Ayer comenzó el verano (al menos en España) y somos muchos los que con él somos arrastrados cual imán a la orilla del mar. La playa es nuestro refugio, lo que nos carga las pilas, nuestro lugar zen. Si eres una de estas personas, es probable que ya estés disfrutando de ella o que estés preparando las maletas. Por eso hoy te voy a dar unos cuantos consejos para realizar fotos en la playa. Si estás en el hemisferio sur, aunque no estés sufriendo los mismos calores que nosotros y no necesites el mar para refrescarte, no implica que no sea agradable un paseo por la orilla o que tengas unas ventajas que ahora mismo por aquí estamos muy lejos de disfrutar, como por ejemplo una cala vacía o una tormenta en el mar. ¿Te quedas?

1. Gestiona bien la luz

La luz es el elemento más importante en una fotografía, algo que repetimos en el blog a menudo y que no dejaremos de hacer. Porque es así. No hay otra, igual que dos mas dos son cuatro por mucho que queramos ser originales o aportar una nueva información.

Te insisto hoy con el tema de la luz porque en la playa, muchas veces se peca de exceso. La gente suele bajar sobre el mediodía y quiere tener su recuerdo de esos momentos, lo que ocurre es que sobre esas horas el sol provoca una luz demasiado dura, creando unas sombras muy marcadas y eliminando detalles. Otro error muy repetido por principiantes es intentar lograr el efecto sedoso cuando hay mucha luz.

Esto no significa que no puedas hacer fotos en las horas centrales del día, sino que debes saber qué tipo de imágenes quedan mejor con esta luz. Por ejemplo, la luz dura potencia el azul brillante del agua, así que si quieres destacar unas aguas turquesas de una arena blanca brillante, ese será el mejor momento. Sin embargo, para un retrato, mejor que esperes a que baje el Lorenzo o que coloques a tu modelo debajo de la sombrilla o en alguna sombra. Si vas a fotografiar un grupo de personas, evita que unos estén al sol y otros a la sombra. Para disponer de luz suave o difusa aprovecha el amanecer o el atardecer.

Por otro lado, siendo la arena un potente reflector debes tener cuidado a la hora de exponer, si el tema de exponer y medir te asusta o no sabes muy bien de qué te hablo, no te pierdas esta guía.

Imprescindible un buen manejo de la luz

Imprescindible un buen manejo de la luz

2. Aplica las reglas

Por mucho que el paisaje sea espectacular o el instante digno de inmortalizar, como no compongas los elementos de forma atractiva, la imagen resultará plana, vacía, ausente de interés. Recuerda que existen unas reglas, como la del horizonte o los tres tercios, y sáltatelas sólo y únicamente cuando tengas una clara intención.

Recuerda las reglas de composición

Recuerda las reglas de composición

3. No más horizontes torcidos (¡por favor!)

A no ser que tengas una clara intención, muy pero que muy justificada, saca el horizonte recto. Si no lo logras a la hora de disparar, no dudes en pasar tu imagen por un editor y enderezarla. De lo contrario, arruinarás la foto. Si te chirría algo de la imagen de arriba, es eso. Aunque en este caso es apenas un milímetro, es suficiente para que dañe la vista 😉

¡El horizonte siempre recto!

¡El horizonte siempre recto!

4. Aprovecha los encuadres naturales

El encuadre natural es un recurso compositivo que puedes utilizar para añadir atractivo a tu fotografía. La playa te puede ofrecer muchas posibilidades, si no me crees, aquí tienes un ejemplo.

Encuadre natural

Encuadre natural

5. Guía la mirada del espectador

Utiliza cualquier elemento de la escena que te ayude a guiar la mirada del espectador en tu fotografía. Huellas, olas, patrones repetidos… cualquier línea que conduzca la atención como y donde tú desees añadirá atractivo a tus imágenes.

Conducir la mirada

Conducir la mirada

6. Añade profundidad

Al pasar un paisaje a dos dimensiones hay tantos elementos que se pierden por el camino que es muy fácil que al final obtengas un resultado plano, en todos los sentidos de la palabra. Hay algunos trucos para evitar esto, uno de ellos es añadir profundidad a la escena. ¿Cómo puedes conseguirlo? Incluye elementos en los diferentes planos, tanto en el primer plano como al fondo. Observa la siguiente imagen.

Añadir profundidad

Añadir profundidad

7. Cambia el punto de vista

Una perspectiva diferente puede dar un vuelco completo a una fotografía. Puedes pasar de lograr una imagen sin interés a conseguir una imagen espectacular simplemente cambiando el ángulo desde el que disparar. No te limites a fotografiar a la altura del ojo, a esa vista ya estamos tan acostumbrados que no nos dice nada nuevo, agáchate, súbete a las rocas, dispara desde una barca… pero muévete y sorprende 😉

Este recurso también puede servir para cambiar los fondos. Si quieres retratar a tus niños en la orilla y la playa está muy concurrida, cambia la perspectiva para hacer desaparecer a los bañistas.

Otra vista

Otra vista

8. Mira alrededor

Por muy tentador que sea el mar, que atrapa la mirada hasta un punto casi hipnótico, a veces también es interesante echar un vistazo alrededor y descubrir los paisajes que el mar ha dibujado. Las rocas, montañas, dunas u otros elementos naturales que den la mano al océano pueden ser muy dignos de ser fotografiados.

Mirar a otro lado también tiene premio

Mirar a otro lado también tiene premio

9. Cuenta historias

La playa es un maravilloso escenario para contar historias. Escribe microrrelatos con tu cámara aprovechando una localización por la que la industria del cine se da tortas 😉 Aquí tienes una guía para contar historias a través de tus fotos.

Fotografía narrativa

Fotografía narrativa

10. Captura instantes y emociones

Me gusta mucho más la palabra “instantánea” que “fotografía” por lo que implica. Una instantánea no es simplemente dibujar con luz, es capturar ese instante, ese momento que quieres conservar en tu retina para siempre, va mucho más allá de la luz o de los detalles técnicos. Es ir directo a los sentimientos. Seguro que en la playa te encuentras con un montón de esos instantes que te inspiran ternura, nostalgia, alegría… No los dejes pasar.

Emociona

Emociona

11. Ponle ritmo a tu imagen

En la playa, como en cualquier otro escenario, encontrarás patrones de repetición que puedes aprovechar para imprimir ritmo a tu imagen y no me refiero a la canción del verano 😉 . Hay muchas formas de hacerlo, Alexa te lo cuenta aquí.

Dale ritmo

Dale ritmo

12. Consigue algunos de tus mejores retratos

La playa, además de ofrecerte unos impresionantes fondos y una espectacular luz natural al atardecer o amanecer, te regala el agua, un elemento que funciona maravillosamente bien como coprotagonista en un retrato. Aquí tienes algunos consejos para tomar increíbles retratos con agua (o en el agua 😉 ).

13. Haz fotos bajo el agua

Hoy en día existen muchos teléfonos móviles que puedes sumergir y que disponen de cámaras de gran calidad. Si tienes la suerte de contar con uno de ellos o con una carcasa acuática, por mucho que durante todo el año tengas la posibilidad de utilizar las piscinas para disparar bajo el agua, no desperdicies la de fotografiar bajo el mar, pues no hay nada como la luz, los colores y los fondos que te ofrece el océano. Deja volar tu imaginación para lograr espectaculares fotografías bajo el agua y aprovecha los momentos de más luz, en este caso, el mediodía sí que es una fantástica opción para apretar el botón.

Bajo el mar

Bajo el mar

14. Utiliza filtros polarizadores

Una herramienta que puede ayudarte con el manejo de la luz o con la gestión del color, son los filtros polarizadores, no tengas miedo a usarlos.

15. Practica la fotografía de larga exposición

Si aún no has experimentado con la larga exposición, te recomiendo que pruebes en la playa y que practiques el efecto sedoso en el mar, ¡no te arrepentirás! Eso sí, imprescindible un trípode y hacerlo cuando no haya casi luz.

Es el momento de practicar la larga exposición

Es el momento de practicar la larga exposición

16. No te olvides del blanco y negro

No vamos a negar que uno de los mayores atractivos de la playa es el azul del mar. Eso no significa que haya momentos o instantáneas que no puedan vestirse de blanco y negro.

El blanco y negro también puede ser un buen aliado

El blanco y negro también puede ser un buen aliado

Mar, larga exposición y blanco y negro, una combinación ganadora

Mar, larga exposición y blanco y negro, una combinación ganadora

17. Protege tu cámara

Si quieres una excusa para cambiar de cámara y piensas tirar la tuya a la basura, lo mejor que puedes hacer es dejarla sobre la arena o dejar que ésta entre. Si no es tu caso, cuídala. Protegerla no es dejarla en casa, es procurar que no se caiga usando la correa, no dejarla sobre la arena (nunca, en ningún caso) y guardarla en su funda cuando no la estés usando. Este consejo no te servirá para hacer fotos hoy pero debes seguirlo si quieres volver a disparar mañana 😉

Podría seguir diciéndote que aproveches para capturar texturas en la arena, fotografiar cangrejos o caracolas con un macro, jugar con la perspectiva forzada, conseguir espectaculares paisajes al atardecer o amanecer, etcétera. Pero no, voy a parar aquí porque lo que pretendo no es tenerte todo el día leyendo, sino que aproveches tus vacaciones para divertirte con tu cámara. Con estos diecisiete consejos tienes material de sobra para colgarte la cámara al cuello e irte a la playa sin más demora que una pequeña pausa para compartir este artículo si es que te ha parecido interesante. ¡Muchas gracias y hasta la próxima!

25 Respuestas

  1. Matias

    ¡Hola muy lindo artículo! Me pueden dar algunos consejos para poder hacer una foto como la del Item 15. Ese efecto seda no se si se logro con la cámara o con la ayuda del Photoshop. Gracias.

    Responder
  2. Jesús

    Gracias gracias, gracias por este y por tantos artículos con los que aprendo yo y muchísimos aficionados como yo a la fotografía. Cada artículo que leo es cómo abrir una ventana de aire fresco para la inspiración y para el aprendizaje. ¡Sois la bomba! Gracias.

    Responder
  3. Mery

    ¡Buenas tardes compis! Primero felicitarles otra vez por el Blog, ya que nos ayuda a mucha gente. No sabía en qué artículo hacer esta pregunta pero la formulo aquí porque es el último que he leído. Bien, me acabo de hacer con un 35mm de nikon (1.8), en automático enfoca sin problemas, pero cuando lo hago en modo manual no me salen bien, y no sé si será problema mío que todavía no sé hacerlo o pude ser un fallo del objetivo.

    Responder
  4. Maria

    ¡Buenas noches! Gracias por toda la información que nos dan, me resulta de mucha utilidad. Soy una aficionada que estoy comenzando a trabajar con la fotografía realizando fotos en recitales. Tenia una cámara que murió y por el momento me están prestando una canon t4i. Ya ahorre lo suficiente para comprar una nueva cámara propia y estoy en dudas entre la canon t5i, nikon d5200 y nikon d5300, ¿cuál me convendría? Somos de viajar mucho así que ese seria el mayor uso, aunque si la fotografía de recitales da buenos frutos, también la utilizaría para eso. ¡Desde ya agradezco la ayuda!

    Responder
  5. Abril

    Super acertado este artículo, justamente salí a tomar fotos cuando el sol estaba a su más y como dicen, las sombras son demasiado marcadas y no conseguí efectos “padres”, lo intentaré de nuevo con sus consejos 😀

    Responder
    • Iaio Atamian

      ¡A intentarlo nuevamente Abril! Es lo hermoso de la fotografía ya que aunque las fotos duren un instante, siempre habrán miles más para intentar volver a conseguirlas. Saludos.

      Responder
  6. Javier

    ¡Magnífico! Me encanta la forma de explicar. He leído también el artículo de fotografía narrativa y más de lo mismo, genial.
    Muchas gracias.

    Responder
  7. FRANCO LOPEZ

    Te comento que pese a tener el iso, el diafragma y la velocidad adecuada en modo Manual, mis fotos salieron sobre expuestas; Pero según el histograma en modo manual la foto estaba bien enfocada. Al no poder determinar cual era las medidas exactas, no tuve mas remedio que seleccionar en Automático, tome los valores y recién pude realizar mis fotos.

    Responder
  8. Javier

    Hola Mario, ¿me podrías decir con qué cámara está hecha la fotografía de los niños jugando en la orilla? Es increíble. ¡Muchas gracias!

    Responder
    • Iaio Atamian

      Javier, en la parte inferior de la fotografía de la portada del artículo encontrarás los agradecimientos y enlaces a las fotografías en donde podrás consultar toda las información sobre las mismas. Saludos.

      Responder
    • Iaio Atamian

      Barbara, te diré que todas las cámaras son buenas para tomar fotografías pero quizás no lo sean para el uso específico que quieras darle. ¿Qué tienes en mente? ¿Fotografías casuales y de familia?

      Responder
      • Barbara

        ¡Gracias! Estoy buscando una cámara y lentes para fotos a surfistas y también para sesiones de pareja / familiares.
        Estoy pensando en una nikon d610.

        Gracias por responder.

      • Iaio Atamian

        Barbara, es una excelente cámara profesional que podrías complementarla perfectamente con el Nikon 100-500 para lograr un alcance excelente. Sino podrías ir por una D7100, D7200 o D7500 o la última D500 con el mismo objetivo y lograrás “acercarte” mucho más debido al factor de recorte. La d610 tiene un modo recorte o “crop” que también te permitirá trabajar como si tuvieras una cámara de sensor DX y por lo tanto, con mayor alcance. Saludos.

  9. Daniela

    Hola, ¿cómo proteger mi cámara de fotos en la playa? Soy de Argentina y aquí las playas son muy ventosas. Tengo una Canon EOS 600.

    Responder
    • Iaio Atamian

      Dani, la clave es mantener la cámara guardada si se levanta mucho viento y con una pipa de aire o pincel encima puedes quitarle la arena o el polvo fácilmente. Saludos.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.