Fotografía de portada cortesía de: Alan Bell, Florenz Kley y Luke Ma bajo licencia Creative Commons.

Probar Antes de Comprar: Cómo Probar una Cámara Réflex Antes de Comprarla

Cuando vas a comprarte unos zapatos o un pantalón, te lo pruebas antes, ¿verdad? Igual que cuando te compras unas gafas, que te pruebas la tienda entera para ver qué par te queda mejor después de haber comprobado con los cristales del óptico que son con los que ves bien. Esto no ocurre con algunos productos, como por ejemplo los teléfonos móviles o el material fotográfico. En estos casos, debes guiarte por la información técnica que ofrece el fabricante, algunas webs especializadas o como mucho por la opinión personal y completamente subjetiva de la gente que amablemente dedica su tiempo a dejar sus comentarios en blogs o similares.

Ahora bien, si vas a hacer un desembolso importante, con lo que te ha costado ahorrar tu dinerito para conseguir tal cámara o ese objetivo con el que llevas meses (o incluso años) soñando… ¿no sería lógico o al menos muy deseable poder probarlo para asegurarte de que es una buena compra?

La respuesta es claramente un sí. Sería lo ideal, pero no es lo habitual. Sin embargo, existe alguna que otra opción para saber si es lo que estás buscando o lo que esperas, o si por el contrario decides echarte atrás antes de hacer el desembolso. La alternativa más fácil y económica sería tener entre tus amistades alguien que ame tanto la fotografía como tú, o más, y que tenga precisamente ese material que es «tuoscuroobjetodedeseo» 😉 y muy amablemente te lo preste por un rato o un día entero. Esto, como ya he dicho, sería lo ideal, aunque reconozco que no es algo fácil. Así que te voy a hablar de la otra opción al alcance de cualquiera (con algo de pasta, porque no es gratis, claro): el alquiler de material fotográfico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Modalidades de alquiler de cámaras

Existen varias modalidades en cuanto a alquiler de equipos, alquiler normal y alquiler con opción a compra.

Alquiler

Te alquilan el equipo que necesites durante el periodo que lo solicites bajo un precio previamente acordado con su correspondiente presupuesto. Dejas una fianza antes de recoger el equipo y pagas el precio del alquiler, cuando acabe el periodo de alquiler devuelves el equipo y, salvo que lo hayas estropeado, te devuelven la fianza.

Alquiler con opción a compra

Esta opción es bastante interesante, porque funciona más o menos como la anterior, pero si decides quedarte con el producto, te descuentan en la compra el importe íntegro del alquiler. Así la prueba no te habrá costado nada. Está genial si el producto te convence, si no… estás en las mismas y tienes que pagar el alquiler, pero si lo miras bien, mejor pagar el alquiler que no hacer un desembolso con algo que no puedes devolver y que no te convence. Eso sí que es una pérdida.

Algunos sitios para alquilar cámaras

España

  • Casanovafoto: ofrecen alquiler y alquiler con opción a compra y tienen una amplia oferta de cámaras, objetivos y accesorios.
  • lensmarkt: alquiler. Tienes que estar registrado para alquilar y en la misma web puedes comprobar la disponibilidad de fechas sin necesidad de esperar a que contacten contigo para reservar. No te ponen la fianza que aplican en cada producto, aunque en las condiciones de alquiler explican que puede ser aplicable un porcentaje o la cantidad completa del valor del producto.
  • llumm Studios: otro lugar de alquiler de material. El inconveniente en este caso es que no puedes ver al instante ni la disponibilidad ni el precio, debes consultarles para pedir presupuesto.
  • Lensclub: si tienes Nikon o Canon, perfecto, pero como tengas otra marca aquí no encontrarás material.

Argentina

Chile

CasanovaFoto

¿Qué se puede alquilar?

Cualquier cosa que se te ocurra y que tal vez ni siquiera sepas que existe 😉 Aquí tienes lo más básico:

  • Cuerpos
  • Lentes
  • Trípodes
  • Filtros
  • Material de iluminación: equipos completos, flashes, ventanas de luz, reflectores, paraguas, etc.
  • Atrezzo
  • Otros: monitores para el ordenador, impresoras, tarjetas de memoria, proyectores, soportes para fondos, baterías, cargadores, etc.

¿Por qué o cuando alquilar material fotográfico?

Nikon D2h Digital SLR Camera

Estamos hablando todo el tiempo de alquilar material para probar antes de su compra, que es el objeto del artículo, pero existen otras ocasiones en las que puede serte útil esta opción, aquí tienes algunas:

  • Cuando tienes un trabajo para el que necesitas un material muy específico que sabes que no vas a utilizar después.
  • Para probar diferentes tipos de lentes y así poder descubrir mejor qué tipo de fotografía te gusta más antes de invertir, saber si eres de paisajes o de macro, de distancias cortas o largas 😉
  • Para comprobar si tus limitaciones en la fotografía se deben realmente a tu equipo o a la falta de práctica o conocimientos.
  • Para una sesión específica que te apetezca hacer por gusto, por ejemplo una serie con un ojo de pez. Este objetivo no es muy polivalente para lo caro que es.
  • Para experimentar y jugar con filtros, flashes externos y otros accesorios.
  • Para asistir a un curso en el que se necesite cámara réflex si tú aún no tienes. Si alguna vez te ha echado para atrás esta condición a la hora de inscribirte en un curso, aquí tienes la solución. Nadie se compra un piano antes de dar clases ni un coche antes de tener el permiso de conducir. Pero somos muy dados a invertir en una réflex cuando no tenemos ni idea de fotografía.
  • Para impartir formación. Si quieres mostrar a tus alumnos cómo trabajar con un determinado equipo del que no dispones, puedes optar por alquilarlo.
  • O para recibirla. Si eres estudiante de fotografía alquila diferentes objetivos para practicar.
  • Si tienes que transportar un equipo muy pesado, puede que te salga más económico el alquiler que el transporte.

Inconvenientes

Como todo en esta vida, el alquiler de material fotográfico tiene sus ventajas y sus inconvenientes. De las ventajas ya hemos hablado, aunque añadiría la posibilidad de probar un material que esté completamente fuera del alcance de tu bolsillo. Es permitirte un gran lujo inalcanzable en una dosis muy pequeña, pero al fin y al cabo, al menos puedes probarlo. El lado malo:

  • Tienes que planificarte con mucha antelación y si el trabajo es en exteriores, tendrás que conformarte con las condiciones meteorológicas, te gusten o no.
  • Salvo en el caso del alquiler con opción de compra, si al final decides adquirir el producto, acabará saliéndote más caro, pues habrás pagado más de una vez por él.
  • Falta de disponibilidad.

Algunos consejos

  • A la hora de alquilar tu equipo te recomiendo que te leas bien todas las condiciones, de transporte, devolución, cancelación, fianza… para no llevarte ninguna sorpresa.
  • También sería interesante que compararas precios en distintas páginas para ver cuál es la mejor opción.
  • Si es para un trabajo con fecha establecida, busca con tiempo para asegurarte la disponibilidad.
  • Pon atención a las ofertas que lanzan estos sitios. Si te da igual la fecha puedes aprovecharte de una rebaja en el precio.

Se te acabaron las excusas

Espero que te haya quedado claro como funciona el alquiler de equipos fotográficos y que nuestra propuesta te resulte interesante. Si es así, habrá merecido la pena este post.

Si tu excusa para no salir a fotografiar es que tu equipo te resulta aburrido y no puedes comprarte otro,  ya no te sirve. Así que levanta de la silla y busca tu cámara, que la fotografía se aprende practicando y los mejores fotógrafos no hicieron las fotos en su casa sentados 😉

Antes de dar el bote de tu asiento te agradecería que difundieras esta información compartiéndola en Facebook, Google + o Twitter, y si ya le das a «Me gusta» me arrancas la sonrisa del día 😉 Gracias y ¡hasta la próxima!

eBook Modo Manual