Cielo estrellado con Vía Láctea

16 Formas Diferentes de Fotografiar el Cielo (Aquí Tienes Un Chute de Inspiración)

Si existe algo que refleje una gama de colores y tonalidades infinita, ese es el cielo. No hay dos cielos iguales, no hay dos atardeceres iguales, ni dos amaneceres, y aunque el cielo esté de un azul intenso parecido al de ayer, las nubes no serán las mismas. No hay nada tan cambiante, tan versátil ni tan prólífico en colores como él, es un sueño de paleta cromática para cualquier artista. Y, por si fuera poco, nos deja de vez en cuando ese regalo tan maravilloso como es el arco iris, se inunda de estrellas o nos hipnotiza con la aurora boreal. El cielo es como una vasta pantalla de cine en la que van ocurriendo fenómenos, uno detrás de otro.

Los espectáculos que ofrece el cielo son tan únicos, tan increíbles que más de una vez habrás querido retratarlo, lo que pasa es que luego, al ver la foto, te das cuenta que es tan parecida a otras fotos que tienes del cielo… ¿Puede ser? Pues bien, ese pequeño inconveniente es más que salvable, si te quedas leyendo te mostraré unas cuantas formas distintas de fotografiar el cielo. ¿Te quedas? Genial, estoy segura de que además de aprender vas a disfrutar con las espectaculares imágenes de ejemplo.

Con el sol como protagonista

Un sol muy redondito y grande en una fotografía es realmente atractivo. El sol no se deja ver por el daño que nos hace a los ojos cuando lo miramos fijamente, por esa razón, poder verlo con detenimiento, tranquilamente y disfrutar de él, es un regalo para nuestros ojos. Si quieres saber cómo fotografiar el sol, no dejes de leer el artículo «Cómo fotografiar el sol, consejos y trucos» y para motivarte, aquí tienes 25 espectaculares ejemplos.

Ana Guzzo
Ana Guzzo

Con tormenta

El sol no siempre luce radiante en el cielo, a veces la tormenta acecha, pero estos días de tormenta son una gran oportunidad para salir a tomar fotografias. La rabia de la naturaleza se concentra en el cielo en forma de nubes grises, densas, amenazantes… que borran el azul pacífico de un plumazo contrastando con el resto del paisaje.

El contraste de la tormenta
El contraste de la tormenta

Con rayos

El rayo cuando cae, lo hace a tal velocidad que apenas tenemos un instante para apreciarlo. Por eso retratarlo es todo un logro y un esfuerzo recompensado, pues los resultados suelen ser espectaculares. Una tormenta eléctrica es un momento ideal para sacar tu cámara de la funda y ponerte a practicar. No te frustres si no te sale a la primera, porque lo más probable es que no lo logres ni a la primera ni a la segunda. Requiere paciencia, disparar muchas veces, estar atento al momento justo y no quedarse embelesado mirando el rayo, ¡debes reaccionar para disparar! 😉  Estos doce pasos te guiarán para que puedas lograrlo.

Rayos
Rayos

Aquí tienes otro ejemplo espectacular de rayos. Observa cómo gana la imagen al incluir el monumento y los árboles en el encuadre.

Tormenta eléctrica de Juanedc
Tormenta eléctrica de Juanedc

Con el arco iris

Después de la tormenta siempre llega la calma, eso dice el refrán. Y, además, con esa calma llega el esperado y alegre arco iris, un fenómeno de lo más fotogénico, por sus colores, por la forma (líneas curvas que conducen la mirada), por el contraste… Te encanta el arco iris… ¡y lo sabes!

Arco iris de Christos Tsoumplekas
Arco iris de Christos Tsoumplekas

O con doble arcoiris

Y si un cielo con arcoiris es atractivo, con dos ¡¡es doblemente atractivo!!

Doble arcoiris
Doble arcoiris

Como un mar de algodones

A veces el cielo se viste de un azul intenso, brillante, profundo, como si del cielo de unos dibujos animados se tratara, y además se adorna de nubes de algodón, blanquitas, con formas bien definidas, abundantes pero no tanto como para eclipsar el predominante azul. Es en esos momentos en los que puedes buscar para el tercio inferior de la imagen algo que provoque un gran contraste y que haga resaltar el azul bañado por las formas blancas. Aquí tienes un ejemplo, también podrías utilizar un campo de trigo bien dorado, un valle cubierto de verde «césped», un campo de amapolas…

Un mar de algodones
Un mar de algodones

Desde el aire

Si alguna vez tienes la oportunidad de fotografiar el cielo desde el aire, comprobarás que desde ese punto, las nubes son como algodones gigantes flotando sobre un infinito mar y que el resultado es una imagen que transmite una inmensa paz y serenidad.

Algodones desde el aire
Algodones desde el aire

Reflejado

Seguro que has visto infinidad de fotografías de una persona mirándose al espejo… ¿a que sí? ¿Y sabías que el cielo también lo puede hacer? En los lagos, mares, ríos, o incluso charcos grandecitos, el cielo se refleja como si estuviera contemplándose en un espejo, captura esa instantánea y tendrás un doble cielo.

Mirándose al espejo
Mirándose al espejo

 

Al amanecer

Muchas veces he comentado en el blog que el amanecer y el atardecer son los momentos preferidos por los fotógrafos a la hora de disparar. La luz que ofrecen tanto uno como otro es espectacular, pero si hablamos de fotografiar el cielo, estos momentos son imprescindibles. Capturar el sol asomándose a un cielo al que va iluminando y cambiando su color segundo a segundo es una tarea realmente hermosa.

Amanecer
Amanecer

Al atardecer

Cuando el sol comienza a caer tras el horizonte, el cielo se convierte en todo un espectáculo de colores que danzan como preludio del baile de estrellas que está a punto de comenzar. Mientas no se cierre el telón de la oscuridad, aprovecha para disparar siguiendo estos consejos para fotografiar unos amaneceres y atardeceres espectaculares.

Atardecer
Atardecer

Con luna

Cuando cae la noche, nuestro satélite se instala en el firmamento para hacer las noches más mágicas y para regalarle al cielo un motivo por el que ser fotografiado. Llena, creciente, menguante o nueva, la luna es un maravilloso complemento en el cielo nocturno que puedes inmortalizar siguiendo estos trece simples pasos.

El cielo hipnotizado por la luna
El cielo hipnotizado por la luna

Estrellado

Y si la luna no se deja ver porque aún no ha salido o porque está en su fase más ausente (luna nueva 😉 ), puedes aprovechar para fotografiar el cielo estrellado y lograr una imagen tan espectacular como esta. Si no sabes cómo hacerlo, aquí lo tienes explicado paso a paso.

Baile de estrellas
Baile de estrellas

Puedes capturar un cielo estrellado como en la imagen anterior, en la que las estrellas aparecen como puntitos, tal y como las ves tú normalmente, o puedes capturar el movimiento de la tierra a través de ellas, logrando que parezcan líneas curvas, esto son los rastros de estrellas y se consigue con largas exposiciones.

Rastros de estrellas
Rastros de estrellas

Con la Vía Láctea

Si a tu cielo estrellado le incluyes la Vía Láctea, tu foto será realmente espectacular. Si no me crees, observa la siguiente imagen. Seguro que en cuanto la veas ¡querrás salir a retratarla!

Cielo estrellado con Vía Láctea
Cielo estrellado con Vía Láctea

Con Aurora Boreal

Si hay algo mágico de verdad en el cielo, es la Aurora Boreal. Eso sí que es algo espectacular, increíble y grandioso. No es fácil verla, pero si tienes la posibilidad de viajar a alguno de los lugares en los que se puede contemplar, ¡¡¡no puedes volverte sin retratarla!!!

Aurora boreal
Aurora boreal

 «Eclipsado»

No es un fenómeno que ocurra todos los días, pero sí que es una forma más de fotografías del cielo, y no simplemente una más, un eclipse es realmente atractivo, sea de sol o de luna. ¡Presta atención a cuando será el próximo! 😉

Eclipse
Eclipse

En blanco y negro

Aunque te he hablado varias veces a lo largo del artículo de los colores que el cielo te ofrece, no puedes olvidarte del blanco y negro. Fotografiar un cielo en blanco y negro puede resultar realmente dramático. Para ello necesitas incluir algo más en el encuadre y sobre todo que haya muchas nubes. Como te puedes imaginar, un cielo totalmente azul, sin ninguna nube, no tendría ningún interés si le anulas el color.

Cielo en blanco y negro
Cielo en blanco y negro

Hay quien colecciona postales, otros atesoran cromos, dedales, abanicos, mecheros o un sinfín de objetos. Yo te propongo una colección de cielos. Hoy te he dado dieciséis maneras de fotografiarlo, ahora te toca a ti ponerlas en práctica y lograr una gran cantidad de cielos distintos. Te servirá como aprendizaje, pero también para contemplar el cielo, relajarte, disfrutar de atardeceres o del firmamento cuajado de estrellas esperando a que les pidas un deseo. Es uno de los pequeños placeres de la vida que a veces olvidamos atrapados en las prisas de la rutina diaria.

Si te ha gustado este artículo te agradecería enormemente que lo demostraras regalándole un «Me gusta» o compartiéndolo en Facebook, Twitter o Google +. Contagiemos juntos las ganas por contemplar el cielo y coleccionar sus mejores momentos. ¡Gracias y hasta la próxima!

 

Fotografía de Paisajes