particular, son las primeras y las últimas del día. Y si lo que quieres es encontrar ese tono dorado que le da un punto mágico a las fotografías, aprovecha el amanecer y el atardecer, lo que se conoce como la «hora dorada». Obtendrás imágenes como esta.

La hora dorada
La hora dorada

Algunos consejos prácticos para hacer fotos de plantas

  • Cuida el fondo. Puedes poner detrás de la planta una cartulina de color. También puedes utilizar el cielo como fondo, sólo tienes que cambiar la perspectiva y disparar a «vista de hormiga».
  • Elige la hora apropiada en función del resultado que esperas obtener.
  • Usa una apertura grande para desenfocar el fondo o lo que es lo mismo, una profundidad de campo pequeña. Si aún no tienes muy claro todo esto, no te pierdas este vídeo:
  • Dispara con un ISO bajo para capturar mejor los detalles y de forma más nítida.
  • Si tu cámara tiene la opción, bloquea el espejo para que al levantarse no produzca trepidación.
  • Lleva siempre una libretita y un bolígrafo para tomar notas, los nombres de las plantas, dónde las has encontrado…
  • Si no puedes elegir el horario y tienes que fotografiar algunas plantas con luz dura, puedes usar el flash de relleno, los reflectores y difusores o fotografiar las plantas que encuentres a la sombra.
  • Planifica el encuadre. Lo bueno en estos casos es que las plantas, si no es por el viento, no se mueven (y en este caso tampoco se irán muy lejos 😉 ). Lo que significa que puedes tomarte el tiempo que quieras para estudiar el encuadre porque la escena no va a cambiar.
  • Dispara desde varios ángulos para obtener distintos resultados.
  • Practica disparando a distintas horas del día para comparar los resultados.
  • Aprovecha el rocío del amanecer o las gotas de lluvia. Si no es posible, también puedes llevar un pulverizador y rociar la planta con él (nunca sobre insectos que haya en ella o alrededor).
  • Prueba también a experimentar con el blanco y negro.
Foto de flor en blanco y negro
Las fotos de plantas en blanco y negro pueden ser muy elegantes y delicadas
  • Dispara a contraluz para capturar la silueta de tu planta o dibujar sus perfiles de luz.
Destaca la siluteta disparando a contraluz
Destaca la siluteta disparando a contraluz
  • Utiliza fondos negros o blancos para conseguir unas imágenes tipo póster.
Flor rosa con fondo negro
Fondo negro
Planta con fondo blanco
Fondo blanco
  • Ten mucha paciencia. No te desesperes a la primera de cambio. Puede que al principio sea un poco frustrante, pero si sigues practicando y le coges el puntillo ¡sentirás una gran satisfacción!

Dónde encontrar las plantas

Si quieres encontrar ejemplares exóticos como estos, tendrás que viajar a Nueva Zelanda o Canadá.

Trompetas del Este de EEUU y Canadá
Trompetas del Este de EEUU y Canadá
Helecho gigante de Nueva Zelanda
Helecho gigante de Nueva Zelanda

Sin embargo, puede que no tengas que viajar tan lejos. ¿Existe un Jardín Botánico en tu ciudad o país? En lugares como este encontrarás una inmensa variedad de plantas sin necesidad de viajar o buscar con lupa por el campo ejemplares raros o vistosos.

También te puede servir un vivero, una floristería o una facultad universitaria con asignaturas de botánica que dispongan de jardines para su estudio. Esta planta carnívora fue fotografiada en un Jardín Botánico.

Planta carnívora en Jardín Botánico
Planta carnívora en Jardín Botánico

Curiosidades sobre la fotografía de plantas

  • ¿Sabías que el primer libro ilustrado de la historia fue un libro de plantas a partir de los herbarios de la botánica y fotógrafa Anna Atkins?
  • Hay un fotógrafo que se ha dedicado a fotografiar lo que él considera el aura de las plantas. Se llama Robert Buelteman.

Otros enlaces que te pueden interesar a la hora de fotografiar plantas

Cuida el entorno cuanto estés fotografiando plantas

Para terminar, te ruego que seas respetuoso con las plantas. Ellas son «patrimonio» del planeta Tierra, son seres vivos a los que debemos cuidar y mimar. Retrátalas, pero no las dañes, ni a ellas ni a su entorno.

No me cansaré de repetir que si no practicas no aprendes. Las palabras se las lleva el viento, las borra la memoria o se pierden en el espacio virtual, pero la práctica es lo que solidifica los conocimientos, lo que te hace aprender. Busca tu cámara y pon en práctica lo que aquí has leído.

Y si te ha parecido de utilidad, te agradecería que antes le regalaras a este artículo un «me gusta» o lo compartieras entre tus amigos publicándolo en tu red social favorita. Gracias y hasta pronto.

eBook Naturaleza