flores en primavera

27 Consejos y trucos para fotografiar la primavera (Consigue imágenes espectaculares) [Actualizado]

¿Con ganas de fotografiar la primavera? Estás en el sitio adecuado. Hoy te traigo un montón de consejos y trucos para que consigas imágenes impresionantes. Antes, como intuyo que la fotografía de paisajes te interesa, quiero recomendarte que no te pierdas este artículo para fotografiar increíbles paisajes primaverales (y de cualquier otra estación).

Esta estación, con su luz y la explosión de vida y color, es todo un poema visual. Los días son más largos, la luz más brillante que en invierno pero más suave que en verano, los animales salen de sus escondites invernales, las flores inundan los campos y las ciudades, los árboles florecen y la gente parece más feliz. Después de un invierno frío y caracterizado por la pereza que nos da salir de debajo de la manta del sofá, es el tiempo ideal para desempolvar la cámara y salir a descubrir y retratar todo ese mundo de color.

Mi propósito hoy no es solo darte algunos consejos para que puedas obtener imágenes impresionantes como te he prometido, sino que al terminar de leer el artículo, tengas también unas ganas terribles de apagar el ordenador o el dispositivo en el que estés leyéndolo para salir corriendo a capturar la magia de la primavera con tu cámara.

(Psss, psss… que estés en el hemisferio contrario no es excusa para no salir a fotografiar, que el otoño también es muy fotogénico).

Al lío.

1. Equipo para fotografiar la primavera

Veamos qué necesitas para lograr espectaculares fotos primaverales.

El objetivo ideal para fotografiar la primavera

Para lograr las mejores imágenes no necesitas la mejor cámara del mundo. Es más importante elegir el objetivo adecuado. En este caso, los objetivos ideales son un macro para las flores e insectos o un angular para paisajes. Si estás empezando y tu kit es básico, con una lente estándar, no te preocupes, también podrás obtener fotos maravillosas.

A veces hablamos de lo ideal, pero no significa que sea imprescindible 😉 . Incluso con un 50mm podrás obtener maravillosas imágenes de plantas y flores utilizando aperturas muy amplias; y un teleobjetivo te ayudará a lograr desenfoques de infarto o capturar aves en vuelo y animales escurridizos. Lo importante es que aproveches el equipo que tengas.

Trípode

Un trípode te será de gran utilidad para largas exposiciones o macro, por ejemplo. Para flores y plantas también te puede servir un saquito de arena o arroz. Y si hablamos de fauna salvaje o aves con teleobjetivo, mejor un monopie.

Si estás pensando en comprar uno y no sabes qué trípode elegir, esta guía de compra que te hemos preparado te ayudará.

2. Iluminación para fotografiar la primavera

Utilizar una iluminación u otra dependerá del mensaje que desees transmitir. ¿Quieres imágenes que transmitan calma, ternura, dulzura, suavidad, etc.? Recurre a una luz difusa.

¿Buscas imágenes dramáticas, con fuerza, con colores muy brillantes? Necesitas luz dura.

Luz del atardecer en primavera
La luz es tu herramienta para hacer magia

Iluminación natural

He comentado al principio que la luz en esta estación es más brillante que en invierno y más suave que en verano, está más baja y además los días son más largos, lo que conlleva las condiciones ideales para aprovechar al máximo la luz natural, que ya sabemos que aporta una magia especial a las imágenes. 

No te pierdas los amaneceres y atardeceres porque pueden llegar a ser espectaculares, tanto por la luz como por el paisaje en sí. Contraluces, luz cálida y dorada, textura en los paisajes, son algunos de sus regalos. Y no solo eso, esta época es ideal para fotografiar insectos, y al amanecer es cuando es más fácil, pues están más inactivos que cuando avanza el día.

Mariposa con luz difusa
Durante el amanecer los insectos están más inactivos

Iluminación artificial

Yo soy más partidaria de la luz natural, pero si las condiciones no son las ideales, porque es mediodía, la luz es muy intensa y provoca sombras indeseadas, o está demasiado nublado y la luz no es suficiente para tus fotos macro, cuentas con el flash para mejorar tus instantáneas, bien el flash incorporado o el flash externo.

Te aconsejo que te lleves también reflectores. Si te vas a centrar en fotografía macro, no es necesario que carges con el pack de reflectores grandes, te servirá con una pequeña cartulina blanca o el interior de un tetrabrick.

3. Planificación para fotografiar la primavera

La primavera es algo traicionera, puede hacer un calor impresionante en las horas centrales del día y cuando comienza a irse la luz… bajan las temperaturas en picado. Tal vez debas pensar en un protector solar (que el sol pica, y mucho), en una chaquetita por si te duermes en los laureles fotografiando el atardecer y se te hace de noche, o incluso un impermeable… recuerda que «en abril, aguas mil». Tampoco estaría de más que te aprovisionaras de comida y bebida si vas a perderte en medio de la naturaleza… 😉

Puede que todo esto te parezca que nada tiene que ver con la fotografía, pero no es así. Tener que volverte a casa sin fotos por una mala planificación, tiene mucho que ver con fotografía.

Averigua el tiempo que va a hacer, enseguida veremos que no tienes por qué quedarte en casa si llueve, pero sí prepararte. Ten en cuenta horarios de salida y puesta de sol. Piensa qué tipo de fotos quieres hacer para preparar el equipo, etc.

4. Comienza por el paisaje

Toma primero algunas tomas generales de todo el paisaje, para ello utiliza una profundidad de campo grande, es decir, un número f grande, y elige algún elemento como protagonista de la imagen.

Recuerda que para profundizar en la fotografía de paisajes tienes la mega guía de la que te he hablado al inicio. No habrá paisaje que se te resista.

Ahora bien, si quieres unos consejos básicos o un resumen, aquí van.

  • Estudia cuál es el ángulo más adecuado para captar lo mejor de ese paisaje.
  • Introduce líneas para conducir la mirada hasta el centro de interés.
  • Busca simetrías en los lagos formados por el deshielo.
  • Utiliza las ramas de los árboles y la vegetación como marco natural.
  • Incluye elementos en distintos planos para crear profundidad.
  • Recurre a la hiperfocal.
Paisaje de primavera
Paisajes que constrastan

Paisajes irreales

Los fotógrafos de paisajes acaban en muchas ocasiones obsesionados con la fotografía perfecta, con la mejor profundidad de campo, la mayor nitidez, el mejor encuadre… En ocasiones, consiguen verdaderas maravillas, otras, tanta perfección parece que nos lleva a ver todas las imágenes, aunque perfectamente realizadas, parecidas.

Busca en la luz, en los distintos encuadres, en diferentes condiciones climatológicas y horas del día.

  • La niebla: La forma en la que difumina la luz, suaviza los colores y nos transporta a un mundo de misterio, es única para transmitir irrealidad en una imagen.
Paisaje de niebla
Niebla y misterio

En tu mano está hacer que queramos descubrir en tus imágenes pequeños seres perdidos entre esas luces sugerentes que se cuelan en medio de los troncos de un bosque mágico.

5. Acércate para fotografiar la primavera

Ahora acércate más. Observa a tu alrededor, seguro que tienes un montón de flores diferentes, de variadas formas y colores, empieza por la que más te guste utilizando, en este caso una profundidad de campo pequeña (número f/ lo más bajo posible), o lo que es lo mismo, una apertura de diafragma amplia para desenfocar el fondo.

Si tienes un macro podrás acercarte mucho más a los detalles, pero no es necesario. Un teleobjetivo también puede servirte para fotografiar flores con un gran desenfoque, o el un rey de los objetivos.

Un bokeh original

La grandeza de aprender técnicas nuevas es que estas puedes aplicarlas en los entornos más diversos. ¿Has pensado en hacer un bokeh de gotas de lluvia? ¿O de gotas de rocío a la luz anaranjada o rosada de un atardecer?

Flores amarillas con bokeh
Flores primaverales con bokeh

¿Quieres un truco? Coloca detrás de las flores, y donde reciba luz, un objeto brillante, una prenda con lentejuelas, por ejemplo, o un objeto con purpurina. Usa una apertura amplia y listo. ¡Tendrás un bokeh de infarto!

7. Agáchate

La primavera puede ser un momento ideal para practicar esas fotos a «vista de hormiga». Las mejores fotos de flores y plantas no se suelen tomar de pie a la altura de los ojos. Tírate al suelo o utiliza la pantalla articulada de tu cámara (si dispones de ella).

Cambia tu perspectiva a " vista de hormiga".
Cambia tu perspectiva a » vista de hormiga».

8. Fotografiar la primavera con la lluvia o el rocío

No solo por el bokeh del que te acabo de hablar, que también. Nos guste o no, la lluvia es una constante en primavera, por lo que la mayoría de veces no tenemos más remedio que unirnos al “enemigo” y sacarle provecho al mal tiempo, ya que de lo contrario, perderíamos numerosas ocasiones de obtener buenas imágenes. Estas son algunas ideas que puedes poner en práctica en días de lluvia.

  • A través de la ventana: No hace falta ni que salgas de casa, sólo hay que estar atento a las maravillosas escenas que unas gotas de lluvia deslizándose por la ventana puede depararnos.
  • Los reflejos en el pavimento: Luces, sombras, edificios, elementos naturales o artificiales, todo cabe en un reflejo 🙂 .
  • Gotas en la naturaleza y arcoíris tras la lluvia.
  • El contraste del gris de la escena y los colores chillones de un paraguas o unas botas de agua.
Fotografía de lluvia tras el cristal
El agua de lluvia es una constante en primavera 

Si quieres fotografiar las plantas y flores con el rocío pero no eres de madrugar demasiado y el clima tampoco te ayuda con el chispeo, no pasa nada. Hay un truco muy fácil para simular el rocío de las plantas, lleva en tu «mochila de supervivencia» una botella de spray rellena de agua, rocía las flores o tallos que más te gusten y… voilá!! Pero… cuidado, no rocíes sobre insectos, puedes perjudicarlos o provocar un cambio en su ciclo vital.

Tulipanes con rocío
Cómo fotografiar el rocío cuando no tienes roc´ío

9. Presta atención a los animales

No solo a los insectos, los animales tienen a sus crías y ¡salen de su escondite! Pájaros, insectos y cualquier otro animalito que te encuentres puede ser un buen protagonista de tus fotos primaverales.

¿Ha llegado ya la primavera?
¿Ha llegado ya la primavera?

Si lo tuyo es la fotografía de animales, recurre a un teleobjetivo para los más escurridizos y para las aves, o a un macro para los más minúsculos.

10. Fotografiar la primavera con macro

Ya que hablamos de macro, aunque lo he mencionado varias veces a lo largo del artículo, merece un apartado especial.

Tras pasar el invierno practicando entre las cálidas paredes de tu casa, llega el momento de demostrar lo que vales allí fuera 😉 . Si te gusta la macro fotografía, la primavera es la estación del año que te lo pone más fácil y te lo hace más agradable.

Ni debes desentumecer tus dedos congelados al final del día, ni hacer frente a insolaciones agudas. En primavera encontrarás una potencial fotografía macro en cada esquina: flores, animalillos en actividad frenética, gotas de agua… Todos los grandes protagonistas de la fotografía macro a un palmo de tu objetivo.

Hormiga macro
Amantes del macro, ¡salid allí afuera!

11. Cuida la composición

La escena, sea de un paisaje, una planta, un animal o una escena callejera primaveral puede ser espectacular, pero si no pones un poco de mimo en la composición, la foto tendrá cero interés. De nada te servirá que lo que tengas delante sea impresionante.

En nuestra mega guía de composición encontrarás todos los consejos y trucos para cualquier tipo de imagen.

12. Retratos

En primavera parece que todo lo tienes de cara para conseguir increíbles retratos.

  • La intensidad o dureza de la luz te aporta colores y tonos más vivos que en invierno, pero no tan intensos como en verano, donde controlar la luz es todo un reto.
  • Amanece más tarde, por lo que para aprovechar las mejores horas de luz no tienes que levantarte a horas tan intempestivas (ni tú ni tu modelo).
  • Los fondos son un regalo de la naturaleza que ningún estudio conseguirá igualar.
  • Apetece más salir a pasear que en invierno y la temperatura te permite estar más tiempo en el exterior de forma agradable, por lo que puedes hacer tus sesiones más largas e inspiradoras.
Retrato de bebé en campo de flores.
Marta ha aprovechado este maravilloso escenario para una de sus imágenes tan frescas y llenas de ternura.

13. Juega a desenfocar

Prueba con la fotografía abstracta. Puedes aprovechar los colores y formas de la primavera para conseguir una imagen abstracta.

Si siempre quisiste pintar cuadros impresionistas, puedes empezar a hacerlo en primavera. Sólo necesitas colores sugerentes, un diafragma bien abierto y luz. También tienes la opción de recurrir al movimiento. No todo es enfoque o nitidez. Deja volar tu imaginación.

Color abstracto
Creatividad al poder

14. Agua, deshielo y mucho más

En esta época de primavera:

  • Las mareas se han tranquilizado y puedes encontrar cerca de la costa rocas repletas de musgo verde. También las encontrarás en los ríos.
  • La nieve ha empezado a derretirse en forma de lentas, pero implacables, gotas de agua.
  • Brotes verdes asoman tímidamente entre unas hojas secas caídas en invierno.
  • Nacimientos, animales adultos alimentando a sus crías, polluelos persiguiendo a su madre por un río… En primavera todo nace o revive.
Pétalos de flores asomando a través del hielo en primavera
Captura imágenes sorprendentes del deshielo. La naturaleza se abre paso.

15. Árboles

Las flores no sólo están en la tierra. Los árboles están floreciendo, las ramas están cuajadas de brotes y flores. ¿Vas a perder esta oportunidad?

Ramas de árboles en flor
Los árboles explosionan de flores

16. Que no puedas ir al campo no es excusa para fotografiar la primavera…

No hace falta que te vayas de excursión al campo si eres más bien urbanita, porque la primavera también se puede fotografiar en las ciudades.

Ciudad en primavera con árboles en flor
También es primavera en la ciudad

17. El cielo como protagonista

Las posibilidades que nos ofrece el cielo especialmente en primavera son infinitas, por lo que muchas veces podrás hacerlo protagonista único de tus imágenes por la belleza y espectacularidad del mismo. Se te presentarán múltiples escenarios:

  • Cielos despejados de un azul intenso.
  • Cielos de un azul intenso decorados con frondosas nubes de formas espectaculares y de un blanco radiante.
  • Cielos de tormenta, de oscuras nubes amenazadoras y de luces imposibles sobre el paisaje. Ojo con las tormentas y los paisajes por el bosque.
  • Cielos encapotados o nubosos que tiñen las imágenes de un tono grisáceo-azulado, a menudo muy interesante, que puedes usar, por ejemplo ,para contrastar colores vivos con la monotonía cromática del cielo gris.

Recuerda leyes como las del horizonte a la hora de planificar tus composiciones con el cielo como protagonista. Si quieres que éste realmente lo sea, deberás otorgarle aproximadamente 2/3 del encuadre al cielo y 1/3 al suelo.

La regla de los tercios también puede ayudarte a colocar los elementos de forma que estos adquieran mayor interés y protagonismo.

Más consejos y recursos para fotografiar el cielo aquí.

18. Doble exposición

No me cansaré de proponer la doble exposición, como mínimo, por tres motivos:

  1. Es muy fácil de utilizar.
  2. Los resultados son asombrosos.
  3. Dispara la imaginación y la inspiración.

Y uno extra para fotografiar la primavera: Los fondos que puedes utilizar como segunda imagen son infinitos y muy sugerentes para combinar con tu primera imagen.

Fotografía de doble exposición
Doble exposición con un toque primaveral

19. Time lapse

¿Qué te parecería poseer en forma de imágenes algo tan fascinante como el nacimiento de una flor? Quizá no te sea sencillo realizar este tipo de imágenes en el exterior (colocar la cámara exactamente en el mismo lugar, con la misma luz, etc.) pero puedes hacerlo en cualquier rincón de tu casa. Sólo necesitas una planta con alguna florecilla a punto de nacer, un trípode, entusiasmo y paciencia.

Ah, si no sabes cómo empezar, écharle un vistazo a este artículo donde te explicamos cómo hacer un time-lapse.

20. Movimiento

Olvídate de imágenes estáticas a la hora de fotografiar la primavera, busca el movimiento del agua, su efecto sedoso o el vaivén de unas flores mecidas por el viento. El movimiento puede fotografiarse, igual que el viento o la luz.

  • Practica con la larga exposición.
  • Zooming en plena naturaleza. ¿Por qué no? Puedes conseguir efectos muy sugerentes sin necesidad de centrarlo en una figura humana.

21. Fotografía infrarroja

Puesto que a este tipo de fotografía le funciona muy bien el contraste de un cielo azul con una frondosa vegetación verde, es probable que en primavera encuentres grandes escenarios para practicar este tipo de imagénes.

Fotografía infrarroja en primavera
Momento ideal para realizar fotografías infrarrojas

Para ello necesitarás un trípode, una cámara réflex que te permita enfocar y trabajar en manual, un disparador remoto y un filtro infrarrojo.

Ah, y por supuesto, echarle un vistazo a este artículo donde explicamos cómo obtener la imagen infrarroja paso a paso 😉.

22. Juega con luces “prohibidas”

¿Eres de esas personas que temen a los flares y siempre lleva consigo el parasol allá dónde vaya, llueva, nieve o haga un sol radiante? Bien hecho, aunque por una vez, prueba a olvidarte de él y juega con los efectos que una luz primaveral que se cuela por tu objetivopuede aportarte en tus imágenes primaverales.

Muchas veces la calidez de estos flares puede provocar que tu “imperfecta” imagen se convierta en algo mucho más interesante que aquellas que rozan la perfección. Recuerda que una imagen no sólo habla de técnica, sino que también debería hacerlo de sentimiento.

23. Monta tus propias composiciones primaverales

Una forma de que nada te detenga es aprovechar todo aquello que te rodea. La primavera está en todo, incluso en lo que comemos o en lo que vemos a través de la ventana.

Una tela de picnic, una cesta de mimbre, unas cuantas frutas de temporada, una buena luz y practicar con la composición puede ser una forma tan buena como cualquier otra de expresar la primavera (o un bonito jarrón lleno de flores, o una abeja zumbando en las flores de tu terraza).

24. A la caza de colores impresionantes

Hay pocas oportunidades al año en la que la naturaleza regale tanto color a nuestros (ya aburridos del gris invierno) ojos.

Recuerda buscar colores complementarios que te ayuden a contrastarlos entre ellos dándoles mas fuerza. Una margarita naranja contra un cielo azul, o una mariquita encima de una hoja verde.

25. Fotografiar la primavera en blanco y negro

He resaltado mucho el color de la primavera y ahora llego con el blanco y negro, pensarás que no me aclaro, ¿verdad? No te preocupes, es normal que lo pienses, pero tengo mis razones. La variedad de flores y plantas te ofrece una oportunidad única para lograr imágenes de una belleza tan sutil y sublime como esta.

La belleza del blanco y negro.
La belleza del blanco y negro

¿Que no sabes cómo fotografiar en monocromo? Eso es porque aún no te has leído nuestra mega guía de fotografía en blanco y negro.

26. Sé respetuoso con la naturaleza

Aunque no sea un consejo fotográfico propiamente dicho, no me cansaré de repetirlo cada vez que hablemos de fotografía en la naturaleza. Respeta las flores, los animales y todo lo que encuentres, recuerda que ése es su hábitat y que tú estás de visita, procura que no se note tu paso por el lugar y que la única pista quede en tu tarjeta de memoria.

Si no lo haces por la naturaleza, al menos hazlo por ti, para que en el futuro puedas seguir fotografiándola.

27. ¡Reacciona para fotografiar la primavera!

Si quieres imágenes diferentes, muchas veces tienes que partir precisamente de aquello que es inusual, que está fuera de lugar: un punto de vista atrevido, un encuadre rompedor, una imagen fuera de foco, unas siluetas sugerentes a lo lejos. Inspirarte está bien, y es positivo, pero la clave está, como siempre, en la práctica, que es la única forma de encontrarte a ti mismo como fotógrafo, de saber el momento en el que romper una regla, seguirla, atreverte o ceñirte a lo establecido.

En primavera tendrás millones de oportunidades para practicar este arte y aplicar todas las técnicas que, a buen seguro si sigues este blog, has aprendido ya. Así que prepárate para una de las más maravillosas épocas del año, desentumece los músculos, ponte en modo deshielo on y sal a pasear cámara en mano, porque las oportunidades que te esperan son infinitas.

¿He conseguido mi propósito de levantarte del sillón y que vayas a buscar tu cámara para fotografiar la primavera? Necesito que reacciones, que cada vez que leas un tutorial o una serie de consejos que te interesen los practiques. Así, me haces tremendamente feliz y haces que el trabajo de escribir cada semana merezca la pena.

Recuerda que si compartes este artículo en tu red social favorita, animaremos a tus amigos a disfrutar de la primavera ¡cámara en mano! Gracias por todo. Feliz Primavera.

eBook Naturaleza