27 Propósitos Fotográficos Para el Próximo Año (o Nuevo curso) [Actualizado]

Cada vez que empieza un nuevo año o un nuevo curso nos cargamos de propósitos, ¿verdad? Pues yo esta vez vengo con un montón de propósitos fotográficos para que empieces bien el año, el curso o tus próximos días. No necesitas excusas para ponerte a practicar fotografía, ¿verdad?

1. Estrenar proyecto fotográfico

Este es uno de mis favoritos por diversos motivos, primero porque nos obliga a practicar, segundo porque nos obliga a ser responsables, tercero porque nos motiva a mejorar, cuarto, porque nos permite ver nuestra propia evolución y aprender de nuestros errores. Casi nada, ¿no? 😉 .

Estos son los pasos para iniciar un proyecto fotográfico, pero procura evitar los errores típicos de los primeros proyectos fotográficos. Si necesitas inspiración, aquí tienes 13 ideas para tu próximo proyecto.

En lugar de un proyecto puede ser una serie de foto al día o una a la semana, lo importante es que tengas cierto compromiso y que no lo vayas dejando, algunas ideas:

  • Una foto al día
  • Una foto a la semana
  • De la A a la Z
Vista desde arriba de fotógrafo iniciando proyecto
Lánzate con un nuevo proyecto

2. Apuntarte a retos fotográficos

Ya sabes que aquí en el blog tenemos un Fotoreto, cada semana con una temática diferente, y siete días para preparar y salir a buscar tu mejor fotografía. Es una ocasión perfecta para practicar y aprender cosas nuevas, y para obligarte a cumplir tu serie fotográfica de una foto a la semana (ver punto anterior 😉 ).

No obstante, si te gustan los retos, por suerte no eres el único, y las redes sociales están llenas de ellos. Algunos tipo concursos, otros por el simple placer de participar y/o de ver tu imagen destacada por encima del resto.

sunrise-1634125_1280
Apúntate a retos fotográficos

3. Realizar un curso de fotografía

Personalmente admiro a los autodidactas, aquellos que se esfuerzan en aprender y mejorar por ellos mismos. Los amantes de la fotografía siempre tenemos que serlo un poco en algún momento, porque requiere mucha prueba-error y mucha práctica.

No obstante, también pienso que ser autodidacta en fotografía requiere invertir muchísimo tiempo y es muy solitario. Por todo ello, siempre recomiendo hacer un buen curso que te dé las bases técnicas o compositivas necesarias para arrancar de forma ágil y motivadora. Y no sólo hay cursos para principiantes, los hay de todos los niveles y temas y en todos los formatos: Online, presencial, etcétera.

Ah, si te interesa un curso online con todos los secretos de la fotografía Réflex, no dudes en echarle un vistazo al curso de Blog del Fotógrafo 🙂

dog-734689_1920
Realiza algún curso de fotografía

4. Probar algo nuevo

Seguro que te suena eso que ahora está tan de moda de salir de la zona de confort, ¿verdad?, bien, en fotografía cuanto más sepas mejor, no hay duda, cuanto más estimules tu aprendizaje, más recursos, más imaginación, más motivación y, en definitiva, mejores fotos 🙂

Así que ya sabes, dale una oportunidad a otros estilos, a otras técnicas. ¿Has probado con Street Photography?, ¿con macrofotografía?, ¿con fotografía de paisajes?, ¿con el retrato?, con el Lightpainting?, ¿con la fotografía de estrellas?, ¿con la luna y el sol?, y millones de temas más (muchos de ellos los tenemos en este blog 😉 ) que pueden ayudarte a mejorar y progresar como fotógrafo/a.

5. Imprimir tus imágenes favoritas

No me cansaré de decir que las fotografías están hechas para ser vistas. Y soy la primera que pospone el tema copias en papel por mil y una excusas, por mil y una faltas de tiempo, por pereza y un largo etcétera, pero lo cierto es que meter todo el trabajo, toda la ilusión, toda la historia y el recuerdo que hay detrás de cada una de las imágenes en el disco duro de turno, es lo peor que les puedes hacer.

Hay millones de soportes a tu alcance para dar luz a tus fotos: lienzos, fotolibros, posters o un simple marco. Lo importante es que las disfrutes, que para eso las hacemos, ¿no? 🙂 Nuestras imágenes no existen de verdad hasta que no se convierten en papel. Ahí es donde se hacen inmortales.

fotos impresas
Imprime tus fotos y te reenamorarás de ellas

6. Aprender a usar el modo manual

Este es un buen momento para proponértelo. Te aseguro que si supieras las bondades que puede aportarte el uso del modo manual no estarías esperando aún… 😉 El modo manual, lo creas o no, tiene todas las respuestas a esas preguntas que te has venido haciendo desde que te dejaste seducir por la fotografía.

Atrévete con el Modo Manual y descubre la magia

Cómo se puede congelar una gota, o dejar un rastro de movimiento, cómo podemos desenfocar el fondo, y casi todo lo que se te ocurra, puedes hacerlo en manual. Así que, si sólo tienes que escoger un propósito de la lista, te recomiendo que sea este.

7. Aprender a utilizar el flash externo de la cámara

Muchas veces acabamos aborreciendo el flash integrado de nuestra cámara (en general no por falta de razón), aborrecemos los ojos rojos, las zonas quemadas de la imagen, el fondo oscuro, las expresiones de quienes retratamos, y desechamos definitivamente el flash de nuestra vida.

Pero lo cierto es que el flash externo no tiene nada, nada que ver con el que viene incorporado a tu cámara. El flash externo es todo aquello que soñabas del flash antes de quedar profundamente decepcionado. El flash externo te devuelve la fe, ya verás, ¿te atreves con él? 😉

apple-1769553_1920
Aprende a utilizar el flash externo

8. Fotografiar en blanco y negro

No es obligatorio ni mucho menos, puede que te chifle o que no te diga nada, pero al margen de la estética y de lo que pueda llegar a transmitir a cada uno, lo cierto es que el blanco y negro no sólo es ausencia de color, es también un gran ayudante a la hora de aprender composición.

Puesto que al despojar las imágenes de la fuerza del color, éstas deben respaldarse muchísimo más en el resto de elementos, principalmente en cómo estos se reparten en el encuadre, o lo que también conocemos como composición.

microphone-1209816_1920
Dale una oportunidad al blanco y negro

9. Presentarte a un concurso

Sí, ¿por qué no?, ¿crees que no vas a ganar? pues si no lo intentas nunca lo sabrás. Piensa que nunca se es lo suficientemente bueno, que siempre hay alguien mejor que tú y mejor que aquél que crees que es mejor que tú. Pero esa es la magia de la fotografía. Siempre, siempre hay margen de mejora, eso no implica que por una vez y por una foto, no puedas ser tú el mejor o el segundo mejor o el tercero mejor o el accésit mejor 😉 .

Por otro lado, los concursos de fotografía no sólo sirven para ganar premios, que también ;), sino para desarrollar al máximo la creatividad, para intentar mejorar la técnica, la composición, etcétera. Suponen un ejercicio para dar lo mejor de nosotros mismos.

10. Compartir tus imágenes

La fotografía está hecha para ser vista, así que comparte tus imágenes, puedes hacerlo en alguna red social o crear tu propia galería de fotos online. La moraleja es que no te guardes tus bonitas imágenes sólo para ti 🙂 , los fotógrafos somos una comunidad entusiasta a la que nos encanta compartir y aprender de los demás. Si las redes sociales no te entusiasman y quieres empezar a labrarte un futuro profesional o simplemente quieres exponer tus fotos pero sin tener que ceder tus derechos de imagen, prueba a montar tu propia galería de fotos online. Mario te lo explicó muy bien en este artículo.

11. Ordenar todas tus fotos

Qué pereza, ¿eh? 😉 pero créeme, cuanto más lo dejes más pereza te va a dar, así que cuanto antes te pongas a ello, mejor.Tener ordenadas las imágenes reduce el riesgo de perder alguna por un despiste y a la larga te ahorra muchísimo tiempo.

12. Desarrollar el ojo fotográfico

Si tienes la técnica controlada pero aun así tus fotos no te convencen, crees que les falta algo… probablemente necesites desarrollar tu ojo fotográfico. Este año puede ser tu propósito estrella.

Retrato de un hombre maduro con barba
El ojo fotográfico

13. Desaprender fotografía

Aunque pueda sonar raro, este es un consejo para los que llevan algún tiempo en el universo de la fotografía, el tiempo suficiente para coger vicios pero no lo bastante como para dejarlos atrás, ¿te sientes identificado? Tal vez sea el momento de dar un paso hacia atrás para tomar carrerilla, ¿no crees? Sería algo así como cuando el artista se aleja del cuadro que está pintando para verlo con perspectiva ;). ¿Tu propósito este año puede ser desaprender fotografía? ¡Adelante!

14. Leer el manual de instrucciones de tu cámara

Da igual en el punto donde estés de experiencia fotográfica. Si aún no lo has hecho, es el momento de leer el manual de tu cámara, seguro que descubres posibilidades y funciones que no sabías que tu cámara tenía. Si lo has hecho ya, enhorabuena, si no lo has hecho, por favor, no lo dejes para el 2019 ;).

Libros de fotografía en una mesa
Dale caña al manual de instrucciones

15. Dejar de buscar tu estilo fotográfico para encontrarlo

Si quieres encontrar tu propio estilo fotográfico te aconsejo que este año te propongas no buscarlo. Ya, pensarás que estoy medio loca, desaprender fotografía, dejar de buscar el estilo… menudos consejos te doy, ¿eh? 😉 Si estás en la búsqueda de estilo propio lee este artículo y lo entenderás.

16. Hacer borrado de fotos

Puede que al principio todas tus fotos te parezcan buenas, pero pasado un tiempo, conforme vas adquiriendo experiencia y conocimientos ves esas fotos con otros ojos. Las que inmortalizan recuerdos son importantes, pero si has fotografiado una cuchara de mil maneras diferentes, una flor, un paisaje que no te dice nada, etcétera, tal vez sea el momento de hacer una limpieza de disco duro. Este ejercicio te servirá para ver cómo has evolucionado, para aprender a hacer autocrítica, para dejar espacio para más fotos y para descubrir alguna foto que ni recordabas que habías hecho y que nunca fue impresa. ¿Llegó el momento?

Eso sí, deja alguna para que cuando pasen unos cuantos años más te des cuenta de lo mucho que has aprendido ;).

17. Aprender a revelar/editar/retocar

Vale, sí, la fotografía se hace desde la cámara, pero seamos realistas, estas herramientas no sólo sirven para quitarte las ojeras, poner unos cielos de un color increíble o crear fotos surrealistas o conceptuales. Estos recursos ayudan a mejorar nuestras fotos en cuanto a luz, brillo, contraste, etcétera. ¿O te crees que en la era analógica esto no se hacía? Pues claro, pero lo hacían en el laboratorio y no nos enterábamos ;). Ahora nosotros nos lo guisamos y nosotros nos lo comemos, y esto pasa por la edición. Si no tienes claro cuál de los dos usar, este artículo puede ayudarte a decicirte entre Lightroom y Photoshop.

18. Crear un flujo de trabajo

Un flujo de trabajo o workflow no es más que una forma ordenada de trabajar con tus imágenes, desde que las realizas hasta que las imprimes. De esta forma te aseguras desde no perder una foto hasta simplificar las búsquedas. Confieso que este es uno de mis propósitos estrella este año…

19. Ponerte un reto nuevo

¿Aún no has logrado el efecto sedoso? ¿O fotografiar el humo? ¿Y además es algo que te atrae muchísimo? Este año ponte como objetivo conseguir aunque sólo sea uno de esos retos que parecen tan complicados pero que luego no lo son tanto. Solo requieren de algunos consejos y un poco de paciencia y dedicación.

Aquí tienes algunos ejercicios que puedes hacer, pero si te quedas con ganas de más, aquí tienes hasta cien!

subida de escalones
¡Sube escalones con nuevos retos!

20. Ir a exposiciones fotográficas

Visitar galerías virtuales para inspirarte o desarrollar tu ojo fotográfico está muy bien, pero acudir a una exposición fotográfica no tiene parangón. Ver las fotos colgadas en la pared, impresas, elegidas por el artista, combinadas con otras…, es un gran ejercicio visual.

fotografía de una niña viendo cuadros
Visitar alguna exposición de fotografía

21. Leer al menos un libro

Si eres novel, te recomiendo que eches un vistazo a nuestra biblioteca, con quince publicaciones a tu alcance, redactadas en un lenguaje sencillo, sin tecnicismos. Para todos los públicos ;). Si ya los conoces, también puedes echar un ojo a nuestras recomendaciones literarias. Encontrarás algunas joyas imprescindibles ;).

montaña de libros y piernas de alguien leyendo
El saber no ocupa lugar 😉

22. Dejar de lamentarte por el equipo que tienes

Es un vicio, nuestro equipo siempre nos parece poco y queremos más y más. Este año te propongo que en lugar de quejarte por lo que te falta te alegres por lo que tienes e intentes aprovecharlo al máximo. Si tienes el objetivo del kit como si tienes el príncipe o el rey, como si tienes un móvil, una EVIL o una réflex. La mejor herramienta es la que tienes en tus manos, porque es la que te ayudará a lograr tu objetivo. Tal vez no te creerás si te digo que mis mejores fotos este año las he hecho con el móvil. Sí con el móvil, por una simple razón, porque lo llevaba encima. Lo importante no es el equipo, sino lo que hay detrás ;).

23. Seguirnos en Instagram

Si aún no lo haces, te recomiendo que nos sigas en Instagram, pues puedes descubrir trucos muy interesantes, directos de Mario y estar en contacto con otros lectores. Un propósito en el que tendrás que invertir una cantidad de tiempo irrisoria comparado con lo que puedes beneficiarte ;).

24. Elegir a un fotógrafo que te guste y conocer más sobre su obra

Elige un fotógrafo y dedica un tiempo a conocer su obra, su evolución. Observar sus fotografías y descubrir en qué se parecen; si tiene un estilo que lo identifique; cuál es su fuerte, si la luz, la composición; si su trabajo tiene un mensaje común, etcétera. Si puedes leer algo sobre su vida, incluso mejor, esto puede ayudarte a entender su trabajo, su forma de ver el mundo y mostrarlo a través de sus fotos. Aunque no lo creas, esto es una buena lección sobre fotografía.

25. Leer estas 100 lecciones de fotografía

Seguro que alguna de estas 100 lecciones fotográficas te será de ayuda. Ojalá alguien me hubiera contado muchas de ellas en mis inicios ;).

26. La cámara contigo siempre que puedas

Si en la vida nadie te regala nada, ¡en fotografía aún menos! Así que nada de espachurarse en el sofá a lamentarse por no ser lo suficientemente bueno o buena. De eso nada, las fotografías hay que hacerlas, fabricarlas, no se cazan ni aparecen por arte de magia. Una buena fotografía se hace, y te aseguro que no se hace desde el sofá. Salir abre nuestra mente, nos pone a prueba, nos regala instantes si estamos listos para verlos, nos hace improvisar, nos saca de nuestra zona de confort, nos enseña. Porque la única forma de aprender fotografía, lo siento, es practicándola.

chica con cámara en mano
Saca tu cámara de paseo, en la funda no hace fotos 😉

27. Hacerte lector «VIP» de Blog del Fotógrafo

¿Que aún no eres «Lector VIP»? ¡Pero si es gratis! ¡¿A qué estás esperando?! Sólo tienes que dejarnos tu correo electrónico y tendrás un montón de ventajas, promociones, ofertas, artículos exclusivos… y te aseguro que no somos nada pesados 😉 .

Hazte VIP y tendrás gratis el ebook “Tus Primeros Pasos en Fotografía Réflex”. ¡Sí, he dicho gratis! Otro propósito que no te robará nada de tiempo y, sin embargo, te traerá muchas alegrías.

¿Qué te parecen?, ¿te quedas con alguno?, ¿con más de uno? Espero que te hayan sido de utilidad. Si es así, por favor, compártelos para que consigamos llegar al mayor número de fotógrafos y fotógrafas posible. Muchas gracias y hasta la próxima.

  1. Me gustaron los propósitos fotográficos, el único que creo verdaderamente como un reto es el 11 y todo se resume en una palabra : organización.

  2. Me quedo sobretodo con estas:

    12 – Llevar la cámara siempre contigo: Muchas veces por «pereza» o por no llevar la mochila con el peso me pierdo el poder hacer fotos cuando salgo a la calle, y da coraje jaja.
    1 – Estrenar proyecto: Esto creo que motiva a cualquiera.
    5 – Imprimir las fotos: Parece una tontería pero cuando veo las mías pienso que no son buenas y al final acabo sin imprimir ninguna…Algo a cambiar ya

    También la de ordenar fotos pero esta estoy ya en ello así que ya cuenta como cumplida jejeje.
    ¡Saludos!

  3. Hola Alexa, como siempre gran artículo, yo me quedo con dos retos: imprimir las fotos por que creo que con eso se comparte con más gente tus fotos y compartir fotos y así tus amigos, familiares, etc. te preguntaran «donde la as sacado», «¿como la hiciste?» y creo que así se crea un vinculo fotográfico y además creamos «afición» un saludo desde Asturias.

  4. Me quedo con:

    4 – probar algo nuevo, voy a probar retrato, nunca me había atrevido pero ahora lo haré.
    12 – llevar la cámara a todas partes conmigo porque aunque me encanta la fotografía urbana no salia siempre con la cámara y me perdía muchas pero muchas tomas increíbles por solo fotografiar algunos días a la semana.

  5. Soy un novato en el tema de la fotografía, apenas conseguí mi réflex hace 8 días pero, estoy realmente interesado en aprender todo lo posible ya sea explorando por medio de estos tips tan fabulosos ¡mil gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *