Esta noche es Halloween y, te guste más o menos, las calles se llenan de oportunidades fotográficas. Tal vez seas de los que la disfrutan y la viven al máximo, o tal vez sean tus hijos, o puede que simplemente te emociones con cualquier oportunidad para salir con tu cámara. Por eso, sea cual sea tu caso, hoy te voy a dejar algunos consejos para que aproveches y le saques partido a la situación. Una forma de practicar, de disfrutar y de llevarte a casa imágenes coloridas, tétricas, diferentes o, por qué no, retratos nocturnos. ¡Vamos a ello!

Dominar la Luz

Qué fácil dicho así, ¿verdad? Probablemente este sea tu principal problema. Lo sé. Por eso lo pongo el primero. Vamos a ver qué puedes hacer.

Aprovechar la luz del día

Por mucho que Halloween sea una fiesta nocturna por excelencia, durante el día ya empieza a haber movimiento, niños disfrazados en la escuela, pasando de casa en casa, concursos, calles adornadas, escaparates, puertas de las casas… Aprovecha mientras haya luz para capturar todos estos detalles y momentos.

La noche no tiene la exclusiva ;)

La noche no tiene la exclusiva 😉

Luz de velas

Velas encontrarás por muchos lugares, fuera o dentro de calabazas. Esta luz es muy sugerente y atractiva, además de ofrecerte la posibilidad de iluminar aquello que quieras fotografiar en mitad de la noche o de una habitación a oscuras. Lo más importante, ajustar el balance de blancos, medición puntual y que el sujeto esté lo más cerca posible de la vela (sin quemarse, claro 😉 ). Cuidado con los niños…

A la luz de las velas

Busca la luz

Si estás por la calle y quieres capturar las escenas callejeras, aprovecha la luz de las farolas para iluminar a tus sujetos, también la de los escaparates o incluso la luz de los coches al pasar. La luz será tu mejor aliada, búscala, espera cerca de ella o mueve a tus sujetos hasta ella.

Flash

Hablando de luz, lo sé, es muy tentador utilizar el flash. E inevitable si disparas en modo automático. Pero si quieres mejorar tus resultados, tira de flash externo si lo tienes y lo sabes manejar. Si no es el caso, preferible disparar sin flash. De lo contrario tendrás fotos muy (o demasiado) iluminadas en primer plano y todo el fondo negro.

No obstante, puedes utilizarlo como recurso en fotos puntuales, para transmitir esa sensación tétrica que pueden llegar a lograr los flashes incorporados. Desde luego, creo que Halloween es de las pocas ocasiones en las que puedes tirar (creativamente) del flash incorporado de tu cámara. Pero no para recurrir a él todo el tiempo y para todo tipo de fotos.

Mejor sin flash

Decoración y detalles

Lo he mencionado ya, la gente pone mucho interés en la decoración de Halloween. Aprovecha para capturar todos esos detalles, bien en conjunto o bien centrándote en pequeñas partes, jugando con la apertura, la composición, etc.

Detalles decorativos

Niños

Los niños son unos grandes protagonistas en esta fiesta. La ilusión les mueve, la emoción les embarga tanto como el azúcar de los caramelos. Hay una parte tierna y dulce en toda esta fiesta. Más allá de lo tétrico, del miedo y demás, no olvides capturar esa parte más cándida e inocente de Halloween.

Halloween y los niños

¿Terror o ternura?

Lugares abandonados

Tal vez lo tuyo no sea recorrerte las calles detrás de los niños ni capturar los detalles o la decoración. Y, sin embargo, te encante Halloween y lo que le rodea. Te dejo una idea, hazte con uno o varios amigos que tengan más o menos tus gustos y les apetezca una sesión fotográfica. Buscad un lugar abandonado, llevad unos disfraces y jugad. Divertíos con la fotografía. Probad con el lightpainting, con el retrato, el autorretrato o lo que os apetezca. Tenéis el tema, la inspiración, el resto lo ponéis vosotros ;).

Bichos y macro

¿Qué tal se te da la fotografía macro? ¿La has probado alguna vez? ¿Te gustan los bichos, los insectos…? Hoy puede ser un buen día para recrearte en ellos, por ejemplo, en las arañas con sus telas de araña tan propias de esta noche. ¿Y si aprovechas para iniciarte en esta fantástica disciplina en la que puedes lograr magnificar cualquier cosa pequeñita? Aquí tienes algunos consejos para iniciarte con el macro.

¿A que da un poquito de miedo?

Gastronomía

Es inevitable asociar fiesta a comida. Dulces, pasteles, galletas, recetas con calabaza y mucho más se cuece en las casas. Si te gusta la fotografía gastronómica es un momento ideal para practicarla y lograr fotografías muy coloridas y atractivas. Si sigues estos consejos o estos otros para postres, conseguirás tanto éxito con la foto como con la receta ;).

Gastronomía en Halloween

Abriendo apetito 😀

Clave baja

La escasez de luz puede ser una excelente oportunidad para provocar un impacto emocional en el público utilizando la técnica en clave baja.

Miedo

No te olvides del tema central. El miedo, la muerte, el misterio… Una oportunidad para capturar fotos terroríficas. Para ello, además de dejar volar tu imaginación, ayúdate de estos consejos para añadir misterio. O también puedes inspirarte con estas imágenes. Dejarás a tu público con la boca abierta.

Noche terrorífica

Ambiente y edición

Procura captar el ambiente, la atmósfera que se crea en las casas, en los barrios e incluso en zonas comerciales.  Captura más allá de un disfraz, una careta o una calabaza. Para ello, juega con la edición con el objetivo de transmitir aquello que estás viviendo. Intenta trasladar al público hasta ese momento, a ese mismo lugar. Viñeteados, zonas oscurecidas, bajo contraste, tonalidades frías, etc., serán tus aliados a la hora de editar.

Ambiente y edición

Capturar el ambiente

Blanco y negro

Un buen momento para fotografiar en blanco y negro y darle a tus fotos ese toque de misterio. Eso sí, piensa antes si la foto que vas a hacer quedará bien en escala de grises. No todas las fotos lo admiten. Pero si lo tienes claro… ¡adelante!

Ajustes

Aunque te he adelantado algo ya, y a pesar de no existir una receta infalible pues las situaciones pueden ser muy variadas, aquí tienes a modo de resumen algunas sugerencias:

  • Dispara en Modo Manual siempre que te sea posible. Si no, en Prioridad a la Apertura o Prioridad a la Velocidad.
  • Con niños tendrás que utilizar una velocidad de obturación más bien rápida para poder pillarlos nítidos (se mueven mucho 😉 ).
  • No temas subir el valor ISO, sin abusar, por supuesto, pero valora si el ruido que te puede aparecer merece la pena frente a capturar ese instante. Tal vez un paisaje lo quieras nítido al 100%, pero la primera vez que tu hijo sale a por caramelos preferirás capturarla con algo de ruido que perdértela por no tener suficiente luz.
  • Medición puntual cuando trabajes con luces tipo velas, bengalas, etc.
  • Desactiva el flash, salvo que quieras lograr algún efecto concreto.
  • Utiliza aperturas amplias para capturar los detalles, cerradas para el ambiente general.
  • Si vas a fotografiar a un grupo de gente (niños o mayores), utiliza aperturas medias, porque raramente estarán todos en el mismo plano y con aperturas amplias (números f/ grandes), saldrían unos enfocados y otros desenfocados.
Foto de grupo

Todos en foco con aperturas medias

Para terminar, te dejo con algunos artículos que te pueden ayudar o inspirar:

¿Con ganas de salir a darlo todo? Tu cámara te espera, pero antes, déjame que te pida un favor. Comparte este artículo en tu red social favorita y deja un “Me gusta”. De esta forma sabremos que este es el tipo de contenido que te interesa y podrá llegar a más gente deseosa de sacar la cámara de paseo ;). Gracias y… ¡Feliz Halloween!

eBook Lightbook

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.