Fotografía cortesía de davide bajo licencia Creative Commons

Iniciación Básica en el Uso de Cámaras Réflex

Muchos han invertido un dinero importante (400-900 euros) en una buena cámara réflex a la que están dando un uso totalmente automático, como si de una cámara digital compacta se tratara. Esto pasa porque al principio queremos comprar una cámara de fotos buena y nos decantamos por una réflex, pero una vez la tenemos entre manos nos da un poco de respeto, tanto botón, tantas siglas y tanta terminología técnica. Así que decidimos usarla en modo automático los primeros días con intención de más adelante empezar a darle un uso manual más experimentado, pero muchos no llegan a ver ese momento NUNCA. Se acomodan a echar fotos en modo automático y punto.

Si te sientes identificado con el párrafo anterior sigue leyendo el resto del artículo. Hoy vamos a deshacernos de ese miedo a nuestra cámara réflex. Veréis lo fácil que es utilizarla en modo manual o semimanual una vez hemos entendido su funcionamiento. Voy a intentar hacer este artículo lo menos técnico posible, ya que mi intención es simplificarlo para que todos podamos darle a nuestra cámara réflex el uso que se merece.

Tu primera cámara de fotos réflex

Si estás empezando en esto de la fotografía réflex es importante que la cámara de fotos sea de una gama fabricada especialmente para principiantes. No por ello las fotos van a ser de menor calidad, te extrañarías del gran poder que tienen. Todo lo contrario, precisamente el que esté hecha para principiantes facilita la tarea. Podéis echarle un vistazo a este enlace donde os recomiendo algunas de las cámaras de fotos réflex para principiantes más económicas.

En qué consiste tu cámara réflex

El primer paso para perderle el miedo a una cámara réflex es saber de qué está hecha. A diferencia de las cámaras compactas digitales, las réflex tienen básicamente dos partes: cuerpo y objetivo. El cuerpo es la cámara en sí, con todos sus componentes excepto el objetivo o lente que va separado y que es intercambiable.

Existe una variedad ilimitada de tipos de objetivos para las cámaras réflex. Si en el momento de comprar tu cámara réflex ésta te ha venido con un objetivo ya incluido seguramente éste será de 18-55mm. Hay más variedades pero el más expandido es ése.
Te invito a visitar el siguiente enlace si quieres informarte más sobre objetivos de cámaras réflex, te disipará cualquier duda que tengas al respecto de los objetivos.

Modos disponibles en una cámara

Modos/Dial Cámara Réflex
Modos/Dial de una Cámara Réflex

Nada más encender nuestra cámara de fotos y para poder hacer una foto necesitamos seleccionar un modo. Generalmente las cámaras réflex vienen equipadas con un dial (como el que se ve en la imagen) que pemite seleccionar el modo que queremos usar. La mayoría de las cámaras fotográficas réflex, por no decir todas, ofrecen los siguientes modos:

  • 1- Modo automático: Para apuntar con la cámara y disparar, sin mayores complicaciones.
  • 2- Modos predefinidos: Son modos programados especialmente para ocasiones concretas, por ejemplo para retratos, paisajes, deportes, etc. Suelen representarse con un simbolito de montaña para paisaje, corredor para deportes, persona para retrato, etc. Estos modos son más apropiados cada uno para su situación y dan mejor resultado que el modo automático genérico.
  • 3- Modos manuales y semimanuales: Son los modos que nos permiten un control absoluto sobre la cámara. Con los modos automáticos (1) y predefinidos (2) sólo podemos hacer fotos normales, generalmente buenas pero nada impresionante. Si queremos ir un poco más allá y conseguir una foto excelente, impresionante, original y sobresaliente necesitaríamos tomar el control de nuestra cámara y domarla para poder conducirla como nos venga en gana.

La diferencia entre los modos automáticos y los manuales es como dejar un avión funcionando con el piloto automático o pilotarlo de manera manual.

Para usar los modos manuales y semiautomáticos/semimanuales de la cámara es necesario entender primero algunos conceptos básicos muy simples pero que marcan una enorme diferencia a la hora de hacer una foto.

En los próximos artículos os explicaré estos conceptos básicos (muy simples insisto) y a continuación pasaremos a explicar los modos semimanuales y cómo controlarlos. Os daré igualmente algunos trucos muy fáciles de aplicar con los que obtendréis siempre fotografías sobresalientes que impresionarán a vuestros amigos.

Actualización: Ya hemos publicado el siguiente capítulo de esta serie de iniciación básica en el uso de cámaras réflex, esta vez: sobre los modos manuales y semimanuales. Échale un vistazo.

Fundador
  1. Buenas tardes (aquí en México). Mario, te felicito por lo útiles consejos que nos das a los que iniciamos en la fotografía. Acabo de comprar una Nikon D5300 y ya leí el manual, y no encontré un botón para ajustar el zoom de 18-55 mm AF-S, la pregunta es: ¿estos zoom en este tipo de cámara son manuales, y sólo el enfoque es automático?
    Saludos y gracias de antemano.

  2. Para comenzar hay que leer el manual, es una especie de libro miniatura que viene en el interior de la caja con la cámara. Si pensaron que era un posa vaso o cumplía la función de proteger la cámara de impactos al ser trasladada están equivocados.

  3. ¡Hola, Mario! ¿Cómo Va? Quería consultarle por cuál lente comprar para fotografías en eventos, como cumples de 15 o bodas. ¿Cuál me aconsejarías? Me dijeron de un 70-300. Pero estoy en duda. No se cuál comprar. Te agradecería tu ayuda. Muchas gracias.

    1. Natalía, el objetivo que mencionas no te lo recomendaría para eventos ya que te quedará muy largo y le costará mucho trabajar en situaciones de poca luz. Te recomiendo el Sigma 17-50 f/2.8 ya que es versátil y luminoso e ideal para fotografía grupos, retratos, y sociales. Saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *